Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Telepatía: experiencias

Suena el celular y ya sabemos quién es ...

Un investigador británico asegura que existe suficiente evidencia para admitir que somos capaces de comunicarnos mentalmente. Teléfonos, e-mails y mensajes de texto, ¿son capaces de inducir experiencias telepáticas?

RUPERT SHELDRAKE. Científico polémico y defensor de la telepatía. Levantó críticas con su estudio sobre la transmisión de pensamientos a través de teléfonos y SMS.

La experiencia forma parte de la vida cotidiana,
¿cuántas veces, antes de atender el teléfono, antes incluso del primer ring, se nos viene alguien a la mente y hasta sabemos con certeza quién está llamando? El sistema de identificación de llamadas no tiene nada que ver en el asunto, y comúnmente nos referimos a esta habilidad como intuición. Pero no: se trata de telepatía.

Así lo sostiene el investigador Rupert Sheldrake, biólogo del Trinity College de Cambridge, y responsable de poner de mal humor a muchos científicos que lo escucharon (a pesar de las objeciones, lo escucharon) dar una conferencia este mes, como parte del programa del Festival de Ciencias de la Asociación Británica para el Avance de la Ciencia.

La cosa se puso espesa cuando Sheldrake afirmó que él lo investigó y contabilizó:
el 45 % de las personas que se sometieron a su experimento pudieron saber quién las llamaba antes de atender el celular.

"Estos resultados son muy significativos", dijo Sheldrake al público de la Asociación Británica. "Las posibilidades de que esto no sea una coincidencia es de mil billones a una". Sheldrake se convirtió en un científico controvertido debido a su concepción poco ortodoxa de las ciencias. Sin embargo, entre los presentes en la conferencia casi todas las manos se levantaron para dar fe de que alguna vez experimentaron una situación de telepatía telefónica. Y no sólo telefónica porque la misma situación puede reproducirse en el caso de e-mails y mensajes de texto (sms)

. "Mucha gente tuvo esta clase de experiencias durante años pero ésta es la primera vez que fueron puestas a prueba y los resultados sugieren que al menos para alguna gente, al menos algunas veces, puede ser una auténtica experiencia telepática", sugiere el investigador.

Para Sheldrake, la ciencia debe comenzar a admitir lo evidente. Tal como lo explicó en un artículo publicado en el periódico The Times "hay un creciente cuerpo de evidencia que indica que la telepatía y la sensación de estar siendo observado son reales. Investigaciones recientes muestran que la mayoría de los británicos han tenido estas experiencias. Si se trata de algo más que coincidencias o ilusiones, sugieren que la mente es más extensa que el cerebro.

La habilidad de saberse observado se llama (en inglés) scopaesthesia , derivado de las palabras griegas ver y sentir. Y esta habilidad debe tener una larga historia evolutiva. Los animales que fueron capaces de detectar la mirada de predadores escondidos, deben haber tenido más chances de supervivencia que animales sin esta habilidad". Para el investigador, la telepatía debe tener profundas raíces biológicas, pues permite la comunicación a distancia entre miembros de un grupo.

De hecho, esa fue una de las investigaciones anteriores de Sheldrake, "La telepatía actúa como medio de comunicación a distancia entre miembros de un grupo. Esto aún se expresa en animales domésticos. Por ejemplo muchos perros parecen saber cuándo sus dueños están por volver a casa y van a esperar a la puerta. En ocasiones lo hacen cuando la persona está a kilómetros de distancia, mucho antes de poder escuchar pasos o sonidos del auto.

En una serie de pruebas con videos vi como los perros se sientan a esperar mientras los dueños regresan a casa en horarios seleccionados aleatoriamente por el investigador". Según Sheldrake, lo que importa no es la distancia o la tecnología que se interponga entre dos personas sino la estrechez del vínculo, que es lo que determina un lazo telepático.

Cómo se hizo el experimento

Investigar la telepatía telefónica fue un proceso que requirió tres años y cientos de pruebas controladas. Los voluntarios para participar en estas pruebas suministraron a Rupert Sheldrake y a Pam Smart, su investigador asociado, el nombre y número de teléfono de cuatro personas a quienes conocían bien.

Los investigadores elegían al azar a una de esas personas y luego le pedían que llamara al voluntario. Mientras el teléfono sonaba, el voluntario tenía que "adivinar" quién lo estaba llamando.

De acuerdo a las probabilidades estadísticas, los participantes debieron haber acertado una de cada cuatro llamadas en promedio. Sin embargo los aciertos fueron del 45%. Y la misma investigación fue replicada en la Universidad de Ámsterdam, "también con resultados positivos", según Sheldrake.

¿Una pérdida de tiempo?

Un día después de la conferencia, se desató la polémica. Peter Atkins, un químico de la Universidad de Oxford, publicó su indignación en The Guardian, y tildó la investigación sobre la telepatía telefónica de mera "pérdida de tiempo", más aún, criticó a los organizadores por haberle otorgado un espacio.

Por su parte Richard Wiseman, un psicólogo de la Universidad de Hertfordshire, especialista en desacreditar fenómenos paranormales, alegó: "sería interesante ver qué pasaría si Sheldrake intentara repetir el experimento con la colaboración de un investigador más escéptico". Otros científicos opinaron que si bien la discusión sobre el tema es aceptable, la falla estuvo en la falta de balance en el panel de voluntarios (pues todos testimoniaron haber tenido experiencias telepáticas antes del experimento).

La contraofensiva

La cobertura de The Times sobre la polvoreda también recogió la opinión de Atkins, sin embargo, un editorial publicado ese mismo día en ese diario salió en defensa de la posibilidad de la telepatía y en contra de los incrédulos: "Parece que algunos escépticos están todavía aferrados al empirismo que considera que la telepatía no sólo no es plausible, sino que es imposible.

Para ellos vale la pena decirlo: la evidencia de la comunicación mente a mente es tan abrumadora que la Asociación Británica para el Avance de la Ciencia lo presentó en su reunión anual". Y agrega, "Metemos en nuestro cuerpo tanta comida, agua y aire y nuestra corteza cerebral genera tanta actividad eléctrica mensurable, que es absurdo pensar que nada de eso escapa en forma de ondas cerebrales transmisibles".

Para Sheldrake, el problema es que estos científicos no pueden desprenderse de la idea de que la mente está confinada al cerebro, "pero nadie entiende mucho acerca de la naturaleza de nuestra mente. La existencia de la mente permanece sin explicación", y sentencia: "La idea convencional de que la actividad mental no es otra cosa que actividad cerebral es únicamente un supuesto, no un hecho probado".

Fuente: Clarin

Vínculo Relacionado:

La telepatía, posible fenómeno de coherencia cuántica:

La transmisión del pensamiento, referencia a la física de campos y a la acción a distancia

Ya desde hace años se ha planteado en física la hipótesis telepática, habiendo sido objeto de investigación y de especulación teórica. Si la telepatía entre seres humanos fuera real (si no transmisión precisa del pensamiento, sí al menos algún tipo de efectos psíquicos entre emisor y receptor), su explicación difícilmente cabría en el reduccionismo. Nos obligaría a buscar sus fundamentos de una física de campos y en algún tipo desconocido de acción a distancia. Por ello, los fenómenos telepáticos deberían unirse al paquete de hechos extraños conectados hoy quizá con los fenómenos de coherencia cuántica y acción a distancia, tanto en el mundo físico como biofísico. Por Gabriel Lorente.

TELEPATIA ( Ver artículo completo)

WIKIPEDIA


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional