Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Las siete tareas

HACIA UNA NUEVA CONCIENCIA, UN NUEVO SER HUMANO, UN NUEVO MUNDO

LAS SIETE TAREAS:

Que deberán ser llevadas a cabo para el Bien Común

"TRATA A LOS DEMÁS COMO QUISIERAS QUE TE TRATEN"

"EL HACERNOS CARGO DE NUESTRAS PROPIAS VIDAS NOS LIBERA DE LA NECESIDAD DE CULPAR A OTROS"

“TODOS PARA UNO Y UNO PARA TODOS”

En el proceso de espiritualización dentro y fuera de Naciones Unidas mediante la práctica del respeto mutuo, la gratitud mutua, la inclusividad y la no-discriminación en la vida diaria.
Basado en la justicia para todos y los derechos humanos protegidos por la ley internacional ejecutable

Estos pensamientos de siete de las tantas tareas que enfrenta la humanidad en el camino hacia una cultura mundial y una civilización que está más en armonía con las leyes universales surgen principalmente de nuestro trabajo en Naciones Unidas en Ginebra, que nos pone en contacto con los muchos esfuerzos que efectúan varios grupos y organizaciones para ayudar a resolver hoy en día los problemas del mundo, y los obstáculos que evitan que éstos tengan éxito.
Al escoger estas siete tareas no implica que sean las únicas ni las más importantes.

Entre muchas otras, limpiando nuestro entorno, cambiando nuestras actitudes con respecto a la salud y a la sanación, trasladando a la ciencia más allá del puro materialismo podrían ser igual de importantes. Sin embargo, de acuerdo a nuestro punto de vista, estas siete tareas son ejemplares en el trabajo que necesita efectuarse hoy en día para establecer las correctas relaciones humanas dentro de nuestra familia humana. Ofrecemos nuestros pensamientos sobre el tema con la esperanza de que puedan ayudar a clarificar algunas de las causas subyacentes de los problemas mundiales y sean útiles a todos quienes, a través del mundo, están trabajando para aliviarlos.

1. Para Transformar el ETIQUETAR en Correctas Relaciones Humanas y Humanidad

En prácticamente todas las tendencias de vida hoy en día, encontramos que se etiqueta a la gente como Cristianos, Judíos, Musulmanes, Católicos. Comunistas, Demócratas, Americanos, Europeos, Asiáticos, etc. Hay una amplia tendencia a que la gente se vea primero del modo como esté definido por esas clasificaciones y por lo tanto, separados de los demás, olvidándose que ANTES de todo, son SERES HUMANOS, enfrentando las mismas tareas y problemas en sus familias, con su salud, en sus trabajos y en sus distintos grupos religiosos y partidos políticos.

En tanto los seres humanos se perciban a sí mismos con “etiquetas” separativas, considerarán a sus rótulos como un medio para lograr ciertos status en la vida; las etiquetas, por lo tanto, alimentan la competencia, el sentido de superioridad y un comportamiento exclusivo: la separatividad. Todos estos aspectos del espejismo y de la ilusión tienen un fuerte impacto dentro de la sociedad de nuestro mundo hoy día y crean muchos problemas. Ciertos grupos, incluyendo a los intelectuales, con frecuencia piensan que son mejores que otros porque tienen una educación académica-intelectual superior, que saben más qué es lo que los otros necesitan, olvidándose que la simplicidad es un aspecto esencial para una comprensión más profunda y para el desarrollo espiritual.

Todas estas tendencias de separatividad, complicadas por una generalizada injusticia, impiden el desarrollo mundial de las CORRECTAS RELACIONES HUMANAS. Nuestras diferentes culturas y estilos de vida son nuestro bien común; podemos aprender los unos de los otros y enriquecernos en nuestro esfuerzo común hacia el BIEN COMÚN en un espíritu de GRATITUD MUTUA y RESPETO MUTUO hacia todos. Nuestros distintos acercamientos hacia aquello que llamamos VERDAD o FELICIDAD jamás debería ser una causa para pelear o para guerras.

Sólo debemos aceptar que somos primordialmente SERES HUMANOS con necesidades comunes y aspiraciones y que se puede desarrollar un mundo mejor solamente si ejercemos una cooperación constructiva en todas las circunstancias de vida, si aprendemos a disfrutar de nuestras diferencias de acercamiento hacia un modo superior de vida, y olvidamos totalmente todo tipo de competencia y nos ayudamos los unos a los otros a lograr nuestras metas tanto individuales como colectivas para el BIEN COMÚN.

Está en nuestras manos crear una NUEVA CIVILIZACIÓN MUNDIAL y una NUEVA CULTURA MUNDIAL DE PAZ compartiendo nuestro conocimiento y nuestros recursos mundiales en pro del desarrollo social y espiritual de TODOS. La implementación práctica de la fórmula “Todos para uno y uno para todos” es la clave que podría garantizar el Bien Común, el bienestar y la felicidad en todo el mundo.

2. Para transformar el SISTEMA MONETARIO, en un instrumento global humano-amistoso y justo

Originalmente, el dinero era un medio neutro de intercambio de servicios y bienes. Debido a que el dinero en sí es una energía neutral, puede ser intercambiado por bienes y servicios. Debería circular libremente en todo lugar donde se lo necesita para ese intercambio. Ese era y es el concepto básico y puro del dinero. Sólo debería circular tanto dinero como sea necesario para el intercambio de servicios y bienes producidos por los humanos y la naturaleza.

La transformación del dinero en un ‘producto’ que puede ser intercambiado en los mercados capitales, más el sistema de intereses ha llevado hacia el mal uso de un medio neutral y justo de intercambio. Esta es la raíz de todos los problemas económicos globales, tales como la especulación, la corrupción y las guerras, la inflación, el desempleo y la pobreza de millones de humanos en nuestro planeta. Con el sistema corrupto de intereses, los ricos ‘hacen’ dinero del dinero, en lugar de ganar dinero con la prestación de servicios o bienes. No trabajan para el interés de un sistema social justo, sólo ‘trabajan’ para sí mismos y crean una pobreza y miseria artificial para millones de personas en todo el mundo, pese a la riqueza de nuestros recursos planetarios.

Mediante las inversiones para sus propios intereses egoístas, ellos determinan y controlan cuáles industrias crecerán y en qué tipo de trabajos trabajará la gente, aunque les guste o no les guste, o si su trabajo contribuirá a crear un sistema social justo. Así que vivimos bajo los dictados de un pequeño grupo de personas que controlan el corrupto sistema monetario mundial para sus propios intereses. Los mejores ejemplos de guerras comenzaron para lograr el acceso y control de los recursos mundiales en otros países.

Las empresas cooperantes, tierra para la gente y libre circulación del dinero, y no el actual proceso de “privatización”, proveerán una infraestructura de justicia y de seguridad en la cual la gente podrá trabajar y desarrollarse de un modo sano y perfecto. La especulación es el ‘ingreso’ sin trabajar – sin ninguna responsabilidad por un sistema monetario justo y una estructura global equitativa que eleve la dignidad humana. Muchos grupos trabajan fuertemente hoy en día para abrir los ojos de la gente hacia el tipo de esclavitud a que se les somete y para impartir información sobre un sistema monetario libre y limpio. Los medios podrían tener un importante papel en este urgente proceso.

3. Para volver a escribir la verdadera HISTORIA de todas las naciones

Honoré de Balzac expresó en palabras mordaces: “La historia es de dos tipos – existe una historia oficial que se enseña en las escuelas, una compilación de mentiras... y existe la historia secreta que trata con las verdaderas causas de los eventos – una crónica escandalosa”.

Hasta ahora, la historia ha sido escrita o dictada en casi cada país por los ganadores de los conflictos y de las guerras. Los perdedores siempre fueron los malvados y los ganadores los buenos. Los perdedores de confrontaciones no tenían voz. Internacionalmente, historiadores respetables han sido recluidos en prisiones por atreverse a escribir la historia de sus propios países tal como la vivieron. ¿No es ya tiempo que todas las naciones admitan abiertamente sus pasados errores, eliminando así los agravios causados por las posturas de superioridad y por ser señalados con el dedo?

Por lo tanto, la historia necesita ser escrita nuevamente, para que las actuales y futuras generaciones vean claramente y comprendan correctamente QUÉ ocurrió verdaderamente en el pasado. Entonces podrán construir bajo igualdad de condiciones las Correctas Relaciones Humanas basadas en los valores eternos tales como el amor a la verdad, respeto mutuo, gratitud mutua, responsabilidad personal, cooperación constructiva y justicia. Los nobles esfuerzos, humanidad e integridad caracterizarán a los líderes futuros de la humanidad, y no la pre-ocupación con poderes militares.

Aquí hay un buen ejemplo de la historia reciente. Cuando Mikhail Gorbachev entró al poder en la antigua USSR en 1986, uno de sus primeros actos de BIEN COMÚN fue invitar a 50 de los mejores historiadores de Rusia para que vuelvan a escribir la historia del país correctamente y con verdad. Surgieron detalles muy interesantes y Alemania fue exonerada de varios crímenes de guerra que de hecho habían sido cometidos por las fuerzas Rusas.

La rehabilitación de todas las naciones juega un importante papel para el futuro común de paz y dignidad basado en el respeto mutuo y en la verdad universal. En una nueva cultura y civilización mundial, sólo podemos vivir en armonía cuando la justicia y las leyes sean la plataforma para las negociaciones y para las buenas y armoniosas relaciones humanas.

La justicia tiene que ser la base común en la cual se construirán un nuevo Cielo y una nueva Tierra. Tenemos que comenzar AHORA - toda la gente con SENTIDO COMÚN está invitada a convertirse en constructora de puentes hacia la Era Acuariana de Correctas Relaciones Humanas basadas en un sentido de la Justicia, Universalidad y de Unidad iluminada.

4. Para desarrollar la COOPERACIÓN entre religiones y credos en un espíritu de respeto mutuo y gratitud

Todas las actuales religiones mundiales y creencias espirituales tienen una y la misma fuente:

EL AMOR DEL CREADOR

Si es verdad, como se dice en muchas religiones mundiales, que Dios es amor y que el ser humana fue hecho a imagen de Dios, entonces ¿por qué han estado peleando entre sí las religiones institucionalizadas por miles de años? ¿Quizás es porque han perdido contacto con la esencia de los mensajes divinos traídos a la humanidad a través de las edades por sabios altamente desarrollados?

¿Cómo puede ser una religión mejor que la otra, cuando todas proceden de una y la misma fuente? Pareciera que este hecho es oscurecido por el espejismo brumoso que encuentra su expresión en un sentido de superioridad, separatividad y conflictos a costa de las poblaciones mundiales.

En un sentido más profundo, las religiones mundiales representan una secuencia de pasos espirituales. Toda religión presentó los valores eternos de una manera que era la más apropiada para la humanidad de ese entonces. No se detiene, la evolución continúa avanzando y las viejas formas de religión necesitan transformarse en nuevos instrumentos de entrenamiento espiritual. Actualmente no hay una excepción.

Estamos en el umbral de una nueva religión mundial que incluye todos los valores previos y a la vez que está a la altura de las nuevas cualidades de vida que están emergiendo, tales como la captación global y la conciencia global, que incluye a toda la humanidad compuesta de seres humanos hechos a la imagen del Creador UNO.

¿Por qué entonces pelearnos los unos con los otros, si todos somos hermanos y hermanas? La ilusión de la separatividad, que nos hace ver como enemigos, tiene que ser reconocida y eliminada. Lo que necesita verdaderamente la humanidad son líderes espirituales con cualidades del corazón, no gobernantes religiosos intelectuales que buscan su propio prestigio y poder. En más de 20 religiones mundiales, se puede encontrar la llamada REGLA DE ORO:

TRATA A LOS DEMÁS COMO QUISIERAS QUE TE TRATEN

Si la mayoría de la humanidad viviera desde ahora en adelante de acuerdo a esa regla, mañana el mundo cambiaría totalmente. La hermandad se podría materializar de la noche a la mañana. Comencemos a practicar la Regla de Oro en nuestro diario vivir tan pronto como leamos estas líneas, y difundamos este sencillo mensaje a todos nuestros amigos y colegas para que también puedan comenzar a vivir como seres humanos inteligentes a quienes les importa y respetan los unos a los otros.

Este maravilloso planeta es lo suficientemente rico como para darnos un amparo seguro y saludable, inclusive durante nuestro ciclo de vida, si se deja de explotarlo. Mahatma Gandhi dijo: “Hay suficiente para las necesidades de todos, pero no para su codicia” (“There is enough for everybody’s need, but not for everybody’s greed”). Nuestra bendición diaria hacia todo lo que nos rodea debería ser: “Deseamos felicidad a todos los seres”.

5. Para DESARMAR en forma drástica, y emplear libremente el dinero para la educación pacífica e inteligente y para el desarrollo social, incluyendo servicios de salud, alimentos, agua limpia y techo para todos.

El desafío hoy en día para terminar con el hambre y la miseria humana y para el desarrollo social y digno demanda la canalización del necesario dinero para materializar todas las propuestas emitidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Debido al interés de una pequeña minoría, demasiado dinero es usado para la ‘seguridad’ - ¿para qué y para quién? Cerca de un trillón de dólares son gastados anualmente únicamente para servicios militares.

La paz sólo puede ser obtenida preparándose para la paz, no preparándose para la guerra. Es evidente para mucha gente cuáles naciones están invirtiendo montos exorbitantes de dinero en armamentos cada vez más sofisticados. Sin embargo, pareciera que muchos no comprenden con claridad que es su dinero (que pagan en impuestos) el que es usado para armamentos en lugar de los desesperadamente necesarios programas de salud y sociales (por ej. viviendas, educación, etc.). Uno podría muy bien preguntar ¿por qué ese trágico fenómeno continúa en tantas naciones? Hoy todos vivimos juntos en una aldea global y por lo tanto toda guerra es una guerra civil. Compartimos la misma nave espacial Tierra.

Se dicen demasiadas mentiras sobre la seguridad. Se nos mantiene en una constante atmósfera de temor, día y noche esperando ataques terroristas. El terrorismo también provee un negocio lucrativo para la producción de armamentos. Además, ha llevado hacia un creciente control de los ciudadanos por parte del Estado, diciéndoles cómo deben vivir, qué consumir, cómo educar a sus hijos y cómo curar sus problemas físicos y psicológicos.

La humanidad es hoy día lo suficientemente inteligente como para encontrar soluciones para sus desafíos transnacionales con el apoyo de Naciones Unidas. Todo lo que se necesita es una buena fuerza de policías para proteger a la gente de los criminales. Sería mejor ayuda para las poblaciones en situaciones tensas que obtengan consejos psicológicos de especialistas bien entrenados, cuya única prioridad es el bienestar de la gente. Hoy, sin embargo, se usan varias formas y modos para mantener a las poblaciones bajo la presión del temor.

La gente necesita comprender que está siendo desgraciadamente manipulada, por sus propios gobiernos, por los medios, por las grandes corporaciones y por la industria militar. En el Medievo, durante la Guerra de los Treinta Años en Europa, la gente finalmente encontró una solución: “Dios ayuda a aquellos que se ayudan a sí mismos”, lo cual nos dice que los humanos somos criaturas divinas y que tenemos la voluntad para cambiar nuestras vidas en la mejor manera manteniendo una actitud de respeto mutuo y de rectas relaciones humanas, basadas en la firme infraestructura de la justicia para todos. Donde hay una voluntad, hay un camino. La siguiente fórmula lo resume todo:

EL HACERNOS CARGO DE NUESTRAS PROPIAS VIDAS NOS LIBERA DE LA NECESIDAD DE CULPAR A OTROS

6. Para usar los RECURSOS GLOBALES para el desarrollo social y espiritual de todos

Los Maestros de Sabiduría en el planeta Tierra nos dicen: los recursos encontrados en diferentes partes de nuestro planeta pertenecen a la gente que vive en esas áreas. Los distintos recursos deben entonces ser intercambiados y distribuidos entre las diferentes poblaciones para promover su desarrollo social y espiritual. No está en absoluto en conformidad con las leyes naturales y cósmicas que corporaciones y gobiernos quiten esos derechos de la gente para sus propios intereses egocéntricos. Es peor aún usar esta riqueza para producir armamentos y para pelear contra sus justos dueños.

Los medios deben desempeñar un papel poderoso creando una opinión pública despierta e iluminada incluyendo a ciudadanos responsables de la Humanidad una. Hasta la fecha, trágicamente este no es el caso, ya que generalmente el contenido de los medios está dirigido no solo hacia lo violento y superficial, pero es destructivo para la conciencia de la gente – incluyendo a los niños. Podríamos en verdad preguntarnos por qué esta plaga tan extendida sigue impune...

Lo que vemos hoy es una flagrante violación del Plan cósmico para el planeta Tierra. Nos encamina hacia todos los resultados que tan bien conocemos hoy: guerra, pobreza, desempleo, tráfico humano, prostitución, enfermedad, hambre y criminalidad.

La mayoría de las leyes internacionales no son respetadas, mientras que la Carta de Naciones Unidas y la Declaración Universal de Derechos Humanos siguen esperando su implementación. La humanidad desesperadamente necesita reemplazar a los actuales gobernantes imperialistas por iluminados líderes espirituales de carácter noble.

7. Para establecer un CONSEJO DE SEGURIDAD DE NACIONES UNIDAS incluyendo sólo Estados miembros que no posean fuerzas militares

En el año 2005, alrededor de 20 de los 191 Estados miembros de Naciones Unidas no poseían fuerzas militares. En estos críticos tiempos, se debería rendir extra honor a estas naciones, que dan el ejemplo de que existen otras fuerzas que no son militares, tales como las buenas relaciones entre vecinos, que pueden reemplazar a las ambiciones expansionistas imperialistas de ciertas naciones. Las buenas relaciones son mucho más baratas que implementar cualquier solución militar. Una vez más, el dinero podría liberarse hacia el bienestar de la gente, y no ser usada contra ellos en la forma de agresión, ocupación u opresión.

Actualmente los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas – Estados Unidos, China, Inglaterra, Francia y Rusia – son los principales productores de todo tipo de armamentos, tanto convencionales como ABC (atómico, biológico y químico (chemical)). Muchos de los otros miembros del Consejo de Seguridad sin derecho a “veto” también son grandes productores de armamentos. Es lógico que cuando se produce un producto, el productor también quiere venderlo y usarlo. Así, el “mercado de guerra y de terrorismo” en el planeta Tierra crea una competencia constante para llevar productos al mercado. Nuestro sistema monetario, basado en la especulación y no en los valores sociales, contribuye a la sobreproducción.

Todos los armamentos son producidos con los impuestos de la gente de todos los países. Es una lástima que todos financiemos con nuestros impuestos la muerte y la destrucción para el provecho de los complejos de la poderosa industria militar que representa a la minoría de la humanidad. Además, la gente que trabaja en estas fábricas podría estar descontenta, porque saben que, desde la perspectiva global, y como miembros de la familia global una, entregan su fuerza de vida e inteligencia a la destrucción de la vida. Existe tanto tesoro de recursos, conocimientos, culturas, idiomas y paisajes. Tal herencia implica una responsabilidad implícita de compartirla al Bien Común, en el espíritu de la fórmula:

“TODOS PARA UNO Y UNO PARA TODOS”

textro estractado del Boletín 101 de IPS - Instituto de Síntesis Planetaria - Ginebra.


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional