Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Cómo Cuidar Nuestros Ojos

Nuestros ojos son uno de los órganos más complejos e interesantes del cuerpo humano.

Son además la principal vía que tenemos para percibir el mundo exterior. Con ellos podemos captar la luz proveniente de estrellas localizadas a miles de millones de kilómetros de distancia y también podemos ver objetos tan pequeños como una hormiga y un grano de arena.

Sin embargo, con el correr de los años nuestros ojos pueden sufrir el embate de diversas enfermedades, que de no detenerse a tiempo, pueden afectar grandemente nuestra visión e incluso dejarnos totalmente ciegos.

Algunas de las enfermedades de la visión comunes en personas de edad media y avanzada son las cataratas, la retinopatía diabética, el glaucoma y la degeneración macular.

 

  • Las cataratas son una condición en la que el lente del ojo a través del cual pasan los rayos lumínicos, se nubla. Esto es, por lo general, resultado de daños a las proteínas que componen el lente. Estos daños, muchas veces comienzan a edades tempranas, y se van acumulando con el correr del tiempo.
  • El glaucoma - Nuestros ojos contienen en su interior un líquido llamado humor acuoso. Este líquido ejerce presión sobre el globo del ojo ayudándolo a mantener su forma. Sin embargo, cuando este líquido no drena adecuadamente se acumula en demasía, aumentando la presión hasta niveles dañinos. Esta condición puede causar dolor, pérdida de la visión e incluso ceguera total.
  • Retinopatía diabética - Es la principal causa de perdida de la visión en personas diabéticas.

    En esta condición los pequeños vasos sanguíneos conocidos como capilares, de los cuales hay una gran cantidad en los ojos, se tornan frágiles y comienzan a dejar salir la sangre contenida en su interior. Estos pequeños derrames de sangre provocan daños a la parte interior del ojo conocida como retina.

    Esta es la parte del ojo que contiene millones de células especializadas. Un grupo de estas se conoce como bastones y hay alrededor de 125 millones de ellas en cada ojo. Estas células nos permiten ver cuando hay poca luz y también son responsables de nuestra visión periférica, es decir la visión de los objetos que no están directamente al frente nuestro. El otro grupo de células son los conos. Estas son responsables de nuestra percepción de color y de la captación de detalles precisos.

  • Degeneración macular - La mácula es la parte de la retina en la que más abundan los conos, lo que la convierte en la parte del ojo en la cual la visión es más aguda y precisa. Los daños a esta parte de la retina afectan grandemente la visión y son, de hecho, la principal causa de la pérdida de ésta en personas de edad avanzada. Algunas de las principales causas de daños a la mácula son la hipertensión arterial, la arteriosclerosis y el fumar.

 

Cómo Prevenir la Pérdida Visual?

Si queremos que nuestros ojos nos duren para toda la vida lo mejor que podemos hacer es cuidarlos. Reparar los daños ya habidos es mucho más difícil y a menudo imposible.

Algunos consejos que pueden ayudarnos a preservar nuestra salud visual son:

 

  1. Nunca apunte sus ojos directamente hacia fuentes de luz intensa como el sol.
    Esto puede literalmente matar las células visuales, como bastones y conos que ya mencionáramos.
  2. No fume - Aunque algunas personas piensan en el cigarrillo casi exclusivamente como fuente de problemas a los pulmones lo cierto es que el humo del cigarrillo también es una gran fuente de sustancias tóxicas conocidas como radicales libres. Se sospecha que las cataratas, el glaucoma y la degeneración macular son causados o agravados por estos radicales libres.
  3. Ingiera antioxidantes - Los antioxidantes ayudan a prevenir el daño causado por los radicales libres.
    Hasta unos años atrás cuando se hablaba de antioxidantes la mayor parte de las veces se trataba de la vitamina C, la vitamina E y el beta caroteno.

    Existen estudios que parecen demostrar que los suplementos de vitamina C pueden ayudar a detener el avance de las cataratas y a mejorar la visión en personas que padecen esta condición.

    Además de estos antioxidantes ya conocidos. hoy sabemos que la naturaleza produce docenas de sustancias con propiedades antioxidantes. Algunas de estas sustancias tienen efectos específicos sobre los ojos.

    Una advertencia si es usted fumador o fumadora es mejor que no ingiera suplementos de beta caroteno. Existen estudios que parecen demostrar que en estas personas estos suplementos podrían incrementar ligeramente el riesgo de cáncer del pulmón. El beta caroteno obtenido de los alimentos no presenta este problema, al parecer, porque va unido a otras sustancias.

  4. Cuide su presión arterial y sus vasos sanguíneos - la salud de nuestros ojos depende en gran medida de un adecuado abasto de sangre, por lo que las medidas que tomemos para proteger nuestra salud cardiovascular también tendrán efectos benéficos sobre nuestros ojos.
  5. Ingiera cantidades adecuadas de vitamina A y carotenoides. Los carotenoides son pigmentos vegetales presentes en frutas y vegetales como el mango, la zanahoria, el melón, el tomate, la calabaza, la espinaca y el brécol. Uno de estos carotenoides es la luteína.

    Se sabe que la mácula contiene grandes cantidades de esta sustancia y se cree que los bajos niveles de la misma contribuyen a la degeneración macular. La luteína es uno de los antioxidantes con efectos benéficos específicos sobre los ojos. También existe evidencia de que la luteína puede ayudar a prevenir las cataratas. Otros dos importantes carotenoides son el licopeno y la zeaxantina.

  6. Ingiera cantidades adecuadas de zinc - Este es un nutriente esencial para el buen funcionamiento de la retina. Existen varios estudios científicos que señalan que las personas que ingieren suplementos de zinc tienen una incidencia menor de pérdida de la visión que quienes no ingieren estos suplementos.
  7. Ingiera alimentos o suplementos ricos en flavonoides. Los extractos de Ginkgo Biloba, de semilla de uva y el de arándano (bilberry) son muy útiles en este sentido.

 

ALGUNOS ALIMENTOS RICOS EN CAROTENOIDES:

Brécol, Calabaza, Espinaca, Productos a base de Tomates, Cebollines, Naranjas, Pepinillos Habichuelas verdes, Sandía, Uvas, Apio, Pimiento (verde y rojo) ,Durazno, Maíz.

Por: Rafael Valle Rivera
Fuente: www.saludparati.com


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional