Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Magnetismo celular

Una luz de esperanza para el alma abatida. Desde el primer "Parque Temático Científico Oncológico" que se construye en el mundo.

Una luz de esperanza para el alma abatida

"Resumen"

El cuerpo humano es una unidad, por lo pronto: Si alcanzamos la armonización entre la mente y el cuerpo, el ser manifestará en todo tiempo la energía suficiente para capacitar todos los órganos y de esta forma el equilibrio celular estará en armonía.

Nadie podrá alcanzar la paz y la salud, mientras la mente no este dispuesta en recuperar la potencialidad y coordinación de las células; Ya que nosotros mismos somos los que podemos crear el campo propicio para que nuestras propias células puedan desertar y transformarse en potenciales enemigas.

Aquellas células que estimulaban el ánimo, alentaban coraje, voluntad, apetencia sexual, valor para emprender cambios y ganas de correr, jugar, cantar, hacer chistes y ver las cosas en positivo: Nos llevan al fracaso, negación, tristeza, llanto, nervios, cansancio, agotamiento y a un estado de desaliento tal que el ser puede llegar en dejarse de querer (consume alimentos grasos y en exceso y en lugar de consumir el agua que el organismo requiere ingiere alcohol o jugos concentrados que intoxican la sangre)

Además: Puede abandonar su higiene personal y hasta pierde la capacidad en percibir los olores que su propio cuerpo dispersa a través del sudor anunciando el colapso en la cadena linfática, genitales con emanación altamente desagradable por la concentración de impurezas acumuladas en el interior, gases mal olientes generados principalmente por la putrefacción en las entrañas, materia fecal olorosa por la fermentación que emana de un intestino perezoso y hasta un aliento con olor a muerte que es aquel aliento que se asemeja al olor de un pozo negro.

Pero el ser humano tiene muchas alternativas para producir el cambio cuando se da comienzo a este proceso degenerativo celular y este cambio solo se pone en marcha cuando se nos presenta la posibilidad para rescatar a aquellas células desertoras, mediante la fuerza de la mente por medio de aquellas células que se mantuvieron luchando y superando toda adversidad cuando muchas de sus pares se transformaron en potenciales enemigos de nuestro propio ser, como resultado de la falta de cuidado en los alimentos que ingerimos, la insuficiencia de agua que el organismo demanda y la imposibilidad de las tres evacuaciones diarias que el organismo requiere como mínimo para mantener el equilibrio térmico en las entrañas.

Para facilitar este cambio: Lo primero que debemos llevar a cabo es el difícil y complicado barrido interno de nuestro intestino grueso, ya que este es el único órgano que tiene la capacidad para retener las impurezas que facilitarán el cambio de polaridad en aquellas células débiles o disconformes.

De nada servirá un tratamiento oncológico o de cualquier otra índole, si el paciente no esta dispuesto en declarar la guerra a aquellas células desertoras; Puede ser el más acertado y eficaz remedio para tal o cual patología, pero si desde la mente no se produce esa transformación no habrá ni siquiera una leve mejoría y la luz de la vida se apagará lenta o apresuradamente.

Las células desertoras harán todo lo posible para destruir primeramente el sistema nervioso, para luego apoderarse de aquellos órganos más débiles. Esta crisis emocional no se produce por tal o cual situación afectiva o de trabajo solamente, ya que además se puede originar por la falta de un mineral que años atrás lo portaban todos los alimentos, pero no así los transgénicos que en la actualidad dominan el mercado de consumo.

Este mineral (las sales de Magnesio en escamas) son las encargadas de suplir a nueve encimas del sistema nervioso la energía suficiente para armonizar los sentidos, unidad que se verá seriamente afectada cuando el hígado no recibe estas irremplazables sales minerales.

No habrá deserción celular (células malignas) mientras la sangre transporte este preciado mineral, porque las células no pueden cambiar de parecer mientras el Magnetismo de las mismas no pierde su polaridad; Sin olvidar, además: Que el Magnesio mantiene la dilatación en las arterias (vaso dilatador) y es también el responsable en fijar el calcio a los huesos.

Así como existen familias que lamentan el daño irreparable que su propio hijo generó cuando se transformó en potencial enemigo por no darle lo que pretendía, existe también esta posibilidad en nuestro propio ser cuando a determinadas células le falta este mineral. Y así como vuelve la paz dentro de un hogar cuando este regresa, también se alcanza la salud y el bienestar cuando las células reciben esta fuerza mineralizada.

En la actualidad no hay alimento que almacene Magnesio, por lo pronto: Ser humano que no reciba en la cadena alimenticia la dosis de Magnesio requerida para la puesta a punto del sistema nervioso no podrá vivir en paz, porque muta en muchas células su polaridad. Lo más lamentable es que los nervios son contagiosos, por lo pronto: Muchos serán afectados por este mal que tantas adversidades acarrea.

Pero no se detiene aquí esta corriente de dolor y desesperación, porque al mismo tiempo: La falta de este mineral afecta seriamente las paredes del intestino grueso, al impedir que la humedad se concentre en la vellosidad o glándulas internas de este órgano, que es el encargado de expulsar de inmediato los residuos que el organismo desecha de los alimentos que hemos ingerido.

No será fácil salir de esta situación, porque la primer señal de alarma es dada con un fuerte dolor de cabeza y allí se suele acudir a calmantes que afectarán aún más al estomago que a esta altura de los acontecimientos esta por estallar:

Una porque el sistema nervioso esta quebrado y nos alimentamos no por necesidad sino porque estamos mal anímicamente y la otra: Es que si el intestino grueso colapso, el estomago no podrá pasar los alimentos que ingerimos y esto llevará a quebrar la temperatura en el aparato digestivo que producirá aún más toxicidad que la primaria.

A esta altura de los acontecimientos ya tenemos cinco problemas difíciles de solucionar:

Primero, estamos de mal humor y esto nos acarrea un sin fin de problemas con aquellos que amamos.

Segundo, nos duele la cabeza y esto nos complica con las tareas o los estudios.

Tercero, el trastorno que provoca un hígado que sufre como consecuencia de un intestino perezoso es inmenso: Agotamiento, fastidio, irritabilidad, angustia, abandono, ineficacia, sueño, debilidad, pesadillas, ahogos e impaciencia.

Pero al no tomar conciencia de inmediato y facilitar la descarga intestinal suprimiendo todo tipo de alimento y la ingesta de Magnesio necesaria para la evacuación:

El colapso hepático será el próximo camino y allí las cosas se irán agravando con mareos, anemia, obesidad, retención de líquido y reiteradas descargas ante la inflamación intestinal que reduce la capacidad de la vejiga, taquicardia ante la falta de oxigeno por la presión que ejerce el diafragma sobre los pulmones, perdida de memoria y otros accidentes cerebro-vascular como resultado de los cambios de postura que trae a la columna la dilatación del tejido intestinal, dolor de piernas por la falta de retorno venoso, colesterol, diabetes, insuficiencia renal, complicaciones menstruales, flujos olorosos, impotencia sexual por el agotamiento en el sistema nervioso y físico e intoxicación por todos los fármacos ingeridos para lograr algo que jamás lo podremos alcanzar, sino estamos dispuestos al cambio y antes que grupos celulares comiencen a desertar para llevarnos a formaciones tumorales muchas veces irreversibles.

Pero, a esta altura de los acontecimientos si todavía nos quedan fuerzas para intentar el cambio debemos estar dispuestos en llevar a cabo un tratamiento depurador y revitalizador celular.

Para esto se debe guardar cinco días seguidos de ayuno,
consumiendo como único alimentos media manzana roja por hora con piel y semilla, dos o tres litros al día de agua mineralizada de a sorbos y seis dosis de cien gotas (total seiscientas gotas al día) acompañada con un cuarto de vaso con agua cada cien gotas del "ELITSIR T-23" (concentración del núcleo de la roca de Magnesio), y continuar siempre bajo control médico por el tiempo que se considere necesario con trescientas gotas diarias siempre acompañada con agua o jugos naturales, ya que ingerirlo sin liquido puede provocar fuertes retorcijones en el estómago que son eliminados ni bien se consume algún alimento o lo mejor una zanahoria que es más efectiva contra el acidez.

Además: No debemos olvidar que este tipo de barrido o limpieza profunda de nuestras entrañas, nos hará detener a lo menos cuatro de los cinco días del ayuno, ya que las descargas intestinales serán provocadas de continuo y en estado liquido, porque no es un proceso digestivo, sino, un proceso de limpieza; Por esto las evacuaciones serán producidas con carácter diarreico, cosa que no se le debe temer si se consumen los dos o tres litros de agua mineralizada al día.

Asimismo: Debemos tener en cuenta que al llevar a cabo este tratamiento liberador de impurezas, las células que desertaron lucharán por conservar su lugar y esto llevará al paciente a enfrentar un estado de confusión y quebranto que será superado en cuanto a las células transgresoras se le quite su alimento (las toxinas que vía hepática pasan a la sangre cuando los intestinos colapsan por la falta de magnesio que reúne la humedad necesaria en las glándulas intestinales para que podamos evacuar sin dificultad las 3 o 5 veces que el ser humano debe liberar sus inmundicias diariamente para vivir alegre, sin enfermedad, con la fortaleza, dinamismo y el animo necesario y así sobrellevar todas las dificultades que a diario debemos enfrentar.

Cuarto: Nuestras arterias colapsan por la falta de este mineral que permite su elasticidad y comenzamos a sentir los primeros síntomas de la presión arterial, para continuar de por vida con drogas que acarrearán males mayores.

Quinto: El envejecimiento prematuro, caída de cabello, dolores en las articulaciones, complicaciones en útero, ovarios e infecciones urinarias estarán a la orden del día y todo se derrumbará cuando nos avisen que células malignas se han apoderado de nuestro cuerpo, o mejor dicho: Células que desertaron ante la confusión y el desconcierto que nosotros mismos generamos ante la falta de Magnesio).

Este es el camino para alcanzar a ver la luz de la vida, siempre y cuando los alimentos que cada día llevemos a nuestro organismo sean sanos y frescos.

Las frituras, achuras, fiambres, embutidos, carnes en exceso, el consumo de pollo o lechón que son formados con alimentos y hormonas venenosas para la salud, el consumo de bebidas alcohólicas sin control, los enlatados, las salsas y cremas en conserva, el azúcar blanco, la falta de harinas integrales en los alimentos, el cigarrillo que tan pronto como comencemos a ingerir diariamente Magnesio provocará en nosotros un rechazo profundo a este vicio que tanto mal y sufrimiento provoca y la falta de costumbre de muchas personas en no beber el mínimo de un litro de agua al día que es lo que el hígado requiere para no colapsar.

El llamado de alerta a los científicos

1) Para que examinen los resultados adversos que provocan las "mamografías" Como resultado del daño irreversible ante la presión que ejerce en los tejidos mamarios, vasos y otros daños que el seno pudiese haber desarrollado.

2) El llamado de alerta sobre el uso de "tampones" que facilita la formación de coágulos: Aceleradores cancerigenos de ovario, útero e endometriosis.

3) La aplicación de rayos o quimioterapia que no logran su cometido por la constipación o sequedad intestinal que ocasionan a los pacientes, pudiéndose superar tal crisis con el consumo de las sales de Magnesio.

4) La falta de conocimiento médico sobre la importancia de las evacuaciones en todos los seres humanos, en especial aquellos pacientes que consultan o son atendidos ante determinadas patologías.

5) Suprimir aquellos fármacos que atentan contra la vida de las personas, ante los efectos adversos o secundarios que provocan.

6) Educar a las madres para que en el agua de cada cocción agreguen una cucharada de "CLORURO DE MAGNESIO EN ESCAMAS" y así suplir todas las necesidades de este irremplazable mineral que mantiene la energía y potencialidad de las células.

7) Declarar al ELITSIR T-23 fuente de salud y vida, por los beneficios que trae a la salud cuando se ingiere la dosis que requiere cada organismo, ya que su composición esta basada con un Magnesio de alta calidad.

Este libro es un resumen de mis 26 años recorriendo el mundo (China, Japón, África, Europa, América y otros) Tratando de compartir experiencias oncológicas con otros científicos, para así llegar a un conocimiento tal que lo comparto por medio de mis libros, cátedras, laboratorios y en este "Parque Temático Científico Oncológico" que estoy desarrollando en el valle de San Marcos Sierras-Córdoba-Argentina, sobre una propiedad privada de 70.005 m de superficie, con recursos propios y con la ayuda incondicional de muchas personas que creen en este "Faraónico" proyecto.

Soy plenamente conciente que esta misión no será nada fácil, a igual que todas las cosas que desarrolle en mi larga carrera como científico y que muchos fracasados e incapaces tratarán por todos los medios de impedir este desarrollo y la propagación de esta lectura.

Por lo tanto: Si este articulo fue de gran ayuda para usted, no olvide que la mayor parte de los hogares necesitan de esta "Esperanza de vida", y trate por todos los medios de hacerle llegar una fotocopia a su médico de cabecera, a sus más allegados y a cuanta persona enferma se le presenta en el camino.

Fuente: Néstor Santiago Corsi- Científico

Solicitar libro digital GRATIS de: Magnetismo Celular


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional