Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Bipolaridad

Bipolaridad: sólo el valor de enfrentar los propios temores permite superarlos

Maniaco depresivo es el término común y antiguo para el desorden afectivo bipolar.

La clave para un tratamiento con muchos altibajos

Clara, de 27 años, es una mujer de pelo y ojos oscuros. Es arquitecta y se había recibido unos pocos meses antes de verme por segunda vez. Acarreaba un diagnóstico de bipolaridad, que se manifiesta con episodios depresivos con desgano, desmotivación, tristeza, dolores de cabeza, dificultades para concentrarse, aumento y disminución de peso, sueño excesivo y problemas para disfrutar de la sexualidad.

Cada tanto experimentaba episodios hipomaníacos, en los que se volvía hiperproductiva; con poca necesidad de dormir; deseos de emprender varios proyectos a la vez; sensación de no poder parar de pensar; incremento notorio de la frecuencia sexual y, ocasionalmente, abuso de alcohol, marihuana, tabaco, café y ansiolíticos.

Había sido tratada antes por cuatro profesionales (uno de los cuales fui yo) con resultados parciales y frecuentes recaídas. Aunque en general la medicación indicada para estos casos es efectiva, en ella no había tenido el éxito esperado. Sólo se lograba cierta estabilidad con oscilaciones menores del estado de ánimo, pero sin alcanzar la remisión completa de los síntomas.

La segunda vez que acudió a verme, Clara parecía estar transitando un período muy oscuro de la vida. Me dijo que quería dejar la medicación. Le contesté que el camino para eso era largo y difícil, no siempre coronado por el éxito. Le pregunté si estaba dispuesta a intentarlo con un esfuerzo sostenido.

Clara era bastante consciente de sus limitaciones y me sorprendió su respuesta. Después de meditar unos instantes, dijo: "¡Sí!, quiero salir de este punto. ¡Esto es el fondo del abismo! ¿Hay algo peor?... He pensado hasta en suicidarme, pero mis creencias religiosas me lo impiden".

Unos días después, Clara hizo referencia a que no soportaba sus aspectos depresivos y que intentaba eludirlos tensionándose, comiendo o durmiendo, y que también detestaba su euforia, que intentaba acallar embriagándose o fumando. Me pidió que quitase eso de su vida. Le dije que tal vez ésta era la prueba más difícil de superar, que me parecía que esos aspectos eran parte de su mundo personal, que mientras los rechazara estaría dividida, fuera de su centro, como una grúa que intenta extender el brazo más allá de lo que le permite su estabilidad y entonces vuelca o se cae.

Clara me miró horrorizada, como si tuviera que convivir con un monstruo interno. Le pedí que meditase acerca de los aspectos negativos y positivos de sus momentos de desánimo y de exaltación. Ella dijo: "¡Negativos, ciento por ciento! ¿Positivos...? ¿Qué puede tener esto de positivo? Tal vez deba preguntármelo cuando esté maníaca", ironizó.

Algunas semanas después, Clara tuvo un aprendizaje vivencial en un momento de depresión. Pudo diseñar un mausoleo para una cripta familiar de un amigo que se lo había solicitado meses atrás y que ella venía postergando. Se puso contenta cuando su amigo le agradeció; le refirió que tanto el concepto como los detalles del diseño eran exquisitos y que el conjunto inspiraba una gran paz.

Poco después, durante un período de euforia, la joven pudo enfocarse efectivamente en la búsqueda de un trabajo estable, que hasta el momento no tenía. Comenzó a comprender que el tratamiento no consistía sólo en la medicación, acudir a las citas y hablar. Además, ella debía hacer algo.

En nuestro próximo encuentro, aceptó un nuevo desafío que le propuse para su recuperación. Poco a poco, y a través de su esfuerzo personal, fue fortaleciendo su voluntad y pudo dejar de consumir marihuana, alcohol, tabaco y café, que tanto daño le ocasionaban.

Con el tiempo comenzó clases de yoga, de tenis y retomó sus prácticas religiosas. Tibia y lentamente al principio, y después en forma más contundente, fue centrándose y tomando el control de su propio ser, aceptándose tal y como es, profunda e íntimamente.

Un día vino a verme y su semblante me pareció muy nítido y armónico. Le solicité que trajera una foto del año anterior. Cuando lo hizo, le sugerí que fuera hasta el espejo de la antesala y comparase su rostro actual con el de la fotografía. Volvió intrigada y preguntó:

-¿Cuál de las dos no soy yo?

-Usted, ¿qué piensa?

-Esta que está aquí con usted hoy soy yo. -Clara comprendió que estaba venciendo la tempestad, que el valor de enfrentar sus propios temores controlaba ahora el timón de su vida.

Poco tiempo después pudo abandonar los medicamentos y no tuvo recaídas hasta el momento. Hoy es una profesional exitosa, se ha casado y espera su primer hijo.

Por Daniel Patiño

El autor es médico psiquiatra y psicólogo, docente de la IV Cátedra de Medicina Interna del Hospital de Clínicas

Fuente: www.lanacion.com.ar/717428

Criterios de diagnóstico para el desorden bipolar

Maniaco depresivo es el término común y antiguo para el desorden afectivo bipolar. La clasificación estándar fue dada por Gerald Klerman, MD, que identificaron seis formas de desorden bipolar (los anales psiquiátricos 17: Enero 1987).

- I Bipolar: Manía y depresión.
- II Bipolar: Hipomanía y depresión.
- III Bipolar: Desórdenes de Ciclotimia.
- Intravenoso Bipolar: Hipomanía o manía precipitado por las drogas del antidepresivo.
- V Bipolar: Pacientes presionados con los parientes bipolares.
- VI Bipolar: Manía sin la depresión.

Inicio de síntomas bipolares:

"reuniendo los datos a partir de 22 estudios que divulgan la edad media del inicio en enfermedad afectiva bipolar, el medio cargado es 28,1 años."

Criterios de diagnóstico para el episodio depresivo importante

A. Si cinco (o más) de los síntomas siguientes han estado presentes durante un período de dos semanas y representan un cambio del funcionamiento anterior; y por lo menos uno de los síntomas es humor bajo, pérdida de interés o de placer.

Nota: No incluya los síntomas que proviene de una condición médica general, o las alucinaciones y humor incongruentes.

1. El humor baja, según lo indicado por informe subjetivo, se siente triste o puede estar con el humor irritable.

2. Interés más disminuido en todas, o casi todas las actividades del día

3. Pérdida significativa del peso o aumento ( un cambio de más el de 5% de peso corporal en un mes), o disminución o aumento en apetito.

4. Insomnio o hipersomnia casi cada día

5. Agitación o retraso psicomotor.

6. Fatiga o pérdida de energía.

7. Sensaciones de fracaso o culpabilidad excesiva o inadecuada por sentirse enfermo.

8. Capacidad disminuida al pensar o de concentrarse, o indecisiones.

9. Pensamientos recurrentes de la muerte (miedo de morir), de ideación suicida recurrente sin un plan específico, o de una tentativa del suicidio o de un plan específico para el suicidio.

B. Los síntomas no resuelven los criterios para un episodio mixto.

C. Los síntomas causan señal de socorro significativa y debilitación en el factor social, ocupacional, y otras áreas importantes del funcionamiento.

D. Los síntomas no son debido a los efectos fisiológicos directos una sustancia (una droga el abuso de una medicación ) o una condición médica general ( hipotiroidismo).

E. Si los síntomas persisten por más de 2 meses o son caracterizados por la debilitación funcional marcada, baja autoestima, es necesario la preocupación clínica por ideación suicida, síntomas psicopáticos.

Criterios de diagnóstico para el episodio maníaco

F. Un período distinto de humor anormal y persistente elevado, expansivo, o irritable, durante por lo menos 1 semana.

G. Durante el período del disturbio del humor, tres (o más) de los síntomas siguientes han persistido (cuatro si el humor es solamente irritable) y han estado presentes a un grado significativo:

1. Autoestima o grandiosidad inflada.

2. Necesidad disminuida del sueño ( se siente animado después de solamente 3 horas de sueño).

3. Más hablador que lo habitual.

4. Vuelo de las ideas, experiencia subjetiva de que los pensamientos están compitiendo entre sí.

5. Distracción (es decir, atención dibujada demasiado fácilmente a los estímulos externos poco importantes o inaplicables)

6. Aumente de actividad meta-dirigida (social, en el trabajo o la escuela, o sexual) o de la agitación psicomotora

7. Implicación excesiva en las actividades agradables que tienen un alto potencial para las consecuencias dolorosas ( compras compulsivas, indiscreciones sexuales, inversiones de negocio absurdas)

H. Los síntomas no resuelven los criterios para un episodio mixto.
I. El disturbio del humor es suficientemente severo para causar la debilitación marcada en el funcionamiento ocupacional o en actividades diarias o relaciones sociales. Es necesario la hospitalización para prevenir daño a uno mismo o a otros, sobretodo si hay características psicopáticas.

J. Los síntomas no son de debido a los efectos fisiológicos directos una sustancia ( un abuso de droga, de la medicación, u otro tratamiento) o una condición médica general ( hipertiroidismo).
Nota: Los episodios maníaco depresivos que son causados claramente por el tratamiento somático del antidepresivo (medicación, terapia electroconvulsiva, terapia ligera) no deben contar para un diagnostico del desorden bipolar de I.

Criterios de diagnóstico para el episodio de Hipomanía

K. Un período distinto de elevado, persistente, expansivo humor irritable, durante por lo menos de 4 días, que es claramente diferente del típico.

L. Durante el período del disturbio del humor, tres (o más) de los síntomas siguientes han persistido (cuatro si el humor es solamente irritable) y han estado presentes a un grado significativo:

1. Autoestima o grandiosidad inflada.

2. Necesidad disminuida del sueño ( se siente animado después de solamente 3 horas de sueño).

3. Más hablador que lo habitual.

4. Vuelo de las ideas o la experiencia subjetiva de que los pensamientos están compitiendo entre sí.

5. Distracción (es decir, atención exagerada a los estímulos externos poco importantes o inaplicables)

6. Aumento de actividad meta-dirigida (social, en el trabajo o la escuela, o sexual) o de la agitación psicomotora

7. Implicación excesiva en las actividades agradables que tienen un alto potencial para las consecuencias dolorosas (la persona engancha en juergas libres, en el comprar, en indiscreciones sexuales, o en inversiones de negocio absurdas)

M. El episodio se asocia a un cambio inequívoco en el funcionamiento, esto es no característico de la persona cuando es no sintomático.

N. El disturbio en humor y el cambio en el funcionamiento es observable por otros.

O. El episodio no es bastante severo para causar la debilitación marcada en el funcionamiento social u ocupacional, o hacer necesario la hospitalización, y no hay características psicopáticas.

P. Los síntomas no son debido a los efectos fisiológicos directos de una sustancia ( un abuso de droga, de la medicación, o de otro tratamiento) o de una condición médica general (hipertiroidismo)
Nota: la Hipomanía causada claramente por el tratamiento somático del antidepresivo ( medicación, terapia electroconvulsiva, terapia ligera) no debe contar para un diagnóstico del desorden bipolar II.

Criterios De diagnóstico Para El Episodio Mixto

a. Los criterios se resuelven para un episodio maníaco y para un episodio depresivo importante (a excepción de la duración) casi cada día durante por lo menos un período de una semana.

b. El disturbio del humor es suficientemente severo causar la debilitación marcada en el funcionamiento ocupacional o en actividades o relaciones sociales generalmente con otras, o hacer necesario la hospitalización para prevenir daño al uno mismo o a otros, o hay características psicopáticas.

c. Los síntomas no son debido a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (la droga del abuso, la medicación, o el otro tratamiento) o de una condición médica general ( hipertiroidismo).

Nota: Los episodios mixtos que son causados claramente por el tratamiento somático del antidepresivo ( medicación, terapia electroconvulsiva, terapia ligera) no debe contar hacia una diagnosis del desorden bipolar de I.

Criterios De diagnóstico Para El Desorden de Ciclotimia

D. Por lo menos 2 años, la presencia de períodos numerosos con síntomas hipomaníacos y de períodos numerosos con los síntomas depresivos que no resuelven los criterios para un episodio depresivo importante. Nota: En niños y adolescentes, la duración debe ser por lo menos 1 año.

E. Durante el período de dos años antedicho (1 año en niños y adolescentes), la persona no ha estado sin los síntomas en el criterio A por más de 2 meses a la vez.

F. No hay episodio depresivo importante, el episodio maníaco, o el episodio mezclado presentes durante los primeros 2 años del disturbio.

Nota: Después de la inicial 2 años (1 año en niños y adolescentes) de desorden de Ciclotimia, allí pueden ser los episodios maníacos, o mezclados sobrepuestos (en qué desorden bipolar del caso I y el desorden de Ciclotimia puede ser diagnosticado) o episodios depresivos importantes (en qué desorden bipolar II del caso y el desorden de Ciclotimia puede ser diagnosticado).

G. Los síntomas en los criterios A no están considerados para el desorden Esquizo afectivo y no se sobreponen en Esquizofrenia, o el desorden psicopático especificado de otra manera.

H. Los síntomas no son debido a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (una droga del abuso, de una medicación) o de una condición médica general (hipertiroidismo).

I. Los síntomas causan señales de socorro por la debilitación significativa en el comportamiento social, ocupacional, u otras importantes del funcionamiento diario.

(Goodwin y Jamison, enfermedad depresiva maniaca, prensa de Oxford Univ, 1990)
Estos criterios son extractos del manual de diagnóstico y estadístico de desórdenes mentales, Dsm-intravenoso, © 1994, asociación psiquiátrica americana

Fuente: www.bipolares.cl/ bipo2.htm


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional