Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Alimentos Vivos. El Cáncer, Casos de Curación.

Por Dra. Kristina Nolfi

Generalmente, los enfermos de cáncer sufren durante años de catarro gástrico y estreñimiento. El cáncer es la fase final a la que llega un organismo demasiado acidificado y degenerado.

Si el cáncer se descubre en su principio, el consumo constante de frutas y verduras crudas puede, en muchos casos, mantenerlo a raya, incluso durante años (es mi propio caso). Si es descubierto en una fase ulterior, el consumo de frutas y verduras crudas puede ayudar a reducir los dolores y prolongar la vida, aunque, salvo excepción, no puede salvarla.

Ciertos científicos piensan que el cáncer es una enfermedad de la sangre, y que cuando se tiene es para toda la vida.
El endurecimiento sería una manifestación local. Debo relatar aquí el caso de tres pacientes que tuve este verano.

frutas y vegetales 5El primero es el de una mujer de 38 años, que tenía en el seno un endurecimiento del grosor de una avellana. Había consultado a su médico, y éste decidió que había que operar: Quitar un seno y raspar el hueco de la axila.

Durante los diez días que precedieron a la operación, esta mujer permaneció en Humlegaarden alimentándose sólo de frutas y verduras crudas acompañadas de mucho ajo. A su regreso fue de nuevo a ver al médico.

Esta vez se descubrió que el tamaño del endurecimiento era como el de un grano de arroz. Así se libró de la operación. La enferma aún se alimenta de frutas y verduras crudas, ha perdido diez kilos, parece diez años más joven y se siente mucho mejor que antes.

El segundo caso es el de una mujer de 49 años. Estuvo en mi casa poco antes de que descubrieran en su seno una induración del grosor de un grano de nuez. Esto la afectó terriblemente. Le propuse que se quedase en mi casa para ver lo que un régimen de Frutas y verdurasfrutas y verduras crudas podía hacer por ella, pero el miedo la empujó a ir al médico que le dijo: “Debe usted volver a Bergen y ser operada inmediatamente”.

Ella le preguntó si creía que un régimen a base de frutas y verduras crudas podría ayudarla. Él le respondió que apostaría su cabeza a que no. Sin embargo, la enferma decidió quedarse en mi casa durante dos semanas. Después de 6 días, me pidió que mirase cómo estaba el bulto. Lo encontré, pero su grosor había disminuido hasta ser como la cabeza de un alfiler.

Unos días después fue a ver al doctor que había consultado antes. Lo primero que exclamó el médico fue: “¿Cómo, todavía no fue a operarse?”. Ella respondió que deseaba que la examinase antes de ir. Cuando regresó a verme me dijo: “Debería usted haberle visto con la boca abierta cuando no pudo encontrarlo”. Se debe evitar apostar la cabeza por cosas que ignoramos.

El Tercer caso es el de una mujer sueca de 82 años, que tenía en el seno un bulto del grosor de una nuez. Al cabo de cuatro semanas de estar en mi casa, ese tumor disminuyó hasta alcanzar el tamaño de un guisante. Tres semanas más tarde, me escribió contándome que el bulto había desaparecido por completo.

Tuve algunos enfermos más de cáncer, comprobado con el microscopio o, como en el caso del cáncer de estómago, en el curso de una operación anodina, que siguen viviendo y trabajando.

Nuestro tratamiento ha sido aplicado al cáncer de recto, de intestino grueso, de abdomen, de estómago y en un caso de tumor primario de pulmón, probablemente canceroso.Los alimentos vivos

Extraído del libro: “Los alimentos vivos”

Autores: Christian Jaime, Kristina Nolfi y Joseph Pichon.

Pág.117 y 118

 Sobre la Dra. Kristina Nolfi

La Dra. Kristina Nolfi murió en 1957 a la edad de 76 años. Aquejada a los 59 años de un cáncer que debía serle fatal en unos pocos meses, se salvó gracias a la aplicación rigurosa de un régimen compuesto exclusivamente de frutas y hortalizas crudas, así como a no haber seguido ningún tratamiento médico: “Como médico, estaba lo suficientemente bien informada como para no estar dispuesta a someterme al tratamiento utilizado en estos casos”.

En sus textos advierte sobre el peligro de la biopsia que, al abrir los vasos sanguíneos, ayuda a que el cáncer se difunda.

Después de lograr su propia curación, abrió una casa de reposo en la que atendió y curó a miles de enfermos –muchos de ellos diagnosticados incurables- mediante el régimen de vegetales crudos.

Las autoridades médicas de su país (Dinamarca) le entablaron varios pleitos y la obligaron a renunciar a ejercer como médico, lo que no le impidió seguir adelante en su casa de reposo Humlegaarden.

Sus escritos son una esperanza para todos los enfermos que, con toda la razón, ya no confían en la medicina.

 
Publicado por:
Gloria de los Ángeles Espíndola
www.unmundodebrotes.com

MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/ecologia/agricultura/alimentos-ecologicos-419.html


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional