Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


El misterio de la Atlántida

Mientras la Humanidad se precipita hacia el futuro y se adentra en el espacio sin límites, sus horizontes se ensanchan también hacia atrás y su interés por conocer el pasado se hace cada vez mayor. Las fronteras de la civilización primitiva retroceden cada año un poco más.

Los nuevos descubrimientos y la nueva información recogida gracias al procedimiento del Carbono 14 (que ayuda a determinar la antigüedad de ciertos instrumentos) hacen pensar que el hombre era ya civilizado, en grados diversos, miles de años antes del período generalmente aceptado y no siempre en los lugares que hasta ahora parecían idóneos, como el Creciente Fértil del Oriente Medio.

¿Dónde estuvo localizada la primera civilización? ¿Fueron las demás "exportadas" desde un núcleo central? ¿Existió alguna otra cultura, más antigua y con mayores conocimientos, que ayudó a formar Egipto, Sumer, Creta, Etruria, las islas del Mediterráneo y costas adyacentes, y que influyó incluso en las culturas americanas?

En respuesta a todos estos interrogantes surge, difusa pero acuciante, una palabra semejante al eco de un pasado incierto, algo así como el nombre que se pronuncia en un océano brumoso. La palabra es... Atlántida.

Para muchos, la Atlántida es el continente atlántico desaparecido; la cuna original de la civilización; una tierra dorada y bella que desapareció por una serie de convulsiones cuando se hallaba en la cumbre de su poder y que yace ahora en el fondo del océano, mostrando en la superficie sólo las cimas de sus montañas.

Para otros, la Atlántida es sólo una leyenda inventada por el filósofo griego Platón, que la utilizó como escenario de dos de sus Diálogos, y que se ha conservado en la imaginación popular a través de diversas versiones desarrolladas durante siglos.

Y para otros aún, es una auténtica precursora de las civilizaciones primitivas, atestiguada por documentos antiguos, aunque incompletos, pero situada no en él Atlántico, sino en otro lugar. Naturalmente cada una de las posibles localizaciones cuenta con numerosos partidarios.

Si consultamos la enciclopedia, veremos que la Atlántida está considerada como "una leyenda" y que no entra dentro de la historia documentada. Sin embargo, geólogos y oceanógrafos coinciden en que algo semejante a un continente existió alguna vez en el Atlántico, si bien dudan a la hora de situarla dentro del ámbito de la Humanidad civilizada.

Lo cierto es que la Atlántida está todavía junto a nosotros, ahora más que nunca. Forma parte de nuestra cultura, creamos en ella o no; ha sido tema de más de tres mil libros; ha inspirado a los clásicos; ha influido en la historia e incluso contribuyó al descubrimiento del Nuevo Mundo.

Cada vez que se descubre una ciudad o una cultura submarinas -cosa que ocurre y ocurrirá con mucha frecuencia, debido al crecimiento paulatino del nivel de las aguas en el mundo y al hundimiento de algunas zonas de la costa-, la Atlántida surge como una palabra mágica en los labios del descubridor.

El año pasado la Atlántida fue "descubierta" en el Mediterráneo, en la isla de Tera, que experimentó la desaparición de algunas partes de su territorio en el mar, a causa de antiguas erupciones volcánicas.

Por otra parte, los admirables relatos de Edgar Cayce predijeron que en 1968 ó 1969 surgiría un templo atlántico cerca de las Bimini, en las Bahamas, y lo cierto es que se han observado algunas estructuras submarinas en los alrededores, que en el momento de escribir este libro se hallan en proceso de investigación.

La leyenda de la Atlántida -si de leyenda puede hablarse- está en todo caso llena de vida y en constante autorrenovación, como esa otra tan conocida del ave Fénix.

Mientras cada generación va aprendiendo de su gran memoria ancestral (el continente o paraíso perdido en el fondo del mar), surgen nuevas preguntas y se formulan nuevas explicaciones. Y con los equipos de investigación de que se dispone actualmente es posible que haya llegado el momento en que surja la solución de este antiguo enigma y la reconsideración de la antigüedad del hombre civilizado y del lugar en que apareció su primera gran civilización.

Solicitar texto completo GRATIS de El misterio de la Atlántida

* La Atlántida: ¿leyenda o realidad?

La Atlántida constituye la novela de misterio más grande del mundo. Su nombre mismo evoca un enigmático sentimiento de familiaridad y memorias perdidas, lo que es natural, puesto que nuestros antecesores han hecho conjeturas acerca de ella durante miles de años.

Si buscamos la palabra Atlántida en una enciclopedia, podemos leer que se trata de un continente perdido y "mítico" y, entre otras referencias, veremos que fue descrita por Platón en el siglo IV a. C., en dos de sus Diálogos, Tlmeo y Critias, en los que hace referencia a una visita de Solón a Egipto.

Entonces se enteró de que los sacerdotes de Sais guardaban documentos escritos acerca de "una isla-continente situada más allá de las Columnas de Hércules (nombre que se daba en la Antigüedad a Gibraltar) llamada Atlántida y que era el corazón de un grande y maravilloso imperio" y que tenía una población muy numerosa, ciudades de techos dorados, poderosas flotas y ejércitos de conquista e invasión.

En su descripción de la Atlántida, Platón señala que "la isla era mayor que Libia y Asia juntas (al parecer con el nombre de Libia se designaba la parte de África entonces conocida) y podía pasarse a través de ella al continente opuesto, que bordeaba el verdadero océano..."

El filósofo griego describe la isla como un paraíso terrestre, mezcla de imponentes montañas, fértiles llanuras, ríos navegables, ricos depósitos de minerales y una numerosa y floreciente población. Este poderoso imperio "desapareció bajo el mar en un solo día, con su noche".

Según los cálculos de Platón, el hundimiento se produjo unos 9.000 años antes de su época; es decir, hace unos 11.500 años. Su alusión a este continente perdido -al que nos referiremos con más detalle en el capítulo 3 - fue, alternativamente, creída y puesta en duda a lo largo de los siglos.

Parte de lo que Platón afirmaba tuvo su confirmación con el descubrimiento del "continente opuesto'" en 1492. Conforme aumentan los conocimientos sobre la profundidad del océano se sitúan cada vez más lejos en el tiempo los límites de la prehistoria de la Humanidad, y es posible que otros puntos del relato de Platón sean reconocidos como igualmente ciertos.

Verdaderos o no, y cualesquiera que sean las connotaciones psicológicas, hay un gran flujo de la memoria de la raza que apunta hacia algún lugar del Atlántico, señalándolo como la cuna tribal o racial de un paraíso terrestre hacia el que fluyen las almas después de la muerte.

Autor :Charles Berlitz

Solicitar texto completo GRATIS de El misterio de la Atlántida

PRÓLOGO 3
LA ATLÁNTIDA: ¿LEYENDA O REALIDAD? 4
LA ATLÁNTIDA VUELVE A SER ACTUALIDAD 8
EL MISTERIO DE LA ATLÁNTIDA 10
LA ATLÁNTIDA: UN RECUERDO PERSISTENTE 20
HACIA EL ABISMO DEL OCÉANO 26
DE CÓMO LA ATLÁNTIDA CAMBIÓ LA HISTORIA DEL MUNDO 33
LA EXPLICACIÓN ATLÁNTICA 37
ALGUNAS TEORÍAS SOBRE LA ATLÁNTIDA 48
LA ATLÁNTIDA Y LOS CIENTÍFICOS 61
LA ATLÁNTIDA: LENGUA Y ALFABETO 68
¿DÓNDE ESTABA LA ATLÁNTIDA? 77
¿ES POSIBLE ENCONTRAR LA ATLÁNTIDA? 84
EL HALLAZGO DE LA ATLÁNTIDA 88
BIBLIOGRAFÍA 92


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional