Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Literatura Joven

LOS OJOS ASOMBRADOS

...A pesar de la oscuridad de la cueva, los cristales resplandecían frente a los ojos asombrados de Loli-Maud, mostrando las rocas húmedas alrededor de las cuales revoloteaban extrañas aves. ¡Si tan sólo estuviese aquí Echelú para defenderla del miedo! No es que no fuese intrépida, intrépida y curiosa, pero el descubrimiento de esta cueva la superaba.

Diario de un Vidente

Cuando decimos clarividente, no estamos hablando de personas que echan las cartas o conocen tal o cual técnica de adivinación, sino de seres que viven con la pesada carga de la activación paranormal de todos sus sentidos. Un clarividente es aquel que ve con los ojos normales, el otro lado, la dimensión astral, el lado de los muertos, el lado de los maestros, el lado de los gnomos o de las fuerzas primordiales.

Poesias de Liliana Celiz

Hola. Soy poeta. De hecho llevo escritos diecisiete libros de poemas, de los cuales edité (hasta ahora): "Del traje de Eva y su manzana", Último Reino, 1997."¿De dónde vienes de mirar tus ojos padre?, Ediciones del Dock, 2000.
"Desembocadura" Libros de Tierra Firme, 1990. "O elevación de vos o pensamiento", Ediciones del Dock, 2007.
Y "A los que fueron pájaros", Ediciones del Dock, en prensa.

Vorago(Cuento Corto)

Esa mañana todo parecía normal. La misma sensación de sueño atrasado que me invade de Lunes a Viernes a esas horas: las siete. Consigo sacar de mí la energía necesaria para asearme y termino mirándome al espejo del baño con expresión bovina. Malditas ojeras. ¿Qué quieren anunciar? ¿Una señal de alarma? Luz roja pulsante para avisar al propietario de ese rostro demacrado que ha de cambiar sus hábitos, que su loca trayectoria como trabajador durante doce horas al día es desaconsejable para la imagen.

Destino en el purgatorio

Una incesante y estruendosa tormenta eléctrica se cernía en aquel cielo gris y nublado. Truenos y relámpagos hicieron eco entre las montañas. Aunque prácticamente era de día parecía que estaba anocheciendo. Mi nombre es Thanatos. Yo me encontraba con mi unicornio negro, concretamente en la plaza de un antiguo anfiteatro al lado del mar. Todas las gradas de aquel anfiteatro estaban ocupadas por mis aliados que iban vestidos igual que yo.

Mi refugio y mi prisión

En un pueblito llamado Gutas, allá donde nadie cree que pueda existir gente y menos aún vivir feliz, vivía doña Mariquita, la partera del pueblo. Ya estaba entrada en años, se le calculaban unos setenta, pero jamás hubo confirmación de su parte, se había perpetuado en el lugar hacía como cincuenta años, tampoco había registros de ello, cuando se percataron de su presencia la necesitaban demasiado como para hacer preguntas, y así fue su primer parto.

Distribuir contenido
Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos