Contaminación en Argentina: un mapa preocupante

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha determinado que la contaminación ambiental ocasiona la muerte de más de 9756 personas al año en Argentina.

No es una cifra para pasar por alto. Los números podrían incrementarse si no se toman las medidas urgentes.

Los vertidos arrojados por centros petroquímicos en los ríos y lagos, las descargas cloacales que generan abundancia de materia orgánica en las aguas llenándolas de toxinas nocivas, o la gestión deficiente de los residuos sólidos urbanos son algunos de los principales problemas.

No es casual que Argentina sea uno de los 10 países más contaminados de América Latina.

Y hablar de contaminación es hablar de enfermedades.

Infecciones agudas en las vías respiratorias, neumopatías obstructivas crónicas, cardiopatías isquémicas, diarreas o accidentes cerebrovasculares son patologías vinculadas al deterioro de la calidad del ambiente.

Ya es imposible negar que el aire, los suelos y el agua de Argentina son seriamente afectados por la contaminación ambiental.

Las industrias de esa nación, que producen enormes cantidades de gases de efecto invernadero, son también un polo de contaminación de las aguas. Pero no son las únicas.

La utilización de pesticidas y fertilizantes dañan cursos de agua en cientos de lugares.

Pero ¿por dónde comenzar a hacer cambios? Posiblemente por una gran ciudad como Buenos Aires, cuyo problema de contaminación atmosférica afecta la salud de la población, la vegetación, los materiales y el ambiente.

Contaminación y condiciones meteorológicas

La interacción entre la liberación de contaminantes y las condiciones meteorológicas, son las que determinan la calidad del aire en la ciudad de Buenos Aires, de acuerdo con una investigación de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

El estudio concluyó que las condiciones más favorables para la dispersión de contaminantes en la capital argentina se originan en las estaciones cálidas, específicamente durante las horas diurnas, cuando se intensifican  las velocidades del viento y las condiciones de fluctuación.

Las principales fuentes de descarga de contaminantes a la atmósfera de Buenos Aires son el intenso tránsito automotor, las industrias adyacentes al casco urbano y tres centrales termoeléctricas situadas sobre la costa del río.

La investigación de la UBA explica que como la atmósfera es el medio al que se liberan los contaminantes la dispersión de las descargas depende en gran medida de cuantificaciones meteorológicas en el momento de la descarga.

Es decir, la concentración de los contaminantes se reduce cuando se dispersan en la atmósfera, y este proceso se conecta directamente con la temperatura del aire, la velocidad, la dirección del viento y la estabilidad atmosférica.

Para hacerlo más claro, las condiciones meteorológicas en la ciudad de Buenos Aires pueden hacer que los contaminantes atmosféricos se diseminen, y esto, por supuesto, afecta la calidad del aire que respiran sus habitantes.

Las grandes industrias

En la capital argentina uno de los principales focos de contaminación es un polo petroquímico situado en Ensenada, el cual emite multiplicidad de gases. Las alergias e irritación en los ojos son muy frecuentes en los habitantes de la zona.

Los escapes del Polo Petroquímico Bahía Blanca provocan efectos similares en la población.

Por otro lado se ha denunciado que el Río de la Plata, el Luján y el Matanza, que atraviesan amplias zonas donde habitan millones de personas, sufren un significativo nivel de contaminación.

Los vertidos cloacales, desechos líquidos, gaseosos y sólidos derramados clandestinamente por las grandes industrias son la causa de una diversidad de enfermedades.

Por si fuera poco, pesticidas y fertilizantes ya afectaron los cursos de agua de distritos de la cuenca del Salado.

Más allá de la capital

Pero eso es únicamente en Buenos Aires. Lo cierto es que existen problemas similares en las 25 provincias argentinas.

En la mayoría de ellas se observan delicadas situaciones sin solventar y, según lo han indicado organizaciones ambientalistas, pocas regiones cuentan con una política  ambiental sustentable.

En Córdoba, las descargas cloacales de once municipios en el lago San Roque lo ubican en el nada honroso tercer lugar del ranking de contaminación de Argentina.

La situación es grave porque la desproporción de materia orgánica crea un tipo de algas que contienen peligrosas toxinas, que atacan el hígado y el sistema nervioso.

Más grave aún es que esas toxinas no se eliminan con los sistemas usuales de potabilización.

¿Qué hacer?

Para los argentinos es urgente terminar con las descargas cloacales que forman un excedente de materia orgánica en las aguas con toxinas nocivas para la salud.

Del mismo modo, la gestión de los residuos sólidos urbanos es otra tarea que debe acometerse con la mayor prontitud. La mejor medida debe ser generar menos residuos y reutilizarlos o reciclarlos.

En el sector agropecuario es primordial instrumentar un modelo sostenible, que evite el uso de pesticidas y fertilizantes que perturban negativamente napas y cursos de agua en todos los municipios.

A nivel personal, son muchas las cosas que pueden hacerse, entre ellas, hacer un mayor uso del colectivo, utilizar bombillas y luminarias de bajo consumo, desarrollar el turismo sustentable, más caminatas y más uso de la bicicleta o la utilización inteligente de las redes sociales para crear consciencia.

Lo primero es comprender lo preocupante de este mapa de la contaminación en Argentina para entonces tomar acción.

Todo lo que necesitas aprender sobre la permacultura ecológica

Es cierto que la ciencia y la tecnología ha avanzado mucho y ha conseguido ocupar la gran mayoría de los espacios en todos los ámbitos. De hecho, hasta hay casas con toda la tecnología y lo último en modernismo para que la misma funcione de manera automática.

De hecho, hasta lo vemos en el día a día en los alimentos que consumimos, especialmente  aquellos que vivimos en las grandes ciudades donde las verduras parecerían tener un gusto distinto o ser insípidas, y justamente esto es debido a que los sistemas de cultivo modernos implementan el uso de pesticidas, que eso se traduce directamente en veneno para nuestro cuerpo.

Por otro lado, muchas son las personas conscientes de que si cuidamos el medio ambiente nos beneficiamos todos los seres humanos vivientes en la tierra y además dejamos preparado todo para las futuras generaciones.

La contaminación ambiental se cobra cada año la vida de miles de especies pero además nos perjudica a nosotros mismos. Por lo tanto, es importante, el cuidado responsable de los recursos que nos provee el planeta, tales como el agua.

Cuandos somos conscientes de la contaminación, el cambio climático, los problemas ambientales, la explotación de todos los recursos naturales, el alejamiento del hombre de la sociedad y la comunidad en la que vive, comienzan a surgir muchas dudas como ¿Podemos encontrar soluciones?, ¿cómo nos imaginamos que es un mundo sostenible?, ¿qué métodos o sistemas tenemos para crear algo sostenible que asegure la permanencia en este planeta para muchas generaciones mas?

La permacultura responde a estos desafíos.

¿Qué es la Permacultura?

De hecho, la permacultura es un conjunto de herramientas que nos permite diseñar y crear asentamientos humanos sostenibles a partir de nosotros mismos y de lo que podemos hacer o conseguir en el entorno que nos rodea . Un enfoque que nos da la posibilidad de transformar problemas en soluciones y mirar el mundo con otros ojos.


Permacultura es un término creado por Bill Mollison y David Holmgren en los años 70 en Australia, que originalmente hacía referencia a la Agricultura Permanente; inmediatamente se centró en la agricultura y su sostenibilidad, y en la inmediatez y eficacia de la combinación de técnicas propuestas: silvicultura, agricultura tradicional y antigua, cría de animales y piscicultura.

Con el paso del tiempo, el término se ha transformado en Cultura Permanente; mientras que hoy tiene un significado aún más amplio, el de la ecología aplicada.

La permacultura es guiada por los principios de la naturaleza y los sistemas naturales que han evolucionado en el planeta durante miles de años. Los sistemas naturales como los bosques, son lugares ricos en biodiversidad, con la máxima productividad de biomasa, extremadamente eficientes en términos de reciclaje de nutrientes, y son sostenibles en el verdadero sentido de la palabra, siendo capaz de mantenerse a sí mismos durante miles de años de forma independiente. No requiere de limpiadores de malas hierbas, riego, fertilizantes, arar.

Beneficios de la permacultura

Los beneficios de un sistema bajo las condiciones de la permacultura se encuentran muchos beneficios para cuidar bien los recursos.

Nada dentro del jardín de la permacultura debe ser desperdiciado. Los desechos de jardín se utilizan para compostaje, que a su vez se usa para la modificación del suelo y fertilizantes. El agua también es un elemento clave en los jardines de permacultura. El agua no solo mantiene el suelo y las plantas hidratados, sino que también se usa para atraer la vida silvestre al jardín de permacultura.

Muchos jardines de permacultura incluso implementan prácticas de reciclaje para regar. Por ejemplo, los barriles de lluvia a menudo se utilizan para recoger el agua de lluvi. Esto no solo ahorra en agua, sino que es especialmente bueno para el jardín ya que el agua de lluvia está cargada de nutrientes.

No hay necesidad de pesticidas en un jardín de permacultura. Las características del agua a menudo fomentan insectos beneficiosos, aves, ranas y otras criaturas pequeñas de vida silvestre, y muchos de estos se alimentan de plagas en el jardín de permacultura. Las plantaciones complementarias también ayudan a mantener los insectos y otros problemas de plagas a un mínimo.

Los jardines de permacultura requieren menos mantenimiento. Una vez que se ha establecido un jardín de permacultura, no se hace nada más que regar y cosechar cultivos o agregar abono orgánico ocasionalmente.

La permacultura simplemente se refiere a un jardín que esencialmente se puede cuidar de sí mismo. Cada planta en un jardín de permacultura tiene un propósito específico. Algunos se usan únicamente para alimentos y otros para medicina. Algunos se plantan para atraer insectos benéficos, mientras que otros se plantan para disuadir a las plagas. Luego están los que están estrictamente plantados para mejorar el suelo, y los que simplemente aumentan la belleza del jardín de permacultura.

Por lo tanto, la permacultura es, sin duda, una de las mejores opciones que podemos encontrar para cuidar nuestros recursos, aprovecharlos y conseguir que la contaminación y el resto de las problemáticas acabe con nuestro planeta.

Descubre todos los beneficios del legendario Amaranto

Decir que es beneficioso sería quedarnos cortos. La verdad es que el amaranto puede ser considerado como un alimento milagroso por la enorme cantidad de beneficios que puede aportar a tu salud.

Tiene fibra, minerales, grasas buenas y también vitaminas y proteínas.

Agregar amaranto a tu dieta será de tanto provecho que lo notarás en pocos días y tu cuerpo te lo va a agradecer, además de dejar malos hábitos.

Tal vez aún no lo conoces, quizás en tu país lo conocen con otro nombre y has pasado frente a esta planta muchas veces.

Ataco morado, amaranto espinoso, cresta de gallo, bledo, felpa, terciopelo, sangorache y planta eterna, son algunos de los nombres por los cuales también se le conoce.

Pero si continúas leyendo, te explicaremos todo acerca de los beneficios del amaranto.

Semillas saludables

El amaranto se origina de una planta que puede llegar a medir hasta 3 metros de altura y es de la familia de los amaranthacea.

Se han contabilizado alrededor de 800 especies de amaranto cuyas peculiaridades varían según el ambiente y región en que crezcan.

Esta planta posee una espiga que envuelve gran cantidad de flores pequeñas que contienen semillas.

Precisamente, esas semillitas son el principal producto de la planta de amaranto, y con ellas se manufacturan cereales, harinas, dulces y muchos otros productos.

Tal vez por estas razones es que el amaranto fue elegido por la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos como “el mejor alimento de origen vegetal para consumo humano”.

Desde el remoto pasado

Huautli le llamaban los aztecas y la incluían en muchos de sus ritos religiosos

Asimismo, las tumbas en aquellos días eran engalanadas con las preciosas flores de amaranto.

Fueron también los aztecas quienes se percataron de que una vez cortada, la flor perdura por mucho tiempo y conserva su aroma, por lo que comenzó a ser conocida como símbolo de inmortalidad y aún en nuestros días se le denomina “planta eterna”.

Kiwicha le decían los incas y la utilizaban muy a menudo para aprovechar sus propiedades terapéuticas.

Investigaciones han determinado que el amaranto fue eliminado de la dieta indígena cuando los españoles arribaron a América y prohibieron su cultivo por considerarla “una planta pagana”, aunque otros estudios señalan que la intención era debilitar a los guerreros.

Afortunadamente, la producción de la planta se mantuvo en secreto en lugares apartados.

Infinitas propiedades

Al amaranto se le considera un pseudocereal porque posee características similares a los cereales pero presenta igualmente condiciones de las legumbres, como un buen contenido proteico.

El grano de esta planta concentra entre 16 y 17% de proteínas y abarca casi todos los aminoácidos esenciales para tu organismo.

Por si fuera el amaranto poco posee un 7% de buenas grasas y mucha fibra, así como minerales tan beneficiosos para tu salud como el calcio, el potasio, el magnesio y el fósforo.

Y aún hay más. Esta planta es una buena fuente de vitaminas del complejo B y de compuestos fenólicos con poder antioxidante.

Colesterol, cáncer y más

Si quieres disminuir los niveles de colesterol en tu torrente sanguíneo, el amaranto podrá ayudarte porque sus semillas contienen ácidos grasos poliinsaturados como el omega-6, omega-3 y escualeno.

Respecto al escualeno, hay que destacar que se trata de un compuesto orgánico esencial que también está presente en el aceite del hígado de tiburón y el aceite de oliva.

De acuerdo con investigaciones confiables, los antioxidantes contenidos en las semillas de amaranto sustentan una función anticancerígena y antihipertensiva en el cuerpo humano.

Al mismo tiempo ha sido corroborado su potencial para acrecentar la actividad de fármacos utilizados en tratamientos oncológicos.

Otros beneficios

La lista podría ser interminable pero haremos una selección de otros beneficios que no puedes pasar por alto.

Se ha comprobado que el amaranto previene y ayuda en el control de la osteoporosis, diabetes mellitus, obesidad, hipertensión arterial, estreñimiento y diverticulosis.

Igualmente, investigaciones han determinado sus efectos positivos en el control de la insuficiencia renal crónica, la insuficiencia hepática, encefalopatía hepática y la enfermedad celíaca.

Los pacientes con requerimientos calóricos como los ancianos, quienes presentan desnutrición y los oncológicos tienen en el amaranto un gran aliado por su alto contenido energético.

Y además, el alto índice de aminoácidos que posee esta planta, entre los cuales encontramos la lisina, la convierten en un alimento esencial para mantener las células cerebrales.

¿Cómo comerlo?

Puedes usar el amaranto tal como usarías el arroz, es decir, hervirlo para preparar ensaladas, guisos u otras recetas, que pueden frías, calientes, saladas o dulces.

También es una buena alternativa añadirlo a los panes integrales, entero o en forma de harina.

Otra forma muy popular de prepararlo es ponerlo directamente sobre el fuego en una sartén. De este modo, tendrás unas ricas palomitas de amaranto con más proteínas y fibra que las de maíz.

Es hora de probarlo si todavía no lo has hecho. Es fácil adquirir el amaranto en cualquier presentación a través de las diversas tiendas online.

Pero también podrás ubicar la planta fresca en aquellos establecimientos dedicados a los productos naturales. De una u otra manera, te recomendamos probar los beneficios del legendario amaranto.

La jardinería puede alargar tu vida

¿Has visto a las abuelitas hablar con sus flores? o ¿a las amas de casa oler cada fruto de su huerto? Parece una relación casi mística entre el ser humano y el fruto del suelo. Y aunque no sea fácil de explicar, se ha demostrado que la jardinería puede alargar tu vida. Así es. El contacto con la tierra, la naturaleza, ver florecer aquello que siembras, tener alimentos sanos disponibles en tu casa, constituyen sólo el inicio de una cantidad importante de beneficios que nos ofrece la práctica de la jardinería.

Jardinería para el corazón

De hecho, es una actividad que cada vez es más recomendada para las personas mayores, ya que no sólo invita a incursionar en una actividad energizante y a la vez relajante, sino que significa una disminución potencial de riesgos cardíacos al proporcionar una rutina que aleja a las personas del sedentarismo,  de la vida moderna y nos invita a aumentar la actividad física diaria.

¿Quién quiere uno años más de vida?

Diversos estudios demuestran que quienes asumen esta manera de relacionarse con la naturaleza pueden lograr alargar sus vidas hasta 15 años. Investigadores del Hospital de la  Universidad de Kalolinska en Suecia, consiguieron que aquellas personas mayores de 60 años que eran más activos en el día a día, disminuyen hasta un 27% sus riesgos de ataques cardíacos y el 30% del riesgo de muerte por toda causa, por sobre aquellas personas sedentarias que no hacen ninguna actividad física. El estudio logró encontrar además, una asociación significativa entre las actividades menores, como la jardinería y una vida más larga y saludable que aquellos que se sientan durante largos periodos, además de que tienes que dejar malos hábitos.

Jardinería, una forma de ejercicio de bajo impacto

De hecho, este mismo estudio sugiere la jardinería puede ser tan buen ejercicio como cualquier otro, ya que aumentan el gasto total de energía. El estudio continua explicando que el sedentarismo y mantenerse sentado durante largos períodos puede interrumpir la producción normal de hormonas del músculo esquelético, con posibles impactos negativos en otros órganos y tejidos del cuerpo; y que la jardinería es entonces una alternativa importante, un antídoto al mundo moderno que puede ofrecer una buena cantidad de beneficios para la salud mental y física.

Se ha probado que las personas que realizan esta actividad igualan a practicar ejercicio de bajo impacto. Además, lo hacen durante períodos más largos que algunos que hacen otras actividades físicas como la bicicleta, montañismo e inclusive las caminatas.

Realizar actividades de jardinería, inclusive la jardinería ligera, de bajo impacto  puede significar la quema de alrededor de 300 calorías por hora; significando un ejercicio importante que marca la diferencia entre una vida sedentaria y una vida activa, sana y saludable.

Recompensas físicas, mentales y espirituales

Muchas personas que tienen a la jardinería como hobby o actividad recreacional, sienten que es una manera de reconectarse con esas cosas intangibles que hemos perdido en nuestra muy ocupada vida, alejada de la tierra y de la naturaleza. Para otras, el sólo estar en presencia de los olores de la tierra, el aire y  el agua combinadas pueden hacer de esta actividad una actividad mucho más divertida que otros ejercicios regulares.

Y es que la experiencia sensorial a la que nos invita la jardinería ayuda a las personas a conectarse con su estado primario; el trabajo en jardinería significa una recompensa espiritual directa, y además la posibilidad de realizar una actividad que produce beneficios mentales y corporales.

Practicar jardinería nos conecta con la vida

Colocar una semilla en la tierra y verla crecer, cosechar sus frutos, cuidar de las malezas diariamente significa entregar un espacio de dedicación a aquellas cosas de la vida que realmente importan, aquellas que nos acercan a nosotros mismos y nos hacen felices.

Sembrar frutos y flores mejora nuestra coordinación y motricidad

Adicionalmente, los diversos movimientos, y la mecánica general de la práctica de la jardinería ayudan a mantener nuestras condiciones de motricidad fina y fortalecen el tono muscular. Siendo inclusive una actividad indicada para niños y adolescentes. De hecho, distintos expertos señalan que el aire fresco, la tierra, el agua y todas las actividades relacionadas con la jardinería pueden ayudar a prevenir los trastornos Hiperactividad con Déficit de Atención (TDAH).

La jardinería: actividad antiestrés 

Está comprobado que el trabajar con las plantas y animales logra que el estrés se libere, relajándonos y a la vez promoviendo nuestra concentración y atención. Es por eso que quienes realizan tareas de jardinería tienen menos posibilidad de presentar problemas de salud relacionados con altos niveles de cortisol, presión sanguínea, y demás enfermedades propias de la vida ocupada y moderna.

Las personas relajadas, libres de estrés generalmente tienen actitudes mentales más positivas y por lo tanto se mantienen más sanas durante más tiempo.

Los expertos también asocian a la jardinería con procesos de claridad mental; bien sea que los esfuerzos de jardinería sean dirigidos para una huerta en casa o en un espacio  común.

Cultivar la tierra nos hace felices

La jardinería puede llevar a experimentar sentimientos de plenitud, felicidad y gratitud mientras se transita por el proceso de preparar la tierra, sembrar y cosechar. De acuerdo con el testimonio de muchas personas que se inician en la jardinería, son muchos los cambios que las personan viven durante el desarrollo de esta actividad. Algunas, viven un importante cambio en su mentalidad gracias a la práctica en los huertos, obteniendo retribuciones inclusive económicas al alivianar la cantidad de dinero invertida en los grandes supermercados por la disponibilidad directa de alimentos de la huerta.

Adicionalmente a estos beneficios, la exposición a los rayos solares por varios minutos al día que incluye la práctica de la jardinería produce que el cuerpo genere vitamina D, con la cual ayudamos al funcionamiento del sistema inmune previniendo gripes estacionales y aumenta nuestra protección contra ciertos tipos de cáncer.

El huerto proporciona alimentos frescos y sanos

Finalmente, una cuestión sumamente básica pero también importante, que es la calidad de los alimentos que consumimos si los cultivamos en nuestra propia huerta. Si tenemos una huerta podemos llegar a consumir frutas y verduras en mayor cantidad que quienes deben salir a comprarlas. Además, si realizamos una jardinería orgánica libre de químicos como los pesticidas y agrotóxicos, podremos comenzar a consumir frutas y verduras orgánicas, limpias, lo cual tendrá una influencia directa en nuestra salud al disminuir los riesgos de intolerancias alimenticias, intoxicación y muchas otros riesgos negativos de la agricultura a gran escala.

Ahora ya lo sabes ¡Corre al jardín! La jardinería puede alargar tu vida.

Brócoli: Alimento y medicina, un cóctel anticancerígeno

El brócoli o brécol, conocido científicamente como Brassica oleracea italica, es una planta de la familia de las brasicáceas. Se trata de una col que está emparentada con el repollo, coliflores y nabos. Esta presenta, respecto a sus parientes coles más cercanos, numerosas ventajas comparativas importantes para la salud. El brócoli posee una muy importante cantidad de nutrientes y fitoquímicos preventivos que le confieren propiedades antidegenerativas contra las diversas enfermedades cardiovasculares. También, contra distintos tipos de cáncer, cataratas, osteoporosis y para la protección de la piel.

Adicionalmente, el brócoli es un potenciador del sistema inmunológico. Así, se destaca su importancia y sus efectos anti-virales y antibióticos. Su alta concentración de ácido fólico y calcio lo hace recomendable para mujeres embarazadas o en período de lactancia. Además, su muy alta concentración de fibra le confiere elementos nutricionales y calóricos importantes, además de prevenir el estreñimiento.

Propiedades anti-cancerígenas del Brócoli

Aunque no está del todo claro cuáles son los mecanismos anticancerígenos del brócoli, sus efectos positivos anticancerígenos parecen estar relacionados con la alta concentración de glucosinolatos que contiene. Los cuales, a su vez, dan origen al metabolismo celular de sustancias sanadoras, antioxidantes y regenerativas. Entre las que se encuentran los indoles y el sulforafano. Su alto contenido de Vitamina C y fibra alimentaria hace de él un alimento sanador con potencial anti-cancerígeno importante.

Diversos estudios de laboratorios epidemiológicos, han relacionado el consumo de brócoli con menor un riesgo de ciertos tipos de cáncer digestivo (colon y estómago), cánceres hormodependientes (mama, ovario y próstata) y cánceres de pulmón, vejiga urinaria y cuello uterino. Su alta concentración de glucosinolatos permiten la generación metabólica (generación a nivel celular) de sulforafanos, que reducen la actividad de los estrógenos causantes de tumores de mamas y que, además, promueven la muerte celular de los agentes cancerígenos. También, el glucosinolato que posee el brócoli estimula la producción metabólica de enzimas desintoxicantes, que desinflaman el organismo y neutralizan los posibles agentes cancerígenos.

Propiedades purificadoras

Consumir brócoli estimula la actividad del hígado y, en consecuencia, purifica la sangre de toxinas. Esta purificación se manifiesta exteriormente en la condición de la piel, reduciendo la resequedad de la misma, la aparición de manchas y arrugas. Además de prevenir la pérdida de cabello y la aparición del acné.

Propiedades anti virales y anti-bacteriales del brócoli

Una sola ración el brócoli proporciona un coctel de vitaminas, minerales antioxidantes, ácido fólico y liganos. Las cuales, ejercen en el sistema metabólico una importante función para potenciar el sistema inmunológico y, por lo tanto, tiene la capacidad de generar una actividad importante anti-viral y anti-bacteriana para prevenir infecciones y procesos gripales.

Si tienes tos y tienes dolor de garganta, te recomendamos leer:

Propiedades preventivas de enfermedades cardiovasculares del brócoli

Antonio Palomar, en su libro La despensa de Hipócrates, sobre los poderes curativos de los alimentos, recomienda la ingesta de este vegetal, ya que posee además muchos nutrientes y fitoquímicos antioxidantes (Vitamina A, C, E y flavonoides) que previenen enfermedades cardiovasculares, arritmias cardíacas y arterioesclerosis. Por estos motivos, es una verdura indispensable para una dieta adecuada en casos de hipertensión. Siendo muy recomendable para personas que cuidan su corazón, mujeres embarazadas y en período de lactancia.

Propiedades preventivas de cataratas, control de colesterol, prevención de la anemia y reducción de estrés

La alta concentración de luteína y de Vitamina C que posee el brócoli, previenen la aparición de cataratas. De la misma manera, la fibrina y la niacina permiten disminuir el colesterol y mantenerlo en niveles óptimos. Por lo que su ingesta está recomendada para personas con antecedentes de enfermedades de la vista, como las cataratas. Y para aquellos con alta tendencia a tener altos niveles de colesterol en la sangre

Por otro lado, el potasio que posee ayuda a bajar la tensión disminuyendo los niveles de stress y ansiedad. Además, reduce las probabilidades de sufrir anemia.

La alta concentración de ácido fólico que posee baja la homocisteína, convirtiéndose en un complemento nutricional importante para las mujeres embarazadas.

Combate la osrteoporosi

Adicionalmente, el brócoli previene osteoporosis debido a que contiene nutrientes que ayudan a mantener la densidad ósea. Entre ellos destacan: potasio, magnesio, vitamina K y una dosis de calcio superior a la de fósforo.  Su riqueza de calcio permite prevenir la aparición de procesos descalcificatorios habituales.

La inclusión de este alimento es recomendada para las dietas contra la osteoporosis, mujeres en período de lactancia, niños en crecimiento, personas con problemas de adicción al cigarrillo, café o alcohol (ya que estas sustancias interfieren con la absorción de calcio en los huesos)

Combate el estreñimiento

La riqueza en fibras favorece la evacuación intestinal, previniendo el estreñimiento. La fibra, además de favorecer la evacuación, proporciona un contenido calórico y alimenticio importante para el cuerpo

Cómo aprovecharlo

Se debe comprar el brócoli fresco y consumirlo tan pronto como sea posible, de esta forma se podrá aprovechar todas sus potencialidades sanadoras y su alta concentración de vitamina C y fitoquímicos. Mientras más fresco, más propiedades sanadoras tendrá. Después de cosechado se considera que la vida promedio en condiciones apropiadas es de 10 a14 días

La recomendación es consumirlo cocido al vapor o preferiblemente crudo en ensalada. Los métodos de preparación como la cocción al vapor, en el horno de microondas o salteados en wok son las preparaciones más recomendables pues se ha demostrado que estas no tienen ningún efecto significativo sobre sus compuestos, vitaminas, minerales y fitoquímicos.

Las hojas de brócoli, aunque son menos comunes en la dieta que los brotes, tienen mucho más sulforafano que estos, por lo que las propiedades anticancerígenas, anti-virales, y anti-bióticas son también superiores.

Adicionalmente, el consumo de germinados de brócoli, mejora la hipertensión arterial, la degeneración macular y puede prevenir el cáncer de próstata.

Cómo almacenarlo

Luego de cortadas, las cabezas florales comestibles de color verde tienen como condición óptima de conservación una temperatura de 0 °C. A esa temperatura, el brócoli puede permanecer de color verde durante varias semanas, mientras que a 10°C comienza a amarillear en menos de diez días, y a 20°C en dos días.

Algunas contraindicaciones

Si se padece de bocio o hipertiroidismo, no se deberían consumir grandes cantidades de brócoli durante tiempo prolongado, ya que algunos de sus glucosinatos (que le otorgan las propiedades anticancerígenas) puede generar efectos bociógenos.

Malos hábitos que acortan la vida, y qué puedes hacer para vivir más

Los especialistas concluyen que los malos hábitos y nuestro estilo de vida pueden reducir nuestro tiempo de vida, sumado a una mala alimentación…

Muy conocidos y hablados son los casos de personas que viven en Oriente y viven casi 100 años. Parecería una utopía donde las personas viven con tantas enfermedades nuevas e incluso muchos jóvenes padecen de graves afecciones cuando aún no han llegado a los 30 años.

Por eso vamos a desmenuzar un poco lo que dicen los expertos en nutrición y vida saludable, sobre cuales son los malos hábitos que deberíamos evitar para que podamos vivir mas tiempo.

Malos hábitos que debemos evitar

El corazón es uno de los principales órganos que se resienten cuando tenemos malos hábitos y por supuesto, esto deriva en problemas cardíacos que podrían incluso llevarnos a la muerte.

Por lo tanto, debemos evitar los siguientes hábitos:

Evita la vida sedentaria

Inevitablemente vivimos en un mundo donde si no nos prestamos atención al cuidado de la salud vivimos sentados mucho tiempo, quizás frente al ordenador por nuestro trabajo o como distracción, e incluso podemos pasar horas frente al televisor.

Esto por supuesto, va acompañado de algún aperitivo o snacks que muchas veces no son nada saludables y están llenos de grasas perjudiciales para el cuerpo. Es aquí donde el problema se intensifica.

Por lo tanto, la clave está en caso de que estemos en casa, caminar a la cocina o dispenser para beber agua, y si nos toca trabajar cada día en una oficina, pues caminar, estirarnos, es decir, tomarnos 5 minutos para que nuestro cuerpo no se resienta tanto.

Fumar te resta minutos de vida

Uno de los peores hábitos que realmente perjudican nuestra salud. Muchas campañas por el mundo entero y por diferentes medios, televisión, redes sociales, campañas en la vía pública intentan alertarnos de los peligros de fumar.

El cigarrillo afecta el corazón y los pulmones, pero no solo los tuyos, lo que es peor aún, también contaminas la vida de las personas que te rodean. De seguro que no quieres enfermar a tu hijo o hija solo por darte el gusto de un cigarrillo.

Exceso de alcohol

Un poco de vino en las comidas es, sin duda, uno de los grandes placeres de la vida, de hecho, hasta recomendable. No obstante, el exceso al beber alcohol es realmente muy malo, y puede producir problemas tales como la hipertensión, aumento de peso, problemas en el estómago y mucho mas. Ni hablar si vamos a conducir y tomamos alcohol.

Si vamos a beber debemos ser realmente considerados y precavidos.

Exceso de sal

A veces parece algo inofensivo o quizás simplemente creemos que porque no tenemos ninguna indicación medica directa sobre cuidarnos en este aspecto, salamos la comida en gran cantidad. No obstante, las comidas saladas producen directamente efectos en el corazón, produciendo insuficiencia cardíaca e infartos, dificulta la función de los riñones, favorece el sobrepeso, disminuye la cantidad calcio, entre otros.

Hay muchas sales saludables que puedes conseguir en tiendas naturistas e incluso las puedes preparar tu mismo, sin embargo, siempre es bueno consultar con tu médico sobre el consumo de la misma si tienes problemas cardiovasculares.

No comer frutas y verduras

Las frutas y verduras son uno de los alimentos mas saludables que tenemos a nuestra disposición. Ellos son capaces de hidratar nuestro cuerpo pero además de aportar una enorme cantidad de nutrientes necesarios para la buena salud.

Las frutas y verduras son capaces incluso de combatir enfermedades, y cada una de ellas tiene propiedades ampliamente beneficiosas. Podemos nombrar por ejemplo, al ajo que es excelente para tratar afecciones cardíacas, mientras que la verduras verdes, tales como la lechuga, perejil, cilantro, entre otros, son buenos para la salud dental y ademas combaten el cáncer.

Vivir estresados

Lamentablemente cada vez mas son las personas en el mundo entero que viven estresadas y llenas de preocupaciones debido al estilo de vida que llevan. Es por eso que es bueno buscar alguna forma de liberar el estres, por lo que existen muchas terapias naturales que nos pueden ayudar a aliviar o calmar la tensión nerviosa.

Practicar yoga, salir a caminar a un espacio verde, hacer ejercicio e incluso reunirse con amigos y reírse un rato, son algunas de las tantas buenas formas capaces de liberarnos del estrés.

Siempre debemos tratar de buscar buenos hábitos, tales como hacer ejercicio y comer saludable. Por otro lado, si tenemos algún síntoma que nos preocupa debemos recurrir al médico, no debemos dejar esto de lado, quizás es necesario que hagamos algún tratamiento o nos indique alguna dieta que pueda ayudarnos a aliviar cualquier mal síntoma.

Cinco remedios caseros para curar el dolor de garganta

Incómodo, tedioso y a veces preocupante, el dolor de garganta se produce casi siempre por infecciones en las amígdalas o la faringe.

El dolor de garganta es una molestia que viene acompañada muchas veces de un resfriado o una gripe, y aunque normalmente desparece en pocos días, no deja de ser inoportuno.

Y es que con el dolor de garganta casi siempre llegan problemas adicionales como la picazón, el ardor o las dificultades para tragar, la vez pasada te brindamos remedios caseros para eliminar la tos.

¿Cómo combatir todos estos síntomas sin recurrir a medicamentos tradicionales como la aspirina, el ibuprofeno o el paracetamol?

Como casi siempre sucede, las abuelitas podrían tener la mejor respuesta, ya que por tradición existe una serie de remedios naturales para erradicar el dolor de garganta y en este artículo te mencionaremos cinco de ellos que te ayudarán a erradicarla.

1.-Agua tibia y salada

Desde tiempo remoto se han utilizado las gárgaras de agua salada para aliviar esta dolencia.

Miles de personas han probado que da buenos resultados. El agua tibia con sal logra reducir la inflamación en la garganta y ayudar a eliminar las bacterias que ocasionan el dolor.

Debes disolver media cucharadita de sal en una taza de agua tibia y hacer las gárgaras al menos cuatro veces al día.

Este remedio casero es una manera muy efectiva para calmar el malestar, disolver mucosidades y reducir la hinchazón.

Desde luego, el líquido salado no debe ser tragado en ninguna circunstancia.

Si tienes cierta predisposición al dolor de garganta puedes establecer como rutina hacer estas gárgaras periódicamente pues previenen infecciones en el tracto respiratorio superior.

2.-La polifacética manzanilla

La manzanilla es una de las hierbas más conocidas y utilizadas en todo el planeta por la gran cantidad de propiedades curativas que posee.

En la Antigua Grecia, Egipto y el Imperio Romano veneraban sus beneficios. Pero fue en la Edad Media cuando se hizo más popular debido a que era usada como tratamiento para el asma, trastornos mentales, náuseas y padecimientos de la piel.

Una infusión de manzanilla puede calmar el dolor de garganta al relajar los músculos internos y trabajar como analgésico natural.

Esta hierba es sencillamente milagrosa porque además de ser antiinflamatoria, antialérgica, antibacteriana y sedante, es ideal para tratar afecciones asociadas a la gripe como la fiebre alta y la bronquitis.

¿Te parece poco todavía? Pues te decimos más: calma la pesadez estomacal después de grandes comidas y te ayuda a conciliar un mejor sueño.

3.-Mucho líquido

Toma mucho líquido… ¿Por qué? Hay una razón bastante lógica: las membranas mucosas se humedecen y con esto conseguirás que la sensación de dolor vaya disminuyendo poco a poco.

Además, mantenerte hidratado hará que elimines toxinas por la orina y en consecuencia hará que el malestar que produce el dolor de garganta desparezca.

Y cuando hablamos de líquidos por supuesto en primer lugar está el agua pero no podemos olvidar la contribución de los zumos de frutas para aliviar esta dolencia.

Con ellos no sólo podrás aplacar el dolor sino que conseguirás las vitaminas necesarias para luchar contra una infección o un estado gripal.

4.-La infaltable miel

Casi no hay mal que este néctar de las flores procesado por las trabajadoras abejas no alivie, y por supuesto, el dolor de garganta está entre esos males.

La miel es un óptimo antiséptico que combate los padecimientos infecciosos al aniquilar los microbios que los producen.

Puede que no te guste tomarla directamente porque su sabor te parezca muy fuerte. De ser así, te damos una alternativa.

Calienta el contenido de un vaso de agua mineral, retira el líquido antes de que hierva y entonces añade dos cucharadas de miel.

Luego de remover muy bien para disolver la miel, bebe la preparación. Pronto notarás que tu dolor de garganta empieza a ceder.

5.-Una sopa de pollo

Las abuelitas siempre lo supieron. Cualquier caldo caliente trae beneficios para una garganta irritada.

Pero la sopa de pollo parece ser la que lleva la delantera en eso de curar ese tipo de afección.

El sodio que contiene esta sopa aliviará la inflamación de tu garganta, además, va a hidratarte y nutrirte en esos momentos en que te es tan difícil tragar debido al dolor.

Por supuesto, hay otras sopas que tienen un efecto similar de alivio como las de vegetales o las de carne de res.

Eso sí: debes alejarte de aquellas que contienen lácteos porque incrementan la mucosidad.

Ahora ya lo sabes. Ese dolor de garganta que tanto te fastidia puede ser curado por las muchas alternativas que tienes en tu hogar, así que no necesitas medicamentos, a menos que la dolencia se prolongue por mucho tiempo. 

Antes de acudir a la farmacia prueba los remedios caseros que ya las abuelitas conocían desde hace tanto tiempo. ¡Que mejores pronto!

Tres remedios caseros para eliminar la tos de una vez por todas!

Los remedios caseros para eliminar la tos se utilizan desde tiempos inmemorables y no pasan de moda, al menos que la tos sea crónica.

Al recurrir a los remedios caseros para eliminar la tos de forma oportuna, podremos dar fin a una molestia tan fastidiosa y preocupante. Así mismo, no tendrás que salir corriendo a la farmacia más cercana.

Si esa molestia ha sido causada por un virus, alguna bacteria o el polvo, solamente podría tratarse de una irritación de las terminaciones nerviosas en tus vías respiratorias.

De ser así, tu tos es la forma en que tu cuerpo está liberándose de esas sustancias o elementos extraños, limpiando tu garganta y pulmones.

De modo que si se trata de este evento ocasional e inesperado, puedes eliminar la tos con algo más cercano a ti que un establecimiento farmacéutico.

Algo que muy probablemente está en tu propia alacena: remedios caseros. Toma nota de estos tres que te ayudarán a eliminar la tos:

1.-La poderosa miel

¿Quién iba a pensar que ese fluido dulce y viscoso producido por abejas podría ser tan beneficioso para la salud y concretamente para los ataques de tos? Pues en realidad lo es.

El néctar de las flores que procesan las abejas ha evidenciado ser muy efectivo en el tratamiento de molestias como el carraspeo y el toser continuo.

Tan solo tomarla directamente puede tener efectos muy beneficiosos, pero mezclarla con otros elementos parece ser una solución casi milagrosa.

¿Qué tal si la combinas con aceite de coco y jugo de limón? Verás resultados en muy poco tiempo.

Otra combinación reconocidamente eficiente es la de pimienta y miel.

Con ellas puedes preparar un jarabe natural que alivia la irritación de la garganta y ataca los microorganismos que causan esa molesta tos.

De acuerdo con los expertos, esta mezcla posee un efecto antibiótico muy eficaz para los casos en que tu garganta presenta exceso de mucosidad.

Sólo debes disponer de ½ taza de miel pura de abejas (170 g), una cucharadita de pimienta molida (5 g) hacer la mezcla y verterla en un envase de vidrio. Una cucharada pequeña cada 5 horas tendrá un efecto extraordinario.

2.-Tomillo ancestral

Son miles de años los que ha pasado el humilde tomillo en las cocinas de cientos de países y como remedio natural.

Incluso tuvo otros usos menos curativos en el antiguo Egipto, donde era utilizado para embalsamar a los faraones, mientras que los griegos aprovechaban su aroma intenso en rituales sagrados.

Pero en tu hogar esta planta originaria del sureste de Europa seguramente ha tenido mejores destinos, como por ejemplo para realzar el sabor de algunas comidas.

El tomillo es conocido ancestralmente por sus propiedades como antiséptico  y para las vías respiratorias.

Por generaciones ha sido tomado en infusión para infecciones leves de pulmones o garganta, catarros con tos y también en afecciones como la sinusitis, faringitis y bronquitis.

De hecho, en países desarrollados como Alemania, el tomillo es un tratamiento aprobado oficialmente.

Funciona así: sus pequeñas hojas contienen poderosos componentes que apaciguan la tos y relajan los músculos de la tráquea y disminuyen la inflamación.

Una forma de prepararlo es remojando dos cucharadas de tomillo triturado en una taza de agua que hervirás por diez minutos.

Luego de colarlo puedes agregar miel y limón para enriquecer el sabor.

3.-El milenario jengibre

Ya en tiempos del Imperio Romano era muy utilizado, pero su origen está en el sur de Asia, concretamente en India y China.

Su nombre científico es Zingiber Officinale pero todos lo conocemos como jengibre.

¿Por qué sirve para la tos? Pues porque tiene propiedades antihistamínicas y descongestionantes, aunque sus beneficios son múltiples y para muchas dolencias.

En el caso de la tos, el jengibre es de gran ayuda por tratarse de un antibacterial y antiviral natural.

Incluso este tubérculo tiene una propiedad expectorante que facilita la eliminación de mucosidad en el caso de tener tos con flema.

Preparar una infusión es una de las vías más sencillas de aprovechar sus efectos prodigiosos:

A 4 tazas de agua agrega una raíz de jengibre pelada y fraccionada.

Déjala hervir durante 10 minutos y al apagar el fuego déjala reposar por otros diez minutos.

Luego de colar y servir en una taza puedes añadir otro ingrediente favorable, la miel, que potenciará la infusión.

Con tomar tres tazas al día notarás que tu fastidiosa tos irá desapareciendo.

Son naturales, caseros, económicos y están cercanos a ti. Estos remedios harán desparecer tu tos sin necesidad de precipitarte a la farmacia, lo que además te agradecerá tu bolsillo. ¿Qué esperas para probarlos?