Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Control natural de la anemia

 

COMO RESOLVER ESTA EPIDEMIA CON LOS ELEMENTOS MAS NATURALES

Control natural de la anemia

La anemia está considerada una de las enfermedades llamadas epidemias de la época y hoy es padecida por un sin número de personas. Resulta paradójico que quienes puedan leer este material padezcan anemia, cuando se supone que esta enfermedad es propia de sociedades o grupos sub-alimentados.

De hecho, en los países del tercer mundo, donde existe la sub-alimentación, la anemia es una constante, la cual, también es el producto de la desigualdad social en la que se vive, donde casi el 50% de las personas padecen sobrepeso. También resulta paradójico el sobrepeso y la obesidad en un mundo donde el 50% de los niños padecen desnutrición y el 35% mueren a causa de ella.

Sin embargo, a pesar de la sobre alimentación, la anemia hoy afecta a muchas personas, debido fundamentalmente, a causas relacionadas con el desorden de una sociedad donde la mayoría de los seres humanos funcionan a partir del temor, lo cual genera ansiedad y una gran inseguridad, también exigencia, competencia e individualismo, a su vez estos estados generan aún mayor inseguridad y una afanosa búsqueda de “ser”.

El hecho de alimentarse por demás, es decir darle al cuerpo más de lo que éste necesita, genera el desequilibrio de muchos órganos que actúan permitiendo fijar los nutrientes. Cuando el organismo se encuentra sobre cargado, por ejemplo, el hígado, el intestino, el riñón, y otros, no funcionan adecuadamente y no hay absorción de nutrientes ni una buena eliminación de toxinas.

La sobre alimentación tiene que ver también con la ansiedad y esta a su vez tiene que ver con el temor. Se entiende por ansiedad la incapacidad de poder permanecer con lo que se “es”, significa también “ansiar ser” y como lo que se “es”, es temor, uno trata de salir de ese estado y buscar otro más placentero, tratando de ser algo distinto de lo que se “es”. Es no aceptar la realidad de uno y querer cambiarla pasando a un estado diferente. La ansiedad genera inseguridad y viceversa, el exceso de inseguridad y de ansiedad, son uno de los motivos principales de la baja de defensas del organismo, justamente porque uno vive defendiéndose y sucede que cuanto mayor es la defensa que uno aplica en la vida de todos los días, más indefenso se siente.

¿A qué se llama anemia?

Es la disminución de la capacidad de los glóbulos rojos para suministrar el oxígeno adecuado a los tejidos del cuerpo y puede ser causada por la disminución del número o del volumen de glóbulos rojos de la sangre o por la disminución en la cantidad de la sustancia, llamada hemoglobina (contenido de hierro) que transporta el oxígeno en los glóbulos rojos de la sangre.

Los síntomas pueden traducirse en cansancio, palidez, color blanco y amarillento en el rostro, taquicardia, zumbido en los oídos, desinterés, incapacidad de concentrar la atención, somnolencia permanente, bostezos continuados, hipersensibilidad, dolores de cabeza recurrentes, mareos, náuseas.

Causas

a) La ausencia de hierro

Ésta puede tener diferentes causas, pérdida de sangre, ya sea por menstruaciones intensas y prolongadas o por estados premenopáusicos con presencia de fibromas o bien relacionadas con disfunciones gástricas, o debida a la llamada anemia de embarazo. En todos los embarazos se puede detectar un descenso del número de glóbulos rojos y de la cifra de hemoglobina, debido a que, al aumentar el volumen plasmático (líquido de la sangre), los componentes sólidos quedan más diluidos y parece que hay menor cantidad.

El no conectarse con los elementos vitales, tierra, agua, sol, aire puro, naturaleza en general, el dormir de día y vivir de noche, el no dormir la cantidad de horas necesarias, el exceso en el consumos de alcohol, marihuana, drogas en general, tabaco y cafeína, son motivos de carencia de hierro en la sangre.

La adrenalina generada por el exceso de estimulantes (café, té negro, hierba mate), además de la que uno ya genera por sí mismo, roba el hierro.

También la falta de hierro puede estar ocasionada por una mala absorción de nutrientes que impidan la fijación del hierro, como falta de Vitamina C.

b) Ausencia de vitamina B12 y ácido fólico

La ausencia de estos nutrientes tienen que ver con deficiencias nutricionales y mala calidad del alimento cotidiano.

c) Infecciones recurrentes

Los microbios y microorganismos, se alimentan de nuestros nutrientes y despojan al organismo de sus defensas naturales.

d) Vivir con esfuerzo

Digamos que más allá de los nutrientes, llámense a estos minerales o vitaminas, vivir de una manera que implica un esfuerzo permanente, con exceso de responsabilidades y exigencia, genera un desgaste tan fuerte que no hay nutrientes que puedan permanecer en el organismo por mejor alimentación que uno lleve.

Todo ser humano tiene un límite, sin embargo la forma en que hoy se vive nos lleva a querer atravesar ese límite, y somos presionados a ello, incluso existe como una suerte de placer en el poder traspasarlo. Es interesante ver porqué uno quiere atravesar ese límite y por otro lado porqué acepta una imposición que atenta contra la propia calidad de vida.

Todo se vive a tres o cuatro veces más de la capacidad natural que tiene nuestro organismo. Normalmente, por ejemplo, la capacidad auditiva de un ser humano es de 17 decibeles y en las grandes ciudades llega a ser de 50 decibeles, es decir casi 3 veces más de lo que normalmente debería ser, esto mismo sucede con las otras funciones corporales, lo cual genera un desgaste energético importante que impide que los nutrientes sean asimilados o bien permanezcan.

e) Una profunda sensación de desvalorización

La anemia tiene que ver con el debilitamiento del organismo y a su vez con una sensación de debilidad. Podemos decir que la sensación de debilidad del cuerpo genera la misma sensación en nuestra mente y que también una sensación interna, psicológica de debilidad genera a su vez la debilidad del cuerpo. Somos una unidad, de manera que lo que ocurre en una parte de nuestro ser psicofísico ocurre en la totalidad. Si hay debilidad no es solamente en una parte, en un órgano o en uno de nuestros sistemas, es en toda nuestra condición.

Muchas veces, seguimos arrastrando de adultos, sensaciones vividas en nuestra infancia que quedaron enquistadas, como marcadas a fuego, sensaciones de habernos sentido muy desvalidos, debido a determinadas circunstancias que hacen a nuestra historia personal, esto es muy común en la vida de cualquier ser humano. Esas experiencias pueden haber quedado fijadas y arrastradas a lo largo de la vida, perdurando esa sensación de incapacidad, de desvalorización, de “no poder”, de “no llegar a”…

La anemia es una incapacidad de la sangre de poder tener la suficiente potencia para encarar las funciones vitales normalmente, esto puede traducirse como nuestra incapacidad mental en generar aquello que se anhela.

La lucha entre lo que uno es y quisiera ser quita energía, entre lo que sucede y lo que anhelamos suceda, desvitaliza y baja las defensas del organismo.

f) Vida sedentaria

La anemia es una disfunción de la sangre, la cual necesita para nutrirse del oxígeno y también de la expulsión del anhídrido carbónico. Esto solo es posible a partir de una buena respiración, generando la alcalinidad de la sangre que se genera, entre otras cosas, a partir del movimiento. La gente de hoy pasa del automóvil a la silla que está frente a la computadora. El cuerpo permanece inmóvil durante la mayor parte del día, no hay tono muscular, que implica vitalidad, no hay flexibilidad, que implica mover la sangre, generar una buena actividad circulatoria, que los nutrientes se muevan por todo el cuerpo, para permitir la entrada de estos a través de las paredes celulares y permitir la salida de las toxinas por las mismas.

Visión de la medicina tradicional

La medicina tradicional, tiene la actitud de generar temor en relación a la anemia, como si fuera un fantasma al que solo se lo puede combatir a partir de medicación y muy fuerte, como la incorporación de hierro, ácido fólico o Vitamina B12 en forma intravenosa o ingestión de cápsulas. Por supuesto que existen situaciones difíciles que no pueden controlarse, por lo que se hace necesario la medicación, pero en la mayoría de los casos ésta puede suplantarse por un cambio de hábitos y de actitud ante la vida, una alimentación equilibrada, aportando alimentos que nutran las falencias y una actividad física constante y diaria.

Es muy común hoy escuchar el caso de personas jóvenes que trabajan mucho y que llegan a las 5 ó 6 de la tarde sin energía, sumamente cansadas. Van al médico y este les hace hacer un chequeo, en éste los índices marcan que los glóbulos rojos están bajos, según la medición 3.900.000 millones de glóbulos rojos, cuando para la medicina lo normal son 4.500.000. En el intento de subirlos se les receta hierro y una serie más de vitaminas y minerales. El consumo de hierro en determinadas dosis, como son la de las cápsulas e inyecciones suelen desequilibrar la función digestiva y alterar el funcionamiento del hígado, ya que éste se desequilibra con el exceso de minerales.

La persona se siente mal y muchas veces se le dispara la presión sanguínea por este mismo tema de ingestión de hierro, por lo cual acude nuevamente al médico y éste le da un antihipertensivo, que la deprime, con lo cual le termina dando un Prozac (droga antidepresiva). Es decir de una baja de glóbulos rojos, la persona termina con un antidepresivo. Esto significa un desconocimiento de la naturaleza humana y una parcialización, ya que por un lado en ningún momento se trató de comprender cuál es la causa de su cansancio y falta de energía.

En general la mayoría de la gente se levanta muy temprano, come 2 galletitas con algún café o hierba mate, sale apurado a su trabajo, se sienta frente a una computadora, vuelve a tomar otros cafés, con alguna medialuna u otra galleta, al mediodía en el mejor de los casos, una tarta calentada en el microondas, que no tiene ninguna vitalidad, un jugo de naranja como lo más alimenticio, vuelve a la oficina y otro café y obviamente llega a las 5 de la tarde sin fuerzas, es lógico que así suceda, sus capacidades naturales están sobrepasadas, además de recibir el día entero la contaminación que existe en los edificios inteligentes, donde no se respira aire puro, alfombras de plástico, paredes con formaldehídos, luces dicroicas, computadoras. Tampoco el médico se interesó en su forma de comer, de vivir, de relacionarse afectivamente, de su vida sexual, solo mandó a hacer los análisis y medicó.

Por otro lado las cifras son muy relativas, hay personas que con 3.800.000 de glóbulos rojos funcionan perfectamente y querer llevar el índice a 4.000.000 o a 4.500.000 resulta traumático, ya que el exceso de minerales y además la ingesta de éstos en forma de suplementos pueden afectar la función hepática y otras funciones del organismo.

Formas de resolución

La anemia puede resolverse, primero que nada conociendo la causa que la provoca y viendo la manera de utilizar formas naturales, sin violentar el organismo. Hoy en día los médicos a toda mujer con fibromas o varios miomas mandan a hacer una histerectomía, extirpando el útero, como si este fuera algo descartable, que sirviera en el cuerpo solo para engendrar vida y como si no tuviera ninguna otra utilidad que ésta, desconociendo su función, sutil pero extremadamente importante, de ayudar a conectar a la mujer con su parte más femenina. Además todo está conectado con todo y la falta de algún órgano repercute en el conjunto.

Los fibromas y miomas sangrantes, por ejemplo pueden resolverse, sin necesidad de la extracción del útero, a partir de la comprensión de la energía bloqueada en esa zona, cosa tan común hoy en día debido a lo alejadas que están las mujeres de su parte sensible y femenina. Se han desarrollado mucho los aspectos masculinos, relacionados con el hacer, la producción y la actividad hacia fuera, desconectándose de la actitud perceptiva y receptiva propia de la naturaleza femenina. El resultado es un bloqueo muy grande en todo el segmento que va desde la cintura a las ingles. Por eso en la medida que esto se comprenda realmente, se movilice esa zona a partir de ejercicios que permitan liberar los nudos que allí existen (miomas, fibromas, quistes), con una dieta adecuada, con aplicaciones de barro en la zona, con mucho trabajo interior, a través de la meditación y viendo las resistencias que uno pone a la vida, es posible resolver.

También en el caso de anemias por pérdida de sangre durante la menstruación, en la que ésta es muy abundante, es necesario comprender la causa de esa abundancia, ¿¿¿porqué tanto??? En general esto tiene que ver con una sobrecarga muy grande durante el período anterior a la menstruación. Las chicas de hoy y mujeres de hoy son hiperactivas, con un nivel de exigencia muy alto y con una necesidad de hacer, hacer, hacer. Se sobrecarga por lo tanto, tensiones, angustias, presiones propias y ajenas, exceso de todo tipo, de responsabilidad, que termina siendo irresponsabilidad hacia uno mismo, todo esto la única forma que tiene de descargarse es a través de la menstruación. En esos días, existe la posibilidad de sacar afuera todo lo acumulado y eso sale por esa vía que es una de las maneras de exteriorización que el cuerpo tiene para sacar los excesos acumulados. Entonces para que las pérdidas de sangre no sean tan excesivas habría que entender más que: "¿Cómo las evito y con qué?”,” ¿Porqué me sobrecargo tanto?”.

Tanto hombres como mujeres, sobrecargamos y tensionamos nuestra zona pélvica, donde se encuentra el centro de las sensaciones. Vivimos tan en el plano del pensar, del debo, tengo, hay que…, que tanta actividad mental ha ido en detrimento de nuestras funciones vitales, entre ellas la capacidad de sentir, la sensualidad. Vivimos una sociedad de seres muy pensantes que les cuesta relajarse y entregarse a los acontecimientos de la vida naturalmente. Tanto pensamiento mecánico ha ido en desmedro de lo sensual, lo sexual, lo amoroso, sensitivo y perceptivo. Este exceso de pensamiento tensiona y bloquea energéticamente la zona baja del cuerpo, sobrecargándola.

También suelen existir anemias debido a problemas gástricos por úlceras sangrantes y también hemorroides sangrantes, lo mismo ocurre en estados post-operatorios. En todos estos casos se pueden modificar teniendo en cuenta las pautas siguientes.

Alimentación

En lo que respecta a la absorción de nutrientes, éstos han de estar presentes no tanto por lo que se agrega a la ingesta diaria, sino más bien por lo que se le quita.

El hecho de que la anemia sea una enfermedad que incluso aqueja a personas sobrealimentadas, tiene que ver entre otras cosas , como ya hemos visto, con el hecho que los minerales y nutrientes en general no son absorbidos o son “lavados” debido a la existencia de una sangre de mala calidad que impide la fijación de dichos nutrientes.

En lo que respecta concretamente al alimento, el exceso de grasas saturadas, el exceso de azúcar refinada y alimentos refinados en general, el exceso de harinas, incluso aunque sean integrales, la comida fast-food, la comida demasiado condimentada, el alcohol y los químicos en general, impiden que los minerales y Vitaminas del cuerpo queden fijados y sucede como en una tierra lavada por tanta agua y falta de abono, que al no tener minerales no es apta para labrarla. Es sabido que, entre otras cosas, por ejemplo la falta de ácido fólico se debe al consumo de alcohol, la de Vitamina B12 al consumo de químicos en general, la de hierro al exceso de cafeína, presente tanto en el té negro, como en la hierba mate y por supuesto en el café y también a la ingesta de azúcares y carbohidratos en general.

Tenemos una actitud muy intervencionista frente a las enfermedades que nos aquejan, por eso es importante insistir más en lo que se deja que en lo que se agrega, ya que el organismo tiene una inteligencia natural para volver a su estado de equilibrio, cuando encuentra el orden adecuado.

La anemia ha de resolverse en lo que al alimento se refiere dejando el exceso de grasas animales, azúcares, productos químicos en general, exceso de harinas, exceso de sal. También teniendo más conciencia en la incorporación de alimentos que contengan hierro, vitamina C (para fijar el hierro), ácido fólico, vitamina B12.

Las fuentes

Las fuentes más importantes de la vitamina B12 o cobalamina son: germen de trigo, semilla de girasol, tempeh y miso (derivados de la soja), brotes de legumbres (sobre todo al 4to día de germinación), algas: espirulina (la más rica), nori, fucus, kombu y wakame en ese orden, levadura de cerveza, yema de huevo, perejil, yogurt, queso, avena. Se sintetiza también en el colon a través de la flora. Para la producción de glóbulos rojos necesita actuar en presencia de la B9 ó ácido fólico.

Las fuentes más importantes de ácido fólico son: trigo burgol, poroto de soja, germen de trigo, espárragos, hojas de nabo, garbanzos, semillas de girasol, naranjas, brócoli, remolacha, frambuesas, paltas, repollito de bruselas.

Las fuentes más importantes de vitamina C son: pimiento rojo, pimiento verde, frutillas, repollito de bruselas, pomelo, kiwi, naranja, tomate cocido, brócoli cocido.

Las fuentes vegetarianas más importantes de hierro son: yema de huevo, germen de trigo, mijo, cebollita de verdeo, poroto de soja, semilla de sésamo, perejil, semilla de lino, pistacho, lenteja, damascos secos, higo seco, levadura de cerveza seca, rúcula, azúcar integral tipo mascabo, furikake (hojas de mora, escarola, nabo y zanahoria hechas polvo), polen de abejas.

Danzas Expresivas

Tanto para hombres como para mujeres, una actividad física que ayuda a desbloquear la energía contenida en la zona baja de cuerpo son las danzas que impliquen un movimiento de toda la zona pélvica, tales como danza árabe, y danzas latinoamericanas con influencia negra (salsa, cumbia, zamba brasilera y otras…), es decir aquellas que permitan conectarse con las sensaciones y ayudar a aflojar, relajar y permitir conectar con la feminidad y la masculinidad en sus expresiones primarias.

La zona pélvica, es el centro vital por excelencia, ya que desde ese lugar surge la vida, y por otro lado desde ahí es por dónde se eliminan la mayoría de nuestros deshechos. Al destrabarse esa zona ayudado por las danzas, se genera una liberación de la energía estancada en esa zona, permitiendo que fluya libremente, lo que genera a su vez una integración de todas las partes del cuerpo.

El bailar por otro lado genera una sensación de plenitud que tiene un gran efecto curativo.

Fangoterapia e hidroterapia

Tanto la tierra como el agua aportan minerales y nutrientes al organismo, que penetran por él a través del contacto por la piel. Son prácticas muy saludables que aumentan las defensas y aportan nutrientes el caminar descalzo por el césped temprano en la mañana, realizar tratamientos de fangoterapia, aplicado por lo menos dos veces por semana en todo el cuerpo durante una hora.

Los baños en arroyos y ríos de montaña, cuyas aguas vienen de vertientes subterráneas, aportan muchos minerales, lo mismo el agua de mar. Incluso más allá de lo que se ingiera como alimento, estos baños levantan muchísimo las defensas del organismo, revitalizando y nivelando, por ejemplo el hierro de la sangre.

Meditación

Y como corolario de todo lo anterior, lo fundamental es poder meditar y comprender lo que la anemia en sí significa, esta baja, esta indefensión y falta de potencia. Poder ver en uno que no estamos divididos en un cuerpo y una mente, sino que somos UNO, y en esa unidad poder permanecer siendo la indefensión y la debilidad.

Cuando uno se conecta profundamente con esos estados, éstos ya, en ese “ser la cosa”, es decir no resistir lo que se expresa, no enjuiciar, no justificar ni poner en palabras, no analizar, o sea, no intervenir, ya que todo esto lo que hace es darle más forma y cuerpo al estado de debilidad. Cuando uno se queda conectado, sin ningún movimiento interno, da lugar a que emerja un estado de fortaleza. Esa fortaleza, acompañada de todas las otras formas de resolución, termina acabando con la anemia.

Recetas

En esta ocasión hemos elegido dos recetas cuyos ingredientes aportan nutrientes necesarios para la afección de la anemia. El germen de trigo es una fuente importante de vitamina B12, ácido fólico y hierro. Las algas wakame, de vitamina B12. Los repollitos de bruselas, de vitamina C. El mijo, una fuente importante de hierro.

Sopa crema de verduras con germen de trigo (para todo el año)

Ingredientes: 3 tazas de zapallo calabaza cortado en cubitos, 1 puerro, 3 ó 4 repollitos de Bruselas, 1 trozo chico de algas Wakame, sal marina a gusto,

1 cucharada de germen de trigo, jugo de jengibre fresco rallado, agua de buena calidad.

Preparación: Se cortan las verduras en porciones medianas, se incorpora el alga y se llevan a una olla de acero inoxidable o barro y se cubren con la cantidad de agua suficiente. Cuando están bien tiernas las verduras se dejan entibiar y se licua bien como para formar una crema. Si es necesario se agrega más agua, siempre y cuando se mantenga la preparación bien cremosa. Se da otro hervor habiéndole agregado sal marina a gusto. En el momento de servir se agrega jugo de jengibre fresco a cada plato y por encima la cucharada de germen de trigo.

Zapallitos rellenos con mijo (para tiempo cálido a templado)

Ingredientes: 4 zapallitos medianos, 100 grs. de mijo cocido, 2 cebollas medianas, 2 dientes de ajo, 1 ramillete de perejil, 1 ají rojo mediano, aceitunas para decorar, 1 cucharada de aceite de oliva de 1º presión en frío, salsa de soja artesanal a gusto, sal marina a gusto.

Preparación: En una olla de barro o de acero inoxidable se agregan los zapallitos, agua en poca cantidad apenas para cubrirlos y sal marina a gusto. Se cocinan hasta que al pincharlos con un tenedor estén blandos y no demasiado cocidos. Se dejan enfriar y luego con una cuchara se les saca la pulpa. Se trocea bien la pulpa, se cortan en cuadraditos pequeños la cebolla y el ají. Se pica bien el ajo.

Se calienta una sartén de acero inoxidable y se le agrega el aceite de oliva, cuando éste está caliente se agrega la pulpa troceada del zapallito, la cebolla, el ají y el ajo. Se cocina todo a fuego mínimo con un difusor de calor, bien tapado hasta que la cebolla esté transparente. A esta preparación se le agrega el mijo cocido y el perejil bien picado y se condimenta con salsa de soja a gusto. Se disponen los zapallitos en una fuente para horno apenas untada con aceite de oliva. Se pincelan los zapallitos con salsa de soja para que tengan sabor y se les agrega por encima la mezcla del mijo y las verduras. Se decoran con aceitunas y algunas tiritas de ajíes rojos y luego se doran al horno.

Por Liliana Racauchi y José Bidart

spa@spa-lasdalias.com.ar

fitoterapia: Mezclar una parte de genciana, 2 de hojas de fresa, 2 de fumaria, 2 de hiedra terrestre y una de melisa. Hervir 4 cucharadas de mezcla en un litro de agua. Beber una taza antes de las comidas.


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional