Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Alergias

¿ Qué se entiende por Alergia ?

Es una respuesta exagerada del organismo ante el contacto con diversas sustancias ambientales que no afectan a otros individuos de igual manera. Es decir, algunos individuos presentan ante ciertas sustancias inofensivas una reacción de defensa, como ante un peligro importante; mientras que los no alérgicos toleran bien esas sustancias.

Las alergias y los desórdenes del sistema inmunitario están aumentando considerablemente su incidencia en todo el mundo, especialmente entre los habitantes más pobres de las urbes.

Análisis de las implicaciones biológicas y sociales de tal incremento sugieren que los cambios en la producción alimentaria, transporte y consumo que tienen lugar en todo el planeta podrían estar contribuyendo a estos trastornos inmunológicos.

Dado el impacto que los cambios en la dieta pueden estar teniendo en la salud humana, comprender la interacción entre el sistema inmunitario y la alimentación se ha convertido en un asunto destacado e, incluso, urgente.

"Me levanté una mañana con otro terrible dolor de cabeza. Me han dicho que probablemente sea causado por una alergia a algo que hay en el aire. Ante la imposibilidad de tomar algún fármaco que me permitiera mantener despierta o de intentar trabajar a pesar del dolor, me puse a leer el diario.

Acabé absorta en un artículo sobre una nueva forma de tratar los desórdenes inmunológicos, según la cual se suministra a los pacientes por vía oral la parte del cuerpo contra el que está reaccionando su sistema inmunitario. Los pacientes experimentan una remisión o un alivio considerable de los síntomas.

Estoy como loca ante las implicaciones que esto puede acarrear. ¿No es cierto que mi sistema inmunitario está reaccionando a alguna sustancia inocua del aire como podría ser polen o algún hongo, tratándola como si se tratase de una sustancia dañina que debiera ser atacada, produciendo hinchazón y dolor en mis senos nasales?

Quizás simplemente deba comer lo que causa esta reacción... Richard sugiere que coma miel local y sin colar, directamente del panal. Las abejas han hecho todo el trabajo de recolectar polen de toda clase junto con partículas aéreas de todo tipo.

Cualquiera que sea la sustancia a la que soy alérgica, debe estar en la miel; si así fuera, la comería. Inmediatamente compré miel recolectada de panales en una aldea cerca de donde vivo. Unos pocos días después de empezar a comer la miel, experimenté un profundo alivio del dolor.

Desde entonces, en cuanto como miel del lugar donde me encuentro, mis problemas con los senos nasales desaparecen por completo" (Emily Martin es antropóloga cultural en el Departamento de Antropología de la Universidad de Princeton).

Los principales tipos de desórdenes del sistema inmunitario (S.I.) son las alergias y las enfermedades autoinmunes. Éstas parecen afectar más a las mujeres que a los hombres.

Las alergias, como por ejemplo las que se producen como reacción a algunos alimentos, la fiebre del heno y el asma, se dan cuando el S.I. "hiperreacciona" a ciertas partículas aéreas de carácter benigno o ligeramente tóxicas, tales como el polen, o a ciertos componentes de la alimentación como si fueran altamente tóxicos.

Las reacciones inmunológicas expulsan estas partículas del cuerpo con tal vigor que producen daños "testimoniales" a los pulmones, intestinos o cualquier otro tejido expuesto al mecanismo de defensa; en ocasiones se puede producir la muerte por shock, deshidratación o asfixia.

Las enfermedades autoinmunes, por otro lado, se producen cuando el S.I. ataca por equivocación células o tejidos sanos pertenecientes al propio individuo y no sustancias ajenas o extrañas. En la artritis, por ejemplo, el S.I. ataca al colágeno o a otros tejidos de las articulaciones; en estadios primarios de la diabetes ataca a las células productoras de insulina del páncreas; y en la esclerosis múltiple ataca a la envoltura nerviosa de las células.

Los desórdenes inmunológicos están aumentando en todo el mundo

El Instituto Americano de la Alergia y las Enfermedades Infecciosas alerta acerca de que "en EE.UU. las alergias afectan a una de cada cinco personas". El número de niños diagnosticados con dermatitis alérgica en los EE.UU. ha aumentado de un 3% en los años 60 a un 10% en los 90. En Suecia, Suiza, Alemania, Dinamarca y Japón también se ha registrado un claro aumento en las afecciones alérgicas.

El aumento del asma ha sido concienzudamente documentado. En los EE.UU. alcanzó alrededor de un 30% entre 1980 y 1987. Entre 1990 y 1992, el número de personas en ese país que declararon padecer asma aumentó de 10,4 a 12,4 millones.

El asma es mucho más frecuente entre los niños afroamericanos que entre los niños blancos (un 26% más frecuente). Desde 1980 a 1987, las muertes por asma en los EE.UU. aumentaron un 30%.

También se ha incrementado en Australia, Canadá, Gran Bretaña y Nueva Zelanda. Del mismo modo que el asma, en los EE.UU., los índices de mortalidad son más altos entre las minorías: en el período entre 1982 y 1992, los afroamericanos fueron tres veces más propensos a morir de asma que los blancos.

Las sustancias implicadas en el aumento de los desórdenes inmunológicos son toxinas ambientales, tanto las aéreas como las contenidas en alimentos. Científicos japoneses, que investigan el alarmante aumento de las alergias al polen en su país desde los años 50, han demostrado que la exposición a emisiones de diesel exacerba las respuestas alérgicas al polen.

Investigadores franceses observaron que en Francia entre 1984 y 1992 las alergias severas a alimentos habían sido mayormente causadas por alérgenos ocultos en alimentos muy procesados.

El S.I. consta de múltiples grupos de células en continua interacción, muchas de las cuales se encuentran por todo el organismo. Este "cerebro móvil" no sólo controla constantemente todos los tejidos del organismo sino también todas las partículas que afectan a la piel y la superficie de los pulmones, intestinos y otras superficies mucosas.

Las células del S.I. tienen la capacidad de diferenciar las células propias de las no-propias, tales como patógenos, toxinas, parásitos, injertos de tejido y otros objetos que son reconocidos como "extraños". Las células del S.I. están continuamente aprendiendo y memorizando -y, en ocasiones, olvidando- qué deben atacar y eliminar, qué dejar en paz y qué proteger.

"Tolerar"

El S.I. es, sin embargo, mucho más sofisticado que la seductoramente profunda dicotomía "propio/no-propio". Uno puede pensar, por ejemplo, que la comida que ingerimos podría ser identificada por el S.I. como "extraña", ya que se trata de sustancias "no-propias", cubiertas de células y superficies extrañas.

Pero el S.I. no reacciona normalmente contra los alimentos que comemos. Si lo hiciera, los seres humanos no sobrevivirían. Las reacciones inmunológicas contra ciertos alimentos están bien ilustradas cuando alguien ingiere una pequeña cantidad del alimento al que es alérgico: salivación, náuseas, vómitos, diarrea, dolor de cabeza y, en ocasiones, la muerte.

El S.I. del intestino, que representa la mayor parte del S.I. mucótico, aprende a reconocer y aceptar ("tolerar") los alimentos, permitiendo su absorción en sangre y en el sistema linfático. También aprende a reconocer elementos patógenos y toxinas ingeridos con la comida y evita que sean absorbidos, en parte mediante la secreción de anticuerpos que atrapan a los patógenos y las toxinas en la mucosidad intestinal.

Una vez atrapados, esta parte del S.I. ayuda a atacar, comerse o desintoxicar a estos "invasores". De forma similar, en los pulmones, el S.I. mucótico aprende a reconocer partículas inocuas de sustancias externas, como el polvo doméstico, y a distinguirlas de contaminantes tóxicos que deben ser expulsados inmediatamente mediante la tos y un aumento del flujo nasal.

por Richard A. Cone

FUENTE: Este artículo es un extracto del artículo "Inmunidad e Impunidad" publicado por The Ecologist para España y Latinoamérica nº 4, 2 T 2001

http://www.holistika.net


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional