Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


ESSIAC: La entrevista con el Dr. Glum parte 3

E.R.= La casa editorial me dijo que tuvo problemas para publicar el libro y distribuirlo. ¿Qué clase de problemas?

G.G.= No había ninguna casa editorial que quisiera publicarlo. Nadie quiso correr el riesgo de una demanda de muerte por negligencia; así es que tuve que publicarlo por mis propios medios. Y tan pronto como lo hice, me cayo Hacienda con un cobro de medio millón de dólares en impuestos y me dijeron: "Esto no tiene nada que ver con impuestos; es por el cáncer". De hecho, se llevaron mis archivos de mi consultorio y los confiscaron. También miles de mis libros fueron confiscados en la aduana por el gobierno canadiense; nunca me han regresado esos libros. Los únicos que me quedan los tengo escondidos en bodegas.

E.R.= Es increíble. ¿A que atribuye el interés por mantener esos libros fuera de circulación?

G.G.= Dinero y poder, como ya le dije. El cáncer es el segundo negocio más productivo del mundo, justo después de la petroquímica. En Canadá, el Ministerio de Salud y Bienestar confisca el libro porque dicen que es muy "publicitario".

E.R.= ¿Publicitando que? ¿El vídeo que ya ni siquiera vende?

G.G.= No, una cura para el cáncer.

E.R.= ¿Puede explicar un poco mas sobre el miedo que tienen los editores a una demanda de muerte por negligencia?

G.G.= De lo que se trata es que le estamos dando a la gente una fórmula que pueden preparar y usar en la privacidad de su casa, sin la aprobación de la A.M.A., de la F.D.A. o de nadie más. Si por cualquier razón, un abogado o un miembro de la familia, decidiera que la causa de la muerte de alguien fue el uso del Essiac, se vería envuelto en una demanda, dado que no es legal su uso pues no fue aprobado por la F.D.A. Cuando Renee Caisse solicitó permiso para probar el Essiac, se le concedió tratar pacientes terminales de cáncer que hubieran sido desahuciados por los médicos. Esa fue la primera condición.

En segundo lugar, todo debería estar certificado por un reporte patológico. Y tercero, no podría cobrar nada por sus servicios. Acepto todas las condiciones y empezó a tratar pacientes con Essiac. Muchos de ellos todavía asistieron a su funeral, 35 años después, cuando, a los 90, murió Renee. Como saben, en 1937, el Essiac estuvo a tres votos de ser legalizado como un tratamiento para el cáncer.

La gente había recolectado 55.000 firmas en una petición para permitirle Renee seguir usando el Essiac. Años después descubrió que el único motivo por el que no se ganó la mayoría fue por una reunión del Colegio de Médicos y Cirujanos con el Parlamento, en la que sostuvieron: "Si no prestan atención a la presión política y no legalizan el Essiac, entonces revisaremos el asunto con seriedad y le daremos a esta mujer una oportunidad para escucharla".

Así es que el Parlamento no legalizó el Essiac. Siguiendo las recomendaciones de la Real Comisión del Cáncer, se le permitió a Renee continuar su práctica, pero bajo las condiciones antes mencionadas, lo que permitió al Ministerio de Salud y Bienestar restringir el acceso público al tratamiento del Essiac. Sé lo que le estoy diciendo porque tengo una copia de las transcripciones de las audiencias; me las dio Mary McPherson y son parte de la información que no se quemó tras la muerte de Renee.

E.R.= Ya lo había mencionado. ¿Qué fue exactamente lo que se quemo?

G.G.= Todo el resultado de sus investigaciones de 40 años. Todos los nombres, todo el historial clínico que había recogido. Sus archivos y récords.

E.R.= ¿Y que pasó con los historiales de la Clínica Brusch? Esos podrían ser evidencia convincente.

G.G.= Hasta donde sé, todo ese material también fue destruido. Supe que Renee trabajo con el Dr. Brusch de 1959 y 1962, así es que fui a la casa del Dr. Brusch en Cambridge, Massachusetts, y allí me entregó el único material que le había quedado de sus archivos sobre el Essiac. Uno de ellos era su archivo personal, pues trato su propio cáncer con Essiac. Yo tengo sus papeles. Toda la información de mi libro esta corroborada con hojas de papel con fechas y firmas, y esas hojas y firmas son originales; no son copias.

E.R.= ¿Ha tenido usted alguna experiencia personal con el Essiac?

G.G.= Si, puedo darle un ejemplo. Toby Wood era un niño de 12 años; había contraído linfoblastemia, que es una de las más virolentas formas de leucemia. Había estado en quimioterapia por 4 años y en radiaciones por 3.

El único anhelo en la vida de su madre era encontrarle una cura. Fue a todos lados; probó todos los tratamientos alternativos. Su última parada fue con el Dr. Alvazados en Atenas, Grecia; la cuenta de células blancas del niño era de 186.000. No tenía células rojas ni plaquetas; se estaba desangrando. Le pusieron una transfusión y lo mandaron de regreso a Alaska con una esperanza de vida menor a cinco días. Conocí a una hermana de la madre en Los Ángeles mientras preparaba mi libro, y ella me preguntó si podría creer en esto.

Tuvimos una larga conversación. Pidió dinero prestado para volar a Anchorage y llevar una botella de Essiac. Para cuando llego, le pronosticaban a Toby tres días más de vida. Estaba en un completo estado de deterioro. Tomo el Essiac y en 24 horas se pararon las hemorragias. Después de tres meses, todos sus exámenes de sangre resultaron normales.

Meses después estuve en Alaska y lo conocí. Toby finalmente murió, y encontramos un patólogo dispuesto a practicarle una autopsia exhaustiva. Sabíamos que ya no tenía leucemia; queríamos saber cual había sido la causa de la muerte. El reporte tardo 4 meses en llegar. El patólogo había examinado todos sus órganos vitales, cerebro, testículos y la médula espinal. No había blastemas en los órganos vitales ni en la médula espinal. Había algunas células errantes en el cerebro y los testículos.

La causa de la muerte fue un daño al miocardio, efecto secundario a la quimioterapia. Este fue el primer reporte existente en la historia médica de una persona que hubiera sobrevivido a la leucemia linfoblastémica. Entregamos esa información a las agencias noticiosas AP (Associated Press) y UPI (United Press International), pero dijeron que no era una noticia impactante.

Nuestra información sobre el Essiac ha dado la vuelta al mundo dos veces en la revista Publisher’s Weekly en un gran anuncio de dos páginas. No recibimos respuesta de ninguna casa editorial en todo el mundo, ningún productor o director de Estados Unidos, ningún programa televisivo de entrevistas, nada de eso.

No tenemos acceso a los medios de comunicación. De hecho hablamos con Philip Scheffler, productor del programa 60 Minutos. Leyó el libro y le preguntamos que haría al respecto; dijo que nada. Le dije que toda la información del libro era verificable; que, en otras palabras, era verdad. Le dije "¿entonces por que no nos exhiben en 60 Minutos, al Essiac y a mí, como un fraude?". Él dijo "No, no puedo". Llevamos el libro con Joe Donally, que es el productor ejecutivo de los noticiarios de ABC en Nueva York. Le dijimos: "¿por qué no dárselo a Peter Jennings, Geraldo Rivea, Ted Koppel, o uno de esos?" dijo que no.

Preguntamos porque no; dijo que porque las líneas telefónicas estarían invadidas por 65.000 llamadas. Le dijimos " No cree que los padres de un niño que muere de leucemia se sentirían identificados con esas 65 mil llamadas". Él replicó que tiene su casa hipotecada y que debe de pensar en su retiro. Ese es el problema. Nadie quiere que esta información se divulgue. No son solo los medios masivos.

Esto incluye a las compañías distribuidoras de hierbas medicinales, que están sustituyendo la acedrilla con lampazo chino. La gente recibe ingredientes equivocados para el Essiac, sin contar las 5 o 6 formulas incorrectas que andan circulando por ahí. Están divulgando fórmulas falsas; hay toda una campaña de desinformación.

Contactar: en Cap. Fed. (Bs. As.- Argentina)
Con la Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873
o Celular :11-59367728
11-31412844
de 11 a 20 hs
Mail: buenasiembra@yahoo.com.ar


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional