Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


El sueño de relegar la pobreza a los museos

El sueño de relegar la pobreza a los museos

NORBERTO KLEIMAN, Preside la Fundación Grameen Argentina, la sede local del "banco para pobres" creado por el reciente Nobel de la Paz, Muhammad Yunus. En concordancia con una veintena de ONG's, ya dio casi 2.000 microcréditos.

PAN CALIENTE. Este matrimonio de La Rioja obtuvo un microcrédito para producir pan.

"A los bancos tradicionales les encantaría tener este recupero", dice el presidente de la Fundación Grameen Argentina, un economista que a los 60 decidió inclinarse hacia una economía diferente, "mucho más social y de la mano de Yunus". Es el cofundador de la sede local del Grameen Bank (Banco Rural) de Bangladesh, creado por "el banquero de los pobres" Muhammad Yunus, flamante ganador del Premio Nobel de la Paz 2006. El Programa de Microcréditos Grameen, ideado por el economista indio, consiste en el otorgamiento de préstamos –sin garantía material– para que "los más pobres" puedan invertirlo en actividades que les generen las ganancias suficientes como para mejorar su calidad de vida.

Mientras en Bangladesh ya es el instituto financiero más grande de ese país, en el resto del mundo la experiencia se expande a paso firme con más de 100 representantes. La iniciativa llegó a la Argentina en 2000 y hoy existen 26 réplicas, coordinadas por la Fundación Grameen y 23 ONG's asociadas, que han otorgado más de 1.800 microcréditos. El monto total prestado es de $1.000.000 y el reembolso promedio de los préstamos es superior al 92%. Como en casi todas partes, la supremacía es femenina: el 94% de los prestatarios pertenecen al sexo femenino.

"La paz duradera no puede alcanzarse a menos que grandes grupos de personas encuentren las vías para salir de la pobreza", ha dicho Muhammad Yunus. ¿Qué significa para usted que a Yunus se le otorgue el Nobel de la Paz siendo un economista?
Grameen no es un mero sistema financiero. El crédito es casi una excusa. Lo que se busca es un cambio en la calidad de vida de la gente.

A nivel macro, puedo pensar que si desaparece la pobreza es probable que se pueda alcanzar una paz duradera. Pero nosotros, simplemente, vemos cómo ciertas cuestiones económicas afectan la vida cotidiana de una persona y generan violencia. Y la violencia no es solo agresión o robos: que la gente duerma en la calle o revuelva los tachos de basura es un hecho violento.

Es más: es un hecho que debería violentarnos porque esto no puede transformarse en parte del paisaje. Debería resultarnos difícil poder llegar a casa y comer y dormir plácidamente después de ver gente en estas condiciones. Yunus, como Premio Nobel de Economía, hubiese quedado restringido a cierto sector interesado por el tema; pero como Premio Nobel de la Paz hace consciente el tema de la pobreza.

Kleiman se entusiasma con la figura del flamante Nobel de la Paz y habla de la pobreza, esa vergüenza que afecta a millones de personas en el mundo y que él define, por sobre todas las cosas, como un problema ético. "Yunus dice que alguna vez la pobreza va a ser algo que sólo se va a encontrar en los museos. Pero por otra parte, él documentó las historias de 16 prestatarias de Grameen Bank de Bangladesh y asegura que en algunas universidades norteamericanas ése es el contacto que los estudiantes tienen con la pobreza: la conocen a partir de la lectura en la biblioteca de estos 16 casos", ejemplifica.

Pero poco sabía Kleiman sobre Yunus hasta 1999, cuando Pablo Broder, su amigo y ex compañero del secundario, lo invitó a una charla que daba el economista hindú en el diario La Nación, luego de la presentación de su libro "Un mundo sin pobreza" en la Feria del Libro. Para Kleiman fue una revelación: "Salí de esa charla convencido de qué era lo que quería hacer en esta tercera etapa de mi vida".

Un mes después, Broder volvía de Bangladesh nombrado por Yunus como representante honorario de Grameen para Argentina, Paraguay y Uruguay. Constituida la Fundación, en diciembre de ese año fue Kleiman el que viajó a la India para capacitarse en la metodología. "Y a comienzos de 2000 fui a Posadas, Misiones, a capacitar a la primera organización que inició Grameen en la Argentina. Los primeros créditos fueron para una costurera, una peluquera y una señora que puso una frutería", cuenta.

¿En qué consiste concretamente la metodología de Grameen?

Se trata de formar grupos de 5 personas del mismo sexo no familiares, cada una con su proyecto de emprendimiento individual e independiente. Una vez presentados y aprobados los emprendimientos y los montos, se entregan los créditos, que se devuelven en 50 semanas.

El crédito es individual pero para alcanzarlo hay que formar este grupo solidario que reemplaza la garantía material que pide cualquier banco. A veces se dice que en Grameen los créditos no tienen garantía... ¡Macana, tienen flor de garantía! Porque hay un compromiso mucho mayor que el de firmar un papel: es el compromiso moral que toma la gente. Acá no hay magia, no hay milagro, si no cómo se explica el alto porcentaje de devolución, cercano al 100%, si no es por esta confianza. A los bancos tradicionales les encantaría tener este recupero...

Pero más allá de la técnica, Grameen se asienta en una filosofía. "Lo que define a Grameen es la disciplina: el crecimiento no es explosivo, es muy controlado", dice Kleiman y señala que todo tiene que ver con un cambio de conducta, de mentalidad que impulsa Grameen. "Más allá de los créditos, que obviamente provocan cambios, acá se buscan cambios en la persona que sean definitivos".

¿Microcréditos para qué tipo de emprendimientos y de qué montos?

El monto máximo del primer crédito es de $500. Hay actividades productivas de tipo artesanal, muchas vinculadas a la alimentación; servicios y comercio (compraventa de cosas y pequeños establecimientos, porque en general están dentro de las casas, como verdulería, panadería, rotisería). Hablo mucho en femenino porque la mayoría son mujeres, más del 90%.

¿Cuál es su opinión sobre las políticas del Gobierno para reducir la pobreza?

A mí no me gusta el asistencialismo, no me gusta la instrumentación partidaria que puede hacerse del manejo de ciertos fondos. La dignidad pasa justamente por el trabajo y el esfuerzo, y no por el facilismo. Pero sí es cierto que en la Argentina de hoy sin alguna política asistencialista habría mucha gente que moriría de hambre. Sin embargo, tengo la sensación de que hay una seria intención de ir pasando del asistencialismo a los sistemas de microcréditos. Lo otro que hay que tener en cuenta es que ni Grameen es la solución a la pobreza ni éste es un tema que puedan resolver las ONG's. Esto requiere de políticas muy serias desde el Estado.

¿Qué opina de la cancelación de la deuda de los países pobres por parte de los países ricos?

Es una forma de, por lo menos, paliar un poco los grandes problemas que tienen estos países. No creo que sea la solución de fondo, que eso resuelva el tema central. Es una ayuda, pero creo que siguen siendo parches.

¿Cuáles son los pronósticos respecto de la pobreza en la Argentina?

Ha habido un incremento grande en los últimos años, que por suerte ahora se ha reducido un poco. Hay una cierta mejoría y los pronósticos indican que se puede seguir mejorando en los próximos años.

Habrá que ver en cuánto tiempo y qué nuevas políticas se implementan. Uno de los problemas que tenemos en la Argentina es, cada tanto, los cambios en las reglas de juego: esta cosa de no poder hacer planes a mediano o largo plazo. Los problemas se van resolviendo sobre la marcha, pero inorgánicamente, o sea, hay algunas políticas pero no se ve dentro de qué plan de mayor alcance están incluidas.

¿Quién es Norberto Kleiman?

Es cofundador y actual presidente de Grameen Argentina. Se recibió de Licenciado en Economía Política en la UBA a fines de 1966. Fue investigador del Centro de Investigaciones Económicas del Instituto Torcuato Di Tella y del Consejo Nacional de Desarrollo (CONADE). Trabajó en programas para la Organización de Estados Americanos (OEA), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Consejo Económico para América Latina (CEPAL). Fue director del Departamento de Presupuesto Económico de CONADE. Especialista en comunicación visual, también se dedicó a la producción de cine publicitario y documental. Fue entrenado en Bangladesh por el Grameen Bank en

 

Por Cora Cáffaro. De la Redacción de Clarín.com
ccaffaro@clarin.com

Fuente: www.clarin.com/diario/2006/

Vínculos Relacionados:

www.grameenarg.org.ar/

www.grameen-info.org/

http://es.wikipedia.org/wiki/Muhammad_Yunus

Premio Nobel de la Paz 2006

Pobreza Mundial

Pobreza en Argentina


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional