Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


ESSIAC: La entrevista con el Dr. Glum parte 4

E.R.= Esta campaña de desinformación ¿empezó al mismo tiempo que salió su libro?

G.G.= Antes de mi libro, esta información no estaba de ninguna manera al alcance del público. No había mas información que algunos artículos aislados. Por supuesto que la fórmula no estaba de ninguna manera al alcance del publico. Toda la información era retenida por la Corporación Resperin de Toronto, Canadá, que se supone que es una institución privada. Incluso trabajaban hombro con hombro con el Ministerio Canadiense de Salud y Bienestar, que colaboraba directamente con la F.D.A. y con el Instituto Nacional del Cáncer en Bethesda, Maryland. Resperin nunca entregó a nadie la formula del Essiac.

E.R.= ¿La Corporación Resperin no hizo ninguna investigación con el Essiac?

G.G.= Han hecho investigaciones desde 1978, cuando Renee les proporcionó la fórmu a por el precio ganga de un dólar. Tan pronto como tuvieron la fórmula, le dijeron a Renee que ya no la necesitaban. El Ministerio de Salud y la Corporación Resperin le habían hecho creer que ella dirigiría las investigaciones que tanto deseaba estructurar. Pero Renee ya había hecho pruebas clínicas. Tenia nombres e historiales. Pensó que la Corporación Resperin era políticamente poderosa y con el dinero necesario para hacer llegar el Essiac al sector público sin lucrar con él.

Luego descubrió que la Corporación trabajaba estrechamente con el gobierno y el Ministerio de Salud. Ahora los pacientes con enfermedades terminales y desahuciados tenían que pasar por un laberinto de burocracia federal para conseguir el medicamento. Para entonces, para la mayoría de la gente, era demasiado tarde. Pero incluso cuando la gente se curaba, la información no llegaba al público. Resperin llevó a cabo investigaciones con el Essiac.

Una de las pruebas se realizó en el Norte de Canadá y se falsificaron los resultados. Por ejemplo, un hombre que estaba en la lista de muertos, unos meses después llegó a tocar a la puerta de Renee, para agradecerle el haber sido parte del programa experimental. Y estaba listado como muerto en el reporte de la investigación.

E.R.= Me esta empezando a parecer asombroso que algo de la información haya llegado a sobrevivir a esta "conspiración del silencio" y a la destrucción de reportes.

G.G.= El único medio por el que el Essiac se ha dado a conocer es de boca a boca y por ser el Essiac lo que es. Su efectividad es lo que dará a conocer el Essiac. Hace muchos años, Renee dijo: "Si el Essiac no tiene ningún mérito, permítanme ofrecerlo; si no tiene mérito caerá por su propio peso". Por supuesto, ella bien sabía que si la gente recibía las hierbas correctas, el medicamento sería un éxito. Y eso es lo que ha sido el Essiac todos estos años en que hemos divulgado la información. Renee también encontró que el Essiac era un gran preventivo.

Este hallazgo fue apoyado por el Dr. Albert Schatz de la Universidad Temple, quien descubrió la cura para la tuberculosis. Renee también descubrió que el Essiac podía normalizar la glándula tiroides. Mi esposa tomaba 12 miligramos de tiroidina desde que terminó la primaria. Cuando la conocí, empezó a tomar el Essiac y no ha vuelto a tomar la tiroidina desde entonces. Renee también descubrió que el Essiac podía curar la úlcera estomacal en 3 o 4 semanas.

A ella le parecía que las úlceras eran precursoras de cáncer. Sir Frederick Bating, el descubridor de la insulina, quería trabajar con Renee. Ella tenia historiales clínicos de pacientes insulinodependientes, que habían dejado de necesitar la insulina gracias al Essiac, pues aparentemente interactúa con la insulina.

Al aparecer, el Essiac regula al páncreas en los casos de diabetes mellitus. Los pacientes se liberaron de la insulina. Otra cosa que he encontrado con el Essiac es que mi salud ha sido casi perfecta. Con la edad uno suele pensar "Bueno, ya no tengo cuarenta, son cosas que pasan". No, no tienen que pasar.

Desde que tomo Essiac he tenido una salud casi perfecta, es asombroso. Duermo como un bebe, tengo mucha energía y ninguna enfermedad, ni siquiera gripe o catarro. También trabaje con el Proyecto SIDA de Los Ángeles, en los distritos de San Pedro y Long Beach. Habían desahuciado a 179 pacientes, mandándolos a sus casas. Todos tenían neumocistis carinii e histoplasmosis y habían perdido unas cien libras de peso. Su cuenta de células T-4 era inferior a diez. El proyecto me facilito a 5 de estos pacientes. Les quite los tratamientos de AZT y DDI y les di Essiac tres veces al día. Son los únicos cinco que siguen vivos; los otros 174 murieron.

E.R.= Es increíble, pero ¿qué tipo de vida es el que tienen?

G.G.= Hacen ejercicio tres veces al día, comen tres veces al día, recuperaron su peso normal. En otras palabras, nunca notaría que han estado enfermos en su vida. Pero esta información tampoco se divulga porque el SIDA se plantea como otro gran negocio. El director del proyecto SIDA de Los Ángeles gana más de 100 mil dólares al año. Incluso los profesionales de la medicina alternativa están ahí para controlar, no para curar. La medicina alternativa es tan mercenaria como la alópata. Nadie quiere una cura para el cáncer o el SIDA.

El Essiac tampoco tiene cabida en la medicina alternativa; ellos también piensan en el dinero. La gente esta perpetrando mentiras a la humanidad sólo por dinero. Dinero y poder, así de simple. Pensándolo bien, el único motivo por el que no tenemos energía solar es porque Exxon no ha encontrado la manera de vender el sol. Si quisieran, tendríamos energía solar; usted sabe que sí.

E.R.= Según su experiencia personal, este remedio herbal sirve para -voy a citar sus palabras y decir "curar"- cáncer, problemas de tiroides, diabetes, SIDA, úlceras…

G.G.= Y también la gripe común. El Essiac fortalece todo el sistema inmunológico. He tomado una onza al día por siete años, y en siete años no he tenido una gripe, catarro o virus.

E.R.= ¿Y todo gracias a un simple remedio herbal de tribus nativas?

G.G.= Si, aunque Renee incluyó algunas alteraciones. Le añadió la raíz de ruibarbo turco (Rheum Palinatum). El ruibarbo turco tiene más de cinco mil años de historia. En realidad paso de la India a China y de allí la trajeron los ingleses.

E.R.= Esa raíz turca definitivamente no es originaria de este país, ni se le puede conseguir aquí. Las hierbas importadas son primero fumigadas e irradiadas. ¿Le parece buena idea usar ruibarbo turco?

G.G.= Se puede sustituir con raíz de ruibarbo común. Los otros dos ingredientes son la raíz de lampazo (Arctium Lappa) y la corteza del olmo americano (Ulmus Fulva). Ambos se obtienen fácilmente. La acedrilla (Rumex Acetosella) es la que destruye las células cancerosas; las otras tres son purificadoras de la sangre. El Essiac aumenta el nivel de enzimas, que se destruyen en los pacientes de cáncer y SIDA. Eleva el nivel enzimático y el hormonal, lo que a su vez eleva el sistema inmunológico, por lo que el cuerpo puede curarse solo.

E.R.= ¿Y las dosis? Algunas hierbas son tóxicas.

G.G.= Ni sus más encarnizados enemigos pueden culpar al Essiac de efectos secundarios; puede tomar Essiac con toda confianza hasta seis onzas al día, según muestras todas las pruebas que se han hecho. Dos onzas en la mañana, dos al mediodía y dos en la noche, lo cual es una dosis alta. Renee, con las hierbas correctas, usaba desde una onza a la semana. Pero capté las diferencias de su época a la nuestra. Su comida no tenía cancerígenos, ni el agua, ni el aire. Pero nosotros hemos envenenado el aire, el agua y la comida. En todo el país, hay mas de 2.100 elementos químicos orgánicos e inorgánicos identificados en el agua potable y 156 de ellos son cancerígenos puros. De esos, 26 son generadores de tumores, así que si tienes un tumor, crecerá. Pero esta información tampoco se divulga. Estas cifras son el resultado de pruebas de la Agencia Protectora del Medio Ambiente, y nunca han sido distribuidos al público.

E.R. = Como consiguió la información?

G.G.= A través de la organización Ralph Nader, de Washington. Los medios masivos no han divulgado esta información. Otro problema es que es muy poca la gente que lee libros y nuestra esperanza es que lean "El Llamado de un Ángel". Y además, el problema es que la gente consiga las hierbas correctas. No pueden comprarse las hierbas en compañías distribuidoras; la mayoría son importadas, sin nivel medicinal y no fueron cosechadas adecuadamente. El gobierno impone cuarentena a todas las hierbas importadas y los inspectores de la F.D.A., con la pretensión de esterilizarlas (para eliminar salmonella y bacteria de Coli) las irradian y les aplican gas de óxido etílico, contaminándolas.

E.R.= ¿Algo mas que quiera añadir antes de terminar esta entrevista?

G.G.= Quisiera decir que no llevé a cabo toda esta investigación porque sienta que tenga una responsabilidad con mi prójimo. La hice porque tengo una responsabilidad conmigo mismo. Sé que he hecho todo lo posible por divulgar esta información y ponerla al alcance de la gente. Yo fui la primera persona en exponer información sobre el Essiac, sobre como prepararla; le he dicho a todos "Mira, aquí esta; aquí esta la formula y su historia". La historia ya anda por ahí y miren lo que pasa, tratan de eliminarla con una campaña de desinformación. Esto incluye Harvard, Temple, Tufts, la Universidad Northwestern, Chicago; todas estas instituciones han hecho pruebas con el Essiac, con los ingredientes correctos y han llegado a la misma conclusión que Renee Caisse. Pero han sepultado la información.

E.R.= Gary, ha sido muy interesante hablar con usted.

G.G.= Ha sido un placer. Pero al publicar esta entrevista va usted a abrir una caja de Pandora.

E.R.= Creo que es usted quien lo ha hecho. ¿Puede decirle a la gente como conseguir su libro y más información sobre el Essiac?

G.G.= Solo tienen que llamarme a California, al teléfono 310-271-9931. El libro cuesta $35 dólares; la formula es gratis.

El Dr. Gary L. Glum, hasta hace dos años, era un quiropráctico con consultorio en Los Ángeles, California. Entre sus pacientes estaban afamados equipos de atletas profesionales y equipos olímpicos. En 1988, el Dr. Glum publicó el libro El llamado de un ángel, la historia de Renee Caisse y el Essiac. Hace dos años abandonó la práctica y ahora dedica todo su tiempo a escribir sobre sus investigaciones.

En julio de 1991, el Canadian Journal of Herbalism publico un articulo "Antiguas medicinas de Ontario", acerca del Essiac. Este articulo da información especificas de los ingredientes del Essiac en incluye una descripción de las hierbas. La acedrilla, por ejemplo, es un antiguo remedio para tumores. El artículo también advierte del alto contenido de ácido oxálico en dos de las hierbas, lo que hace al medicamento inadecuado para personas con trastornos renales o artríticos.

El artículo concluye: "El Essiac no es un engaño o un fraude. Escuchar de viva voz de los pacientes sus experiencias convence a cualquier observador de los cambios dramáticamente benéficos que ocurrieron en muchos de aquellos que tomaron el medicamento, aunque no en todos.

Aunque el enfoque del Essiac esta en ser un tratamiento para el cáncer, mejoró y en muchos casos curo muchas otras enfermedades degenerativas, porque limpia a la sangre y el hígado y fortalece el sistema inmunológico". Para mayor información o para obtener una copia de la edición de julio, 1991, Vol. XII, No. III de la Revista Canadiense de Herborismo, escriba a: Asociación Herborista de Ontario M.J. Pimentel MH, 7 Alpine Ave, Toronto, Ontario, Canadá M6P 3R6.

Contactar: en Cap. Fed. (Bs. As.- Argentina)
Con la Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873
o Celular :11-59367728
11-31412844
de 11 a 20 hs
Mail: buenasiembra@yahoo.com.ar


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional