Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Crisis Mundial del Agua

La provisión de agua dulce está disminuyendo a nivel mundial. Una persona de cada cinco ya no tiene acceso al agua potable. Casi una de cada tres no dispone de medios de saneamiento adecuados.

ALTIPLANO

La zona del Altiplano o Puna es una vasta región que abarca Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina, caracterizada por ser una zona árida. La escasez de agua ha generado tensiones en el pasado, como los recientes diferendos entre Bolivia y Chile por un pequeño curso de agua conocido como el Silala. La región también es muy frágil y afronta serios problemas de desertización causada por varios factores, entre ellos el sobrepastoreo y la agricultura intensiva. Esta situación ha hecho que la pobreza esté extendida en la zona y sea foco de constantes problemas sociales. Algunos países, como Bolivia, han tratado de establecer una ley de aguas para el adecuado uso de este recurso, pero esto también ha generado tensiones en la zona.

Chaco

El Chaco es una vasta región compartida por Argentina, Bolivia y Paraguay, con recursos naturales caracterizados por su fragilidad y relativa escasez, además de contar con una población reducida y marginalizada. Esta región sufre severos problemas de desertización, que inciden en la pobreza de sus habitantes. El agua, justamente es uno de los recursos escasos, a pesar de contar con dos grandes ríos que dibujan la región: el Pilcomayo y el Paraguay. Cuando llueve, el agua corre por las quebradas con tanta fuerza que destruye todo lo que encuentra en su camino. Los recursos acuíferos del Chaco afrontan también problemas de contaminación, lo que en el pasado ha generado tensiones y la necesidad de una actuación coordinada por los países de la región.

Ciudad de México

La Ciudad de México se está hundiendo debido a la cantidad de agua extraída de debajo de sus cimientos. Una de las ciudades más grandes y pobladas del mundo, México, D.F. fue una fértil tierra de lagos. Sin embargo, en los últimos 500 años, los lagos han sido drenados y los bosques de los alrededores han sido talados. Mientras la ciudad crecía, el problema del agua se magnificaba. Debido a la falta de un sistema de drenaje adecuado, hoy el agua de lluvia se mezcla con residuos y se la utiliza para la irrigación. La ciudad afronta ahora un serio riesgo de quedarse sin agua potable. Se estima que un 40% del agua de la ciudad se perderá por las filtraciones en los alcantarillados construidos a principios de siglo.

Acuífero de Ogallala

95% del agua potable de Estados Unidos es subterránea. Las fuentes de agua se están secando debido a que los granjeros de las praderas altas tejanas bombean el líquido más rápido de lo que la lluvia las rellena. El acuífero más grande de Estados Unidos, el Ogallala, se está empobreciendo a una tasa de 12.000 millones de metros cúbicos (m3) al año. La reducción total a la fecha llega a unos 325.000 millones de m3, un volumen que iguala el flujo annual de 18 ríos del estado de Colorado. El Ogallala se extiende de Texas a Dakota del Sur y sus aguas alimentan a un quinto de las tierras irrigadas de Estados Unidos. Muchos granjeros en las praderas altas están abandonando la agricultura irrigada, al darse cuenta de las consecuencias de un bombeo excesivo, y de que el agua no es un recurso inagotable.

AFRICA OCCIDENTAL

Cuando el nivel de los enormes ríos de África Occidental comenzaron a disminuir, la totalidad de las economías del área comenzaron a sufrir. Ghana, por ejemplo, se ha tornado totalmente dependiente del suministro hidroeléctrico de la represa de Akosombo, sobre el río Volta. Malí, uno de los países más pobres del planeta, depende del río Níger, que fluye desde Guinea a Nigeria. Mali depende de este río para alimentos, agua y transporte, pero grandes porciones del río afrontan ahora el riesgo de catástrofes ambientales, a raíz de la contaminación. En Nigeria, la mitad de la población no tiene acceso al agua potable y, como en muchas partes del continente, muchas mujeres deben caminar viarias horas diariamente para poder conseguirla.

TURQUIA

Turquía ha sido acusada por Siria e Irak de arrebatarles el líquido vital, el agua, al continuar construyendo una serie de represas a lo largo del Tigris y el Éufrates.
El país también está embarcado en un ambicioso proyecto de venta de las aguas de su río Manavgat a Medio Oriente.

La cuenca de Zambeze

La cuenca del río Zambeze, en el sur de África, es uno de los sistemas fluviales más sobreutilizados del mundo. Los países que componen la cuenca compiten usualmente por las aguas del Zambeze, aunque también muchas veces han sufrido inundaciones y lluvias torrenciales. La región experimentó en marzo de 2000 las peores inundaciones de los últimos tiempos, que se exacerbaron por la apertura de la represa de Kariba en Zimbabue.

Medio Oriente

El agua es el recurso más preciado en Medio Oriente, más importante incluso que el petróleo. Las aguas del río Jordán fueron una de las principales causas de la guerra de 1967. Mientras la población de la región aumenta, el agua se hace más escasa, agravando las tensiones. Los libaneses han acusado hace tiempo a Israel de tener plantes sobre el río Litani y Siria acusa a los israelíes de estar reacios a retirarse de las costas del Mar de Galilea, la fuente de hasta un 30% del agua israelí. Los israelíes en Cisjordania utilizan cuatro veces más agua que sus vecinos palestinos, quienes tienen más restringido el acceso al vital líquido.

Mar de Aral

El mar de Aral, en Asia Central, una vez fue el cuarto lago interior más grande del mundo y una de las regiones más fértiles del planeta. Sin embargo, el mal manejo económico han convertido al área en un desierto tóxico. Los dos ríos que lo alimentaban, el Amu Darya y el Syr Darya, fueron desviados dentro de un plan soviético para cultivar algodón en el desierto. Entre 1962 y 1994, el nivel del Mar de Aral cayó 16 metros. La región circundante ahora tiene una de las tasas de mortalidad infantil más altas del mundo. Además, la anemia y los cánceres causados por los desechos químicos vertidos sobre el lecho seco del mar, son ahora comunes.

El Nilo

Un informe de Naciones Unidas predice que el acceso al agua tal vez sea una de las principales causas de conflicto y guerra en África en los próximos 25 años. Tales guerras, probablemente se den más en las zonas donde los ríos y lagos son compartidos por más de un país. Actualmente ya existe una fuerte competencia por el agua para irrigación y generación de energía, especialmente en la cuenca del Nilo. Egipto advirtió en 1991 que está listo a utilizar la fuerza para proteger su acceso a las aguas del Nilo, que también es compartido por Etiopía y Sudán. Si la población de estos países continúa creciendo, la competencia por el agua podría tornarse feroz.

Las Ganges

El caudal del río sagrado de los indúes, el Ganges, ha mermado de tal forma que los pantanos y manglares de Bangladesh están en peligro de secarse. También se han registrado altos niveles de arsénico en sus aguas. Al tiempo que prosigue la deforestación y aumentan las construcciones a lo largo de la ribera del Ganges, los glaciares de donde mana se están derritiendo. Esto puede provocar más mermas de agua y sequía río abajo. Por si fuera poco, el Ganges ha sido objeto de un largo litigio entre India y Bangladesh, aunque recientemente se han registrado avances sobre la compartimentación de la vital vía fluvial.

Río Amarillo

Los tres ríos que alimentan las planicies del norte de China están altamente contaminados, causando perjuicios a la salud y limitando la irrigación de cultivos. En las zonas bajas del río Amarillo no corrió ni una gota durante 226 días en 1997. El norte de China alberga a las dos terceras partes de los campos de cultivo del país, pero sólo la quinta parte de sus recursos hídricos. A medida que aumenta en forma desmesurada la demanda de agua por parte de las ciudades, la industria y la agricultura, la tierra se está secando. Sólo entre 1991 y 1996 las reservas de agua subterránea en el norte de China disminuyeron en un promedio de 1,5 metros por año.

Sur de Australia

Australia es el continente más seco del mundo. Sus colonos buscaron durante años la posibilidad de revertir el flujo de los ríos costeros hacia el interior del territorio. Un ambicioso plan para redirigir el caudal del Río Snowy terminó en un fracaso, amenazando con privar de agua potable a la ciudad de Adelaida. La región a la que ahora abastece esta vía fluvial también está surtida por los ríos Murray y Darling. Como resultado, las reservas de agua subterránea están aumentando de forma desproporcionada, llevando a la concentración de altas cantidades de sal en la superficie, lo cual ya ha destruido parte de los terrenos más fértiles del país. La cuenca del Murray y Darling provee las tres cuartas partes del agua utilizada para irrigación en Australia.

Mayor Información
Infoagua.org

 

El Aparatoso Proyecto del Acuífero Guaraní

De lo que se está hablando en el fondo, es de moldear las legislaciones nacionales de los países Sudamericanos en cuestión, para que faciliten programas de inversión privada sobre un recurso por demás estratégico (entiéndase como el endoso de los Gobiernos para transferir la gestión y usufructo del agua; aunque sea nada más a modo de "préstamo", o en palabras legales, de concesión).

En medio de la moda privatizadora y desnacionalizadora de los principales activos estratégicos de los estados Nación del Sur, así como, de la más que potencial crisis hídrica ya presente en algunas regiones del hemisferio (sobre todo en las principales ciudades de EUA), la preocupación del Banco Mundial (BM) y otros actores por del acceso, gestión y usufructo de las principales reservas de agua dulce no se ha hecho esperar.

El 22 de mayo de 2003 se reunieron en Montevideo el BM y los países que integran el MERCOSUR. Allí se firmó el proyecto de Protección Ambiental y Desarrollo Sustentable del Sistema Acuífero Guaraní. Un proyecto financiado por ese "organismo internacional", los Gobiernos de Holanda (Bank Netherlands Water Partnership Program - BNWPP) y Alemania (German Geological Survey - BGR), la Agencia Internacional de Energía Atómica y la Organización de Estados Americanos - OEA (con sede en Washington).

La relevancia del proyecto radica en que el acuífero Guaraní es uno de los reservorios de agua subterránea más grandes del mundo con alrededor de 1.190.000 km2 (superficie mayor que las de España, Francia y Portugal juntas). En Brasil abarca una superficie de aproximadamente 850 mil km2 (9.9% del territorio), en Argentina 225 mil km2 (7.8%), en Paraguay 70 mil km2 (17.2%), y en Uruguay 45 mil km2 (25.5%).

Según el News Release del BM (No. 2003/371_LAC), "…los $27.24 millones del Proyecto del Sistema Acuífero Guaraní, que incluyen una donación del Fondo Mundial para la Naturaleza (Gef, por sus siglas en inglés) de $13.4 millones, servirán…para elaborar e implementar en forma conjunta un marco institucional y técnico para el manejo y la preservación del Acuífero." Una reserva de agua que puntualmente es reconocida por el Banco en ese mismo documento como:"…un recurso estratégico de agua potable en el Cono Sur." (Las negritas son mías)

Entre los 7 componentes del Proyecto, descritos en el documento base del BM (1) (disponible en www.ana.gov.br/guarani/docsbasicos/pad.pdf ), caben destacar: (i) la expansión y consolidación del conocimiento científico a cerca del Acuífero en base al "desarrollo e integración" del SISAG - Sistema de Información del Sistema Acuífero Guaraní (ii); el desarrollo e implementación conjunta de un marco regulatorio de manejo del Acuífero; así como la (vi) consideración del potencial geotérmico para la generación de energía eléctrica.

Ahora bien, vale aclarar lo que el BM suele entender por "marco regulatorio de manejo" o proceso de "fortalecimiento institucional" en sus proyectos relacionados a recursos naturales (háblese, por ejemplo de biodiversidad o agua). Generalmente, se refiere a todas aquellas medidas que se han de tomar para homogeneizar los lineamientos legales y operativos de acceso a tales o cuales recursos (claro está, bajo el argumento de que es un prerrequisito necesario para ejecutar su "conservación", su "uso sustentable", etcétera). En tal sentido, de los 4 años que de entrada componen el proyecto del Acuífero Guaraní, los 3 primeros se enfocan a esa finalidad, o como el BM señala, a la "primera fase" que, una vez consolidada, el siguiente paso (o fase) sería colocar a determinados actores en la gestión y usufructo del líquido.

Ese es el típico modus operandi del Banco (2) que, en este tipo de proyectos, devela su interés, primero, por reconfigurar el manejo de cuencas y, segundo, por la transferencia de los servicios hídricos hacia el sector privado. Es decir, por un lado, impulsa una concentración del manejo de cuencas hídricas en manos de "selectos actores"; y, una vez consolidados, busca, por el otro lado, colocar a las multinacionales de los acreedores en el centro de la gestión y usufructo del agua dulce (es decir, en los negocios de servicios hídricos de almacenaje, distribución, potabilización, generación de termo e hidroelectricidad, etcétera) (3).

Ese proceso del usufructo privado del agua, que se consolida mediante concesiones parciales o totales (véase recuadro Modalidades de Privatización de los Servicios de Agua), se ha venido concentrando en manos de multinacionales como Monsanto Wells y Bechtel Co., las francesas Suez/división ONDEO (antes Lyonnaise des Eaux) y Vivendi, las españolas Aguas de Valencia y Unión FENOSA ACEX, o la inglesa Thames Water, entre otras. Es un proceso que ha sido sólo posible a partir de que los Gobiernos están abandonando el control de las fuentes nacionales de agua al participar en tratados o arreglos comerciales tipo OMC o NAFTA (para el caso de América del Norte), desde los cuales endosan la "transferencia" de la gestión de los recursos hídricos hacia la iniciativa privada. Los argumentos son ya bien conocidos (y un tanto desgastados). Éstos suscriben la urgente necesidad de mejorar el mal servicio que prestan las paraestatales" y la "ausencia de presupuesto público".

Justo aquí es dónde la International Finance Corporation - IFC (una sección del BM) hace su actuación estelar para buscar, en palabras de ese organismo, "...financiar proyectos del sector privado en países en desarrollo, ayudar a multinacionales del primer mundo a movilizar capital en los mercados internacionales y proveer asesoría y asistencia técnica a empresas y gobiernos." (4). Aunque las mencionadas multinacionales, gigantes del agua, son los actores más activos en el negocio del líquido, otras, sobre todo las que hacen uso masivo de agua, han buscado hacerse de tierras ricas en ese recurso, o al menos se han adjudicado sus "derechos", además de las concesiones que pactan con los gobiernos locales para que éstos les subsidien el agua tanto en los volúmenes como en su precio. Tal es el caso de General Motors, Ford, Intel (5) y demás multinacionales químicas, mineras, del petróleo y el carbón, y las diversas industrias maquiladoras de textiles u otras mercancías.

Ambos intereses empresariales por acceder, gestionar y hacer usufructo del agua ha potenciado el mercado de compra-venta, robo, falsificación y especulación de títulos de derechos hídricos. Un panorama que por supuesto no excluye la región del acuífero Guaraní; mucho menos aquellas zonas con mayor potencial para la extracción del líquido.

Modalidades de Privatización de los Servicios de Agua

Existen tres formas generales de privatización del agua a nivel mundial y en la mayoría de las veces involucra el aval de organismos internacionales (BM, etcétera). Primera: hay una venta total de los sistemas de distribución, tratamiento y/o almacenamiento por parte del Estado nacionales a favor de las CMNs. Segunda: se hace una concesión o por parte de los Estados nacionales para que las multinacionales se hagan cargo del servicio y del cobro por la operación y mantenimiento del sistema en uso.

El cobro por el servicio y las ganancias son gestionadas en su totalidad por la multinacional. Tercera: se trata de un modelo "restringido" en el que el Estado nacional contrata a una multinacional para que administre el servicio de agua a cambio de un pago por costos administrativos. La multinacional puede o no hacer el cobro del servicio, pero en ambos casos no tiene acceso a las ganancias generadas.
Aunque las tres formas se han aplicado en diversas partes del mundo, la más popular ha sido la segunda.

Ahora bien, volviendo a la determinación de la gestión y usufructo del agua contenida en el acuífero Guaraní, en el documento base del BM antes indicado, se explicita que, "…la segunda fase implicará inversiones en la protección de áreas de recarga, en la prevención y mitigación de contaminantes, y en medidas para reducir la sobreexplotación del acuífero en localidades específicas, así como en el potencial para desarrollar actividades relacionadas a las características termales de las aguas. El financiamiento de la segunda fase considerará recursos de agencias de cooperación, GEF, BM, el sector privado y/o otros organismos de financiamiento multi o bilateral."(6) Es decir del Banco Interamericano de Desarrollo - BID, entre otros.

Aunque en un primer acercamiento, lo anterior podría no sonar mal, de lo que se está hablando en el fondo, es de moldear las legislaciones nacionales de los países Sudamericanos en cuestión, para que faciliten programas de inversión privada sobre un recurso por demás estratégico (entiéndase como el endoso de los Gobiernos para transferir la gestión y usufructo del agua; aunque sea nada más a modo de "préstamo", o en palabras legales, de concesión). Es un escenario en el que la información de las características cualitativas y cuantitativas del recurso (recabadas por el ya mencionado SISAG) es fundamental para saber las dimensiones y potencialidades de los negocios viables. Por demás llamativo que esos datos científicos, estarán a disposición del BM y su IFC, del resto de financiadores y seguramente de los inversores interesados.

A modo de reflexión final, no está demás decir que ante este panorama, la movilización social ha y seguirá siendo nodal. Los esfuerzos en torno al Foro Social de las Aguas del Acuífero Guaraní (Noviembre, 2003. Sao Pablo, Brasil), son de relevancia mayor sobre todo si se considera que en la discusión se entremezclan otros proyectos importantes como los vinculados a la Cuenca del Plata que drena un cuarto del continente Sudamericano y cubre una superficie de 3.100.000 km2. En este caso destaca el programa financiado por la National Science Foundation - NSF (EUA) denominado "Desarrollo de una Agenda de Investigación Multidisciplinaria en la Cuenca del Plata". Es parte del proyecto "Ciencia para el Desarrollo Sustentable" del Directorio de Programas Internacionales de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia - AAAS (por sus siglas en inglés), financiada, entre tantos, por diversos actores vinculados a un importante consumo de agua como la Rockefeller (EUA), Ford (EUA), IBM (EUA), Kellogg (EUA), Kodak (EUA) o la Coca-Cola (EUA). Esta última a la cabeza, junto con Nestlé, del negocio mundial del agua embotellada.

En sí, el Proyecto, al igual que en el caso del acuífero Guaraní y su SISAG, busca consolidar un Sistema de Información Geográfica (SIG) más preciso de la región, con el objeto de "fortalecer" y enlazar "iniciativas ya existentes del BM, BID…", etcétera. (Véase: www.aaas.org )

He aquí pues, un pequeño aporte en la discusión sobre uno de los más preciados recursos al que todas las formas de vida tenemos derecho, no nada más la humanidad, y mucho menos, sólo algunos individuos.

Notas

(1) BM, Environmental Protection and Susteinable Developtment of the Guaraní Aquifer System. Reporte No. 23490-LAC. Washington, D.C. EUA, 17 de mayo de 2002.
(2) Particularmente léase: Delgado Ramos, Gian Carlo y Saxe-Fernández, John. Banco Mundial y Desnacionalización Integral de México. Ceiich/Unam. México, 2003. Una breve versión del volumen puede descargarse en: www.reggen.org.br/discussion/seg_ser.html Para una revisión del papel del BM como facilitador de la virtual privatización de la biodiversidad, véase: Delgado Ramos, Gian Carlo. La Amenaza Biológica: mitos y falsas promesas de la biotecnología. Plaza y Janes, 2002.
(3) Véase: www.ecoportal.net/articulos/aguadulce.htm
(4) Véase www.ifc.org Para una indagación más detenida, revise: Delgado y Saxe-Fernández, 203. Op cit.
(5) El caso de Intel es ejemplificador. Esta CMN recibe subsidios por parte del gobierno de Nuevo México por más de 8 millardos de dólares mediante un bono de industrial (revenue bond), además de 250 mdd adicionales en crédito en el pago de impuestos y otros subsidios. (Barlow y Clarke, Blue Gold. Stoddart. Canadá, 2002: 98.)
(6) BM, 2002. Op cit. El subrayado es mío.

Por Gian Carlo Delgado Ramos
* Economista mexicano egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente realiza su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona (España) con el auspicio de la Agencia Española de Cooperación Internacional.
Coautor, con John Saxe-Fernández de, Banco Mundial y Desnacionalización Integral de México.
Ceiich, Unam. México, 2003.

Las Aguas de los Pueblos Latinoamericanos en vías de ser privatizadas

La Soberanía sobre las reservas naturales de agua está en jaque a partir de los planes de las grandes corporaciones mundiales, en comunión con el Banco Mundial y la OMC (organización Mundial del Comercio) de convertir a este preciado bien para la vida en una mercancía más.

Manifestantes en Foro de las Aguas

La Soberanía sobre las reservas naturales de agua está en jaque a partir de los planes de las grandes corporaciones mundiales, en comunión con el Banco Mundial y la OMC (organización Mundial del Comercio) de convertir a este preciado bien para la vida en una mercancía más.

En momentos en que el actual gobierno estudia la posibilidad de revisar algunos de los contratos por los cuales el Estado Argentino entregó hace más de una década la soberanía sobre la Energía, el Petróleo, el Correo, los Ferrocarriles y el Agua entre otros, a empresas transnacionales; hay que estar atentos a los lobbys de las nuevas empresas interesadas en transar con los gerentes nacionales de turno.

Tal es el caso de la concesión de Aguas Argentinas S. A., que luego del gran desfalco y la falta de inversión que derivó en la imposibilidad de millones de Bonaerenses de acceder al agua potable, se encuentra entre los contratos con posibilidad de caer. Pero, a tener cuidado ya que a los franceses que hoy son dueños de nuestra agua, podría seguirle alguna empresa proveniente de los EE.UU.

¿Cómo es esto? Resulta que dentro del Tratado de Libre Comercio para las Américas (el famoso ALCA) quedará estipulado que el Agua será una mercancía más a intercambiar. Como los granos, los minerales y todo producto que sea generado por nuestra tierra con el esfuerzo de nuestra mano de obra. Así es que, de la misma manera que los países pobres tendremos que entregar una bolsa de choclo o un bloque de aluminio para recibir al mismo precio o más caro aún, una lata de crema de choclo o una ventanita para nuestras casas; las empresas norteamericanas que tengan el control sobre las reservas de agua nos cobrarán mucho más caro por el servicio (defectuoso e insalubre) que en el presente, pero además podrán extraerla desde los acuíferos, lagos y/o ríos para embotellarla y exportarla. Hoy día vemos la experiencia del pueblo boliviano que defiende con muertes su Gas Natural, ante el intento del gobierno de entregarlo para que sea llevado a EE.UU.

LA HIDRO-GEOPOLÍTICA DE DOMINACIÓN

En el mundo hay todavía importantes reservas de agua potable, y todas se encuentran en las zonas pobres: Africa y América del Sur. En marzo pasado se reunieron en Kyoto (Japón) representantes de los gobiernos más poderosos, de la OMC y de importantes corporaciones económicas para realizar un mapeo del planeta y empezar a trazar los lineamientos de trabajo para lograr conseguir como propio, lo que tanto necesitaremos todos para vivir en el futuro y que comenzará a escasear pronto: el agua.

En lo que nos corresponde a nosotros, dentro de América del Sur, está debajo de nuestro suelo la mayor reserva de agua dulce del planeta: el Acuífero Guaraní. Este Acuífero, que podría abastecer de agua dulce y pura indefinidamente a 360 millones de personas, se extiende sobre 1.2 millones de kilómetros cuadrados y ocupa parte del subsuelo de Argentina (20 %), Brasil (60%), Uruguay (10%) y Paraguay (10%). Dadas sus características, atrae también el interés de grandes grupos económicos interesados en la gestión económica de esta importante reserva natural.

Luego de las reuniones sostenidas en Kyoto, se resolvió entre, representantes del Banco Mundial y de los gobiernos de los países que integran el Mercosur lanzar, el 22 de mayo pasado en Montevideo (Uruguay) un proyecto de investigación sobre esta importante reserva subterránea de agua dulce de la región, considerada también, la más grande del mundo. Con este proyecto, que involucrará inversiones del orden de los 30 millones (en gran parte donaciones del GEF -Global Enviroment Facility / Fondo Mundial para el Medio Ambiente Global), los gobiernos del bloque se deberán someter a las reglas del Banco Mundial que reproduce las orientaciones del FMI, que impone -a su vez- la privatización de los recursos naturales, estableciendo normas para la extracción del agua y políticas para controlar su contaminación. Además del Banco Mundial, los gobiernos de Holanda y de Alemania, la Agencia Internacional de Energía Atómica y la Organización de Estados Americanos también van a financiar este proyecto llamado Sistema Acuífero Guaraní (SAG), que se desarrollará en los próximos cuatro anos. Aunque el título de este Proyecto se presente como de protección ambiental y desarrollo sustentable y, en el discurso oficial de los técnicos del Banco Mundial al GEF (Fondo Mundial para el Medio Ambiente Global), hayan afirmado que habría espacio para la participación de la comunidad, se ha comprobado la total ausencia de representantes de la sociedad civil en esta cuestión.

Resulta imposible pensar la preservación de un acuífero tan importante sin la participación activa de la comunidad. Y a juzgar por los hechos, toda la estructura de la sede en Montevideo está pensada para alejar a la sociedad de las iniciativas que envuelven al Acuífero Guaraní.

Se puede sospechar que el interés de las grandes corporaciones transnacionales es dominar el conocimiento sobre las reservas estratégicas de nuestros recursos naturales, especialmente el mapa hidrogeológico de América Latina. Apartando a la comunidad del control de este Proyecto, serán justamente los grupos privados los que prioritariamente se beneficiarán de toda la información científica que será levantada con dinero público. Además de esto y por lo que se sabe, todo ese dinero será gastado en consultorías internacionales cuyos procesos de contratación son realizados sin ningún tipo de control ni transparencia. Este nuevo programa del Banco Mundial, además de ser un riesgo para la posibilidad de acceso a nuestras aguas por parte de toda la población, es un nuevo intento de barrer con la SOBERANIA DE LOS PUEBLOS.

LA RAZÓN DE LAS BASES MILITARES EN LA MESOPOTAMIA

Bajo el pretexto y la hipótesis de conflicto terrorista en la zona de la triple frontera y tal cual lo tratara Red- Acción en su número anterior (Nota de tapa, Agosto/Septiembre 2003, # 74), la implantación de bases militares norteamericanas en la zona de la Mesopotamia Argentina así como en los países vecinos, tienen el fin, entre otros, de tener el control sobre las diversas reservas naturales de nuestros países.: Agua, Energia Eléctrica y Biodiversidad. Entonces si miramos en el mapa la ubicación del Acuífero Guaraní encontraremos sobre la mayor reserva de agua dulce del planta la presencia de distintas bases militares norteamericanas. La presunta de hoy es: ¿Agua un futuro de paz o de guerra?. No es casual que las personalidades premiadas con el Nobel de la Paz, entre ellos el argentino Adolfo Pérez Esquivel, se reúnan en Roma en noviembre próximo para debatir este tema. Es asunto importante para las comunidades y los movimientos sociales de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, acceder a la información sobre este gran Acuífero y concientizarse de los riesgos de privatización y contaminación que corre en este momento.

FORO SOCIAL DE LAS AGUAS DEL ACUÍFERO GUARANÍ

Desde el 12 al 15 de Noviembre de realizará el Foro Social del Acuífero Guaraní en la ciudad de Araraquara a 200 kms al oeste de San Pablo. La idea es intercambiar información y experiencias entre científicos, movimientos sociales, periodistas independientes, artistas y activistas globalifólicos, además de conformar un importante frente de lucha en defensa de este bien social en contra del mercado del agua que se quiere imponer. En este encuentro se debatirán temas como: Agua y Necesidades Directas; Agua y Soberanía de los Pueblos; Agua y Biodiversidad Global; Agua y Soberanía Ancestral; Los Medios Alternativos de Comunicación y la Problemática Local y Global del Agua; Agua Desarrollo Ambientalmente Sustentable y Socialmente Justo, entre otros.

Este Foro es organizado por el Movimiento GRITO DEL AGUA, que es una red de ONGs e INGs (Organizaciones No Gubernamentales e Individuos No Gubernamentales) que se articulan en defensa de las causas de preservación de las aguas y de las especies que de ellas dependen. Integrando la iGWC (International Global Water Coalition). Este Movimiento representa a América del Sur en la mayor red mundial de Organizaciones de la Sociedad Civil en defensa de las aguas globales, con atención en las Aguas Amazónicas, la Cuenca del Plata, las Aguas Oceánicas y el Acuífero Guaraní, principal reserva de agua dulce del Planeta. Habiendo participado en el 3° Foro Social Mundial de Porto Alegre (enero de 2003), el movimiento Grito del Agua decide realizar el Primer Foro Social Mundial del Agua en Marzo de 2003 en Cotía, San Pablo en contraposición con las reuniones sostenidas en Kyoto entre las grandes corporaciones y los gobiernos del G8. Luego del éxito de este primer foro, se plantea la necesidad de incrementar el trabajo y hacer foco en el Acuífero Guaraní. Todos los Movimientos Sociales de Argentina que deseen sumar su conciencia y fuerza en esta lucha están invitados.-EcoPortal.net

Por Agencia de Noticias Red Acción (ANRed)
Contacto: tel.: 4214-3522 e-mail:
efrain@igwc.org /efra@sinectis.com.ar

Confirmaron su presencia: MTR / Barrios de Pie / Flacso (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales) AIVA (vecinos contra Aguas Argentina S.A.) CEMIDA / ANRED / FODEMA / Indymedia/ Galpón Cultural de Claypole / Interacción Urbana / Maleza Reggae

El ALCA y el Agua tienen mucho más en común que contar ambas palabras con cuatro letras, ni el ALCA es solamente un acuerdo comercial ni el agua es solamente ese liquido ingenuo que vemos salir de las canillas cuando las abrimos, no es casualidad que el todopoderoso dios mercado ponga tanto interés en ellos.

El ALCA y el Agua tienen mucho más en común que contar ambas palabras con cuatro letras, ni el ALCA es solamente un acuerdo comercial ni el agua es solamente ese liquido ingenuo que vemos salir de las canillas cuando las abrimos, no es casualidad que el todopoderoso dios mercado ponga tanto interés en ellos.

Que estemos hablando de un acuerdo de integración comercial antes que de un acuerdo de integración política no quiere decir que dicho acuerdo no exista sino mas bien que ya esta definido quien manda y quienes obedecemos, que no este definido un acuerdo de integración cultural es solo síntoma de que ya esta definida cual será la cultura dominante y cuales las marginadas, por lo tanto cuando hablamos del ALCA estamos hablando de poder, de quién, como, cuando y por que se decide, en suma estamos hablando del conflicto por ser como individuos, como comunidades, como naciones, como regiones.

Por otra parte la historia de relación entre el hombre y el agua, es una historia de conflictos de poder por el acceso y su utilización y ha estado asociada a múltiples guerras a lo largo del tiempo, sin contar con las premonitorias palabras del ex vicepresidente del Banco Mundial Ismael Serageldin en el sentido de así como las guerras del siglo XX fueron por el petróleo, “las guerras del siglo XXI serán en lucha por el agua”.

Tal es así que el término rival o rivalidad proviene del latín “rivus” (arroyo o riachuelo), o sea que un rival es aquel que utiliza la misma fuente de agua.

Pues hechas estas relaciones intrínsecas con el poder y sus conflictos asociados, queda claro que si el ALCA es un instrumento del dios mercado, este como tal va a reivindicar su potestad sobre los cuatro elementos, “la tierra”, ya controlan la agricultura, “el fuego”, ya controlan la energía, “el aire”, todavía no han logrado contaminarlo lo suficiente como para venderlo y “el agua”, que como dijera Johan Bastin del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, “marca la última frontera que le queda por invadir al sector privado”, es de aclarar que solamente el 5 % de la población mundial recibe sus servicios de agua y saneamiento por parte de empresas privadas a pesar del exponencial crecimiento de la década de los ’90, la inversión privada en el sector aumento en un 7900 % entre 1990 y 1997 en los países menos desarrollados con contratos en los cinco continentes, (Esteban Castro, Universidad de Oxford, Inglaterra, enero de 2003.

En el caso del agua aunque distante e inaccesible no se trata de un dios sobrenatural, sino de un número cada vez menor de grandes transnacionales de origen europeo, (Suez, Vivendi, RWE, Saur), que plasman en los tratados internacionales sus estrategias de invasión a través de los lineamientos básicos de desregulación, privatización y libre comercio, buscando destrabar las limitaciones que ponen a sus objetivos las legislaciones de los Estados-Nación.

La creciente ingerencia con que las grandes corporaciones del agua, en todas sus formas (servicios, agua embotellada, tratamiento, infraestructura, etc.), codifican sus metas en los tratados internacionales como el ALCA, no es algo nuevo sino mas bien la profundización de las políticas que llevaron en el GATT y que desembocaron en la constitución de la OMC después de la conclusión de la ronda Uruguay de 1995, ya en 1994 en el Acuerdo General sobre Comercio y Servicios se habla específicamente del agua y sus distintos aspectos, desde el alcantarillado hasta los superpetroleros.

Por otra parte en los últimos 20 años se han firmado 2000 BIT, Acuerdos Bilaterales sobre Inversión entre 100 países y TLC, Tratados de Libre Comercio como el TCLAN en América del Norte, lo cual nos permite ver con claridad las consecuencias concretas de dichos acuerdos que fueron realizados a la medida de las transnacionales como el que nuestro país firmó con Francia, previo a la concesión de los servicios sanitarios de la ciudad de Buenos Aires a la empresa Suez y en el que hoy se ampara para estar reclamando en el Centro Internacional para Resolución de Disputas sobre Inversiones del BM.

Un caso concreto de cómo utilizan arbitrariamente las corporaciones estos tratados se dio en Cochabamba, Bolivia que vio como la empresa Aguas del Tunari, subsidiaria de la empresa Bechtel de EEUU y con domicilio fantasma en la Islas Caimán mudaba su cede a una oficina virtual en Ámsterdam para poder favorecerse del Holand-Bolivia-BIT, Acuerdo Bilateral sobre Inversiones entre Holanda y Bolivia.

En el caso del TLCAN ya se han suscitado disputas judiciales referidas al agua, Metalclad Corporation de EEUU contra México por mas de 15 millones de dólares cuando una Municipalidad rehusó otorgar permiso para una planta de tratamiento de desechos peligrosos que podía contaminar las napas subterráneas o la demanda de Sun Belt Water Inc. con sede en EEUU contra Canadá por un monto de 10.000 millones de dólares cuando una provincia Canadiense interfirió en sus planes de exportación de agua a California.

De los tratados y acuerdos antes mencionados y sus conflictos asociados en relación con el agua y de lo poco que se conoce del ALCA salvo su profundo carácter antidemocrático es de esperarse que cuente con los peores aspectos del TCLAN, los TLC, los BIT y el AGCS de la OMC:

# Los Dobles Standares: Mientras se pregona a los países en desarrollo la desregulación y no-intervención del estado, EEUU aprobó en el 2002 la Ley Agrícola superando en un 80 % los subsidios de la ley anterior de 1996, (180.000 millones en 10 años), incentivando la agricultura intensiva, una de las causantes de la crisis del agua.

Mientras EEUU y Europa aumentan año tras año los requisitos de calidad de agua en nuestros países piden flexibilizar las normas.

Mientras se pregona contra la cultura del derroche California busca importar agua para seguir llenando sus 500.000 piscinas en el desierto.

# El Carácter Vinculante y Ejecutable: Las grandes corporaciones adquieren el derecho incondicional de ejecutar las restricciones que el tratado impone en materia de política y reglamentación gubernamental poniendo el laudo internacional y los arbitrajes de comercio por encima de los representantes electos, las leyes y las normas de los estados.

# La no Reciprocidad en la Obligaciones: Mientras los estados quedan obligados a cumplir las resoluciones arbitrales bajo apercibimiento de sanciones y multas, las empresas no generan obligación alguna, mas aún una empresa nacional esta obligada a cumplir la legislación nacional, pero una extranjera puede apelar aduciendo que determinada legislación de protección ambiental vulnera sus derechos, como ya ha pasado, mientras que ” ni los trabajadores ni los consumidores pueden hacerlo si se vulneran los suyos”, CTA /02.

# La Inversión de la Prueba, “Test de Necesidad”: “Todo gobierno debe demostrar que toda medida o regla relativa al agua es necesaria” y “que se inspira en criterios transparentes y objetivos”, “que cumple con las normas internacionales pertinentes”, “que es la menos restrictiva para el comercio”, “que no había otra opción para mejorar la calidad del agua”, en suma, que se optó por el mecanismo menos restrictivo para los proveedores privados extranjeros.

# La Ampliación del concepto de Expropiación: Según el TCLAN “se prohíben las medidas gubernamentales que directa o indirectamente nacionalicen o expropien las inversiones extranjeras”, pudiendo las empresas pedir compensación por el mercado total de la inversión incluida la renta presunta, el hecho de que la decisión haya sido tomada por fines de bien público, de conservación o protección del medio ambiente, sin discriminación y acorde a la ley no hace ninguna diferencia.

# La prohibición de Exigir “Requisitos de Desempeño”: Como consecuencia de esta cláusula las regulaciones gubernamentales que exijan altos niveles de calidad de agua, tarifas accesibles a los consumidores pobres o mejoras especificas en la infraestructura podrían declararse como innecesarias por los tribunales de la OMC, así como reglas de inversión y compra, ambientales o de salud pública, quedando expresamente prohibido el derecho de exigir “compre nacional”.

# El uso arbitrario del concepto de Discriminación: Bajo este principio de “Trato nacional” para las compañías extranjeras ningún país “puede hacer uso de la discriminación” para favorecer a una empresa nacional renunciando a cualquier criterio de desarrollo regional o sectorial, en nuestra provincia el Gobernador Reutemann aplicó fielmente este principio al momento de la privatización de la empresa de agua y saneamiento, poniendo en el artículo 18° de la ley de privatización, “para la selección del concesionario no son de aplicación las preferencias conferidas en el artículo 31° de la ley 10.798”, es decir quedan afuera municipios, comunas, cooperativas y pymes nacionales.

# Eliminación de las Restricciones Cuantitativas: El artículo 315 del TLCAN establece la cláusula de “proporcionalidad” en virtud de la cual un país del TLCAN no puede reducir o restringir la exportación de un recurso a otro país signatario una vez que se haya autorizado la exportación, el artículo 309 indica ” que ninguna parte podrá adoptar o mantener prohibición o restricción alguna sobre la exportación” y esta disposición incluye la prohibición de imponer impuestos sobre las exportaciones.

De hecho el uso de controles sobre las exportaciones ya ha sido prohibido en acuerdos de la OMC y ejemplificado en el fallo del GATT que obligó a Indonesia a levantar su prohibición sobre la exportación de troncos de madera.

En la práctica y con respecto al agua una vez que se empiecen las exportaciones bajo este acuerdo será muy difícil detenerlas.

Todos estos conceptos técnicos y legales solo ponen de manifiesto lo que el sentido común muestra a las clara, si alguien negocia en secreto sin la participación de la comunidad, concentrando el poder legislativo y judicial de los futuros conflictos por el agua en manos de los amigos de quienes se quieren quedar con ella, es porque efectivamente nos quieren seguir robando sin tener condena, todo esto en un continente que tiene el 42 % de las reservas mundiales de agua dulce con solo el 14 % de la población mundial.

Después de mas de una década de privatización de los servicios sanitarios a quedado expresamente claro que las grandes corporaciones lejos de resolver los problemas que decían venían a resolver han resultado ineficientes, ineptas e incompetentes, como no podía ser de otra manera, porque el problema del agua y el saneamiento esta íntimamente ligado al problema de la pobreza y el dios mercado lejos de combatirla la produce.

Voy a terminar con las palabras de Ricardo Petrella autor del Manifiesto del Agua, referencia indiscutible para aquellos que creemos que el agua debe ser un bien común de la humanidad y no una mercancía de lucro, en el Foro Social de Porto Alegre de este año Ricardo decía, “así como el desafío de la humanidad fue en otros tiempos declarar ilegal la esclavitud el desafío del siglo XXI será declarar ilegal la pobreza”, cualquier acuerdo debiera comenzar declarando ilegal la pobreza.

*Alberto D. Muñoz
Unión de Usuarios y Consumidores-CTA
Asamblea Provincial por el Derecho al Agua

Fuente: EcoPortal.net


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional