Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


El sentido del humor

Comienza tu día con una sonrisa,
y verás lo divertido que es ir por ahí desentonando con todo el mundo.

QUINO

El día más irremediablemente perdido es aquel en que uno no se ríe.

Charles Chaplin

La sonrisa...

Es el son... son... son de la risa, hija de la risa y nieta de la carcajada.

El sentido del humor es el término medio entre la frivolidad, para la que casi nada tiene sentido, y la seriedad, para la que todo tiene sentido.El frívolo se ríe de todo, es insípido y molesto, y con frecuencia no se preocupa por evitar herir a otros con su humor. El serio cree que nada ni nadie deben ser objetos de burla, nunca tiene algo gracioso para decir y se incomoda si se burlan de él.

El humor revela así la frivolidad de lo serio y la seriedad de lo frívolo. Se trata de una virtud social: podemos estar tristes en soledad, pero para reirnos necesitamos la presencia de otras personas.

Etimológicamente la palabra divertirse remite a la acción de salirse del vértice, es decir, a la ruptura con el orden cotidiano de significados. El humor une dos cosas dispares: "No dejes para mañana la posibilidad de encajarle a otro lo que tengas que hacer hoy", dice Felipe, el personaje de Quino. El deber (hacer lo que corresponde) y la falta (abusar de otro): dos sentidos diversos entrelazados con naturalidad.

Carecer de humor es carecer de humildad, es estar demasiado inflamado de uno mismo.

Pero no exageremos la importancia del humor: un mal tipo puede hacer gala de un humor exquisito, y es posible ser buena gente y carecer por completo de sentido del humor. No obstante, quien tiene humor suele ser más estimable que quien no lo posee.

El humor es una herramienta crítica de gran eficacia. "Leí La Guerra y la Paz en veinte minutos. Es acerca de Rusia", decía Woody Allen en tiempos en que estaban de moda los métodos de lectura veloz. El humor es un instrumento apropiado para promover la tolerancia, lo que llevó a Lichtemberg a escribir: "Nada determina más el carácter de una persona como la broma que la ofende".

El humor permite ver lo que los demás no perciben, ser consciente de la relatividad de todas las cosas y revelar con una lógica sutil lo serio de lo tonto y lo tonto de lo serio.
A veces el mejor consejo es el que proviene de un chiste y no de una formulación teórica.

El humor es una demostración de grandeza que pareciera decir que en última instancia todo es absurdo y que lo mejor es reír, como aquel condenado a muerte que llevan a la horca un lunes y exclama: "¡Bonita forma de comenzar la semana!".

El humor es una afirmación de dignidad, una declaración de superioridad del ser humano sobre lo que acontece. Cuenta Diógenes Laercio que a Metrocles se le escapó una sonora ventosidad mientras tomaba una clase de filosofía. Tan grande fue el rubor que le sobrevino que se encerró en un cuarto con ánimo de dejarse morir de hambre.

Crates entró a consolarlo tras ingerir comida flatulenta y, como no pudo persuadirlo diciéndole que no había cometido ningún absurdo sino que más bien sería cosa monstruosa no despedir los flatos según marca la naturaleza, soltó él también su flato, con lo cual los dos rieron y Metrocles dejó de sentir vergüenza.

¿Tiene límites el humor? ¿Es posible hacer humor con el tema del Holocausto? Hay una delgada línea divisoria entre la posibilidad de "reírse de" y la de "reírse con". Chaplin ponía como condición de posibilidad del humor la necesidad de que el chiste estuviera a favor del débil y no del fuerte.

Algunos diferencian tajantemente humor e ironía. Si Groucho Marx afirma "Pasé una excelente velada, pero no fue ésta" y se lo dice a una generosa anfitriona, se trataría de una ironía. Si en cambio se lo dice al público, se trataría de humor. La ironía invertiría la ecuación de Chaplin y se reiría a costillas del débil.

Escribe Comte-Sponville: "Se puede bromear acerca de todo: el fracaso, la muerte, la guerra, el amor, la enfermedad, la tortura. Lo importante es que la risa agregue algo de alegría, algo de dulzura o de ligereza a la miseria del mundo, y no más odio, sufrimiento o desprecio. Se puede bromear con todo, pero no de cualquier manera.

Un chiste judío nunca será humorístico en boca de un antisemita. La ironía hiere, el humor cura. La ironía puede matar, el humor ayuda a vivir. La ironía quiere dominar, el humor libera. La ironía es despiadada, el humor es misericordioso. La ironía es humillante, el humor es humilde".

Sin embargo, no toda ironía es cruel. La ironía es una figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se quiere decir. No me parece que esta idea de ironía implique necesariamente una forma despiadada de hacer humor. Diría más bien que hay un humor hiriente, esteticista, que no repara en criterios éticos con tal de hacer reír.

Si la ironía es utilizada en cambio como instrumento de resistencia, el humor adquiere un sesgo liberador: una modelo casada con un polista millonario responde, cuando el periodista se burla del "trabajo" de su marido: "Se necesita talento para ser polista". El que está al lado le dispara una ironía: "Claro, dinero no hace falta".

Las virtudes de reír y hacer reír no siempre van juntas. El Corán juzga que quien hace reír al prójimo merece el paraíso, pero nada dice sobre el que sabe reír. Conozco gente poco hábil para hacer reír, cuya risa es deliciosamente oportuna y contagiosa. También ellos merecen el paraíso.

La risa aparece como la distancia más corta entre dos personas. No es un mal comienzo para la amistad. No es un mal recurso para aceptar -o retrasar- la propia muerte y la de los demás. Hay culturas que entierran a sus muertos con alegría. Prefieren recordar con risas y sonrisas, no con lágrimas y tristeza.

Recordar con filosofía, tal el refrán castizo para el que "tomarse las cosas con filosofía" equivale a tomarse las cosas con alegría, con uno de los sentimientos más serios, gratuitos y paradójicos con que podemos cepillarnos las telarañas del alma.

Lecturas

El animal más sufriente de la tierra se vio obligado a inventar la risa. (Nietzsche)

Lo que más admiro de los demás es la ironía, la capacidad de verse desde lejos y no tomarse demasiado en serio. Después admiro el valor y la humildad, siempre que no sea ostentosa. (Borges)

- Una persona sin sentido del humor es como un auto sin amortiguadores: salta de dolor con cada piedrita del camino.

- Reír es como cambiar los pañales del bebé: no resuelve permanentemente el problema, pero hace las cosas más agradables por un momento. (Del Refranero Popular)

(Fragmento de Artes del buen vivir, Roxana Kreimer, Ediciones Anarres)

Curarse a carcajadas

La risa es el mejor compañero que podés tener en tu camino. Además de ser gratuita es sinónimo de vida , crecimiento y salud mental. Con ella podés superar los malos momentos y gozar de las cosas cotidianas.

  • La risa es la libertad ya que nos libramos del estrés y la ansiedad acumulados.
  • Disminuye el colesterol, produce una activación cerebral donde se aumenta la liberación de neurotransmisores que dan lugar a una sensación placentera y sedante.
  • Tras una carcajada se activan las endorfinas que son las hormonas responsables de aminorar el dolor, son la "morfina interna" que produce el cerebro.
  • Al reírnos aumentan la ventilación y la sangre se oxigena.
  • La risa está conectada con el hemisferio derecho, parte del cerebro responsable de la creatividad, la intuición, el juego y el arte.

Hay muchas personas que se benefician con esta técnica, los depresivos son muy agradecidos porque tienen unos niveles muy bajos de "serotonina y dopamina" -sustancias cerebrales- que con la carcajada aumentan y mejora su estado.

También todas las patologías del sistema inmunológico mejoran con esta terapia, cuando una persona busca y consigue energía positiva, su cuerpo responde totalmente.

Los recelos de la ciencia occidental

La risa es uno de los misterios más antiguos de la ciencia y lo sigue siendo.
En Oriente, la risa es muy apreciada. Los budistas Zen buscan la iluminación a través de una gran carcajada. Sin embargo, la filosofía de Occidente no ha considerado bien a las personas divertidas o con humor, probablemente esto se relacione con el cristianismo donde está bien visto sufrir en este mundo para conseguir una recompensa en el otro.

Sin embargo, cada día son más los profesionales de la salud que se interesan por este tipo de terapia y se acercan a ella con voluntad de aplicarla con sus enfermos.

A veces, los que nos reímos a pata suelta, tenemos miedo a ser malinterpretados, a parecer vulgares en lugar de serios profesionales.

Sin embargo es de vital importancia para los que nos ocupamos de transmitir la risa como terapia sanadora que mantengamos la moral elevada y una actitud positiva que incluya la esperanza, la alegría y la risa.

El uso de la risa es más antiguo de lo que se cree

En la Edad Media los médicos recomendaban escuchar música alegre o estar con gente feliz para evitar lo que ellos llamaban melancolía y que es lo que nosotros conocemos hoy como depresión.

La sonrisa...

Es el son... son... son de la risa, hija de la risa y nieta de la carcajada.

El más saludable masaje de belleza para el rostro;
el pasaporte al reino de los Cielos;
el ropaje más lindo del alma;
el mejor antídoto contra las preocupaciones;
la canción de los Ángeles;
la seriedad arrepentida;
la oración de los sabios;
la contraseña entre los amigos;
la puerta de la cooperación entre conocidos y desconocidos;
alienta la buena voluntad en los negocios;
acorta el tiempo de la angustia;
crea la felicidad en la pareja y en el hogar;
una clara manifestación de salud mental, emocional y espiritual;
descanso para los fatigados;
calor para los tristes;
luz para los decepcionados;
es como el sol: ilumina, calienta y se irradia.
¿Cuánto cuesta una sonrisa? –Nada.
¿Cuánto beneficio nos puede dar? –Mucho.
¿Qué tiempo dura? –Un instante.
¿Y cuánto perdura en la memoria? –A veces toda la vida.
¿Quién es tan rico que no la necesite? –Nadie.
¿Quién es tan pobre que no pueda regalarla? –Ninguno.
¿Se empobrece el que la dá? –Al contrario, se enriquece.
¿Se puede comprar, vender o robar? –Sólo se puede ofrecer gratuitamente.
¿Y quién es el que está más necesitado de una sonrisa? :

Aquél que no tiene ninguna para dar.

A sonreír entonces!

¿Pueden los alimentos influir sobre nuestro humor?

Los alimentos tienen influencia tanto sobre nuestros pensamientos como sobre nuestras emociones. Según lo que comamos estaremos más vitales o deprimidos, nuestros pensamientos serán positivos o negativos, nuestra conducta se manifestara más o menos agresiva.

Considerando el comportamiento que actualmente manifiestan los alumnos en las escuelas, los diagnósticos y abordajes tendientes a comprender y resolverlos, podría ampliarse el análisis de dichas causas incluyendo el estilo de alimentación como un factor mas que influye en sus conductas violentas.

Desde hace tiempo se han realizado investigaciones donde se estudiaron los hábitos de alimentación.

De modo general los alumnos con trastornos de conducta se alimentaban a base de gaseosas, papas fritas, café, azúcar, golosinas, chocolate, galletitas, pan blanco, embutidos.

Se los sometió a experiencias a base de alimentación bien equilibrada, se reemplazaron estos alimentos por frutas frescas, nueces, legumbres, ensaladas, pan de trigo integral, miel, proteínas de primera calidad. En un corto tiempo estos jóvenes se tornaron menos agresivos, sus malos hábitos desaparecieron en gran parte y su conducta y rendimiento intelectual mejoraron considerablemente.
En síntesis podemos decir que una alimentación equilibrada es uno de los factores de la salud íntegra que tornará a la vida más equilibrada y así gozaremos de mejor humor.

Por Asesora Nutricional: Marta Costas Dominguez

www.asesorianutricional.com.ar

La risa es un poderoso mecanismo de defensa, una eficaz herramienta para enfrentar los conflictos y superar la adversidad. El buen humor y el optimismo se asocian a un sistema inmune fuerte y a la salud mental. Los especialistas los destacan como los mejores mecanismos de defensa que tenemos los seres humanos para enfrentar los malos momentos.

Si así son las cosas y la risa es una de las expresiones que más beneficios nos aporta: ¿por qué a medida de que crecemos vamos opacando nuestro buen humor?, ¿en qué momento dejamos de ser personas alegres, divertidas?

Se trata, en definitiva, de estimular la capacidad de gozar y disfrutar la vida; de atender a la gran necesidad de alegría que todos tenemos.

Taller de la Risa


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional