Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


La Revolución de un Rastrojo en América del Sur

La Revolución de un Rastrojo en América del Sur

 Masanobu Fukuoka  principal activista en el reverdecimiento del planeta con los métodos de Cultivo Natural.

La naturaleza, mirada hoy como un recurso para satisfacer necesidades de progresos materiales de una parte de la población mundial, está en una etapa de deterioro tan palpable, que alarma a toda la población. Hoy en día se plantean muchas situaciones aisladas. El Cultivo Natural se presenta como una respuesta que abarca todos los aspectos de la vida.

Masanobu Fukuoka, a través de sus escritos, plantea, que llevando una vida sencilla en comunión con la naturaleza, todos los elementos necesarios están presentes, ya no tendríamos necesidad de cuidarla aisladamente. “La gente ya no pone los pies descalzos en la tierra pelada. Sus manos se han alejado de hierbas y flores, no dirigen su mirada al Cielo, sus oídos están sordos al canto de los pájaros, su nariz se ha hecho insensible a causa de los humos de los tubos de escape y su lengua y su paladar han olvidado los sabores sencillos de la Naturaleza.

Los cinco sentidos han crecido aislados del orden natural. La gente se ha alejado dos o tres escalones del hombre verdadero...los verdaderos gozos y deleites del hombre eran un éxtasis natural. Esto sólo existe en la Naturaleza y se desvanece lejos de la Tierra. Un medio ambiente no puede existir fuera de la naturaleza, y así la agricultura deberá ser el fundamento para vivir. El retorno de toda la gente al campo para cultivar la tierra y crear aldeas de hombres verdaderos es el camino a seguir para la creación de ciudades ideales y naciones ideales”.

Trabajar junto a la naturaleza va más allá de cultivar la tierra para obtener un producto.

El Cultivo Natural se opone radicalmente a todos los conceptos y valores existentes en la sociedad hoy imperante, y nos reclama un cambio en la forma de ver y valorar las cosas. Justamente en un momento de la humanidad en donde existe una crisis económica, política y cultural, y que ésta está llegando a su límite de tolerancia. Ya estamos sintiendo la falta de alimentos, la falta de combustibles, la explotación y destrucción sin retornode amplias zonas de tierras que fueron fértiles, y otras tantas manifestaciones que nos indican que hay que cambiar de modelo. Y que el despertar a un nuevo modo de vida debe ser dentro de la naturaleza.

Panos Manikis; quien durante estas últimas décadas se ha encargado de difundir sus enseñanzas, participando activamente en los dos pilares fundamentales en los que deberíamos basarnos para la creación del nuevo mundo:

1. El reverdecimiento de amplias zonas del planeta en proceso de erosión y desertificación mediante la siembra masiva de semillas encerradas en bolitas de arcilla (NENDO DANGO); y de esta manera aumentar las lluvias atraídas por los bosques, y;

2. El establecimiento de granjas naturales autosuficientes; en donde cada familia pueda obtener todas sus necesidades.

Panos Manikis: Nacido en Grecia en el año 1951. Aunque se recibió de ingeniero agrónomo, jamás trabajó como tal. Desconforme con lo que le ofrecía el mundo, vivía su juventud en búsqueda de nuevos caminos. Hasta que llegó hasta sus manos un pequeño libro en inglés “La revolución de un rastrojo” de Masanobu Fukuoka, y fue sin dudas el día en que su vida cambiaría por completo. Su camino seguramente predestinado lo llevaría a ver el mundo de una manera renovada, es decir, la naturaleza que él creía que miraba no era la verdadera cara de ella.

La lectura de este pequeño gran libro revolucionó tanto el espíritu de este hombre que preparó un modesto bolso y partió a Japón. Pese a las insistencias de familiares y amigos de que se quedara, que oriente sería peligroso para un griego, sus oídos sólo escuchaban una voz interior. Sin dirección adónde ir, ni aviso previo llegó a las islas de Japón en el año 1980. Con los pocos datos que Fukuoka da en su libro pudo encontrar la morada del maestro sin mayores problemas.
Sin lugar a dudas, Fukuoka comprendió la mirada de Panos y lo tomó como su discípulo.

Rápidamente aprendió el idioma oriental (al igual que muchos otros) y en aquellas cabañas de caña y barro fue aprendiendo todas las tareas campesinas. El maestro le trasmitió todos los conocimientos: cómo usar herramientas manuales sin fatigarse , cómo llegar hasta la forma natural de un frutal, cómo sembrar sin arar la tierra y fundamentalmente cómo mirar todo con la mente de Mu, el hacerse Uno con la naturaleza. Seis meses le fueron suficientes para embeberse de toda la filosofía del maestro.

Su primer paso acompañado por una mujer que había conocido en la montaña, fue viajar a Europa y organizar el primer viaje del maestro al viejo mundo, llevando las semillas de la Agricultura Natural. Italia, Holanda, Austria, Suiza, entre otros, fueron los países en donde estuvieron. Dando los primeros pasos en muchas fincas que querían establecerse en Cultivo Natural. Además se organizaron muchísimos encuentros, charlas en universidades y reuniones informales en diferentes granjas.

Todo este trabajo, no fue pago en dinero, el espíritu de la Agricultura Natural es llevar adonde sea el mensaje, sin intereses personales.

Fukuoka retornó a su Japón y Panos junto con su compañera a Brasil. Allí comenzaron una granja natural.
Después de un tiempo se trasladó a la India en busca de otros horizontes, ayudó con su experiencia a una comunidad establecida en el campo. Luego vivió en Nepal. De regreso a su país; que dicho sea de paso fue prácticamente a pie; meditó en largas caminatas el comienzo de una granja natural y el reverdecimiento del planeta.

Cruzó la India y países árabes rumbo a Grecia. Al llegar se estableció en una pequeña región campesina del norte griego, Edessa, allí creó una granja que poco a poco fue convirtiendo al árido paisaje en una jungla de frutales y verduras. En su finca tradujo varios libros de Fukuoka al idioma griego, que se editaron posteriormente.

Sin embargo, la tranquilidad de la vida campesina no lo absorbió por completo. El destino del mundo lo inquietaba.
Y así fue el principal compañero de Fukuoka en sus viajes por el mundo tratando de reverdecer el planeta. Estuvieron en África, España, Grecia, sembrando en extensas zonas. Lo más importante fue la de 1998 en Grecia: más de 10.000 hectáreas fueron sembradas por 300 personas , desde la tierra, y también por aire: desde avionetas y helicópteros.
Creó el Centro Europeo de Agricultura Natural, con sede en Klisahari, Grecia.

Constantemente entre tareas de su granja viaja por Europa ayudando a establecer fincas naturales y difundiendo la necesidad de reverdecer el planeta. Sin duda que Panos es el principal discípulo y difusor del maestro Fukuoka.
Su vida está destinada a llevar la palabra del maestro y no sólo a sembrar en los desiertos sino sembrar semillas en los corazones de la gente”.

Sobre Masanobu Fukuoka:

Es, sin dudas, una de las figuras claves en la agricultura alternativa mundial.
Nacido en 1913 en una pequeña ciudad campesina de la isla de Shikoku, en la región sur de Japón.
La escuela de agricultura que él creó la llamó agricultura natural. Citando sus propias palabras: es el cultivo natural basado en una naturaleza libre de la mediación y de la intervención humana.

Se esfuerza en "rescatar a la naturaleza de la destrucción llevada a cabo por los conocimientos y actividades del hombre, y quiere hacer resucitar a una humanidad, dejada de la mano de Dios”.
La Agricultura Natural no precisa máquinas ni productos químicos y muy poca deshierba. Fukuoka no labra la tierra ni utiliza compost preparado. No inunda sus arrozales a través de la estación de crecimiento como lo han hecho desde hace siglos los agricultores de oriente y alrededor del mundo.

El suelo de sus campos no ha sido arado por cinco décadas y sin embargo sus rindes son inmejorables. Su método agrícola requiere menos trabajo que cualquier otro. No crea polución y no requiere la utilización de combustibles fósiles.

Masanobu Fukuoka ha publicado nueve libros en idioma japonés y hoy contamos con tres libros traducidos al español.
Su libro más leído, sin dudas, "La Revolución de un Rastrojo”, ha sido traducido a decenas de idiomas.
La mayor preocupación de Fukuoka en los últimos años fue la falta de vegetación a nivel mundial. Como la naturaleza ha sido despojada casi por completo, ahora faltan semillas: ”Mi sueño es plantar semillas en el desierto-dice Fukuoka. Reverdecer el desierto significa sembrar semillas en los corazones de la gente y crear un paraíso verde de paz
en la tierra..."

El maestro Fukuoka, en los últimos veinte años ha estado viajando por el mundo intentando reverdecer el planeta.
Su método se podría simplificar de la siguiente manera: Se encierran semillas en bolitas de arcilla y luego se esparcen en zonas sin vegetación, cuando existen las condiciones favorables, las semillas dentro de las bolitas germinan. Esta protección es fundamental para evitar daños a las semillas hechas por roedores, insectos y sequías.

Fukuoka hoy, con noventa y cinco años de edad, desde su granja en Japón, continúa alentando proyectos como el de Panos Manikis y promoviendo sus ideas. Fue en el año 2000 que llegó hasta la pequeña isla de Shikoku y convivió con la familia Fukuoka durante meses.

Después de aprender las técnicas japonesas de cultivo y de conversar largamente con el maestro Fukuoka se trasladó a Grecia, a la finca de Panos Manikis. Allí compartió las tareas agrícolas con Panos durante dos meses. Fue entonces donde pudo profundizar más la filosofía y práctica del Cultivo Natural.

De vuelta a la Argentina, se instaló en Tandil, donde comenzó a crear una granja de Cultivo Natural.
Desde entonces vive y trabaja allí, logrando una autosuficiencia en alimentos y energía de casi 100 %.
Y rescatando formas de cultivo, conservación y consumo del cereal de América: “El Maíz”.
Además se dedica a la difusión de la obra de Masanobu Fukuoka, editando, junto a un grupo de amigos, sus libros. Juntos lograron traducir y editar del inglés “La Revolución de un Rastrojo, Una Recapitulación”.

 SOLICITAR GRATIS EL TEXTO DIGITAL DE: "La Revolución de un Rastrojo"


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional