Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Juan Gelman

Juan Gelman

Sus Obras

Gelman básico

Un icono de la generacion del 60

Una reflexión ...

Otras fuentes

Este poeta excepcional nació en Buenos Aires —en el histórico barrio de Villa Crespo— en 1930. Su primera obra publicada, Violín y otras cuestiones, prologada entusiastamente por otro grande de la poesía, Raúl González Tuñon, recibió inmediatamente el elogio de la crítica.

Considerado por muchos como uno de los más grandes poetas contemporáneos, su obra delata una ambiciosa búsqueda de un lenguaje trascendente, ya sea a través del "realismo crítico" y el intimismo, primeramente, y luego con la apertura hacia otras modalidades, la singularidad de un estilo, de una manera de ver el mundo, la conjugación de una aventura verbal que no descarta el compromiso social y político, como una forma de templar la poesía con las grandes cuestiones de nuestro tiempo.

Fue obligado a un exilio de doce años por la violencia política estatal, que además le arrancó un hijo y a su nuera, embarazada, quienes pasaron a formar parte de la dolorosa multitud de "desaparecidos".

En 1997 recibió el Premio Nacional de Poesía. Su obra ha sido traducida a diez idiomas.
Reside actualmente en México, aunque "Volver, vuelvo todos los años, pero no para quedarme. La pregunta para mí no es por qué no vivo en la Argentina sino por qué vivo en México. Y la respuesta es muy simple: Porque estoy enamorado de mi mujer, eso es todo". Perdonando tamaño romanticismo, la ciudad de Buenos Aires lo honró recientemente con el título de ciudadano ilustre.

fuente: "Juan Gelman, Obra Poética" de Ediciones Corregidor, 1975

Entre sus obras:

  • Violín y otras cuestiones (1956)
    Oración de un desocupado
  • El juego en que andamos (1959)
    El juego en que andamos
  • Velorio del solo (1961)
  • Gotán (1956-1962, reeditado en 1996)
    Mi Buenos Aires querido
    Opiniones
  • Cólera Buey (1965, reditado en 1994)
    Teoría sobre Daniela Roca (RealAudio)
    Los que hicieron a Dios (RealAudio)
  • Los poemas de Sidney West (1969, reeditado en 1995)
  • Fábulas (1971)
    Caras
  • Relaciones (1973)
  • Hechos (1974-1978)
    Hechos
    Preguntas (RealAudio)
  • Comentarios (1978-1979)
  • Notas (1979)
    Notas I y II
    Citas (1979)
  • Carta Abierta (1980)
    Si dulcemente (1980)
    Si dulcemente
    Bajo la lluvia ajena (1980)
  • Hacia el Sur (1982)
  • Composiciones (1983-1984)
    Eso (1983-1984)
    Dibaxu (1983-1985, reeditado 1994)
  • Anunciaciones (1988)
    Interrupciones I (1988)
    Interrupciones II (1988)
    El infierno verdadero (RealAudio)
  • Carta a mi madre (1989)
  • Salarios del impío (1984-1992)
  • La abierta oscuridad (1993)
  • Incompletamente (1997)
    Crítica de La Nación
    Debí decir te amo (antología personal) (1997)
    Ni el flaco perdón de Diós (hijos de desaparecidos) (1997)
    Prosa de prensa (1997)
  • Nueva prosa de prensa (1999)
    Crítica de Clarín

 

 más sobre Gelman y su obra:

  • Gelman lee a Gelman
  • Teoría sobre Daniela Roca
  • Los que hicieron a Dios
  • Preguntas
  • El infierno verdadero (Grabado en el Teatro Margarita Xirgu como parte de los festejos por el 10¼ aniversario del diario Página/12. Buenos Aires, 24 de octubre de 1997)
  • Heridas y medallas de un poeta
    (reportaje en La Nación-1997)
  • Las circunstancias del corazón
    (reportaje en La Jornada de México - 1997)
  • Juan Gelman recibe el Premio Nacional de Poesía 1994-1997
    Discurso de Gelman
    Opiniones

 

Ver> Fuente: www.literatura.org

 

Más información

Gelman básico

BUENOS AIRES, 1930. POETA

Primer hijo argentino de una familia ruso-judía, Gelman estudió en el Colegio Nacional de Buenos Aires y luego comenzó a cursar química, pero abandonó para dedicarse a la poesía y el periodismo.

Desde que en 1956 publicó su primer libro, Violín y otras cuestiones, y el mundo literario reparó en esa voz coloquial y elaborada, Gelman se propuso "romper siempre la maquinita de hacer versos", es decir, no instalarse en un registro seguro, un tono confortable. Y demostró que era capaz de eso y mucho más, en los libros que siguieron, entre los que se destacan El juego en que andamos (1959), Gotán (1962), Cólera Buey (1965), Los poemas de Sidney West (1969), Relaciones (1973), Hechos (1980), Carta Abierta (1980), Si dulcemente (1980), Citas y comentarios (1982), Com/posiciones (1986, Premio Boris Vian), Dibaxu (1985), Salarios del impío (1993), La abierta oscuridad (1993).

En 1997 publica Ni el flaco perdón de Dios, en coautoría con su esposa Mara Lamadrid, libro que reúne testimonios de hijos de detenidos-desaparecidos. Y ese mismo año, gana el Premio Nacional de Poesía, la máxima distinción que otorga el Estado a los poetas (15.000 pesos y pensión vitalicia).

Fue militante montonero y la última dictadura militar asesinó a su hijo Marcelo. En el acto de entrega del Premio Nacional, Gelman dedicó su premio a las víctimas de la dictadura, entre ellos a su hijo y nuera desaparecidos y "al hijo o hija de ambos" (una niña, finalmente, que fue hallada en Uruguay en 2000).

 

Un icono de la Generación 60

Acaso a su pesar, aunque con los poetas nunca se sabe, Juan Gelman se ha convertido en un personaje de la cultura argentina.

Junto al valor de su escritura otras características concurren para que haya llegado a este punto: su presencia como periodista y, acaso más, la circulación pública que le dio su militancia política. Gelman se apoyó en estos atributos para conseguir la solidaridad unánime de escritores y personalidades de todo el mundo y, con ello, arrinconar al gobierno uruguayo.

Esto le permitió encontrar y conocer a su nieta. Ahora persiste en la búsqueda de los restos de su nuera.

La combinación de producción poética y presencia militante lo alzan a un lugar de icono de la Generación del 60. Los jóvenes que se asoman a la época o que buscan reverdecer aquellos potentes cruces entre arte y política lo citan, lo llaman, le hacen reportajes en revistas literarias, le piden poemas inéditos.

Pero hay más de este personaje exornado por un curioso fraseo en el modo de leer poesía y de hablar. Gelman posee una entonación tan acentuada en su porteñismo que termina siendo una cadencia absolutamente propia. Es imposible "leer a lo Gelman", imitar su susurro entrecortado e interrogativo. Sólo cabe parodiarlo. Y en el ambiente de la poesía hay muchachos que lo hacen.

Quienes no comparten su poética o quienes han tomado distancia de ella (la influencia de Gelman es sumamente peligrosa, suele terminar en el epigonismo berreta) saludan con respeto su indudable entrega.

Por: Vicente Muleiro.

 

Una reflexión en estado de vértigo

JORGE BOCCANERA, POETA Y ENSAYISTA

 

Más que por su constelación de símbolos, recurrencias formales o ejes temáticos (el amor, la revuelta social o la poesía como diálogo repujado por la "belleza incesante") la obra de Gelman se visualiza por el modo en que todo ello se refunde constantemente.

Es en esa resignificacíon a través de más de una veintena de títulos publicados en casi medio siglo de trabajo, desde "Violín y otras cuestiones", en 1956, hasta el inédito "País que fue será" donde ancló su estilo: una reflexión en estado de vértigo y el espectáculo de una imaginación que es, a un tiempo, búsqueda y cuestionamiento. Ese espacio de mutaciones resulta en Gelman una máquina generadora de sentido.

Los engranajes que mueven esa voz, la reduplicación, colisiones semánticas, disloque sintáctico- llevan a un movimiento singular en el modo de condensar las expresiones. La obsesión, amplificada por las preguntas retóricas, se convierte en una perplejidad que nos abarca a todos.

Un aspecto importante es el juego de identidades que parte de un sujeto precario ubicado en una intersección de discursos. Trocadas las valencias del lenguaje aparece la máscara, el simulacro, remedos, traspasos de palabra, textos en los que Gelman traduce, comenta, recicla, propone coautorías con poetas místicos y del tango, recoge para sí versos de otros, adjudica versos a terceros y pone a funcionar poetas apócrifos como John Wendell, José Galván y Eliezer Ben Jonón.

En "Valer la pena", su último libro, están las marcas de su poesía; se juntan todos los Gelman: el que reflexiona preguntando, el que compendia en un remate sorprendente esos versos que eran apenas un temblor, el que introduce imágenes fulgurantes en un aire de conversación informal, el tanguero, el de trazo irónico, el que cuenta lo que escucha de otros y se ubica como correa trasmisora.

La paradoja es otro de los núcleos: los contrarios se alimentan en una lucha entre la unidad y el desmembramiento, y hablan, siempre, de un "labio preso/ que besa en libertad".

 

Otras fuentes

LIBROS

Confiar en el misterio (Viaje por la poesía de Juan Gelman) , Jorge Boccanera, Sudamericana, Buenos Aires, 1994.
Juan Gelman. Las estrategias de la otredad , María del Carmen Sillato, Beatriz Viterbo, Buenos Aires, 1996.
Juan Gelman contra las fabulaciones del mundo , Miguel Dalmaroni, Almagesto, Buenos Aires, 1993.
Recreación y realidad en Pisarello, Gelman y Vallejo, Santiago Bullrich, Ed. Jorge Alvarez, Buenos Aires, 1964.

INTERNET

www.epdlp.com/gelman.html
/www.juangelman.org/
www.literatura.org/Gelman/jgR2.html

Fuente: www.Clarin.com



Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional