Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Advierten sobre más catástrofes por las distorsiones climáticas

Es por la alta emisión de dióxido de carbono que produce el calentamiento global.

QUÉ ES EL CAMBIO CLIMÁTICO?

El cambio climático es la mayor amenaza ambiental del siglo XXI, con consecuencias económicas, sociales y ambientales de gran magnitud. Todos sin excepción; los ciudadanos, las empresas, las economías y la naturaleza en todo el mundo están siendo afectadas.

El clima siempre ha variado, el problema del cambio climático es que en el último siglo el ritmo de estas variaciones se ha acelerado mucho, y la tendencia es que esta aceleración va a ser exponencial si no se ponen medidas. Al buscar la causa de esta aceleración se encontró que existía una relación directa entre el calentamiento global o cambio climático y el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) provocado por las sociedades humanas industrializadas.


Hielo que cubre el Ártico 1.1.1979


Hielo que cubre el Ártico 1.1.2003
Fuente: NASA, Noviembre 2003

Si el desarrollo mundial, el crecimiento demográfico y el consumo energético basado en los combustibles fósiles, siguen aumentando al ritmo actual, antes del 2050 las concentraciones de CO2 se habrán duplicado con respecto a las que había antes de la revolución industrial. En el siglo actual se prevé que la temperatura global se incremente entre 1 y 5ºC. Incrementos de la temperatura por encima de 2ºC pueden inducir respuestas rápidas, imprevistas y no lineales que podrían desencadenar importantes daños en los ecosistemas

Calentamiento global, derretimiento de los casquetes polares, feroces inundaciones, vientos terribles y helados. La cadena del desastre termina en lo más dramático: una nueva Era de Hielo que congela el hemisferio norte y aniquila parte de la población de la Tierra. Es exagerado, es cierto. Pero el escenario que plantea la película El Día Después, protagonizada por Dennis Quaid, esboza una secuencia que muchos expertos predicen como plausible en el largo plazo si no se toman medidas.

Lejos de la ficción, la Tierra hoy parece enloquecida y no sólo porque la furia de Katrina devastó la costa de EE.UU.: en pocas semanas se vieron inundaciones con decenas de muertos en el centro y el este de Europa, olas de calor con sequías devastadoras en España, Francia e Italia; un tifón en China, una lenta pero persistente desertificación en Africa ¿Qué está pasando?

Expertos de 20 países analizaron hace pocos días los cambios climáticos que sufre el planeta durante una conferencia en Nuremberg. Concluyeron que las actividades humanas producen cada vez más distorsiones climáticas y que, como resultado del incremento de las temperaturas, es posible que se produzcan más catástrofes derivadas de fenómenos meteorológicos extremos, explicó Udo Gartner, presidente del Servicio de Meteorología alemán, a la agencia AFP.

La perversa mano del hombre sobre el planeta se manifiesta, sobre todo, en la contaminación ambiental, que destruye los filtros atmosféricos naturales de las radiaciones solares, lo que deriva en el incremento de la temperatura terrestre. El Instituto Alemán de Investigaciones Económicas de Berlín le puso números a este fenómeno: estimó que el cambio climático global provocará pérdidas económicas por más de 200.000 millones de dólares en todo el mundo hasta el 2050. Pero parece que se quedaron cortos, ya que sólo Katrina parece haber causado cerca de 100.000 millones en daños.

Consultado por Clarín, Gavin Schmidt, experto climático de la NASA, señaló que "tenemos alguna evidencia de que el incremento de la temperatura del Atlántico tiene un impacto sobre la intensidad y fuerza de los huracanes. Sin embargo, no parece haber demasiada conexión entre la temperatura y la cantidad de huracanes. Si bien la temperatura del Atlántico ha aumentado, puede decirse que es en realidad una combinación de ciclos naturales y el calentamiento global, aunque es difícil determinar la proporción de cada uno de esos factores".

Anthony Michaels, director del Wrigley Institute for Environmental Studies de la Universidad de Carolina del Sur, explicó a Clarín que "el calentamiento global incrementa la fuerza de las tormentas más poderosas y además parece que incrementa la fuerza total de la estación de huracanes".

El mes pasado, una investigación del climatólogo del MIT Kerry Emanuel, publicada en la revista Nature, afirmaba que las grandes tormentas nacidas en el Atlántico y el Pacífico han aumentado en duración e intensidad en un 5% desde la década del 70.

Aunque no niegan el peligro del calentamiento global, algunos expertos son más bien partidarios de atribuir esta ofensiva de huracanes a "ciclos naturales". Un especialista climático del Florida Institute of Technology, George Maul, dijo que "lo que está sucediendo con los huracanes es parte de un ciclo multidécada, porque no creo que aún tengamos suficiente información de alta calidad para saber si el calentamiento global está involucrado en esto".

¿El hombre puede hacer algo para apaciguar estos fenómenos? Schmidt habla de largos plazos. Remarcó que "los cambios que se hagan ahora no serán evidentes en la atmósfera por una cantidad de años, y el sistema climático por sí mismo responde relativamente despacio" y señaló que "el calentamiento global que estamos viendo ahora es producto de las emisiones en la atmósfera de 20 años atrás o más".

Un informe difundido la semana pasada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) revela que mientras el dióxido de carbono en la atmósfera crecía un 36% con respecto a la era preindustrial, la temperatura media del planeta ha aumentado en 0,6 grados y la de Europa en 0.95 grados. Si bien el alza de temperaturas es general en el Viejo Continente, es más vigorosa en el sur que en el norte, por eso hay un comportamiento "esquizofrénico" de las lluvias.

El WWF propone un camino de salida: reducir la contaminación del planeta, sobre todo la emisión de dióxido de carbono que produce el calentamiento global. No es tarea sencilla, porque requiere cambiar el modelo energético y sustituir la producción basada en combustibles fósiles —carbón, petróleo o gas— por otras fuentes "mas limpias".

Pero existe un instrumento que podría hacer mucho al respecto, aunque sea a largo plazo: el Protocolo de Kyoto. Este acuerdo internacional obliga a los países a reducir las emisiones de gases contaminantes que producen el calentamiento global. Estados Unidos, por lejos el mayor productor de dióxido de carbono por habitante del mundo, se niega a firmarlo porque —aduce el gobierno de George Bush— frenaría la expansión económica del país. Es más, el propio presidente ha dicho varias veces que el calentamiento global era prácticamente un invento de los ecologistas.

Algunos expertos son escépti cos sobre la real efectividad de este acuerdo. "Las reducciones que propone el Protocolo son muy pocas: necesitamos 30 Kyotos para solucionar el problema", señaló a Clarín Myron Ebell, director del Global Warming and Internacional Environmental Policy, del Competitive Enterprise Institute de Washington.

Azorados por las imágenes desde Nueva Orleans, los ambientalistas ponen ahora a Bush contra las cuerdas. "El presidente estadounidense cierra los ojos ante los daños económicos y humanos que son ocasionados a su país y a la economía mundial a causa de catástrofes naturales como Katrina, es decir, por no proteger el medio ambiente", escribió el ministro de Medio Ambiente Alemán, Juergen Trittin.

Al analizar el discurso de Bush por el Katrina, The New York Times fue lapidario: "La complacencia no es suficiente, especialmente cuando los expertos están alertando que el calentamiento global está incrementando la intensidad de los huracanes. Desde que esta administración ignora la existencia del calentamiento global, sus oportunidades de liderazgo son mínimas".

Paula Lugones.
plugones@clarin.com

Huracán Maria, estado de la situación en Nueva Orleans y alrededores

HURACAN MARIA ADVERTENCIA NUMERO 14
NWS TPC/CENTRO NACIONAL DE HURACANES MIAMI FL
5 PM AST DOMINGO 4 DE SEPTIEMBRE DE 2005

...MARIA SE FORTALECE...REPRESENTA AMENAZA PARA LAS EMBARCACIONES...

A LAS 5 PM AST...2100Z...EL CENTRO DEL HURACAN MARIA ESTABA
LOCALIZADO CERCA DE LA LATITUD 30.3 NORTE...LONGITUD 56.1 OESTE O
COMO A 530 MILLAS...855 KILOMETROS...AL ESTE-SURESTE DE BERMUDA.

MARIA SE ESTA MOVIENDO HACIA EL NORTE-NOROESTE A CERCA DE 14 MPH...
22 KILOMETROS POR HORA...Y SE ESPERA UN GIRO GRADUAL HACIA EL NORTE
DURANTE LAS PROXIMAS 24 HORAS...LAS IMAGENES DE SATELITE INDICAN QUE LOS VIENTOS MAXIMOS SOSTENIDOS.

HAN AUMENTANDO HASTA CERCA DE 85 MPH... 140 KILOMETROS POR
HORA...CON RAFAGAS MAS FUERTES. SE PRONOSTICA FORTALECIMIENTO
ADICIONAL DURANTE LAS PROXIMAS 24 HORAS.

Katrina: Situación mejora, pero preparan a la población para lo peor

NUEVA ORLEANS, EEUU (AFP) - Militares y socorristas recorren este domingo las calles inundadas y salpicadas de cadáveres que todavía deben ser contados en Nueva Orleans, devastada por el huracán Katrina.

Las autoridades advierten a la población que se prepare para lo peor cuando retroceda el agua y anuncia que obligarán a irse de allí a los que no quieran.

"Serán escenas horribles nunca antes vistas en este país, con la posible excepción del 11 de setiembre", dijo el secretario de Seguridad Interior, Michael Chertoff, en referencia a los ataques terroristas de 2001, que mataron a casi 3.000 personas. "Realmente quiero decirle a la gente que tenemos días difíciles por delante", dijo Chertoff a Fox News el domingo desde Nueva Orleans.

Los primeros 59 cuerpos fueron recuperados en Nueva Orleans, dijeron altos funcionarios, advirtiendo que es solamente una fracción de los que resultaron muertos.

Ante un posible balance de más de 10.000 muertos, el gobierno del presidente George W. Bush activó una operación de relaciones públicas para contrarrestar las críticas sobre su lentitud en responder a la catástrofe.

Algunos policías y bomberos de Nueva Orleans se suicidaron, frustrados por no poder contener el caos en la devastada ciudad, dijo el domingo el alcalde Ray Nagin.

"Algunos bomberos y oficiales de policía quedaron bastante traumatizados. Y ya tuvimos un par de suicidios", dijo Nagin a la cadena CNN.

Se sintieron impotentes mientras la ciudad se sumía en la anarquía con saqueos, violencia y vandalismo por todas partes. "El balance (del desastre) es demasiado para ellos", dijo Nagin.

El alcalde dijo que pretende sacar lo antes posible de la ciudad al personal más afectado por el cansancio y el estrés. "Necesitan evaluaciones físicas y psicológicas", agregó. "Tenemos que drenar esta ciudad. Tenemos que sacar todos esos cadáveres del agua", dijo, estimando que el balance final será de miles de muertos.

Las autoridades estimaron que llevará varios meses drenar la otrora bulliciosa capital del jazz, por lo cual "no es una alternativa razonable" que los habitantes se queden en sus casas, dijo Chertoff..

Luisiana y Mississipi fueron los Estados más afectados por el huracán, que el lunes azotó la costa del Golfo.

"Básicamente, estamos mudando la ciudad de Nueva Orleans a otras partes del país", dijo Chertoff a Fox News Sunday.

La evacuación masiva será la mayor reubicación de refugiados dentro de las fronteras de Estados Unidos. El fin de semana se terminó de evacuar por tierra y por aire a los últimos 10.000 sobrevivientes que habían permanecido una semana en el Superdome y el Centro de Convenciones de Nueva Orleans.

En el aeropuerto de la ciudad, transformado en albergue para ancianos y enfermos, así como punto de partida a otros lugares, decenas de personas de asilos y hospitales yacían en camillas en el piso. "Ya se murieron 25 aquí", dijo el capellán Mark Reeves, del Equipo federal de Asistencia Médica para Desastres.

El espectro de enfermedades también amenazaba las tareas de rescate. Los médicos temen que las aguas fétidas y las difíciles condiciones en albergues podrían generar cólera, fiebre tifoidea, malaria y virus del Nilo.

Bush desplegó 7.000 soldados en servicio activo en la zona, en respaldo de decenas de miles de Guardias Nacionales que intentan controlar vandalismos y saqueos y aceptó la oferta de ayuda de la ONU.

Unos 3.000 efectivos de la 82a División de elite Aerotransportada llegaron a Nueva Orleáns el sábado. Desde el aire y por tierra las autoridades hacían llegar agua y alimentos a las víctimas.

Glaciares peruanos se derriten, miles de muertos en China

En la última década el glaciar que cubría el Pastoruri, uno de los nevados más famosos de la Cordillera Blanca, se ha retirado 200 metros. Pronto, como muchos otros glaciares del país, habrá desaparecido.

Perú es uno de los países más afectados por los cambios climáticos en el mundo.

Sentado entre ambos trópicos, dónde los rayos del sol son particularmente inclementes, y hogar del mayor número de glaciares tropicales en el mundo, éste país sudamericano es especialmente vulnerable a las altas temperaturas.

Expertos predicen que todos los glaciares peruanos ubicados bajo los 5.500 metros de altura desaparecerán antes de 2015. Esto representa la mayoría de glaciares en el Perú.

Marco Zapata trabaja para el Instituto Nacional del Recursos Naturales, INRENA, en la ciudad andina de Huaraz, al norte de Perú. Zapata estudia glaciares desde hace más de 30 años y asegura que el Perú ya perdió el 20% de los suyos. Una de las razones por las que el país andino es tan vulnerable a los cambios climáticos tiene que ver con el agua.

Agua: escasa y necesaria

La mayoría de la población peruana vive en un estrecha franja de tierra entre los Andes y el mar: la costa.

Este área se extiende a lo largo de todo el territorio y es, en su mayoría, desértica. Los pobladores reciben el agua que consumen diariamente de las montañas. Los glaciares en la sierra también proveen de agua a las hidroeléctricas, industrias y riego en general.

En los próximos años, la constante migración de la población andina y selvática a la costa sólo incrementará la demanda por agua. El problema es que la fuente del agua se está derritiendo.

"Durante época de lluvias no tenemos problemas de abastecimiento, al contrario, el agua abunda. Pero durante la sequía, la única fuente de agua para los ríos, son los glaciares"

"Cuando estos terminen de derretirse no habrá de dónde sacar agua para las futuras generaciones", aseguró Zapata.

Más de 1.000 personas ya han muerto en China

Tifones e inundaciones han dejado el saldo de 1.024 personas muertas y 293 desaparecidos. Las inundaciones han afectado a 150 millones de personas y destruido más de 10 millones de hectáreas y 900.000 hogares en 30 provincias y regiones; informe de la agencia Xinhua.

Estas cifras fueron liberadas cuando los centros de emergencia están lanzando alertas por el Tifón Tarim que se encuentra moviéndose hacia el este de la costa de Taiwán y que se espera que traiga más lluvias torrenciales.

Las lluvias que ya han caído hasta ahora han desatado enormes inundaciones y deslizamientos de tierras en muchas regiones.

Emergencia y Sobrevivencia: www.thecamino.com.ar/cruzrojaintern.htm

Kristen Mariana Neiling
www.thecamino.com.ar ®


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional