Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Los Niños de la Nueva Era

JESUA

Esta canalización se presentó ante una audiencia en vivo el 21 de mayo de 2006, en Oisterwijk, Holanda. La palabra hablada ha sido ligeramente editada para que sea más legible. Traducción del inglés al español por Sandra Gusella

Queridos amigos, les doy una cordial bienvenida.

Mi energía fluye entre ustedes y es percibida como la energía del hogar, un Hogar hacia el cual están yendo y una Fuente de la cual están viniendo. Mi energía no es solamente la energía de un hombre que vivió en la Tierra dos mil años atrás. Yo represento la energía de la Fuente de la cual todos ustedes forman parte y en la cual sus Seres Superiores están presentes como uno, como un grupo de energía.

En este nivel de unidad hay una supra-alma a la cual podrían llamar la energía Crística y la cual nos abarca a todos nosotros como un paraguas, yo, Jeshua, incluido. Es desde esta energía que nosotros traemos mensajes para ustedes en la Tierra y que sostenemos un espejo para ustedes cuando temporalmente se han perdido y no pueden encontrar el camino.

Es la energía de su propio Ser Superior, de su familia del alma, de su supra-alma, la que queremos mostrarles. Les recordamos la Fuente de la cual ustedes descienden y de la cual proviene su inspiración más profunda.

La inspiración que los une tiene que ver con traer Luz a la Tierra. Tiene que ver con la llegada de la Nueva Era. Su encarnación aquí y ahora en la Tierra está sumamente conectada con los tiempos de transición que están viviendo. Ahora, de lo que quiero hablar hoy es sobre la llegada de una nueva generación de niños en la Tierra.

Estos niños muestran otras cualidades diferentes a las que ustedes están acostumbrados del pasado. ¿Cómo sucede esto? ¿De dónde viene este fenómeno? Para esto, tengo que llevarlos atrás en el tiempo y mostrarles cómo ustedes han sido los pioneros de la nueva ola de energía que estos niños están introduciendo.

Ha habido tiempos en la Tierra en los cuales la energía era pesada y densa.

Todo era ordenado por normas y reglamentos, con poco espacio para la imaginación y para los poderes intuitivos, los cuales traen consigo una energía amorosa y juguetona. Por eras, esta energía pesada tomó posesión de la Tierra.
Yo fui un pionero en quebrar el baluarte de esta sofocante energía, en traer Luz a una realidad oscura en la cual el poder y la opresión prevalecían.

En el curso de esta historia, la segunda Guerra Mundial significó un punto de cambio.

Inmediatamente después de este periodo de guerra nació una nueva era y tiempo del espíritu, el cual ustedes conocen como la revolución de los sesenta. También significó una revolución espiritual. La energía del corazón renació en aquel tiempo y aunque la energía de los sesenta en algún punto fue naïf y no tuvo un propósito o dirección definida, de todos modos abrió una brecha. Pregonó en una nueva y vibrante energía.

Todos ustedes que han nacido aproximadamente durante este periodo y después de la segunda Guerra Mundial han sido pioneros de la nueva era.
Es desde una capa espiritual creada por ustedes que una nueva generación de niños ha aparecido ahora, quienes reconocen la canción de su corazón y la llevan más lejos.

Sobre estos niños quisiera hablar ahora.

Estos niños llegan con una energía que es más pura y más elevada que nunca. Por 'más elevada' quiero decir que ellos son capaces de mantener más intacta su energía del alma cuando llegan a la Tierra.

Otra forma de expresar esto es diciendo que el velo entre su realidad material y el reino espiritual se ha vuelto más delgado debido al trabajo pionero que ustedes y muchos otros han hecho durante las décadas posteriores a la segunda Guerra Mundial.

En aquellos días, muchas cosas fueron puestas al descubierto: las autoridades tradicionales se pusieron en tela de juicio, nuevos conceptos salieron a la superficie e influenciaron a la conciencia colectiva de la humanidad a nivel mundial.

A primera vista, esto trajo confusión y caos, pero la energía del corazón siempre trae confusión y caos en los ojos de aquellos quienes aman las normas y las estructuras y quienes esperan oír la verdad de una autoridad resuelta. Esos días han pasado.

Todos ustedes están anhelando sentir y basarse en la energía de la verdad dentro de ustedes mismos. Este trabajo interior pavimenta el camino para una nueva era en la Tierra.

Todos ustedes tienen un pie en la vieja era y otro pie en la nueva.

La transición a lo nuevo es una transformación a largo plazo, gradual. Los niños que están naciendo ahora, ya están dentro de la nueva era más de lo que ustedes jamás lo han estado. De todos modos, hay una importante conexión y reconocimiento entre ellos y ustedes.

Para aclarar esto, déjenme decirles algo más sobre los diferentes grupos de niños que están entrando a la Tierra ahora. Todos ustedes quienes están presentes aquí, y todos los que se sienten particularmente atraídos hacia este mensaje, son almas trabajadoras de la luz. En canalizaciones anteriores he hablado sobre las características de las almas trabajadoras de la luz y sobre su historia a lo largo de las eras (ver la Serie de los Trabajadores de la Luz).

Ustedes son viejos e introducen la sabiduría y la experiencia de muchas, muchas vidas. Debido a todo lo que han atravesado, ustedes han desarrollado una sensibilidad en su alma, que los hace sabios y compasivos, pero también vulnerables.

Muchas veces ustedes sintieron que eran 'diferentes' y que no encajaban muy bien en su entorno social. Especialmente en épocas donde el orden, la disciplina y la represión de los sentimientos eran lo normal, esto causó profundo sufrimiento y lastimó sus centros sensibles. Pero la sensibilidad que es característica en ustedes, ahora la pueden ver claramente reflejada en los ojos de los niños trabajadores de la luz que están naciendo en la Tierra.

Este es el primer grupo de 'niños de la nueva era' que quiero distinguir.
Ellos son almas trabajadoras de la luz, quienes son básicamente lo mismo que ustedes, pero ellos entran a través de una puerta o velo diferente en la Tierra.

Ellos están menos cargados con la energía de la vieja era, de lo que ustedes lo estuvieron. Ustedes tuvieron que tratar con viejos métodos educativos, bien intencionados pero a menudo métodos sofocantes de educar niños, que con frecuencia reprimían la capacidad de maravillarse, la imaginación y la autoestima original en los niños.
Todo eso ha estado cambiando a lo largo de las décadas pasadas.

Hay más libertad, más espacio para los sentimientos, más comprensión de la importancia de las emociones, más respeto por la naturaleza individual de cada persona.

Las almas trabajadoras de la luz que ahora están entrando son de este modo recibidas de manera diferente, en una nueva energía, y esto les permite traer más de su energía del alma y de su luz cósmica a través del velo. Su sensibilidad por lo tanto es claramente visible y también puede provocar desequilibrios, pero entraré en esto más adelante.

Quisiera distinguir un segundo grupo de 'niños de la nueva era'.
Ellos son las almas terrestres.

Ellos no pertenecen históricamente a la familia de las almas trabajadoras de la luz de las cuales hemos estado hablando antes (ver la serie de Los Trabajadores de la Luz para una distinción entre almas trabajadoras de la luz y almas terrestres).

Su desarrollo está profundamente entrelazado con el desarrollo de la vida en la Tierra. Ellos ahora como grupo están atravesando las primeras etapas de soltar una conciencia basada en el ego y moverse hacia una conciencia basada en el corazón.

Las almas terrestres que han entrado en tiempos recientes muestran una mayor sensibilidad. Esto se debe a su propio desarrollo interior pero también porque el velo es más delgado y hay más espacio para la propia expresión emocional. Ellos también son parte de la nueva ola de energía que está ahora entrando a través de los niños.

Luego hay un tercer grupo que quisiera distinguir.

Ellos son comúnmente llamados (por su literatura espiritual) los niños cristal.

Estos niños son relativamente nuevos en la Tierra; ellos no han pasado muchas vidas aquí, aunque tienen una rica experiencia en otras dimensiones o planos de existencia.
Ellos han encarnado allá en otras formas diferentes al cuerpo humano.

Ustedes también podrían llamarlos los niños de las estrellas. Su energía a menudo es soñadora y también se caracterizan por tener una gran sensibilidad. En estos niños puede también haber síntomas físicos como alergias (a alimentos) o problemas de piel, que tienen que ver con tener dificultades en lograr habituarse a la energía de la Tierra, a la densidad y crudeza de la realidad material.

Estos recién llegados a la Tierra llevan consigo una energía muy etérea, refinada, y necesitan una amplia protección y seguridad para ser capaces de arraigarse totalmente.

Hemos nombrado ahora tres grupos de niños que son los niños de la nueva era.
De este modo, podríamos decir que todos los niños que están encarnando actualmente son parte de la Nueva Era, conforme a su propia naturaleza.

Ustedes quienes están escuchando y leyendo esto están especialmente familiarizados con las almas trabajadoras de la luz, porque ustedes mismos son una de ellas.

Todos ustedes están profundamente inspirados a traer Luz dentro de la Tierra, y al mismo tiempo llevan dentro viejas heridas de rechazo y de soledad.
Debido a esto, no siempre es fácil para ustedes sentir una conexión amorosa y segura con la Tierra. Pero es este punto precisamente el de mayor importancia al ayudar a los nuevos niños, a arraigar su energía y a llevar vidas satisfactorias.

Experimentar ustedes mismos una conexión amorosa con la realidad terrestre, es una condición previa para ser capaces de prepararlos y apoyarlos y de ofrecerles la seguridad emocional que ellos necesitan.

Ahora mencionaré algunos de los problemas que estos niños podrían encontrar y qué pueden hacer ustedes con respecto a esto, en cualquier momento que estén en contacto con ellos, como padres, como maestros o como terapeutas. Algunos de ustedes se sienten llamados a trabajar con ellos, y esto es muy apropiado, ya que ustedes son especialmente expertos en reconocer sus motivos implícitos e inspiraciones.

Ustedes reconocen aspectos de ellos que fueron reprimidos y sofocados en ustedes, durante su infancia o más tarde. Esta es la razón por la cual encontrarse con estos chicos puede afectarlos a un nivel emocional profundo, porque ustedes ven en ellos un reflejo de ustedes mismos, su propio amor, su originalidad, y también su dolor.

En verdad, estos niños pueden también experimentar el dolor de no sentirse bienvenido en la Tierra. Incluso si los tiempos han cambiado, no está establecido que ellos vayan a encontrar formas de manifestación que se equiparen con su vibración y nivel de conciencia. Esto tiene varias razones.

La primera es que su energía o vibración (aún) no se iguala a la energía de la Tierra y a la de la conciencia humana colectiva.

Ellos están adelantados a su tiempo.

Esta falta de entendimiento entre lo viejo y lo nuevo es familiar para ustedes por su propia experiencia. Hay una astucia y profunda y genuina sabiduría en ustedes, la vieja generación que no ha estado encajando muy bien en la realidad social.
Ésta va en contra de algunos valores y conceptos tradicionales profundamente arraigados, y ha chocado con el escepticismo y la desconfianza.

Los niños también tienen que tratar con esta resistencia, porque aún no se ha ido.
Más aún (segunda razón), la realidad material en la Tierra tiene una lentitud en ella, debido a su densidad. Los sueños y los deseos no se manifiestan rápidamente o fácilmente. Para verdaderamente realizar su inspiración más profunda, ustedes tienen que ser capaces de conectarse con la Tierra en todos los niveles: emocional, físico, mental y espiritual. Sólo entonces su energía puede encontrar suelo fértil y las semillas de su alma pueden brotar y florecer.

Para los niños de la nueva era, va a ser muy importante que sean capaces de arraigarse, es decir que ellos sepan cómo conectar su energía cósmica, la cual puede ser arrolladora, apasionada e inspirada, con la realidad terrestre. Es importante que ellos cultiven la paciencia para canalizar su energía del alma a la realidad energética de este planeta.

También es vital que ellos tengan paciencia con aquellas partes de la humanidad y de la sociedad que caminan detrás y que aún no son capaces de comprender la sabiduría que ellos ofrecen, incluso interpretan su comportamiento como obstinación y rebeldía.

Tiene lugar aquí una colisión entre lo viejo y lo nuevo que puede causar problemas.

La energía de los nuevos niños a menudo va a ser malinterpretada por las personas que forman parte de la vieja mentalidad, la cual dice que la disciplina, el orden y la obediencia son los requisitos previos para el total desarrollo de las habilidades y de la personalidad de los niños.

Ahora, en realidad ustedes son aquellos que se hallan aquí parados entre lo viejo y lo nuevo, y quienes son capaces de construir un puente. Ustedes han sufrido porque tuvieron que controlar y mantener dentro mucha de su verdadera energía espiritual. Ustedes saben cómo es sentirse bloqueado en su expresión.

Por lo tanto ustedes comprenden muy bien a los nuevos niños, comprenden su necesidad de desatarse de las normas basadas en la autoridad y en la opresión de los sentimientos.

Estos niños necesitan tener espacio para la autoexploración y para la individualidad, y al mismo tiempo necesitan comprender el valor de la disciplina amorosa (como opuesto a la disciplina autoritaria).

Ellos tienen que aprender cómo canalizar y manejar su energía sin reprimirse.
Éste es el punto que precisamente ustedes mismos están tratando en su propio camino interior.

Para todos ustedes es vitalmente importante que sean capaces de canalizar su energía cósmica, su chispa interior de luz, a través de su cuerpo hacia la realidad terrestre.
Esto significa, especialmente, que ustedes tienen que tratar con las emociones que les bloquean el poder estar verdaderamente presentes en el aquí y ahora y expresarse en la realidad material.

Es casi el mismo problema de las almas trabajadoras de la luz, su 'complejo' para decirlo así, que ellas acarrean mucha energía espiritual en la parte superior de su campo de energía (hombros y cabeza) la cual se estanca y no puede encontrar su camino hacia abajo.

La energía no puede unirse adecuadamente a la Tierra, lo cual es lo mismo que decir que ustedes mantienen su energía adentro y que se sienten incapaces de expresarse satisfactoriamente. Éste puede ser el caso tanto en sus relaciones privadas como en su ambiente de trabajo, donde es posible que ustedes se sientan menos satisfechos y creativos de lo que podrían.

Todo esto tiene que ver con no estar completamente arraigado.
Y la razón por la cual la energía no puede descender y encarnar totalmente es que hay traumas emocionales localizados en el área del abdomen, los cuales bloquean o interrumpen el flujo. Por lo tanto es de suma importancia enfocar su atención y conciencia en estas partes de ustedes que están necesitando sanación emocional.

Es vital que ustedes adquieran una espiritualidad plenamente encarnada, arraigada y que no mantengan esta energía retenida en la parte superior de su campo áurico.

De ese modo, esta energía puede causar una espiritualidad naïf y desequilibrada, la cual de vez en cuando puede darles sentimientos extáticos y un gran entusiasmo, pero la cual carece de 'cuerpo' para realmente unirse con la Tierra y manifestarse exteriormente (como un trabajo satisfactorio, una relación estable, amorosa y/o abundancia material).
La energía espiritual debe unirse al cuerpo emocional, y desde ahí a la realidad física.

Lo que bloquea el flujo son las viejas heridas: emociones tales como miedo y cólera, sentimientos de inferioridad, desilusión y amargura con respecto a la vida.
Éstos son los obstáculos contra los que ustedes chocan, y yo les digo que tratar con estas cuestiones emocionales básicas es la clave para encontrar maneras de apoyar a los nuevos niños.

Su sanación emocional les proveerá a ustedes de los medios para ayudar a los niños a arraigarse de un modo amoroso, aún así disciplinado. Porque al ocuparse firmemente de estas cuestiones, ustedes trazarán una huella energética para ellos.

¿Qué significa la sanación emocional?

Me gustaría hablar de esto nuevamente, aunque ha sido tratado más detalladamente en canalizaciones anteriores (ver especialmente "Tratar con las emociones").

Todos ustedes han conocido épocas en las que las emociones fueron reprimidas y consideradas más o menos tabú. Especialmente los de mayor edad entre ustedes, crecieron en una generación para quienes esto era estándar.
En los sesenta, siguió una reacción en cadena y las emociones fueron liberadas, a veces hacia el otro extremo de la exaltación.

Se pusieron las emociones sobre la razón. La racionalidad tuvo que dejarse a un lado por un tiempo, para investigar libremente y transgredir los límites de la tradición.
Y por un tiempo fue fructífero hacerlo así, pero la libre exploración de las energías emocionales suprimidas también acarrea ciertos peligros.
Uno no transforma y sana las emociones dándoles un libre reinado y permitiéndoles que tengan control sobre ustedes.

La esencia de la libertad espiritual es que uno reconozca todas las emociones, y les permita estar, mientras al mismo tiempo se permanece plenamente conciente, es decir abrazándolas con su propia conciencia angelical.

Las energías emocionales irresueltas dentro de ustedes son como pequeños niños, confundidos, tristes o asustados, viniendo a ustedes para recibir consuelo, ustedes: el ángel en ustedes, su Ser Superior.

De esta manera, su ser angelical, superior desciende hacia su propio cuerpo emocional para hacer el trabajo de sanación que es su misión. Y cuando ustedes hacen esto, su Luz fluye hacia abajo, a través de los centros de energías inferiores (chakras), a través de sus brazos y piernas y hacia afuera hacia el mundo. Esto es lo que significa arraigar su energía angelical o alma.

Es un proceso que requiere disciplina

Yo empleo la palabra disciplina para remarcar que esto no sucede automáticamente.
El proceso de autosanación requiere un enfoque firme e íntegro en su vida interior y buena voluntad para enfrentar todas las emociones que hay dentro.

Se trata de reconocerlas como propias, tomando responsabilidad por ellas y no sentirse como una víctima del pasado, de otras personas o de la sociedad. No, ustedes son el ángel quien ha absorbido estas emociones y quien tiene el poder para transformarlas. Esta es la razón por la cual ustedes vinieron a la Tierra: para transformar su miedo, ira y tristeza en amor, perdón y comprensión.

Haciendo esto, ustedes crearán para ustedes mismos una vida de alegría y de satisfacción, y estarán en paz con la realidad de la Tierra.
Y así ustedes establecen una huella energética para los nuevos niños que están (y seguirán) llegando. Ellos entran con una energía elevada, gracias a su trabajo pionero, pero sin la seguridad de que esta energía encontrará tierra firme donde pisar.

Para preparar este terreno, todos ustedes, la sociedad en general, tendrán que abrirse a los aspectos nuevos y diferentes de estos niños. Necesitamos darles la bienvenida y permitirles expresar su energía libremente, y al mismo tiempo enseñarles a desarrollar el enfoque y la paciencia para canalizar su energía a la realidad terrestre.
Ellos necesitan expresar su energía del alma, su inspiración cósmica, en formas materiales que pertenezcan a la Tierra.

Entonces ellos deben sentirse capaces de expresarse emocionalmente, mentalmente, creativamente y espiritualmente en el lenguaje, en la comunicación y en la organización. Es importante que ellos se sientan invitados a traer su energía dentro de esta realidad, incluso si esto implica que tengan que pasar por la resistencia (interna o externa) y las dificultades.

El mensaje de los nuevos niños, su energía clara, cristal, sólo puede caer sobre tierra fértil cuando nosotros les ayudamos a establecer una amorosa conexión con la Tierra.
En relación a esto, ustedes mismos están atravesando un proceso de transformación fundamental, en el cual el cuerpo emocional es la clave.

Todos ustedes están en el proceso de tomar responsabilidades por sus emociones más profundas y liberarlas gradualmente en la luz de su propia conciencia angelical.

Su ser ángel tiene compasión por el miedo profundo y la tristeza que ustedes pueden experimentar en este reino terrestre. Pertenece a la esencia de la energía Crística que desciende al punto más bajo, donde la oscuridad parece estar por todos lados, y da a conocer la presencia de Luz.
No es una gran hazaña esparcir luz en un reino cósmico de amor y de seguridad.

El verdadero poder de la energía Crística es que se abre paso a través de las células más oscuras, que trae amor donde abunda la desesperanza. Sobre la Tierra, un planeta tan encantador y rico y aún tan apartado de la unidad y del amor, la energía Crística prepara una cama de semillas y da a conocer nuevas perspectivas.

Todos ustedes son los brotes de estas semillas y los pioneros de la nueva era
Incluso si su camino parece difícil y pesado, todos ustedes han realizado mucho y por sus propios cambios internos han ayudado a abrir una puerta para la nueva ola de energía de luz que ahora está vertiéndose sobre la Tierra.

Incluso ahora, no va a ser fácil. Incluso ahora, mucha oscuridad viene a la superficie: abuso de poder, miedo, vieja energía. Por lo tanto, yo les pido que mantengan la fe en su misión: llevar la luz de su energía Crística rebrotada hacia su propia oscuridad interior.

Los niños de la nueva era van a estar agradecidos con ustedes.
Ellos los necesitan, pero ellos también les dan algo a ustedes a cambio.
Ellos llevan felicidad en sus corazones, una frescura encantadora y un vivo recuerdo del Hogar.

Ellos brillan con la alegría y el amor como una flor que se abre, llena de promesa.
Esta energía puede hacer accesible su corazón y agitar una sensación de travesura y de despreocupación en ustedes.

Todos ustedes que se sienten viejos y cansados, quienes han pasado por muchas cosas :¡extiéndanles sus manos a los recién llegados!

Ellos necesitan su apoyo y experiencia y ellos traerán amor y júbilo a sus vidas. Este es un proceso que los toca a todos ustedes, estén o no tratando con estos niños directamente. Los toca a todos ustedes.

Quisiera concluir con un momento de silencio en el cual les pido que se conecten con la Tierra.

La Tierra misma es una inteligencia, un ser con un alma quien está esperando la llegada de los nuevos niños. Ella se sonríe cuando los mira, porque cuando ustedes llegaron aquí, en otro tiempo, ustedes también fueron estos mismos hermosos niños. Ustedes fueron los pioneros y los mediadores.

Sientan la gratitud de la Tierra hacia ustedes. Están tan relacionados con este enorme proceso.

Entonces sientan la llegada de los nuevos niños, llenos de esperanza y de inspiración. Ellos también están aquí para ayudarlos a ustedes. Su vivacidad y sabiduría los reanimarán y les recordarán que la nueva era está realmente esbozándose, que la milla más larga es en verdad la última milla a casa y que las flores del amor y de la paz verdaderamente brotarán.

Jesua

© Pamela Kribbe 2006
Traducción: Sandra Gusella
Por preguntas o información, contáctenos en sgusella@gmail.com

Esta canalización se presentó ante una audiencia en vivo el 21 de mayo de 2006, en Oisterwijk, Holanda. La palabra hablada ha sido ligeramente editada para que sea más legible. Traducción del inglés al español por Sandra Gusella

Página original en inglés: www.jeshua.net/newage/newage3.htm
En caso de preguntas personales a Jeshua o a Pamela, están disponibles las consultas a distancia (lectura / canalización), para más información al respecto visitar nuestro sitio web en inglés.

EL NIÑO ÍNDIGO

El niño índigo es un mensajero de la Paz, ya no de la paz minúscula, concertada entre las partes en conflicto, sino de aquella que se realiza desde lo más profundo del Alma y de la mano del Creador. El niño índigo es un ciudadano del Mundo. Viene a cambiar la Historia y a asistir al funeral de la ciencia materialista.

Podemos negar su existencia, podemos aun no entenderlo, pero la transformación será inexorable, porque la incomodidad existencial que genera el egocentrismo, hará intolerable la coexistencia pacífica entre los hombres. Por lo tanto, el despertar al estado de Alma consciente, será una necesidad colectiva para toda la Humanidad. Sostener la hipocresía basada en la especulación y la acumulación de poder, como una forma aparente de convivencia social, no será aprobado por las futuras generaciones.

Los niños índigo, se sienten incómodos en el marco de la tercera dimensión, donde sólo prevalecen las cosas tangibles, unidas al tiempo y al espacio, propio de la visión materialista del mundo. Por el contrario, cambian su comportamiento de inmediato, expandiendo su energía, cuando pueden encontrarse con los adultos que actúan como interlocutores válidos, por estar integrados a la cuarta dimensión, donde lo trascendente hace su manifestación, mediante la comunicación profunda y la expansión de los cuerpos sutiles, comunicándose desde el alma.

Mientras tengamos niños índigo pidiendo en la calle, desnutridos, analfabetos, violados, entrenándose para robar o para ir a la guerra, prostituyéndose por un plato de comida, revolviendo basura por un pedazo de pan, mutilados en campos minados, con teratogenias por contaminación radioactiva, envenenados por desfoliantes y pesticidas o por beber aguas contaminadas, no tendremos Paz en nuestro corazón.

La seguridad debe surgir de la solidaridad y el amor y no por aumento de la represión. Debemos educar para servir, hasta lograr la convivencia pacífica. Por lo tanto, a los jóvenes, adultos y ancianos que vivimos en este tiempo histórico, sólo nos cabe actuar con humildad, aprender de ellos, actuando mas allá de toda separatividad o discriminación.

Hasta que un día podamos plasmar el sueño de José Hernández, que también fue un niño índigo como Zoroastro, Budha, Pitágoras, Sócrates, Hipócrates, Jesús, S. Pablo, Galileo Galilei, Miguel de Cervantes Saavedra, Wolfang Goethe, Khalil Gibran, Alexis Carrel, M. Gandhi, Albert Einstein, Hellen Keller, Luis Braille, Peregrina de Paz (EEUU), J. Krishnamuti, la Madre Teresa de Calcuta, Masaru Emoto, Masanobu Fukuoka, etc. Acordemos que la Paz no debe ser una utopía, sino una realidad trascendente en el corazón del hombre humilde.

TRES PROPUESTAS BASADAS EN EL PENSAMIENTO DE JOSÉ HERNÁNDEZ

Combatir la marginalidad,
mediante la solidaridad y el amor.

Constituir la familia agraria,
e inundar el país de huertas familiares,
escolares y comunitarias,
hasta erradicar el Hambre y la Desnutrición.

Lograr
SALUD, EDUCACIÓN Y JUSTICIA,
para todos.
***

U N I V E R S O

Un ser humano es parte de un todo, al que llamamos "Universo", es una parte limitada en tiempo y espacio. Experimenta sus pensamientos como algo separado del resto, una especie de ilusión óptica de su conciencia.
La ilusión es para nosotros una especie de prisión, que nos limita a nuestros deseos personales y al afecto por unas pocas personas que tenemos cerca.

Nuestra tarea debe consistir en liberarnos de esa prisión, ampliando nuestro círculo de compasión hasta llegar a abrazar a todas las criaturas vivientes y a la totalidad de la naturaleza en su belleza. Nadie es capaz de lograrlo completamente, pero la búsqueda de tal logro es en sí misma, parte de la liberación y base de la seguridad interior.
Albert Einstein

***
Ahora, decidme: ¿Cómo podremos reunirnos alguna vez, en el mismo sitio y a la misma hora?
Conocí mi segundo nacimiento cuando mi alma y mi cuerpo se amaron y se casaron.

Toda semilla es un anhelo

Khalil Gibran


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional