Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Pobreza

Población Mundial

LA MITAD DE LA POBLACION VIVE CON MENOS DE DOS DOLARES AL DIA

Detrás de las cifras: desafíos de un futuro que resulta inquietante

Enfermedad, pobreza y escasez de agua y comida, flagelos del mundo que viene.

Estamos al borde de los 6.500 millones de habitantes y lo que se viene no es un mundo feliz.

Más allá de los celebrados proyectos del milenio que se proponían erradicar al menos parcialmente el hambre, la pobreza y las condiciones sanitarias miserables para el 2015, la hostilidad sigue siendo el albergue para la mitad de la población, que vive con menos de 2 dólares al día. Hay cifras sencillamente escandalosas. Hoy el 20% de la población se queda con el rédito del 84% de la riqueza mundial. Para el 80% restante de los habitantes, apenas queda el reparto del 16% de lo que se produce.

En América latina, el 10% de la población concentra el 45% de los ingresos, según informes del BID, mientras que el 10% más pobre apenas alcanza a concentrar el 1,46% de las riquezas. El agrandamiento de la brecha entre ricos y pobres ya toma la forma de un precipicio, si se tiene en cuenta que según la OIT en 1960 (el momento de mayor explosión demográfica de la historia) era de 30 a 1 y ya en 1999 había llegado a ser de 74 a 1.

El crecimiento estimado para el 2050 por las Naciones Unidas va de 9 a 10 mil millones de personas habitando el planeta. Para ellos, las posibilidades de no llegar a crecer son muchas, cuando aún 1.100 millones no tienen acceso al agua potable y mueren al día 2 millones por enfermedades vinculadas al agua. Con 1.000 millones de analfabetos en el mundo (más de la mitad, mujeres), todo será peor en los países en desarrollo, que además serán el escenario de la mayor cantidad de nacimientos.

En los 50 países menos adelantados la población se duplicará y con creces. Se estima que en el mundo desarrollado la cifra de 1.200 millones de habitantes será casi invariable, debido al progresivo envejecimiento de la población por la bajísima tasa de natalidad.

En los países pobres, afectados por una deuda externa de 2,5 billones de dólares, las inclemencias y los desastres naturales suman desgracia, como el tsunami que azotó en diciembre pasado al sudeste asiático. O las sequías en Africa, un continente además diezmado por la epidemia de sida en proporciones de espanto.

Los alertas de los especialistas sobre la escasez de agua y un futuro con pobreza de alimentos no terminan de desperezar al inconsciente colectivo.

Faltan inversiones y los aportes de los países ricos son insatisfactorios. Pero además, la tendencia privatizadora de los servicios —con valores inalcanzables para una gran mayoría de la población—, van en sentido contrario de los estudios que buscan recursos para aumentar la cantidad de agua potable del mundo que, por ahora, sigue siendo apenas de un 3%, a pesar de que el agua ocupa el 70% de la tierra.

Según los informes periódicos de la ONU, desde 1990 —con el imperio de las políticas neoliberales hoy repudiadas incluso en el corazón del Fondo Monetario Internacional—, el mundo asiste por primera vez a retrocesos en materia de desarrollo humano. En 46 países, de los cuales 20 están en Africa, el ciudadano común es más pobre hoy que una década atrás. El mundo desarrollado tiene también su lado oscuro, con un 10% de su población bajo la línea de pobreza, sin seguro social y en absoluto desamparo.

 

La nueva población mundial: 6.477 millones

En la Argentina el proceso es más lento

En la Argentina, la población también aumenta aunque, según el último censo, la tasa de crecimiento bajó en la década del 90. En los censos anteriores, esta tasa era de entre un 14 y un 15%. En 2001, en cambio, fue de 10,5%.

Es que la tasa de fertilidad cayó de 3,1 hijo por cada mujer en 1991, a 2,8 en 2001. Con todo, en estos diez años el país pasó de tener 32.615.386 habitantes a 36.260.130.

Y pese a la grave crisis que sacudió al país, el último informe sobre Desarrollo Humano del programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD), de julio de 2004, señala que la Argentina es el país mejor calificado de América latina, en el puesto 34 entre 177.

Pero la desigualdad social también crece. Según datos de 2001, el 10% más rico se lleva el 38,9% de los ingresos. Y ese 10% es 39,1 veces más rico que el 10% más pobre.

Por: Hinde Pomeraniec
Fuente: Clarin.com

DESAFIOS DEL SIGLO XXI:

URUGUAY ES EL PAIS CON LA DISTRIBUCION DEL INGRESO MAS EQUITATIVA

América latina: 96 millones viven con menos de un dólar por día

Lo asegura un informe de la ONU, que evalúa metas establecidas en 2000 sobre la reducción de la pobreza. Chile es el único país que alcanzó los objetivos. En Argentina y Venezuela, la situación empeoró.

Las últimas estadísticas indican que hoy hay en América latina 96 millones de personas (un 18,6 por ciento de la población), cuyos ingresos no les alcanzan ni para comer. Los técnicos califican la situación en que se encuentran de "pobreza extrema" y algunos señalan que son quienes viven con menos de un dólar por día. Los números son escalofriantes y las proyecciones no son mucho mejores.

Un estudio de la CEPAL sobre los objetivos del milenio fijados por las Naciones Unidas en la Cumbre del Milenio del año 2000 indica que los esfuerzos realizados en la región para cumplir con la meta de reducir a la mitad la pobreza extrema entre el 1990 y el 2015 han sido "insuficientes". Sólo un país, Chile, ya cumplió la meta. Brasil, Ecuador, México, Panamá y Uruguay han logrado disminuirla más de lo esperado. Y Venezuela y Argentina son los dos únicos países en los que la pobreza extrema, en vez de disminuir, ha aumentado.

 

De acuerdo al estudio, nuestro país fue el peor alumno de todos

Sin dudas una de la causas fue la crisis económica y financiera; sin embargo a eso se agrega que durante el período del presidente Carlos Menem, si bien hubo crecimiento económico, la pobreza en promedio no disminuyó. Tal es así que ahora nos hallamos un 212% rezagados con respecto a la metas del milenio, con un 20,9% de la población en situación de pobreza extrema. El país que nos sigue por el mal camino es Venezuela que está un 111% rezagado.

Según el estudio, si a las personas que se encuentran en una situación de pobreza extrema les sumamos los pobres (es decir, quienes viven con menos de dos dólares al día) el número de afectados en América latina es de 222 millones de personas, es decir el 43% de la población regional.

Coordinado por el Secretario ejecutivo de la CEPAL, José Luis Machinea, con la colaboración de otras instituciones de la ONU, el estudio pudo determinar que la pobreza extrema no se debe sólo al bajo crecimiento económico sino, fundamentalmente, a la mala distribución del ingreso.

"La región se distingue como la más retrasada del mundo en términos de equidad al constatar el marcado contraste entre la participación en el ingreso del 5% más rico y la del 5% más pobre", dice el estudio, y agrega que el 20% de los hogares más pobres capta entre el 2,2% (Bolivia) y el 8,8% (Uruguay) de la riqueza. Mientras que los más ricos se apropian de entre un 41,8% (Uruguay) y un 62,40% (Brasil).

Uruguay registra la distribución mas equitativa. Es el único país en el que la participación de los más ricos supera no más de 5 veces la del 5% más pobre. Esos indicadores alcanzan los niveles más altos en Brasil y Bolivia, donde la relación de la participación de ambos sectores alcanza 20 y 26 veces, respectivamente.

En Argentina la situación se ha deteriorado. En 2002, el 5% más pobre se apropiaba del 4% de los ingresos, mientras que el 5% más rico, el 54%. Argentina, después de Brasil, es el país donde la desigualdad ha aumentado más. Según el estudio, la dificultad que enfrentan los países para mejorar la distribución del ingreso refleja fielmente la forma en que la educación, el patrimonio, el acceso al empleo se distribuyen entre la población de los países de la región.

Más allá del problema ético-político de una mala distribución del ingreso, hay consecuencias económicas. La mala distribución implica que los recursos no se están asignando a quienes podrían obtener el mayor beneficio, lo que reduce el bienestar colectivo. La desigualdad atenta contra el desarrollo económico y afecta las tasas de crecimiento.

La magnitud de la pobreza extrema difiere notablemente de un país al otro.

En países como Bolivia, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Paraguay afecta a más del 30% de la población; en Argentina, Colombia, El Salvador, Perú, Venezuela y Dominicana se sitúa entre el 20 y el 24%. En cambio, en Brasil, Ecuador, México y Panamá varía entre un 12 y 19%. Sólo Chile, Costa Rica y Uruguay registran niveles de indigencia menores al 10%.

 

Uno de cada seis países sufre falta de alimentos

Reducción de la pobreza extrema

Había empezado el nuevo milenio y el aire se inflamaba de optimismo. La Cumbre del Milenio concentraba, como nunca antes en la historia, todo el poder mundial —150 reyes, presidentes y jefes de Estado— en unas pocas cuadras de Manhattan. En la fachada, se veía un mundo de buenas intenciones en el que Bill Clinton y Fidel Castro se daban la mano y el iraní Jatami dialogaba con la canciller Albright. Pero en el patio de atrás, mil millones —un sexto de la población mundial— se arrumbaban en la miseria.

La Cumbre quiso ser el "nunca más" a esa vergüenza y se autoprometió para el 2015 que todos los chicos del mundo terminarían la primaria; reducir a la mitad la indigencia y el 75% la mortandad infantil y materna. Un primer balance nos indica que vamos hacia la era de la desilusión.

Mandela: “Trabajemos para convertir la pobreza en pasado”

En el único recital que se realizó en África proyectaron un video del premio Nobel de la Paz. Además dijo que es el momento de liberar a los millones atrapados en la pobreza.

En un mensaje en video, el ex presidente sudafricano Nelson Mandela apeló hoy, durante el concierto Live 8 en Johannesburgo, a los países industrializados para acabar con la pobreza mediante una acción decidida.

"Trabajemos para convertir la pobreza en pasado", dijo Mandela, conocedor de las miserias por las que atraviesa la población africana, la más pobre del mundo.

La pobreza no tiene causa natural alguna, sino que ha sido creada por los hombres, manifestó el ex mandatario. Millones de personas se encuentran atrapados en ella como en una cárcel, prosiguió. "Es el momento de liberarlos", pidió el Premio Nobel de la Paz, que en dos semanas cumplirá 87 años.

Mandela pidió a los participantes en la cumbre del G8 (Alemania, Estados Unidos,Rusia, Inglaterra, Japon, Italia, Francia y Canada) que se celebrará la semana próxima en Escocia, un comercio más justo, la condonación de las deudas externas, así como una ayuda cualitativamente mejor.

En el concierto en Johannesburgo, de siete horas y media, y el único que se lleva a cabo en África, se habían congregado hasta el mediodía y según los cálculos de los organizadores unas 20.000 personas.

 

Un cambio histórico

En tanto, los organizadores de Live 8, comandados por Geldof, exhortaron a los países ricos a no traicionar las esperanzas de los pobres y el deseo de millones de personas que esperan de la cumbre el G8 de Gleneagles, entre el 6 y 8 de este mes (julio), un "cambio histórico" en la lucha contra la pobreza.

En una carta abierta publicada hoy sobre la portada del Times, los organizadores dijeron que las nuevas generaciones "no están dispuestas a tolerar más sufrimientos de los pobres".

"Hola, muchachos, para ser claros antes que comience la música. Todos lo que forman parte de estos conciertos lo hacen porque muchas generaciones no están dispuestas a tolerar más sufrimientos de los pobres visto que hay medios financieros y morales para evitarlo", se lee en la carta.

"Live 8 se realiza para que ustedes, líderes electos, hagan ahora y rápido, en el 2005, lo que saben que debe ser hecho en la batalla para derrotar la pobreza", agregó.

Los organizadores piden ayudas por 25 mil millones de dólares a Africa y otro tanto a otros países pobres del mundo y la cancelación del 100 por ciento de la deuda externa de las naciones empobrecidas.

"No nos contentaremos con medidas a medias. Este debe ser un cambio histórico. No nos desilusionen. No creen una generación de cínicos", concluyó.

El mundo, atento

Se estima que cinco mil millones y medio de personas (el 85% de la población mundial) verán los recitales, incluyendo el que se realizará en Edimburgo, cuatro días después, como cierre del evento, agrupados con el lema "No queremos tu dinero, te queremos a vos", en oposición al slogan "hay gente muriendo ahora, por eso necesitamos tu dinero ya", que popularizó el Live Aid, en 1985.

El principal objetivo de la versión 2005 del festival no es recaudar fondos (de hecho, es gratuito), sino realizar un llamado a todos los habitantes del planeta a unirse y levantar la voz para reclamarles a los líderes de las potencias mundiales la condonación de la deuda de los países menos desarrollados, mayor ayuda humanitaria y justicia igualitaria.

Fuente: Clarin.com


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional