Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


El Pensamiento y su poder

Funciones del poder del pensamiento

SWAMI SIVANANDA

1. Los pensamientos promotores de una salud radiante.

El cuerpo está asociado a la mente íntimamente o, por mejor decir, es su contraparte. Es una forma tosca y visible de la mente sutil e invisible. Si se produce dolor en un diente, o en el estómago, o en un oído, la mente se ve inmediatamente afectada. Deja de pensar adecuadamente. Se agita y se perturba.

Si hay depresión en la mente, el cuerpo no puede funcionar adecuadamente. Los dolores que afecta al cuerpo son llamados enfermedades secundarias, Viadhi, mientras que los Vasanas, o deseos que afectan a la mente se denominan enfermedades primarias o mentales, Adhi.

La salud mental es más importante que la salud física.
Si la mente está sana, el cuerpo estará necesariamente sano. Si la mente es pura, si tus pensamientos son puros, te verás libre de todo tipo de enfermedades primarias y secundarias. "Mens sana in corpore sano", Mente sana en cuerpo sano.

2. Los pensamientos desarrollan la personalidad.

Un pensamiento sublime eleva la mente y expande el corazón. Un pensamiento bajo excita la mente y da lugar a sentimientos mórbidos y oscuros.
Los que tengan control sobre sus pensamientos y palabras, aún cuando sea solamente un tanto limitado tendrán un rostro hermoso, calmado y sereno, una voz dulce y unos ojos brillantes y lustrosos.

3. Los pensamientos afectan al cuerpo.

Todo pensamiento, emoción o palabra produce una fuerte vibración en las células del cuerpo, dejando una profunda impresión en ellas.

Si conoces la manera de promover pensamientos opuestos, entonces puedes llevar una vida feliz y armónica de paz y de poder. Un pensamiento de amor neutraliza inmediatamente un pensamiento de odio. Un pensamiento de coraje servirá inmediatamente de poderoso antídoto contra un pensamiento de temor.

4. El poder del pensamiento cambia el destino.

El hombre siembra un pensamiento y recoge una acción. Siembra una acción y recoge un hábito. Siembra un hábito y recoge un carácter. Siembra un carácter y obtienen un destino.

El hombre ha construido su propio destino con sus pensamientos y acciones, pero puede cambiarlo, ya que es dueño de él. No hay ninguna duda sobre esto. Con un pensamiento y un proceder recto y fuerte, el hombre puede convertirse en el dueño de su destino.

Algunas personas ignorantes dicen: "El Karma es la causa de todo. Todo está predestinado. Si estoy predestinado por mi Karma a ser de esta manera o de la otra ¿por qué debo esforzarme? Es mi destino."

Esto es fatalismo. Tal actitud producirá inercia, estancamiento y miseria. Eso significa no entender en absoluto la ley de Karma. Es un argumento falaz. Un hombre inteligente no manifestará jamás semejante argumento. Tu has construido tu propio destino, desde tu interior, con tus pensamientos y acciones.

Ahora tienes una voluntad libre para elegir. Tienes Svatantrata en acción. Un bribón no es un bribón eternamente, por los siglos de los siglos. Ponle en compañía de un santo y cambiará instantáneamente. Pensará y actuará ahora de modo distinto y cambiará su destino desarrollando el carácter de un santo.

El Dacoito Ratrakar se transformó en el Sabio Valmiki. Yagai y Nadai también se trasformaron. Eran bribones de primera clase. Tú también puedes convertirte en un Yogui o en un Ñani. Puedes construir tu propio destino. Puedes hacer que Karma sea del modo que prefieras.

Usa el Poder del Pensamiento. Piensa rectamente, piensa noblemente, sólo tienes que pensar y actuar. Pensando rectamente, puedes convertirte en un sabio. Por medio de pensamientos y acciones buenas, por medio de un buen Karma, puedes alcanzar la posición de Indra o Brahma. El hombre no es un ser sin esperanzas, sino que tiene una voluntad libre.

5. Los pensamientos causan desórdenes fisiológicos.

Cada cambio en el pensamiento produce una vibración en el cuerpo mental, la cual, cuando se transmite al cuerpo físico, genera actividad en la materia nerviosa del cerebro. Esta actividad en las células nerviosas produce muchos cambios eléctricos y químicos en ellas. La causa de estos cambios no es otra que la actividad del pensamiento.

La pasión intensa, el odio, los celos amargos, la ansiedad corrosiva y los raptos de cólera destruyen literalmente las células del cuerpo e inducen enfermedades del corazón, hígado, riñones, bazo y estómago.

Es digno de resaltar muy cuidadosamente que toda célula del cuerpo sufre o crece, recibe un impulso vital o mortal de cada pensamiento que entra en la mente, porque uno tiende a transformarse en la imagen de aquello en lo que más piensa.
Cuando la mente se centra en un pensamiento particular y permanece en él, se concreta una vibración definitiva de materia y, a menudo, cuanto más se produce esta vibración, más tiende a repetirse hasta hacerse un hábito y producirse de modo automático.

El cuerpo sigue a la mente e imita sus cambios. Sí se concentra el pensamiento, los ojos permanecen inmóviles.

6. La fuerza del pensamiento crea el entorno.

Se ha dicho a menudo que el hombre es el resultado de las fuerzas de su entorno. Esto no es verdad. No podemos creerlo porque los hechos siempre demuestran lo contrario. Muchos de los más grandes hombres de la historia han nacido en la pobreza y en circunstancias adversas.

Muchos que han nacido en suburbios y en lugares inmundos, se han elevado hasta posiciones de máxima relevancia en el mundo Han ganado los laureles de la fama y se han distinguido en la política, literatura y poesía. Se han convertido en genios brillantes y luminarias del mundo. ¿Cómo se explica esto?

Sir T. Mutusnami Aiyar, el primer Juez indio del Tribunal Supremo en Madras, nació en la pobreza más absoluta. Tenía que estudiar por las noches bajo las farolas municipales. No tenía suficiente comida y se vestía de harapos. Tuvo que esforzarse y vivir duramente, pero alcanzó la grandeza. Se elevó sobre las fuerzas de su entorno gracias a su gran fuerza de voluntad y a su férrea determinación.

En Occidente, hijos de zapateros y pescadores se han elevado hasta puestos más altos. Chicos que limpiaban zapatos en la calle, que vendían en los bares y cocinaban en los hoteles se convirtieron en famosos poetas y excelentes periodistas.

Sir Walter Scott fue muy pobre. No tenía ni donde vivir. Merece la pena mencionar también la vida de James Ramsay McDonald. Fue un hombre de gran Purushartha. Se elevó de la pobreza al poder, del campo de labor a la situación de Primer Ministro de Gran Bretaña.

Su primer trabajo fue repartir sobres por diez chelines a la semana. Era demasiado pobre para comprar té, por lo que bebía agua en su lugar. Durante meses su principal comida fue un pudding de carne de 3 peniques. Fue un autodidacto, se interesó vivamente por las Ciencias y la Política. Se hizo periodista y, gradualmente, a través del recto obrar (Purusharta) se elevó a la posición de Primer Ministro.

Sri Sankaracharia, el máximo exponente de la filosofía Aduaita, un gigante espiritual y un genio brillante, nació también en un entorno y unas circunstancias pobres y desfavorables.

Podrían citarse miles de ejemplos como estos. Resulta obvio, por tanto, que un entorno desfavorable no puede aniquilar la grandeza y excelencia potenciales del futuro genio y que uno puede cambiar su entorno con aplicación diligente, paciencia, perseverancia, honestidad, integridad, sinceridad de propósito, voluntad férrea y firme determinación.

Todo hombre nace con sus Samskaras. La mente no es una tabularasa o cuartilla en blanco. Contiene las impresiones de los pensamientos y acciones de nacimientos previos. Los samskaras son las potencialidades latentes. Cuando estos samskaras son buenos constituyen un valioso haber para el hombre, quien, aun cuando se vea emplazado en un entorno adverso, obtiene de ellos protección contra las influencias extrañas, indeseables y hostiles y ayuda en su crecimiento y evolución.

No pierdas ninguna oportunidad. Saca provecho de todas las ocasiones.

Toda oportunidad está encaminada a tu desarrollo y perfección. Si encuentras un hombre enfermo, caído en el suelo junto a la carretera, sin ningún tipo de ayuda, cárgale sobre tus hombros o en el primer vehículo que encuentres y llévale rápidamente al hospital. Atiéndele solícitamente.

Dale leche caliente, té o café. Lava sus piernas con devoción. Ve en él a Dios todo-penetrante. Ve la divinidad en el brillo de sus ojos, en sus gritos, en su respiración, en su pulso y en el movimiento de sus pulmones.

Dios te ha ofrecido esta oportunidad para que desarrolles tu misericordia y amor, para que purifiques tu corazón y para que erradiques el odio y los celos. En ocasiones, si eres muy tímido, Dios te colocará ante situaciones, en las que te veas forzado a mostrar coraje y presencia de ánimo con riesgo incluso de tu propia vida.

Las figuras que han alcanzado la eminencia en este mundo, han tenido que sacar el mayor provecho de todas las oportunidades. Dios conforma las mentes de los seres humanos, dándoles oportunidades.

Recuerda que en tu propia debilidad reside la fortaleza, por que siempre estarás alerta para salvaguardarte. La pobreza tiene sus propias virtudes, mientras que el lujo engendra pereza, orgullo, debilidad, inercia y todo tipo de hábitos nocivos.

No te quejes, por lo tanto, de tus circunstancias adversas. Crea tus propias circunstancias y tu mundo mental. Quién intente crecer o evolucionar en un entorno adverso, será, indudablemente, un gran hombre. Nada podrá conmoverle. Tendrá nervios de acero y estará dotado de gran austeridad.

El hombre no es ciertamente producto del entorno o de las circunstancias. Puede modificar éstas por medio de su capacidad, carácter, pensamientos, buenas acciones y recto proceder (Purushartha). Teevra Purushartha puede cambiar el destino. Esta es la razón por la que Vashista y Krishna han colocado a Purushartha por encima del destino. Por lo tanto, queridos hermanos, esforzaros, conquistad la naturaleza y regocijaos en el eterno Satchidananda Atma.

7. Los pensamientos conforman el cuerpo físico

El cuerpo, con sus órganos, no es otra cosa que el Pensamiento. La mente, proyectándose, se convierte en el cuerpo mismo y, atrapada por éste, se ve afligida por él.

Este cuerpo físico es, como si dijéramos, el molde hecho por la mente para su propio disfrute, para dar escape a su energía y, por lo tanto, para ganar distintas experiencias de este mundo a través de las cinco avenidas o canales de conocimiento, los cinco Ñana Indriyas (órganos de conocimiento y percepción). El cuerpo no es realmente más que nuestros pensamientos, estados de ánimo, convicciones y emociones objetivadas y hechas visibles al ojo humano.

Todos los cuerpos tienen su asiento en la mente. ¿Puede existir un jardín sin agua?
La mente constituye el más elevado de los cuerpos y es la que desempeña todas las funciones. Si el cuerpo físico se disuelve, la mente asume rápidamente otros cuerpos nuevos a su gusto. Si la mente se viera paralizada, el cuerpo no podría evidenciar nuestra inteligencia.

En la mayoría de los seres humanos, el pensamiento está en gran medida bajo el control del cuerpo. Estando sus mentes poco evolucionadas, viven principalmente en Annamaya Kosha. Desarrollad Viñanamaya Kosha (intelecto) y a través de él controlad Manomaya Kosha (mente).

La idea errónea de que somos el cuerpo, es la raíz de todos los males.
Pensando equivocadamente uno se identifica con el cuerpo, surge Sehadhiasa y uno se apega a él. De aquí surge Mamata (idea de "lo mío"). Uno se identifica con su mujer, sus hijos, su casa, etc. Es precisamente esta identificación o apego lo que produce esclavitud, miseria y dolor.

SWAMI SIVANANDA

Solicitar GRATIS texto didactico completo de : EL PENSAMIENTO Y SU PODER


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional