Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


"El cruel negocio del cartílago de tiburón"

El cartílago de tiburón en polvo o en forma de pastillas es etiquetado como un “noble revitalizante” para personas stresadas.

Es vendido mayormente como un aditivo para comidas, pero sin embargo, también se le atribuye la prevención del cáncer.

Mientras estos productos llenan cajas registradoras con la vida de tiburones, no apuntan sólo a los fanáticos de la salud, sino también a millones de desesperados enfermos de cáncer.

Sin embargo, la mayoría de las compañías son lo suficientemente inteligentes para no sacar sus productos como curas para el cáncer, ya que sería ilegal.

El hecho es que hasta ahora el cartílago de tiburón no ha sido reconocido oficialmente como un remedio contra el cáncer.

El efecto que tienen las preparaciones de cartílago sobre el cáncer y otras enfermedades inflamatorias sólo pueden ser tomados como relajantes.

Cómo empezó todo

“Los tiburones no sufren de cáncer” fue el título de un libro escrito por el Dr. William Lane, el cual en la primera mitad de los años 90, desencadenó el interés por el cartílago de tiburón. Estaba basado en una investigación científica realizada en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en 1983.

Esta investigación determinó que cartílagos de tiburón y ternero tenían influencia sobre el riego sanguíneo, y por lo tanto, una influencia indirecta sobre el desarrollo de los tumores.

El libro citaba estudios muy cuestionables sobre el cartílago de tiburón como cura para el cáncer. Esta fue una jugada astuta considerando que William Lane era además el presidente de la Asociación Americana de Comercio de Pescado, y que anteriormente había estudiado la posibilidad de hacer inversiones en la industria pesquera de Nueva Guinea para la administración de Ronald Reagan. Una cura para el cáncer, aseguraba a Lane un negocio billonario, al ser este el dueño de una de las mayores compañías que manejan productos derivados de tiburón.

Hechos

Los tiburones sufren cáncer. Uno de los que sufren es justamente cáncer de cartílago.

  • Hay todavía compuestos activos en cartílago, que retardan el crecimiento de los tumores, que aún no se conocen.
  • Hasta el día de hoy, no existe un estudio serio que demuestre que el cartílago de tiburón tiene efecto sobre el cáncer humano.
  • El potencial efecto retardante sobre el crecimiento del tumor, no es exclusivo del cartílago de tiburón. En el MIT se han demostrado que el cartílago de ternero tiene un efecto similar.

El 30 de Junio del año 2000, marca la primera sentencia contra los productores de productos de cartílago de tiburón.

La Comisión Americana del Comercio Federal (FTC) ordenó a Lane Labs-USA inc. y Cartilage Consultans que dejen de etiquetar el cartílago de tiburón como un remedio contra el cáncer. Andrew Lane, presidente de los Laboratorios Lane, y su padre el Dr. William Lane, dueño de Cartilage Consultans, fueron acusados de hacer causa común con los tendenciosos nombres de sus productos, la preparación de cartílago de tiburón “BeneFin” y la crema solar “SkinAnswer”.

Los Laboratorios Lane fueron también acusados de competencia desleal, por lo que recibieron una multa de un millón de dólares.

El caso había empezado mucho antes. El 10 de diciembre de 1999, la Food and Drug Administration (FDA), una autoridad americana que entre otras cosas se encarga de controlar todas las preparaciones médicas de los Estados Unidos, fue llevada a juicio debido a “BeneFin” y “SkinAnswer”.

El caso fue tomado por la FTC. A partir de entonces las compañías han tratado sin éxito de ganar delegados congresales para su defensa, siempre argumentando que fueron acusados equivocadamente y que el Gobierno Americano estaba tratando de prevenir a los ciudadanos de comprar “aditivos alimenticios curativos y seguros”

Ambas compañías terminaron aceptando la sentencia. BeneFin y SkinAnswer no fueron más marcados como remedios contra el cáncer “clínicamente testeados”. La multa de 1 millón de dólares se dividió en dos: 550.000 dólares fueron directamente a la FTC y los restantes 450.000 dólares beneficiaron a un proyecto para investigar cartílagos de tiburón.

Por lo general la FTC no interviene tan drásticamente en casos de competencia desleal. En este caso, la Comisión ordenó una multa severa debido a que las compañías utilizaron la desesperación de una parte de la población para su propio beneficio.

Europa está cambiando

En Europa decisiones similares siguen pendientes. Tal vez, es más difícil que en Estados Unidos probar el etiquetado con falsas premisas. Los comentarios como “una serie de investigaciones en varios centros científicos de Estados Unidos y Europa han revelado que el cartílago de tiburones tropicales puede ser un fuerte oponente contra el cáncer” son legales ya que no están directamente equivocados, pero llevan a los consumidores a creer falsos hechos en cuanto a las píldoras de cartílago de tiburón.

Por A. J. Godknecht
Fuente: The Shark Foundation
Traducción Facundo Moyano


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional