Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Amélie, una película para recordar.

Amélie (título original: Le fabuleux destin d'Amélie Poulain, "El fabuloso destino de Amélie Poulain") es una película franco-alemana, del género comedia romántica estrenada en 2001. El lema de la película era "Ella cambiará tu vida..." (En francés: "Elle va changer ta vie...").

Co-escrita junto a Guillaume Laurant por su director, Jean-Pierre Jeunet, la película tiene como protagonistas a Audrey Tautou (Amélie Poulain) y a Mathieu Kassovitz (Nino Quincampoix). En Estados Unidos la distribuyó Miramax y en España Manga Films.

Análisis psicológico de la pelicula

A pesar de ser descrita por muchos como un "cuento para adultos" en esta película se pueden encontrar pequeñas pinceladas sobre la naturaleza humana.

El principal y más evidente es el hecho de ver con romanticismo y nostalgia la infancia tal y como hizo Antoine de Saint-Exupéry con "El Principito". La inocencia y a la vez la naturaleza traviesa que se le atribuye a los niños hace que Amelie pase de ser un personaje más a uno con mucho juego.

Por supuesto no nos podemos olvidar del simbolismo de encontrarse en una caja los recuerdos de infancia de un hombre a quien, encontrarse con esta gracias a Amelie, le supone un cambio en su vida y una recapacitación de ella.

Amelie es un personaje excepcional también gracias a su descubrimiento de hacer el bien y mejorar la vida de los demás sin que ellos lo noten.

Esta actitud altruista hace que se dé cuenta, como bien uno de los personajes resalta, que ella no se preocupa por arreglar los problemas de su propia vida. Esto se puede tomar como que al arreglar los problemas de los demás ella está evitando arreglar los suyos propios.

Esto, unido con su timidez y falta de experiencia en la infancia para socializar hacen para ella muy difícil poder alcanzar la felicidad, que en ese momento es acercase a la persona de la que se ha enamorado.

La timidez de Amélie tiene como base una fuerte tendencia a la cobardía ya que no se siente capaz de arriesgarse por miedo a salir herida sentimentalmente. Su miedo lo evade con "estratagemas" que solo son una forma de alargar el momento de enfrentarse con la realidad y actuar de una forma directa.

A su lado tiene a su vecino (el pintor amigo, manos de cristal) que le hace pensar sobre ello, pero la colaboración es mutua ya que ella lo ayuda a acabar con su soledad. Este es otro simbolismo, ya que el vecino tiene un esqueleto tan frágil como si fuera de cristal y no puede salir de casa por miedo a  poder hacerse daño.

De este modo  se siente Amélie inconscientemente con sus sentimientos: como que no puede dejar "salir" a su corazón por temor a que se rompa cual como haría el esqueleto de su vecino. Este paralelismo es muy importante ya que tarde o temprano va a tener que enfrentarse con ello, y  arriesgarse para perder o ganar todo, o vivir protegiéndose como siempre sin que haya ningún cambio en su vida. Pero ocurre lo primero.

Análisis de la película y técnica del director

Esta película es clave porque su autor pudo abrir la caja de los sueños, llena de arlequines y ogros, de príncipes y hadas, de risas y canciones infantiles, de felicidades olvidadas y finalmente resucitadas.

Según Jean-Pierre Jeunet, se trata de un film "concebido para dar felicidad a la gente", un cine champán, como es ahora nombrado, en que el espectador es sumergido en una ligera ebriedad, una euforia que se parece a la felicidad.

Ya con Delicatessen (1991) y "La ciudad de los niños perdidos" (1995) con el que apareció asociado, en el guión y dirección, a Marc Caro, el cineasta francés había manifestado con brillo su gusto por las situaciones y los personajes extravagantes, y sus dos filmes aparecían como equivalentes cinematográficos de los mejores cómics y dibujos animados.

Uno y otro también miraban de reojo la ciencia-ficción delirante de un maestro del género, Terry Gillian (Héroes del tiempo, 1981). Es además por eso que Pierre Jeunet fue llamado para participar en la saga hollywoodiense de Alien, de la que dirigió el cuarto episodio, Alien resurrección en 1997.

Como sus predecesoras, Amélie desborda con una invención tal que parece que su autor se hubiera propuesto el objeto de desarrollar una idea por plano, y a la velocidad a la que éstas pasan por la pantalla, el espectador es literalmente bombardeado por imágenes cómicas, insólitas y poéticas que subrayan un comentario, un diálogo y un acompañamiento musical que son otras tantas razones para ver la película.

Algunos le reprocharon a Jeunet haber puesto su genio creativo al servicio de una visión nostálgica, idílica y consensualista del mundo. " ¿Qué responderles, sino tanto mejor?- dijo él.
" Sin ti, las emociones de hoy no serían más que la piel muerta de las de ayer "

Su Éxito comercial

Una de las películas francesas más taquilleras de todos los tiempos (más de 30 millones de espectadores en el mundo), Amélie marcó un fenómeno muy poco usual en su fecha, desbancar a las siempre taquilleras películas estadounidenses en Francia y lograr una gran repercusión fuera de su país, en EE. UU., Europa, América Latina y Asia

Personalmente, es una pelicula que me ha gustado mucho. Se la recomiendo a todo aquel que le guste el buen cine.

Amelie no es una chica como las demás. Ha visto a su pez de colores deslizarse hacia las alcantarillas municipales, a su madre morir en la plaza de Notre-Dame y a su padre dedicar todo su afecto a un gnomo de jardín. Creció y se convirtió en camarera en un bar de Montmartre cuya propietaria es una antigua jinete circense. Con 22 años, Amelie descubre su objetivo en la vida: arreglar la vida de los demás.

VER La  PELICULA ON LINE

Espero que la disfruten 
Salud y Buenasiembra!

Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Am%C3%A9lie
y Taringa


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional