Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Adaptarse al cambio, corrientes marinas, clima y fauna

Adaptarse a los CAMBIOS:

Cada dato, cada región que colapsa o pierde su ecosistema, cada aviso que recibe la población del planeta sobre sequías, inundaciones, falta de alimentos, problemas con el agua potable, cambios de clima seco a húmedo y viceversa es una alerta para comenzar YA!; no mañana, a pensar cómo vamos a adaptarnos a cambios de residencia, dónde vamos a sembrar porque ya no es posible hacerlo donde lo hacíamos antes, entre tantas cosas que debemos cambiar ahora, no en un tiempo futuro.

Esto no es algo por suceder, sino algo que sucede

Enfrentar los cambios con criterios sociales, culturales y económicos nuevos, dar a conocer las noticias y proponer en nuestras comunidades trabajos, orden y proyectos de acuerdo a los cambios instalados. Trabajar en conjunto para evitar el sufrimiento que siempre trae aparejada la resistencia al cambio.

Con los cambios climáticos seguramente el calendario escolar también deba cambiar, las vacaciones serán en otros períodos del año, ropas muy abrigadas para ciertas zonas no serán necesarias y al contrario en otras zonas deberá aumentar la ropa de abrigo.

Esto conlleva un cambio en las industrias textiles, nuevas telas, nuevos esquemas de vestimenta, cambios en los hábitos alimenticios, en fin, si nos ponemos a pensar detalle por detalle de nuestra vida, veremos que muchas cosas ya cambiaron , que mucha gente se resiste y crea más problemas en lugar de resolverlos, de nada sirve negar lo evidente y sirve de mucho el aporte de cada uno de nosotros en cuanto a soluciones para los temas cotidianos, domésticos y de la vida en sociedad.

No es posible que estemos asistiendo a la muerte de docenas de personas carentes económicamente muriendo en el frío de Europa en este momento. Tiene que haber sistemas de emergencia, de asistencia inmediata a ese sector de la población para llevarlos a abrigos y cuidar de ellos. Las personas no son descartables y no se deben nunca más mostrar imágenes en los noticieros donde dos personas en pie miran a otra que está muerta DE FRIO en la nieve.

Eso es el horror de esta civilización, el no darle ningún valor a la vida, esa corriente antivida en la que fluctuamos es siniestra.

La conciencia y el respeto por la vida y los recursos para todos es una obligación no sólo de los gobernantes sino de cada individuo de cada comunidad. No es responsabilidad de los otros, es de todos y cada uno y si alguien ve una persona a la intemperie en una temperatura de -37ºC debe llevar esa persona a su casa y abrigarla, el que mira, puede ser el que mañana esté del lado de afuera.

Hagamos hoy algo con conciencia del problema instalado porque mañana, podemos estar en un problema mayúsculo y que ya no se pueda salvar vidas por miles, o millones; sino trágicamente perderlas.

Quienes leen mis Newsletters deben haberse dado cuenta que no tengo por costumbre escribir mucho sobre profecías o dar indicaciones, sin embargo el clima en Europa no es algo que deba subestimarse ya que el hemisferio norte será en todo caso mucho más afectado que el hemisferio Sur.

Y para todos los que preguntan si hay que mudarse a otros lugares. Con tiempo, hay que salir de las áreas costeras. Altitud: 800 mts. sobre nivel del mar -- Tiempo: 2 a 3 años, puede ser un poco más, pero tengamos en cuenta que el calendario de cuenta larga de los mayas coincide con el ciclo astronómico de la Precesión de los Equinoccios que indica una fecha de gran cambio entre 2010 a 2012 (calendario gregoriano)

No vamos a cambiar el clima, ni podemos detener el calentamiento global, pero SI podemos crear una sistema de vida donde una catástrofe global no nos tome por sorpresa porque está escrito en las paredes, en los textos antiguos, en todas las profecías marianas y de las otras. Depende de cada uno.

Kristen Mariana Neiling

Corrientes marinas

El Transportador Atlántico, una corriente que le da vida al océano y que mantiene al norte de Europa calido, se está retrasando según dijeron los científicos el día miércoles. También dijeron que este retardo del 30 %, considerando estos últimos 12 años no es justamente un bache, las temperaturas del norte de Europa podrían descender velozmente, a pesar del calentamiento global.

Los científicos tienen pronósticos de que el transportador atlántico, el cual lleva agua caliente al norte y agua fría al ecuador, caiga debido al calentamiento global.

Según la teoría, la creciente temperatura del aire derrite las capas de hielo, debido a esto el agua es menos salada y por lo tanto menos densa. Esto produce que el agua no pueda hundirse y fluya hacia el sur.

Los científicos testificaron el miércoles que esta era la primera vez que se había comprobado parte de esta teoría. "Esta es la primera vez que hemos observado un cambio en la corriente del calendario humano", dijo el oceanógrafo Harry Bryden, quien afirmó que estas últimas observaciones tampoco probaban una teoría exacta y que la supervisación constante es necesaria.

"Es como un radiador calentando la atmósfera y es demasiado importante como para parar las observaciones periódicas," dijo Bryden en una de prensa aclarando un anota una nota que escribió en el diario de Ciencia Natural.

DE MARRUECOS A MIAMI

El centro de Hadley para la predicción y la investigación del clima ha calculado que si la corriente se detuviera; las temperaturas en el norte de Europa podrían caer hasta seis grados centígrados en 20 años.

La última observación, compaginada el año pasado, es de una secuencia de monitoreos de los dispositivos en las profundidades del Atlántico, que van desde Marruecos hasta Miami.

Mientras que las medidas en 1981 y 1992 habían demostrado un cambio pequeño, las de 1998 y 2004 demostraron un cambio importante, como por ejemplo que la corriente del golfo es menor, toma temperaturas mayores y llega hasta Groenlandia.

La corriente meridional atlántica se conoce como el transportador atlántico, de la cual la corriente del golfo es el componente superficial. "Este dato está dando evidencia de que puede haber un cambio grande en la circulación del océano y en su curso y que puede causar un enfriamiento de la región". Phil Newton del consejo de investigación natural del ambiente de Gran Bretaña (NERC).

Jeremy Lovell
Traducción : Hilen Silchinger

REPORTAN EL COLAPSO DE LA VIDA EN EL MAR Y DE LOS PÁJAROS EN EL PACÍFICO

Un derrumbe catastrófico en los números de la vida marítima y de las aves a lo largo del litoral pacífico del noroeste de América del Norte, está mostrando que el calentamiento global está comenzando a dañar irremediablemente la salud de los océanos.

Los científicos dicen que una subida drástica de la temperatura del océano condujo a la muerte sin precedentes de pájaros y peces a lo largo de la costa desde California central hasta British Columbia y también en Canadá durante el verano.

La población avícola de la zona, tales como cormoran, auklets y los murres, y los peces incluyendo salmones y rockfish, mostró una alarmante caida.

Un proceso similar se refleja a millas de distancia en el Mar del Norte. El calentamiento de las aguas y el aumento de la temperatura ambiente ha llevado a que el plankton, base de la cadena alimenticia para centenares de especies de aves marinas y anguilas de arena, de las cuales muchos pájaros y pescados grandes se alimentan, esté desapareciendo causando una extinción rápida en puffins, razorbills, kittiwakes y otros pájaros.

Estos datos fueron divulgados ya hace dos años por The Independent, así como el aumento en la temperatura del agua.

El colapso en el Pacífico produce la desaparición del plancton, aunque la causa es diferente. Normalmente, los vientos soplan desde sur a lo largo de la costa en primavera y verano empujando aguas de superficie más cálidas lejos de la orilla y permitiendo que agua más fría rica en nutrientes surja desde el fondo alimentando así plantas microscópicas llamadas phytoplankton.

Este es alimento del zooplancton que son animales minúsculos que alternadamente alimentan peces, pájaros y mamíferos marinos. Este año los vientos fueron débiles y el agua fría no subió en primavera como de costumbre. Las temperaturas del agua se elevaron a siete centígrados sobre lo normal.

Si bien esto fue agradable para los seres humanos acostumbrados a aguas frías; es muy peligroso porque el delicado sistema del conjunto se derrumba. La cantidad de phytoplankton bajó a un cuarto de su nivel general.

"Esto nunca ha sucedido en 50 años", dijo Bill Peterson, oceanógrafo de la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica) en Newport, Oregon. El número de pájaros marinos muertos hasta ahora ha sido muy elevado a lo largo de la costa. La cifra de muertes de los pájaros pesqueros subió a más de 80 veces mayor que en años anteriores.

Las pruebas demostraron que los pájaros murieron de hambre. "No están encontrando bastante alimento y por eso utilizan la energía almacenada en sus músculos, las grasas del hígado y de su cuerpo para vivir", dijo Hannah Nevins, que investigó muertes similares en la bahía de Monterrey.

El derrumbe ecológico es un aviso de las cosas porvenir, dado que el calentamiento global es cada vez más alto. Un informe del gobierno canadiense observó que las temperaturas del océano en British Columbia alcanzaron también niveles de registro muy altos el año pasado, todo esto debido al calentamiento general de la tierra y de los océanos.

El profesor Ronald Neilson, de la universidad del estado de Oregon, agregó: "Los océanos se están calentando y hay toda clase de ejemplos de que algo extraño está sucediendo"

The Independent /UK
Traducción: Hilen Silchinger

Emergencia y Sobrevivencia: www.thecamino.com.ar/cruzrojaintern.htm
Emergency and Survival Tips : www.thecamino.com.ar/redcross.htm

* UT - GMT - ZULU - Z son las siglas de referencia de la hora en Greenwich, meridiano 0 . Para calcular la hora local, consultar en

www.worldtimeserver.com/

Kristen Mariana Neiling
Dirección - The Camino / Cambios Planetarios
www.thecamino.com.ar ®

Recordadlo, la Tierra vive y se llama "GRAN MADRE"

Si aún no lo sabéis, es bueno que lo sepáis. Tratad de no coaccionar su cósmico equilibrio; tratad de comprenderla y sobre todo, de amarla.
La Tierra es una madre generosa. No es sólo un planeta, sino también una célula viviente del cosmos, del Dios viviente. Si no la amáis, no os amará.
Si intentáis destruirla, os destruirá; si tratáis de desarmonizarla, os causará tribulaciones, os negará la linfa vital que alimenta la felicidad de vuestro existir.
Si la comprendéis y le concedéis las justas y debidas atenciones, ella ceñirá de prosperidad vuestras existencias.
No puede haber vid ni uva sin tierra; no puede haber espigas ni trigo, si falta quien genera "la sangre y la carne".
Recordadlo, la Tierra vive y se llama "GRAN MADRE".

www.llamavioleta.com

CATASTROFES NATURALES

Grandes ciudades, grandes riesgos: advierten sobre los sismos del futuro

Los científicos están preocupados por la falta de instrumentos fieles para prevenirlos. Tokio, Los Angeles, o Estambul podrían ser epicentros de los próximos terremotos.

Ya se sabe cuáles son las grandes fallas "de riesgo" del planeta. Varias urbes muy pobladas, como Tokio y Los Angeles, se verán afectadas por ellas. Estambul intenta prevenir los efectos de un nuevo temblor después del terremoto mortífero de 1999.

Veintiséis mil muertos en el sismo de Bam (Irán) el 26 de diciembre de 2003; 230.000 víctimas del tsunami a la altura de Sumatra (Indonesia) el 26 de diciembre de 2004; 86.000 personas muertas en Pakistán debido al sismo del 8 de octubre de 2005. Estas cifras dan vértigo. Demuestran que el planeta está vivo, que se sacude con violencia, entrechocando sus placas tectónicas y provocando catástrofes humanas.

Esta serie sombría preocupa a geofísicos, geólogos y expertos en tectónica, pues todos temen que un temblor mayor afecte en el futuro a una megalópolis. Pierre-Yves Bard, ingeniero de Obras Públicas que estudia los riesgos sísmicos en el Laboratorio de geofísica interna y tectono-física del Observatorio de Grenoble, estima que varias grandes urbes podrían verse afectadas. Entre ellas Tokio y Osaka (Japón), Taipei (Taiwán), Jakarta (Indonesia), Calcuta, Nueva Delhi (India), Teherán (Irán), Estambul (Turquía), El Cairo (Egipto) y Los Angeles (EE.UU.), por citar algunas. Un riesgo que crecería hacia 2025, dado que para esa fecha vivirán en esas megalópolis 2.000 millones de terráqueos más.

Lo que ocurre, lamentablemente es que, "a la inversa de la meteorología, podemos hacer previsiones a largo plazo pero no a corto plazo", explica Paul Tapponnier, especialista en tectónica en el Instituto de física del globo de París (IPGP). Prever un temblor sigue siendo una expresión de deseo, puesto que los científicos no han identificado aún las señales precursoras que permiten advertir a las poblaciones sobre esos riesgos.

Se han obtenido algunos éxitos observando fenómenos como el comportamiento de los animales, la concentración en radón —un gas radioactivo— aguas subterráneas cercanas a una falla activa o también la detección de microsismos precursores de temblores de tierra de gran amplitud. Pero estos logros rara vez pueden extrapolarse y ser aprovechados. El método VAN, concebido en los '80 por tres físicos de la universidad de Atenas para detectar anomalías electromagnéticas generadas en el subsuelo antes de un sismo es discutido a pesar de algunos éxitos.

En este momento se llevan a cabo investigaciones sobre las perturbaciones ionosféricas que podrían engendrar un sismo o un tsunami. De todos modos, pese a algunas correlaciones, todavía no es posible obtener predicciones confiables.

Un medio de actuar consiste en estudiar, utilizando sismómetros, estaciones GPS e imágenes de radar tomadas por satélite, las grandes fallas que pueden llegar a generar un sismo mayor de magnitud superior a 7. Estas mediciones informan sobre las lentas deformaciones de esas rupturas de la corteza terrestre. Al combinarlas con el estudio de los sismos anteriores, que son detectados excavando zanjas en las fallas en cuestión, permiten a los investigadores establecer que existe una "laguna", o sea, un lugar donde la falla no se ha movido en mucho tiempo, y que puede romperse brutalmente.

El sistema Geoss (Global Earth Observation System of Systems), lanzado en febrero de 2005 por la Unión Europea y organizado en torno de unos 30 satélites, debería aportar elementos nuevos al estudio de las catástrofes. También es posible recurrir a robots o sismómetros submarinos, alrededor o por encima de la falla. Pero su número por el momento es muy reducido.

Los especialistas conocen bien las grandes fallas "de riesgo" del planeta. Y saben, gracias a la evidencia de las "lagunas", que está previsto lamentablemente un riesgo sísmico importante. Por ejemplo, la falla de Sumatra debería volver a moverse en la parte situada al sur del Ecuador, pero es imposible saber cuándo. La ciudad de Estambul sufriría los efectos de un sismo anunciado en el mar de Marmara. Y la bahía de San Francisco tiene una "probabilidad" sobre cuatro de verse afectada por un poderoso sismo de aquí a veinte años.

También podemos citar la falla del Levante, que parte del golfo de Akkaba y atraviesa todo Oriente Medio hasta el norte de Antioquía y que representa un peligro para El Líbano. Y en China del Noroeste, cabe temer un sismo mayor en la región muy poblada de Lanzhou. Otras regiones del globo también pueden verse afectadas como el norte de Chile, las Antillas, Nueva Zelanda y la zona del Himalaya.

El desafío es enorme. "No disponemos de redes de instrumentos lo bastante densas como para evaluar las grandes fallas de riesgo, que pueden tener varios cientos de kilómetros", constata Paul Tapponier. Los únicos países que han tomado medidas en ese sentido son Japón, país sometido a sismos permanentes, y EE.UU., que ausculta regularmente la gran falla de San Andrés.

El problema, según Tapponnier, deriva de que "en nuestra especialidad, trabajamos con medios que no están a la medida de lo que está en juego". La mayoría de las veces, agrega el científico, "trabajamos sin un plan a largo plazo"

Es evidente que "en el campo de las ciencias de la Tierra, tenemos que ir más rápido, de lo contrario, seguirá ganándonos de mano la naturaleza", se inquieta Tapponnier. Los habitantes de la Tierra supieron unir sus esfuerzos para el estudio del clima o la conquista espacial. ¿Por qué no imaginar una coordinación similar destinada a detectar las preciosas señales precursoras de los sismos?

Christiane Galus. LE MONDE. ESPECIAL PARA CLARIN

 


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional