Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


La Profecía Thiaoouba

Una vez conocida como SECUESTRO AL NOVENO PLANETA.
Un reporte real por el autor que fue FISICAMENTE SECUESTRADO a otro planeta.
Michel Desmarquet

PREFACIO

He escrito este libro como resultado de órdenes que he recibido, y obedeciendo junto con todas las vivencias que me ocurrieron personalmente - esto lo estoy afirmando -

Me imagino que para algunos esta extraordinaria historia les parecerá como ciencia ficción, como una historia completamente inventada mas sin embargo yo no tengo la imaginación requerida para fabricar una historia como esta. Esto no es ciencia ficción.

El lector de buena fe será capaz de reconocer la verdad en el mensaje que estoy transmitiendo de mis nuevos amigos para la gente del planeta tierra.

Michel Desmarquet, Enero 1989

"Ellos tenían ojos pero no fueron capaces de ver, Oídos pero no fueron capaces de oír"

LA BIBLIA

SOLICITAR EL TEXTO COMPLETO GRATIS: de la La Profecía Thiaoouba

Capitulo 2: (fragmento)

DESTRUCCIÓN ATÓMICA

Una sola palabra puede comunicar lo que estaba siendo reflejado en el panel: desolación. Las calles que estábamos observando, pieza a pieza estaban en desorden en montones, generalmente dispuestas una después de la otra. Algunas permanecían aparte, mientras otras estaban colocadas justamente en la mitad de las aberturas de los edificios. Imperceptiblemente, la cámara hizo un acercamiento y me di cuenta que esos montones estaban formados por lo que tenían que ser vehículos, que alguna vez fueron similares en forma a los botes de fondo plano.

Alrededor de mí, los astronautas estaban ocupados en sus escritorios. Desde cada esfera, emergía un largo tubo que descendía lentamente hacia la superficie. Cuando el final del tubo tocó tierra; una pequeña nube de polvo rosa se levantó, y me di cuenta que los vehículos también estaban cubiertos de una delgada capa de polvo, haciéndolos parecer no tener forma e irreconocibles. La esfera que se encontraba flotando sobre el agua tenia el tubo sumergido en esta. Ahora mi atención se encontraba fija en el panel, ya que la escena era realmente fascinante, uno tenia la impresión de estar en las calles.

Mi atención estaba especialmente dirigida a un lugar oscuro en la entrada de un inmenso edificio. Creí haber visto algo moviéndose…

También sentí que había algo de agitación entre los astronautas. Abruptamente y con una serie de sacudidas, la 'cosa' emergió a la luz. Estaba horrorizado por lo que vi. De mis anfitriones, aparte de unas articulaciones habladas un poco más rápido y unas cuantas exclamaciones en las que la emoción podía percibirse, puedo decir que no parecían realmente sorprendidos. Sin embargo, lo que estábamos viendo en el panel, era una horrible cucaracha de cerca de 2 metros de largo y 80 centímetros de ancho.

Seguramente el lector alguna vez ha visto a estos asquerosos pequeños insectos que tenemos en la Tierra, especialmente en climas calientes, viviendo en armarios o en lugares húmedos. Deberán estar de acuerdo conmigo en que son repugnantes, aun así, no creo que alguna vez hayan visto a una que mida mas de 5 centímetros de largo. Entonces imaginen una cucaracha con las dimensiones que les acabo de describir, era realmente una abominación.

El tubo de la esfera comenzó a retraerse, cuando aun estaba a un metro del piso, la criatura se abalanzo atacarla. Desconfiadamente se detuvo, cuando de debajo del edificio, un verdadero enjambre de criaturas emergió, trepando una sobre la otra. Justo en ese momento, un rayo de una intensa luz azul emergió de la esfera y barrio con el grupo, reduciéndolo instantáneamente a polvo carbonizado. Una nube de humo negro ocultó la entrada del edificio.

Mi curiosidad creció, vi las otrasastronautas pero no indicaban problemas. La esfera del río estaba regresando hacia nosotros, y la esfera en la colina retrajo su tubo, se movió un poco mas arriba y volvió a bajarlo, esta vez con un segundo cilindro. Imagine que los astronautas estaban recolectando muestras de piso, agua y aire. Estando en cuerpo Astral, no le podía preguntar nada a Thao, de cualquier modo, ella parecía estar muy ocupada hablando con dos de los anfitriones. Las esferas empezaron a subir hacia nosotros y estuvieron pronto listas para ser reabsorbidas a nuestra nave espacial.

Cuando la operación estuvo completa, Thao y los dos astronautas que mencioné, tomaron sus lugares en el lado opuesto a sus respectivos escritorios. Instantáneamente, las imágenes que recibíamos en las pantallas y en el panel comenzaron a cambiar.

Entendí que nos estábamos yendo, cuando cada uno tomo su lugar. Observe que todos los astronautas tenían una postura similar en sus asientos, lo cual me intrigo. Después se me explico que un campo de fuerza los sujetaba, tal como un arnés de seguridad sujetaría a un doble de cine en la Tierra.

Los soles iluminaban el planeta a través de una niebla rojiza. Ya habíamos partido para entonces y supuse que estábamos siguiendo el contorno del planeta manteniendo la misma altitud. A decir verdad, podíamos un área que parecía un desierto, seccionado por cauces de ríos secos, los cuales algunas veces cruzaban uno a través de otro en ángulos rectos. Se me ocurrió que debían ser canales o al menos haber sido hechos por el hombre.

El panel revelaba imágenes de un pueblo aparentemente intacto, entonces desapareció, y la pantalla se puso en blanco. La nave obviamente había ganado velocidad al volar sobre el planeta, debido a que las imágenes en las pequeñas pantallas, las cuales mostraban un lago o un mar, cambiaron rápidamente; de repente, se escucharon muchas exclamaciones e inmediatamente disminuimos la velocidad. El panel se había vuelto a prender y presentaba un acercamiento del lago. Nos detuvimos.

Podía ver claramente una porción de la costa y más allá de algunas grandes rocas que se encontraban en un lago, podía ver estructura cúbicas que imagine eran habitaciones. Tan pronto como nos detuvimos, las esferas empezaron sus operaciones de nuevo, tal como lo habían hecho antes. Recibíamos excelentes tomas de una de las esferas que flotaba sobre la playa a una altitud que juzgue era de unos 40 a 60 metros sobre el piso. Su tubo se extendió justo sobre la orilla. Claramente transmitía una escena de un grupo de humanos… a primera vista, eran idénticos a la gente encontrada en la Tierra.

Teníamos un buen acercamiento. En el centro del panel apareció la cara de una mujer cuya edad era incierta. Tenia piel morena, con largo cabello negro, el cual le caía sobre el busto. Como pudimos ver en otra escena, estaba completamente desnuda. Solo su cara parecía estar deformada. Parecía una mongoloide.

La primera vez que la vi, no me di cuenta que estaba deforme, simplemente asumí que pertenecía a una raza de humanos un poco diferente a la nuestra -tal como a los escritores de ciencia-ficción les gustan describirlos -completamente retorcidos, con grandes orejas o cosas por el estilo. Entonces cuando tuvimos otras tomas, vimos un grupo de hombres y mujeres que parecían recordarme a la raza polinesia. Sin embargo, era obvio que al menos la mitad de esta gente estaba deforme o comida por lo que parecía ser lepra.

Veían hacia la esfera y gesticulaban, parecían estar muy agitados. Muchos otros emergieron de las construcciones cúbicas, lo que probó que eran sus habitaciones y en las que voy a ahondar un poco.

Estas estructuras se parecen muchos a los refugios de la segunda guerra mundial, a los cuales parecía que se les había adaptado una chimenea (supongo que para la ventilación de los edificios), las cuales solo parecían salir un metro de la tierra. Todos estos refugios estaban construidos con la misma orientación, y la gente que emergió de ellos, lo hizo abriendo uno de los lados que estaba en la sombra…

Sin aviso, me sentí a mí mismo jalado hacia a tras, lejos del panel. Rápidamente pase a través de varias secciones, hasta que me encontré a mí mismo, otra vez en la cabina en donde mi cuerpo físico reposaba en la litera, tal como lo había dejado.
Repentinamente todo se puso negro ¡recuerdo perfectamente la sensación no placentera que siguió! Mis extremidades se sentían pesadas, era como si estuviera paralizado. No podía entender que era lo que no me permitía moverme. Debo confesar que entré en pánico un poco, y desee con todo mi corazón dejar mi cuerpo físico otra vez, pero tampoco podía hacer eso.

No sé cuanto tiempo paso antes de que la cabina gradualmente se cubriera de una agradable luz azul verdosa. Finalmente Thao entró usando un traje diferente.
'Siento haberte hecho esperar Michel, pero no hasta que tu cuerpo físico te llamara, podía venir a ayudarte'
'No te disculpes, entiendo perfectamente' interrumpí, 'pero creo que tengo un problema -no me puedo mover. Estoy seguro que algo en mi esta desconectado'

Ella sonrió y puso una mano justo a lado de la mía, indudablemente operando el control de un mecanismo e inmediatamente fui liberado.
'Otra vez mil disculpas Michel, debí de haberte hablado del sitio donde se localiza la celda del control del arnés de seguridad. Todos los asientos, camas o literas están equipadas con él, y se activan automáticamente si son ocupados, tanto como si existe una leve posibilidad de peligro.

Cuando la nave arriba a un área peligrosa, las tres computadoras de seguridad causan que se cierren los campos de fuerza. Cuando el peligro ha pasado, automáticamente los liberan. Al mismo tiempo, si deseamos liberarnos en una zona peligrosa o por el simple hecho de querer cambiar de posición, lo único que tenemos que hacer es pasar una mano o un dedo frente a la celda y el campo de fuerza es inmediatamente neutralizado.

Cuando regresamos a nuestros asientos, somos sujetados automáticamente otra vez. Ahora te voy a pedir que te vayas y te cambies, te mostrare donde. En el cuarto, vas a ver un baúl abierto donde puedes poner tus ropas; a decir verdad, todo lo que usas aparte de los lentes. Ahí encontraras un traje que debes ponerte antes de regresar aquí conmigo'.

Thao se inclino y tomando mi mano, me ayudo a levantarme. Yo estaba realmente tieso. Fui hacia un pequeño cuarto que me había indicado, me desvestí completamente y me puse el traje, el cual me quedó a la medida. Esto me sorprendió debido a que a pesar de mí 1.78 de altura, era un completo enano comparado con mis anfitriones.

Un corto tiempo después, de vuelta en la cabina, Thao me dio algo en forma de brazalete que en realidad eran un par de enormes lentes. Algo así como los lentes de un motociclista, los cuales estaban fuertemente pintados. A su petición, me los puse, pero para hacer esto, estuve obligado a remover mis propios lentes, ya que hubieran sido aplastados por este gran par. Me quedaron exactamente a la forma de mis ojos.
'Una ultima precaución' dijo.

Levantando su mano a través de la sección, ella de alguna forma libero un cierto mecanismo, ya que las luces intensas reaparecieron y sentí la intensidad a pesar de los fuertes lentes. Note de nuevo el aire frío. Las luces se apagaron. La corriente de aire ya no se podía sentir, pero Thao no se movía, al parecer esperando algo. Finalmente se escucho una voz y ella removió mis grandes lentes pintados. Los reemplace con los míos y me pidió que la siguiera. Tomamos el mismo camino que seguí en mi cuerpo Astral y nos encontramos otra vez en el cuarto de comando.

Uno de los astronautas de mayor edad (digo de mayor edad, pero quizá debería decir, mas serio, ya que todos parecían tener la misma edad) dijo algo breve a Thao, quien me condujo a un asiento en frente del panel y me pidió que permaneciera ahí. Rápidamente se reunió con sus colegas y me di cuenta que estaban muy ocupados.

En lo que respecta a mí, empecé a buscar la celda que debía tocar para liberarme del campo de fuerza. En cuanto me senté, fui efectivamente aplastado a mi asiento, sensación que no me agrado en lo absoluto.
Moviendo mi mano ligeramente, me encontré inmediatamente liberado, justamente en el momento en que mi mano pasó frente a la celda.

El panel revelaba una imagen de aproximadamente 500 personas paradas en la orilla de la playa y muy cerca de los refugios. Gracias a los acercamientos de nuestras cámaras, teníamos una excelente vista de esta gente, los cuales estaban completamente desnudos, desde el mas viejo, hasta el mas joven. Otra vez pude ver que muchos de ellos estaban deformes o tenían horribles heridas. Estaban gesticulando alrededor de las esferas que tomaba muestras de arena y suelo, pero ninguno se acercó. El hombre que parecía ser el mas fuerte, sostenía lo que parecían ser machetes o sables. Parecían estar observando algo.

Sentí presión en mi hombro y voltee sorprendido. Era Thao, me sonrío y recuerdo claramente haber apreciado por primera vez la belleza y nobleza de su rostro.
Anteriormente había mencionado su cabello, el cual era largo y sedoso; rubio dorado, el cual caía en sus hombros y encuadraba un rostro cuya forma era perfectamente oval. Su frente era larga ligeramente saltona. Sus ojos eran de un azul malva y sus largas pestañas chinas, hubieran podido ser la envidia de muchas mujeres en nuestro planeta.

Sus cejas curveadas hacia arriba, similares a las alas de una gaviota, añadían un encanto único. Bajo sus ojos, los cuales algunas veces brillaban y otras bromeaban, estaba su nariz, bien proporcionada y ligeramente plana en la punta, la cual que acentuaba una sensual boca. Cuando sonreía, revelaba unos dientes perfectos, tan perfectos que uno podía pensar que eran falsos. La barbilla, bien formada pero ligeramente angular, sugería una fuerte determinación, aunque parecía ligeramente masculina, pero que no dejaba de ser encantadora, una ligera sombra de cabello sobre su labio superior hubiera echado a perder esta perfecta cara, sino fuera porque es rubio…
'veo que ya sabes como liberarte del campo de fuerza, Michel'
Estaba a punto de contestarle, cuando una exclamación general nos hizo voltear nuestros ojos hacia el panel.

La gente en la playa regresaba rápidamente, en masa, hacia las habitaciones y se metían apresuradamente a ellas; podía observar que se había formado una larga línea de hombres armados con sables o picos, enfrentando la cosa más increíble que pudiera haber imaginado, un grupo de hormigas rojas, cada una del tamaño de una vaca, estaban saliendo por detrás de las rocas y se dirigían hacia la playa. Se movían más rápido que caballos a galope; los hombres armados seguían viendo hacia atrás como si estuvieran comparando la velocidad de la gente se estaba poniendo a salvo con el avance de las hormigas, aunque estas ultimas estaban cerca, muy cerca; el hombre las enfrentó bravamente, pero debido a solo segundo de vacilación, la primera bestia lo atacó. Podíamos distinguir claramente las mandíbulas, cada una del tamaño del brazo de un hombre.

Al principio la criatura fingió, permitiéndole al hombre golpear con su sable, pero este solamente corto aire, inmediatamente las mandíbulas rodearon su cintura, partiéndolo limpiamente a la mitad. Otro par de hormigas ayudaron a la primera a desmembrarlo, mientras el resto atacaban a los combatientes ganándoles rápidamente, demasiado rápido…

Un rayo azul eléctrico de increíble intensidad fue disparado por la esfera, justo cuando las hormigas estaban sobre los hombres. Las criaturas fueron golpeadas a muerte una tras otra con increíble precisión y efectividad; espirales de humo rosa salían de los cuerpos quemados de los animales dispersados en el piso. Sus enormes patas se convulsionaban en un ultimo espasmo.

El rayo continuaba su devastación de hormigas, aniquilando a los gigantes insectos instantánea y sistemáticamente, estas debieron saber instintivamente que no podrían ganarle a esta fuerza casi sobrenatural y se dieron a la retirada.
Todo había pasado tan rápidamente, Thao aun estaba a mi lado, su cara reflejaba disgusto y tristeza, mas que enojo; otra mirada al panel reveló una nueva escena, de la esfera persiguiendo a las hormigas en su retirada, no solo con la cámara, sino también con el mortal rayo. El resto del hormiguero, el cual yo estime que era de 600 a 700, estaban siendo diezmadas. Ninguna quedó viva.

La esfera regresó a su anterior posición sobre la playa y saco una herramienta especial con la cual registraba con minuciosidad entre los cadáveres de los animales. Podía ver a una de las astronautas sentada en su escritorio hablando por la computadora. Esto me obligo a preguntarle a Thao si se estaba supervisando el trabajo que estaba llevando a cabo.

En este momento si, ya que este trabajo no estaba originalmente planeado. Estamos tomando muestras de estas criaturas, piezas de pulmón en particular, para analizarlas. Pensamos que ciertos tipos de radiación, ha producido esta forma mutante de criatura. A decir verdad, las hormigas no tienen pulmones, pero la única explicación lógica para su gigantismo es…'

Thao paro en seco. La cámara estaba revelando la foto de los hombres que estaban ahora remergiendo de sus resguardos, gesticulando en dirección a la esfera. Sostenían sus brazos abiertos y en lo alto, los cuales después posaban en el piso. Repitieron esta acción varias veces.

¿Pueden ver esta nave?'
'No, estamos a una altitud de 40,000 metros, y además hay tres capas de nubes entre nosotros y el planeta. Por otra parte, ellos pueden ver nuestro satélite y pienso que a eso es a lo que dirigen sus gestos de gratitud.'
'¿Podría ser que tomen a la esfera como un Dios que los salvo de la ruina?'
'Es muy posible.'
'¿Me puedes decir que esta pasando? ¿Quiénes son estas gentes?'
'Tomaría mucho tiempo explicártelo Michel, especialmente ahora que hay tanta actividad en la nave, pero puedo satisfacer tu curiosidad explicándotelo brevemente. Esta personas son de alguna forma descendientes de ciertos ancestros de gente que aun existe en la Tierra. De hecho, un grupo de sus ancestros poblaron la Tierra hace 250, 000 años terrestres. Donde poseían una civilización muy avanzada, pero al haber alzado muchas barreras políticas entre ellos, finalmente se destruyeron unos a otros, hace 150 años, con la ayuda del átomo.'

'¿Quieres decir -con una guerra nuclear?'
'Si, una en reacción en cadena. Venimos de vez en cuando para tomar muestras para así poder estudiar el grado de radiación aun existente en varias regiones. Algunas veces también, tal como hace unos momentos, los ayudamos.'
'¡Pero deben tomarlos como a un Dios!'
Thao sonrío y movió su cabeza. 'Ah si, eso es cierto Michel. Nos toman como dioses. Aun, hablan de nosotros…'
Me debí de haber mostrado totalmente sorprendido, porque Thao me lanzo una mirada de diversión.
'Te dije anteriormente que mi explicación era un poco anticipada. Tenemos mucho tiempo para hablar de esto otra vez. Además, es por eso que estas aquí con nosotros.'
Con esto, ella se disculpó y volvió a su lugar frente del escritorio de la pantalla. Las imágenes estaban cambiando rápidamente en el panel. La esfera estaba en camino de regreso a nosotros y teníamos una vista de la sección completa del continente, en el cual, en algunos lugares noté pedazos de color verde y café. La esfera tomó su lugar en la nave y partimos.

Volamos sobre el planeta a una velocidad que quitaba la respiración y permití que la silla me aprisionara con el campo de fuerza.
En la pantalla había imágenes de las aguas de un inmenso océano. Podíamos distinguir una isla, la cual creció rápidamente. Parecía ser una isla muy baja, aunque los problemas de estimación de las dimensiones eran muy reales para mí.

El procedimiento entero, ya explicado, fue repetido. Nos detuvimos sobre la costa y esta vez, cuatro esferas dejaron la nave y descendieron a la isla. En el panel podía ver la playa que la cámara estaba escaneando.
En la orilla del agua descansaban lo que parecían delgadas tablas, alrededor de las cuales había hombres desnudos, del mismo tipo de los que habíamos visto antes. Ellos parecían no haber notado la esfera y asumí que esta estaba a una gran altitud, a pesar de las imágenes de acercamiento que estábamos recibiendo.

En el panel podíamos ahora ver a los hombres cargando una de las tablas hacia las olas. Esta flotaba, como si estuviera hecha de corcho. Los hombres se ayudaron a subir, tomaron unos largos remos, los cuales manejaban muy bien y se dirigieron hacia mar abierto. Cuando estaban a una buena distancia de la orilla, tiraron líneas de pesca, y para mi sorpresa, casi inmediatamente subieron un pez, el cual me pareció de un tamaño bastante respetable.

Era fascinante ver como estos hombres estaban sobreviviendo, y de cómo éramos capaces de ayudarlos, como si fuéramos dioses.
Ya me había liberado del campo de fuerza, ya que quería ir a estudiar las otras pantallas que estaban recibiendo diferentes imágenes. Justo cuando estaba a punto de levantarme de mi silla, recibí una orden sin escuchar un sonido: 'Quédate donde estas, Michel'.

Estaba estupefacto. Parecía que la voz estuviera dentro de mi cabeza. Volteé mi cabeza hacia Thao y me estaba sonriendo. Decidí tratar algo, y pensé lo mas fuerte que pude, 'La telepatía es grandiosa, ¿no Thao?'
'Claro', me respondió de la misma forma.

'¡Es maravilloso! ¿Me puedes decir cual es la temperatura allá bajo en este momento?'
Ella checo la información en su escritorio y me dijo, 'Veintiocho de tus grados centígrados. De día, el promedio es de treinta y ocho grados.'
Pensé para mi mismo, que no importaría si fuera mudo o sordo, ya queme podría comunicar con Thao tan fácilmente como lo haría hablando.
'Exactamente, cariño.'

Volteé a ver a Thao algo sorprendido. Estaba haciendo una reflexión personal y aun así ella había interceptado mis pensamientos. Estaba un poco avergonzado.
Thao me dirigió una amplia sonrisa. 'No te preocupes Michel. Solo estaba jugando y te pido que me perdone. Normalmente, solo leo los pensamientos cuando me haces una pregunta. Solo quería demostrarte que es posible con este dominio. No lo volveré a hacer.'

Le devolví la sonrisa y dirigí mi atención al panel. Ahí podía ver una esfera en la playa, muy cerca de un grupo de hombres que no parecían notarla. La esfera estaba recogiendo muestras de arena de una mancha a diez metros del grupo. Telepáticamente le pregunte a Thao, que cual era la razón por la cual esta gente no podía ver la maquina.
'Es de noche', me contesto.

'¿De noche? ¿Pero como es que podemos ver las cosas tan claramente?'
'Con cámaras especiales, Michel, algo así como sus infrarrojos.'
Ahora entendía mejor por qué las imágenes recibidas eran menos luminosas que en nuestras anteriores paradas. Sin embargo, los acercamientos eran excelentes. Justo entonces, un rostro apareció en el panel, aparentemente de una mujer. Era realmente horrible. La pobre criatura tenia una enorme incisión en donde su ojo izquierdo debía estar, su boca estaba en el lado derecho de su cara y parecía una pequeña abertura en la mitad de su mandíbula, alrededor de la cual estaban labios que parecían estar fundidos.

En lo alto de su cabeza, un solo mechón de cabello colgaba lastimosamente.
Podíamos ver sus pechos, y hubieran sido muy bellos si no fuera porque uno tenia una herida purulenta en un lado.
'Con pechos como esos, debe ser joven ¿no?, Pregunte.
'La computadora indica 19 años.'
'¿Radiación?'.
'Claro.'

Aparecieron otras personas, algunos se veían perfectamente normales. Había hombres entre ellos, con complexión atlética, que parecían estar en sus veintes.
'¿Cuál es la edad del mas viejo? ¿Lo sabes?'

'Hasta ahora, no tenemos información de nadie mayor a 38 años, y en este planeta un año dura 295 días de 27 horas. Ahora, si ves hacia la pantalla, puedes ver un acercamiento del área genital de los hombres jóvenes, atléticos y guapos. Como podrás notar, los genitales están totalmente atrofiados. Hemos llegado a la conclusión, después de varias expediciones, de que existen muy pocos hombres con capacidad de procreación, y aun así hay un gran numero de niños. Es instinto de supervivencia de todas las razas el reproducirse tan pronto sea posible. Por lo que, la solución obvia seria que los hombres capaces de procrear fueran los sementales. Y creo que este hombre debe ser uno de ellos.'

En efecto, la cámara esta mostrando a un hombre de aproximadamente 30 años, que poseía atributos físicos ciertamente capaces de producir retoños.
También fuimos capaces de ver muchos niños que iban y venían alrededor de pequeñas fogatas en donde se cocinaba la comida.
Los hombres y mujeres sentados alrededor del fuego estaban tomando piezas cocida y compartiéndolas con los niños. Los fuegos parecían ser hechos con madera, pero no podría estar seguro. Estaban cercados con algo, que por su forma debían ser piedras.

Detrás del fuego, estaban apiladas tablas similares a los botes que habíamos visto y las que parecían ser refugios, los cuales parecían muy confortables.
En el campo de visión de la cámara, no era posible ver árboles, a pesar de que sabia que existían, por las manchas verdes que había visto antes cuando volábamos sobre el continente.

De entre dos cabañas, aparecieron algunos pequeños puercos de color negros, perseguidos por tres furiosos perros de color amarillo, solo para desaparecer detrás de otra cabaña. Estaba sin habla y no podía mas que preguntarme si realmente estaba viendo otro planeta. Estos humanos se parecían tanto a mí, o tal vez mas a los poloneses, y además, había perros y puercos. Todo era cada vez más sorprendente…

La esfera empezó a regresar, no sabia si las otras también, ya que estaban siendo monitoreadas en pantallas que no podía ver fácilmente desde mi posición. Se inició la operación de regreso a la nave, y todas las esferas fueron reabsorbidas sin incidentes, tal como había sucedido antes.

Supuse que estábamos a punto de partir, por lo que me instale en mi confortable asiento, permitiéndole al campo de fuerza sujetarme.
Algunos momentos mas tarde, los soles del planeta aparecieron, dos en numero, entonces todo empezó a empequeñecerse, tal como había sucedido cuando dejamos la Tierra.

Después de un rato, el cual me pareció muy corto, el campo de fuerza fue neutralizado y entendí que podía levantarme de mi asiento. Era una agradable sensación. Note a Thao frente a mi acompañada de otros dos de sus más viejos acompañantes, si es que puedo decir esto. Me encontré parado a lado de mi asiento frente a los tres astronautas.
Para poder ver a Thao, estaba obligado a subir mi vista, pero cuando me presento, en francés, al mas viejo de ellos, me sentí aun más pequeño. Este ultimo era fácilmente una cabeza mas alto que Thao.

Estaba totalmente atónito cuando ella, Biastra, me hablo correctamente, aunque despacio, en francés. Puso su mano derecha en mi hombro diciendo, 'Estoy encantada de tenerte a bordo, Michel, espero que todo este bien contigo y que siga así. Permíteme presentarte a Latoli, la segunda a cargo de nuestra nave espacial, yo soy lo que se podría llamar Comandante en Jefe del Alatora' (Alatora en su lenguaje, es el nombre dado a su nave espacial de súper largo alcance.)

Volviéndose hacia Latoli, le dirigió unas cuantas palabras en su propio lenguaje, por lo que Latoli puso su mano en mi hombro. Con una cálida sonrisa, repitió mi nombre varias veces, lentamente, como alguien que tuviera dificultad para pronunciar un nuevo lenguaje.
Su mano permaneció en mi hombro, y un sentimiento de bienestar, una sensación de fluidez, paso a través de mi cuerpo. Estaba claramente turbado por eso, por lo que las tres empezaron a reír. Leyendo mis pensamientos, Thao me tranquilizo.

'Michel, Latoli posee un regalo especial, aunque no raro entre nuestra gente. Lo que acabas de experimentar es un fluido magnético y benéfico, y que emana de ella.'
'¡Es maravilloso!', Exclame. '¡Por favor discúlpenme con ella por mi comportamiento!', dije a los dos astronautas. 'Gracias por su bienvenida, pero debo confesar que estoy completamente atónito por lo que me esta pasando..

Esto es la más increíble aventura para cualquier terrícola como yo. Aunque siempre creí en la posibilidad de que otros planetas pudieran estar habitados por humanos, aun estoy pasando por un momento duro convenciéndome a mí mismo de que esto no es un fantástico sueño. Ya había discutido sobre cosas como la telepatía, extraterrestres y lo que llamamos platillos voladores con amigos en la Tierra, pero eran solo palabras y grandes frases pronunciadas con ignorancia.

Ahora tengo la prueba de lo que he estado sospechado por largo tiempo, acerca de la existencia del universo paralelo, la dualidad de nuestro ser, y otras ocurrencias inexplicables. El experimentar todo lo que me ha pasado en estas ultimas horas es tan excitante que me quita la respiración.'
Latoli, admirando mi monologo, pronuncio una exclamación, en palabras que yo no podía entender, las cuales Thao tradujo inmediatamente para mí.
'Latoli entiende tu estado mental perfectamente bien, Michel.' 'Tal como yo lo hago', añadió Biastra.

'¿Cómo pudo ella entender lo que dije?'
'Se sumergió telepáticamente dentro de tu mente mientras estabas hablando, la telepatía no se entorpece por las barreras del leguaje'.
Mi asombro las divirtió y aparecieron sonrisas en sus labios. Biastra se dirigió a mí.
'Michel, voy a presentarte con el resto de la tripulación, si fueras tan amable de seguirme.'

Ella me guió, sujetándome del hombro, hasta el escritorio más lejano, donde tres astronautas estas monitoreando los instrumentos. No me había acercado antes a este escritorio, ni siquiera cuando estaba en mi cuerpo Astral, no había prestado atención a las lecturas de esta computadora.

La mirada rápida que había dado a estas me inmovilizo completamente. Los números frente a mis ojos ¡estaban en Arábico! Estoy seguro que el lector estará igual de sorprendido que yo, pero es la verdad. Los 1, 2, 3, etc., que aprecian en los monitores, eran los mismos números que los de la Tierra.

Biastra noto mi sorpresa. 'Es verdad, ¿no es así, Michel?, para ti es una sorpresa tras otra. No creas que nos estamos divirtiendo a tus costillas, ya que comprendemos perfectamente tu sorpresa. Todo estará en su lugar en su momento. Por el momento permíteme presentarte a Naola.'

La primera de las astronautas se levanto y volteo hacia mí. Puso su mano en mi hombro, tal como Biastra y Latoli lo habían hecho. Se me ocurrió que este gesto debía corresponder a nuestro saludo de manos. Naola se dirigió a mí en su propio lenguaje y después repitió mi nombre tres veces, como si deseara aprendérselo de memoria para siempre. Era casi de la misma estatura de Thao.

La misma ceremonia siguió cada vez que me presentaban, hasta que llegue a conocer a todo los miembros de la flota. Había varias similitudes entre ellos. El cabello por ejemplo, variaba solamente en largo y tono, el cual estaba entre un bronce oscuro, hasta un rubio dorado. Otros tenían narices mas largas o anchas, pero todos tenían los ojos de un color que tendía mas a ser claro que oscuro, y todos tenían las orejas bien formadas y limpias.
Latoli, Biastra y Thao me invitaron a sentarme en uno de los asientos más confortables.

Cuando todos estábamos confortablemente instalados, Biastra movió su brazo en una forma particular cerca del brazo de su sillón y vi venir hacia nosotros, flotando en el aire, cuatro charolas redondas. Cada una transportaba un contenedor con liquido amarillento y un tazón con algo granulado. Lenguas planas servían como tenedores. Las charolas vinieron a descansar en los brazos de nuestros sillones.

Estaba muy intrigado. Thao sugirió, que si deseaba tomar parte en este refrigerio, seria conveniente que siguiera sus instrucciones. Ella sorbió de su 'vaso' y yo hice lo mismo, encontrando que se trataba de una bebida de un sabor placentero, similar a la mezcal de agua y azúcar. Mis compañeros usaron las 'lenguas' para comer la mezcla que se encontraba en los tazones. Siguiendo su ejemplo, por primera vez probé lo que en la Tierra llamamos 'maná'. Similar al pan, aunque es extremadamente ligero y sin un sabor en particular.

Apenas había comido la mitad de la ración que había en mi tazón, cuando de repente, me sentí satisfecho, lo que me sorprendió considerando la consistencia de la comida. Termine mi bebida y, aunque no podría decir que cené finamente, experimenté un sentimiento de bienestar y ya no sentía ni hambre ni sed.
'¿Tal vez hubieras preferido un platillo Francés, Michel?, preguntó Thao, con una sonrisa en sus labios.

Yo solamente sonreí, pero Biastra resoplo.
En ese instante, una señal llamó nuestra atención hacia el panel. En el centro, y en un acercamiento, apareció la cabeza de una mujer, la cual se parecía a mis anfitriones. Habló rápidamente. Mis compañeros se voltearon ligeramente en sus asientos para atender mejor lo que se estaba diciendo. Naola, la cual seguía en su escritorio, entró en dialogo con la figura de la pantalla, tal como nuestros presentadores de televisión lo hacen en la tierra. Imperceptiblemente, la toma cambió de un acercamiento a una toma abierta, revelando una docena de mujeres, cada una enfrente de un escritorio.

Thao me tomo por el hombro y me guío hacia Naola, instalándome en una asiento frente a uno de los monitores. Thao tomo asiento cerca de mí y se dirigió a la gente en el monitor. Habló por algún tiempo, rápidamente, en su tono de voz melodioso, volteando frecuentemente a verme. Sin lugar a dudas, yo era el tema central de la conversación.

Cuando termino, la mujer reapareció en la pantalla en un acercamiento, respondiendo con varias oraciones breves. Para mi sorpresa, sus ojos se posaron en mi y me sonrío. 'Hola Michel, deseamos que tengas un aterrizaje seguro en Thiaoouba.'
Parecía esperar mi contestación. Cuando salí de mi sorpresa, le expresé calurosos agradecimientos.

Después de esto, ella se arrancó a exclamar y se escucharon los numerosos comentarios que les hacia a sus compañeras, las cuales aparecían otra vez en una toma abierta en la pantalla.
'¿Entendieron?' le pregunte a Thao.
'Telepáticamente si, pero están encantadas de escuchar a alguien de otro planeta hablar su lenguaje. Para muchas de ellas, esta es una experiencia rara.'

Disculpándose a sí misma, Thao se volvió a dirigir a la pantalla y llevo a cabo, lo que yo llamaría una conversación técnica, la cual incluía a Biastra. Finalmente, y después de una sonrisa en mi dirección y un 'nos vemos luego', la imagen fue cortada.
Digo cortada, porque la pantalla no se puso en blanco, si no que la imagen fue reemplazada por un hermoso y suave color, una mezcla de verde y azul índigo, lo que me produjo un sentimiento de alegría. Gradualmente fue desapareciendo después de un minuto o dos.

Volteando hacia Thao, le pregunte que había significado todo eso, ¿nos habíamos reunido con otra nave espacial, y que era ese Thiaba o Thiaoula…?
'Thiaoouba, Michel, es el nombre que le hemos dado a nuestro planeta, tal como ustedes llaman al suyo Tierra. Nuestra base intergaláctica se puso en contacto con nosotros, ya que llegaremos a Thiaoouba en 16 de tus horas terrestres y 35 minutos.' Esto lo dijo examinando con una mirada rápida la computadora más cercana.

'¿Esas gentes son técnicos en tu planeta?'
'Si, como acabo de decir, en nuestra base intergaláctica.'
'Esta base monitorea nuestra nave espacial continuamente y si estamos en problemas por razones técnicas o humanas, en el 80% de los casos, ellos podrían controlar nuestro regreso seguro al puerto.'

Esto no me sorprendió, dado que ya me había dado cuenta que estaba tratando con una raza superior, cuyas posibilidades tecnológicas estaban mas allá de mi comprensión. Lo que sí se me ocurrió fue, que nos solo la nave espacial, sino también la base intergaláctica parecía estar manejada solo por mujeres. Un equipo de mujeres como este, seria excepcional en la tierra.

Me pregunte si seria que Thiaoouba estaría poblado solo por mujeres… como Amazonas espaciales. Sonreí ante la imagen que se presentó en mi mente. Siempre he preferido la compañía de mujeres mas que la de los hombres: ¡Era un pensamiento agradable…!
Mi pregunta a Thao fue directa. '¿Son ustedes de un planeta poblado solamente por mujeres?' ...

INDICE

Capitulo 1 Secuestro 1
Capitulo 2 Destrucción Atómica 12
Capitulo 3 El primer hombre en la Tierra 26
Capitulo 4 Thiaoouba - El Planeta Dorado 43
Capitulo 5 Aprendiendo a vivir en otro planeta 52
Capitulo 6 Los Siete Maestros y el Aura 60
Capitulo 7 El Continente de Mu y la Isla de Pascua 71
Capitulo 8 Ahondando en la psicoesfera 82
Capitulo 9 Nuestra Supuesta Civilización 91
Capitulo 10 Un extraterrestre diferente y mis vidas pasadas 100
Capitulo 11 ¿Quién fue Cristo? 117
Capitulo 12 Extraordinario viaje conociendo gente extraordinaria 127
Capitulo 13 Regresando a casa 136
Posdata 145

SOLICITAR EL TEXTO COMPLETO GRATIS: de la La Profecía Thiaoouba


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional