Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Hoo-Ponopono

Hace dos años, escuché hablar de un terapeuta en Hawai quien curó un pabellón completo de pacientes criminales insanos sin siquiera ver a ninguno de ellos.

El psicólogo estudiaba la ficha del recluso y luego miraba dentro de sí mismo para ver cómo él había creado la enfermedad de esa persona.
En la medida en que él mejoraba, el paciente se mejoraba.

La primera vez que escuché hablar de esta historia, pensé que era una leyenda urbana

¿Cómo podía cualquiera curar a otro con sólo curarse a sí mismo?
¿Cómo podía aunque fuera el maestro de mayor poder de auto curación curar a alguien criminalmente insano?

No tenía ningún sentido, no era lógico, de modo que descarté esta historia.

Sin embargo, la escuché nuevamente un año después. Escuché que el terapeuta había usado un proceso de sanación Hawaiano llamado "oponopono".

Nunca había oído hablar de ello sin embargo no podía sacarlo de mi mente.
Si la historia era totalmente cierta, yo tenía que saber más.
Siempre había entendido que "total responsabilidad" significaba que yo soy responsable de lo que pienso y hago.

Lo que esté más allá, está fuera de mis manos.
Pienso que la mayor parte de la gente piensa igual sobre la responsabilidad.
Somos responsables de lo que hacemos, no de lo que los otros hacen, pero eso está equivocado.

El terapeuta hawaiano que sanó a esas personas mentalmente enfermas me enseñaría una nueva perspectiva avanzada sobre lo que es la total responsabilidad.
Su nombre es Dr. Ihaleakala Hew Len .

Probablemente hayamos pasado una hora hablando en nuestra primer conversación telefónica.
Le pedí que me contara la historia total de su trabajo como terapeuta.

Él explicó que había trabajado en el Hospital Estatal de Hawai durante cuatro años.
El pabellón donde encerraban a los locos criminales era peligroso.

Por regla general los psicólogos renunciaban al mes de trabajar allí. La mayor parte de los miembros del personal de allí, caían enfermos o simplemente renunciaban.

La gente que atravesaba ese pabellón simplemente caminaba con sus espaldas contra la pared, temerosos de ser atacados por sus pacientes.

No era un lugar placentero para vivir, ni para trabajar ni para visitar.
El Dr. Len me dijo que el nunca vio a los pacientes. Firmó un acuerdo de tener una oficina y revisar sus legajos.

Mientras miraba esos legajos, el trabajaría sobre sí mismo.

Mientras él trabajaba sobre sí mismo, los pacientes comenzaban a curarse .
"Luego de unos pocos meses, a los pacientes que debían estar encadenados se les permitía caminar libremente" me dijo.
"Otros que tenían que estar fuertemente medicados, comenzaban a mermar su medicación. Y aquellos que no tenían jamás, ninguna posibilidad de ser liberados, fueron dados de alta" .

Yo estaba asombrado.
"No solamente eso" continuó, "sino que el personal comenzó a gozar yendo a trabajar." "El ausentismo y los cambios de personal desaparecieron. Terminamos con mas personal del que necesitábamos porque los pacientes eran liberados y todo el personal venía a trabajar. Hoy ese pabellón está cerrado."

Aquí es donde yo tuve que hacer la pregunta del millón de dólares:
"¿Qué estuvo haciendo usted con usted mismo que ocasionó que esas personas cambiaran?"
"Yo simplemente estaba sanando la parte de mi que los había creado a ellos", dijo él.

Yo no entendí. El Dr. Len explico que entendía que la total responsabilidad de tu vida implica a todo lo que está en tu vida, simplemente porque está en tu vida, y por ello es tu responsabilidad.

En un sentido literal, todo el mundo es tu creación.

¡Guau! Esto es duro de tragar. Ser responsable por lo que yo hago o digo es una cosa. Ser responsable por lo que cualquiera que este en mi vida hace o dice es otra muy distinta.

Sin embargo la verdad es ésta: si asumes completa responsabilidad por tu vida, entonces todo lo que ves, escuchas, saboreas, tocas o experimentas de cualquier forma es tu responsabilidad porque está en tu vida.

Esto significa que la actividad terrorista, el presidente, la economía o cualquier cosa que experimentas y no te gusta, esta allí para que tu la sanes .

Ello no existe, por decirlo así, excepto como proyecciones que salen de tu interior.
El problema no está con ellos, esta en ti, y para cambiarlo, debes cambiar tú.
Sé que esto es difícil de captar, mucho menos de aceptar o de vivirlo realmente.

Achacar a otro la culpa es mucho más fácil que asumir la total responsabilidad , pero mientras hablaba con el Dr. Len, comencé a comprender esa sanación de él y que el HO'OPONOPONO significa amarte a ti mismo.

Si deseas mejorar tu vida, debes sanar tu vida. Si deseas curar a cualquiera, aun a un criminal mentalmente enfermo, lo haces curándote tú mismo.

Le pregunté al Dr. Len como se curaba a sí mismo. Qué era lo que él hacía exactamente cuando miraba los legajos de esos pacientes.
"Yo simplemente permanecía diciendo 'Lo siento' y 'Te amo', una y otra vez" explico él.
"¿Sólo eso?"
"Sólo eso."
"Resulta que amarte a ti mismo es la mejor forma de mejorarte a ti mismo, y mientras tú te mejoras a ti mismo, mejoras tu mundo"

Permíteme darte un rápido ejemplo de como funciona esto: un día, alguien me envía un e-mail que me desequilibra.

En el pasado lo hubiera manejado trabajando sobre mis aspectos emocionales tórridos o tratando de razonar con la persona que envió ese mensaje detestable.
Esta vez yo decidí probar el método el Dr. Len .

Me puse a pronunciar silenciosamente "lo siento" y "te amo".

No lo decía a nadie en particular. Simplemente estaba invocando el espíritu del amor para sanar, dentro de mí lo que estaba creando la circunstancia externa.
En el término de una hora recibí un e-mail de la misma persona. Se disculpaba por su mensaje previo.

Ten en cuenta que yo no realice ninguna acción externa para lograr esa disculpa. Yo ni siquiera conteste su mensaje.
Sin embargo, solo diciendo "te amo", de algún modo sané dentro de mí lo que estaba creando en él.

Más tarde asistí a un taller de HO'OPONOPONO dirigido por el Dr. Len. El tiene ahora 70 años de edad, es considerado un chamán abuelo y es algo solitario.

Él alabo mi libro "El Factor Atractivo". Me dijo que mientras yo me mejoro a mi mismo, la vibración de mi libro aumentará y todos lo sentirán cuando lo lean. En resumen, a medida que yo me mejoro, mis lectores mejorarán.
"¿Y qué pasará con los libros que ya he vendido y han salido de mí?" pregunté.
"Ellos no han salido" explico él, una vez mas soplando mi mente con su sabiduría mística.
"Ellos aún están dentro de ti".

En resumen, no hay afuera

Me llevaría un libro entero explicar esta técnica avanzada con la profundidad que ella merece.

"Basta decir que cuando quiera que desees mejorar cualquier cosa en tu vida, hay sólo un lugar adonde buscar: dentro de ti. Cuando mires, hazlo con amor".

Éste es uno de esos mensajes que literalmente cambian la vida.

Hemos oído muchas veces que nosotros creamos nuestra realidad, que el mundo es un reflejo de quien somos, que todos somos uno, que todo comienza y termina en ti, etc, etc.

Pienso que ustedes los conocen a todos. Es otra historia ver cuánto comprendemos verdaderamente de la esencia de todas esas afirmaciones. Sin embargo, en mi humilde opinión, la simplicidad del mensaje en esta historia presiona nuestras teclas y hace caer la ficha.

¡Es tan simple! A todos y cada uno de ustedes: ¡Lo siento! ¡Te amo!

por Joe Vitale

¡Hola a todos!

Como habíamos vaticinado, el tema del Hoo-Ponopono ha dado de qué hablar.
Varias personas me han escrito enviando sus experiencias y otras solicitando mayor información.

El resultado de ello es el compendio que les envío, el cual no es solamente traduje sino que tuve que editar diferentes fuentes de información y hacer añadidos personales para que todo fuera lo más inteligible y fluido posible.

¡Espero que disfruten de esta lectura y apliquen la técnica en beneficio de todos!

 SOLICITAR GRATIS EL TEXTO DIGITAL DE HOO-PONOPONO

En amor y servicio,
Mario Liani 

MÁS SOBRE LA TÉCNICA HOO-PONOPONO

http://portal11acuario.blogspot.com.ar/2013/12/la-sanacion-gratuita-distancia-para.html

En hawaiano, Hoo significa CAUSA y Ponopono significa PERFECCIÓN.(enderezar lo torcido)

A través de esta técnica, tenemos la capacidad de hacer lo correcto a nuestro propio Ser, de volver al estado de perfección, de colocar nuevamente nuestra página vivencial en blanco…, con sólo pedirle a la Divinidad que aquello que yace dentro de nosotros, aquello que ha ocasionado una división en nuestros pensamientos, venga a la superficie para ser liberado.

Al pedir perdón a la Divinidad por haber hospedado pensamientos que nos han separado de nuestra Unidad con el Espíritu... el pensamiento pernicioso y recurrente desaparece. Para lograrlo, algunas veces se necesita pedirlo varias veces a fin de que la razón que está detrás del pensamiento aparezca en la superficie y sea liberada. Y cuando es liberada, el espacio se llena inmediatamente con un amoroso sentido de Unidad con todo.

El Hoo-Ponopono

es un proceso de contrición, arrepentimiento, pedido de perdón y transmutación y consiste en realizar una petición a la energía del Amor Universal e Incondicional para cancelar y reemplazar las energías tóxicas que puedan hallarse en uno mismo.

El Amor efectúa dicho proceso fluyendo a través de la Mente Espiritual o Supra-consciencia y continúa su flujo a través de la Mente Consciente, liberándola de la excesiva racionalización para finalizar en la Mente Emocional o Subconsciente, donde anula todos los pensamientos que tengan emociones tóxicas, reemplazándolos con Amor incondicional.

No hay límites en el número de veces que esta herramienta puede ser usada, especialmente en lo referente a transmutar en pura luz tus pensamientos, los de tu familia, ancestros y descendientes, puesto que esta herramienta es una petición a purificar los pensamientos tóxicos que causan reales divisiones en tu percepción.

El Hoo-Ponopono es realmente muy simple

Para los antiguos hawaianos, todos los problemas se empiezan a gestar en los pensamientos. Tener pensamientos no es el problema. El problema está en todos nuestros pensamientos que se encuentren plenos de memorias dolorosas sobre personas, lugares o cosas.

El intelecto como tal no puede solucionar esos problemas porque él solamente gestiona procesos. Gestionar cosas no soluciona los problemas del todo. Tienes que dejar que fluyan.

Cuando se hace Hoo-Ponopono, la Divinidad se hace cargo de los pensamientos dolorosos y los neutraliza.

Haciendo Hoo-Ponopono, tú no purificas personas, lugares o cosa alguna.
En cambio, neutralizas la energía dolorosa que tú asocias con esas personas, lugares o cosas. Así que la primera etapa para hacer Hoo-Ponopono es purificar energías.

A seguir, algo maravilloso ocurre. No solamente la energía queda neutralizada, sino que se desprende, quedando una nueva página vacía donde escribir de nuevo otra realidad. La etapa final es permitirle a la Divinidad hacer acto de presencia y rellenar el vacío de esa página en blanco con Luz Divina.

Para hacer Hoo-Ponopono no necesitas saber cual fue el error cometido o cual fue el problema. Apenas necesitas percibir la existencia de situaciones físicas, mentales o emocionales que te estén abrumando. Cuando lo hagas, tu responsabilidad estriba en comenzar inmediatamente a sanar la esencia de tales situaciones, diciendo simplemente: “Lo lamento. Por favor perdóname”.

Se trata apenas de realizar un trabajo interno sobre ti mismo, para mejorar lo externo.

El procedimiento personal estriba en mantenerse callado y centrado en ti, permitiendo que el proceso de transmutación se lleve a cabo por sí mismo, pues si involucras tu intelecto, el proceso se detiene.

Si deseas resolver un problema personal, trabaja sobre ti mismo.
Si tienes un problema con otra persona, simplemente pregúntate: “¿Qué existe en mi que hace que esta persona me ataque?”. Elévate sobre esas situaciones diciendo simplemente: “Lo lamento por cualquier cosa que haya sucedido o esté sucediendo.
Por favor, perdóname”.

Lo bonito de esto es que no hay que comprender nada a nivel racional. Es como navegar por Internet. Apenas hay que ir hacia la Divinidad y hacer clic para bajar la información solicitada.

Por ejemplo, si alguien se nos acerca hablándonos de que sufre una cierta pena o dolor físico, podemos preguntarle a la Divinidad: “¿Qué ocurre en mí que he causado dolor o sufrimiento sobre esta persona?”.

Y luego, podemos preguntar a la Divinidad: “¿Cómo puedo rectificar ese problema en mi?”. O también: “Por favor, cualquier cosa que sea que ocurra en mi que haya causado este sufrimiento en fulano, dime como puedo rectificarlo”. Las respuestas a esos interrogante suelen venir sin esfuerzo, pero a continuación deberíamos hacer lo que se nos sugiera… Lo que aquí importa no es el efecto sino el entendimiento del origen del problema. Ésa es la clave.

En el caso de ser un terapeuta que use Hoo-Ponopono para ayudar a otros a sanar, debes primero conectarte con la Fuente Divina y apelar al Amor Universal para corregir los erróneos pensamientos que existan en ti y que se estén manifestando en la actualidad principalmente como un problema en ti y luego en tu cliente o consultante.

Esta súplica o apelación estriba en un proceso de arrepentimiento y solicitud de perdón por parte del terapeuta: “Yo lamento que mis erróneos pensamientos hayan causado situaciones negativas en mi y en mi cliente. Por favor, perdóname”.

El Hoo-Ponopono vale también para tratar situaciones derivadas de objetos inanimados, espacios físicos que deban ser sanados, etc. El límite es nuestra percepción o imaginación.

La manifestación de una amorosa responsabilidad es lo que transmuta los errores dentro de nosotros que manifiestan el problema (en nosotros o en los demás).
La actitud amorosa los cancela y los corrige.

Liturgia para hacer Hoo-Ponopono

Esta liturgia se refiere a procurar sanar aspectos que involucran otras personas.

Todos los procedimientos hawaianos comienzan con una respiración denominada Ha. Una serie de Ha consiste en inhalar durante 7 segundos (o contando 7), retener la respiración contando 7 y exhalar contando 7 veces. Cuando hayas vaciados tus pulmones, reten la respiración durante un conteo de 7.
Relájate y permite que tu propio ritmo respiratorio determine por sí mismo cuando puede durar tu conteo de 7.

Siéntate entonces con las palmas de tus manos descansando sobre tu regazo, con los pulgares y dedos índices en contacto entre sí. A seguir, toma 7 ciclos de respiración Ha, tal como se explicó arriba. Luego, lee la siguiente oración en voz alta:

Divino Creador, Padre, Madre e Hijo, Todos en Uno...:

Según tus creencias, esto lo puedes sustituir por:
Amado Esp íritu, amada Unidad de Todo lo que Es…:

Si de cualquier manera yo, mis familiares, amigos, ancestros y descendientes te hemos ofendido o causado cualquier tipo de daño a ti, a tus familiares, amigos, ancestros y descendientes en pensamientos, escritos, palabras o acciones desde el principio de la creación hasta la fecha presente (puedes decir cual es la fecha presente), transgrediendo o quebrantando la Unidad de Todo lo que Es contra nosotros o fuera de nosotros hacia los demás, entonces nosotros solicitamos humilde y modestamente ser perdonados por ello.

Por favor, pedimos que cualquier tipo de memorias, obstáculos o energías no deseadas sean limpiadas, purificadas, definitivamente desprendidas, liberadas y transmutadas en Pura Luz.

Pedimos que esto sea hecho… y ya se cumplió.

Otros formulismos que pueden ser aplicados en varias ocasiones

Te amo y si desperté sentimientos hostiles en ti, lo siento y te pido perdón. ¡Gracias!

Lo lamento. Por favor, perdóname por cualquier cosa que se halle en mi interior que se manifieste como un problema (en mi o en ti).

Cuatro técnicas Hoo-Ponopono adicionales

Técnicas para la solución de problemas que pueden ser aplicados a restablecer la propia identidad a través de la anulación de memorias que reproducen frecuentemente una y otra vez los problemas en el Subconsciente.

1 - Yo te amo

Cuando tu alma experimente memorias que reproducen una y otra vez situaciones problemáticas, habla silenciosamente con tus memorias y diles: “Las amo, queridas memorias. Agradezco la oportunidad de liberarlas y de liberarme”.

“Yo te amo” puede ser repetido una y otra vez.
Tus memorias nunca se van de vacaciones o se retiran a menos que tú lo hagas.
“Yo te amo” puede ser usado aún si tú no estás realmente consciente de cuál es el problema. Por ejemplo, puede ser aplicado antes de emprender cualquier actividad como hacer una llamada, responder al teléfono o antes de entrar en un vehículo para dirigirte a cualquier lugar.

2 - Gracias

Este proceso puede ser usado junto a o en vez de “Te amo”, repitiéndolo mentalmente una y otra vez. “Gracias. Yo te amo”. O simplemente, “¡Gracias!”.

3. Agua azul solarizada

Beber cantidades de agua es una maravillosa práctica para solucionar o sanar situaciones, particularmente si es agua azul solarizada.

Consíguete un envase de vidrio azul con una tapa no metálica, llénalo de agua potable y coloca el envase (o la botella) bajo el sol o bajo la luz de una lámpara incandescente (no fluorescente) durante un tiempo mínimo de una hora.

Después de haber solarizado el agua, puedes beberla, cocinar con ella, lavar frutas y vegetales, enjuagarte la cara o el cuerpo.

Tal como sucede con el proceso “”Yo te amo” y “Gracias”, el agua azul solarizada borra las memorias que causan las situaciones repetitivas en la mente Subconsciente.

4 - Fresas y arándanos

Estas frutas anulan memorias. Pueden ser comidas frescas, deshidratadas, en mermeladas, siropes o helados.

Testimonios de lectores

Testimonio 1

Hola, soy Maria Ángeles desde España.

Ya que alguien ha compartido su experiencia con Oponopono, me animo y comparto la mía.
Decidí que en lugar de hacer publicidad para mis actividades haría Oponopono.
Al día siguiente me llamaron varias personas y logré concertar tres visitas.

Lo hice con mi hijo que estaba de mal talante y distante conmigo. Al día siguiente vino a cenar y estaba bien. Lo hice con mi marido y me invitó a comer y a cenar en la playa. Ahora lo estoy aplicando con mi gente, pero como aún no han vuelto de visita no os puedo explicar. Besos, ebio@grn.es

Testimonio 2

Hola Mario: Le envío ante todo un saludo afectuoso. Quiero contar mi experiencia con la técnica del Oponopono para que confirme que no se equivocó al enviarnos algo tan útil.

Mi nombre es Belkys, soy cubana y resido en Chile...

Pero le escribo principalmente por la técnica del Hoo-Ponopono. Cuando recibí su mail, decidí aplicarla inmediatamente. ¡Tenía tanto por hacer! Empecé con algo que venía preocupándome de alguna manera.

Hace unos meses (en marzo) hice un trabajo y aun no había recibido el pago correspondiente. Quien tenía que solicitar que me pagaran lo había olvidado y después de haberle preguntado varias veces, no muchas, orientó el pago el 20 de junio. Quien debía aprobar el pago también lo olvidó y no pasaba nada. Yo me decía: "uhmmm, aquí hay algo, dentro de mi siento que tiene que ver con el merecimiento, pero…".

Pero no hacia nada y los días seguían pasando. Estuve de descanso los días lunes 24-07 y martes 26-07. Yo trabajo en un colegio y la mayor cantidad de personas está de descanso. Me dije: "de regreso el miércoles 27 preguntaré por el cheque", pero antes recibí su mail hablándonos del Hoo-Ponopono, así que decidí aplicarlo.

Me senté junto a mi ángel dorado, conversamos y reconocí que en varias ocasiones me había sumado a comentarios no felices sobre el administrador (la persona que autoriza el pago y que también lo olvidó), comentarios sobre su forma de ser o de actuar con los trabajadores, pero que no nos hacían mejores a nosotros, los que hablábamos o criticábamos esto.

Lamente profundamente la actitud que había tenido, visualicé a esta persona, le expresé mi arrepentimiento y le dije cuanto lo amaba. También me visualicé a mí y sentí haberme comportado así. Me expresé mucho amor, lo hice solo una vez, pero intensamente.

Ayer fui al colegio, era día de fiesta, algunos tendrían sus días de descanso (el que solicitó el pago no estaba, el que debía pagarlo -que fue con quien trabajé en meditación- se había ido). Así que me dije: “No es un buen día para hablar de esto; además quizás necesite mas trabajo con el Espíritu. El lunes próximo, con todos aquí, preguntaré”.

¡PERO NO HIZO FALTA! Hoy cuando llegaba, me llamó el contador para decirme que mi cheque había sido firmado ayer, que debía pasar a recogerlo. ¡SORPRENDENTE! No hizo falta volver a preguntar. De más está decirle que llegué mi oficina e hice una pequeña ceremonia de agradecimiento.

Ahora le agradezco a Ud. Mario. La cantidad de dinero no era mucha y aunque me viene bien no es el logro más importante para mí. Lo interesante es que tenía cosas atascadas y éstas salieron con amor

Ahora estoy trabajando. Bueno, empecé también con Oponopono hace unos días, pero sigo, con una displacia mamaria que me visita desde hace 18 años. Sé porqué está conmigo, qué me ha enseñado y ahora le agradezco su enseñanza y le pido con amor que me libere.

No le voy a contar cuando sane totalmente porque ya es un hecho, ya ocurrió, solo tengo que vivirlo. Le reitero las gracias. Belkys, bikifrometa@gmail.com

Testimonio 3

Estimado Mario: Voy a contarte una anécdota que estoy casi segura que tiene que ver con esta técnica del Oponopono.

Hace como seis meses estaba muy deprimida, trabajando con el merecimiento a través de una cinta de Lazaris, y me llegó que mi depresión tenía que ver con una vida pasada.

Entonces decidí hacerme una regresión (yo misma) y descubrí una vida de asesino.
Me impactó porque era como si yo no tuviera ningún remordimiento por esas personas a las que asesinaba de una forma sádica.

Trabajé por perdonarme y tuve la clara certeza de que Dios/Diosa me perdonaba.

Al día siguiente aprendieron aquí en mi país a tres asesinos 2 mujeres y un hombre. Cuando yo los observaba en las noticias los veía como yo me había visto: sin ningún remordimiento.

En ese momento tuve lo que yo denomino una expansión de conciencia en la que se me indicó que mi sanación había ayudado a la Aprehensión de estas personas.

Como comprenderás yo no lo podía creer. Pensé: "En verdad tu ego esta inflado". Sin embargo ahora que leo este artículo que envías, estoy convencida que así es.

En amor, luz y servicio. Desde México, Susana Jiménez, susjial@yahoo.com.mx

Testimonio 4

No sé si este era el medio para ofrecer mi testimonio y ventilar una duda que tengo.

A partir de recibir el correo comencé a utilizar la técnica Oponopono. Tenía problemas económicos y comenzaron a solucionarse. Es más, estoy arreglando mi casa con cosas que no creía poder hacer.

De más está contarles esto. Mi preocupación viene por que tengo un problema personal con alguien, pido perdón, le digo constantemente que lo amo pero la situación empeora en vez de mejorar. Él vive lejos de donde yo estoy y cuando medito le mando luz, le pido a mi ángel que lo acompañe, que acompañe al suyo y por más que lo intento no logro atravesar esa barrera. Todos los días y a cada rato aplico la técnica pero en ese caso no obtengo muchos resultados.

¿Hay algo que estoy haciendo mal? ¿O será necesario que en algunos momentos deje partir a las personas de mi vida? ¿Será ésa la sanación? Estoy un poco desconcertada en cuanto a esta persona, pero por lo demás el método ha cambiado mi humor, estoy más tranquila y más feliz. Lo aplico con mis hijos, con mis padres, con todo el que me rodea.

¡Muchas gracias por compartir la Luz conmigo”
Saludos, fliaguayama@yahoo.com.ar

Testimonio 5

Hola querido Mario: Gracias, un millón de gracias por ese regalo maravilloso que nos has dado. Llegó a mi vida en el momento preciso. Con razón dicen que Dios nunca nos deja solos.

Siempre supe que somos responsables de nuestro mundo afuera. Hasta nuestra respiración y el aire que sale de nuestros pulmones es tan poderoso como los pensamientos que salen de nuestra mente. Somos creadores de nuestro propio mundo y el mundo afuera es el reflejo de nuestro mundo interno.

Apenas leí tu mensaje comencé a practicarlo. ¡No sabes los grandiosos resultados que he obtenido!

Trabajo en una oficina en la que había un ambiente muy tenso, demasiados conflictos y energías densas, y en dos días apenas, todo cambió. Todos se volvieron amables, cariñosos, atentos, todos sonríen y saludan y lo mejor de todo !el amor está fluyendo de maravillas!

Tu mensaje lo he circulado a miles de amigos. Espero que muchos de ellos ya estén practicando esta técnica.
Gracias, gracias de corazón. En estos momentos estoy aplicando esta técnica a mi amada Madre Tierra. Ojala muchas personas hagan lo mismo.
Gracias amigo., Maruja, marujasimosa@cantv.net

 SOLICITAR GRATIS EL TEXTO DIGITAL DE HOO-PONOPONO




Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional