Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


La Inteligencia del Alma

INTELIGENCIA DEL ALMA

144 avenidas neuronales hacia el Yo Profundo

José María Doria

PRESENTACIÓN DEL AUTOR

Introducción

A comienzos del nuevo milenio, en mi afán de contar con elementos de aprendizaje esencial, elaboré 40 tarjetas con frases lúcidas que, durante años atrás, había seleccionado de entre las lecturas más sabias que pude encontrar. Mi intención era activar consciencia para erradicar la amnesia del yo profundo que arrastramos en la identificación superficial de la vida cotidiana.

Cada mañana, extraía una tarjeta al azar y me abría al Universo con la actitud de haber recibido un regalo en forma de “energía de posibilidad” para la jornada que tenía por delante. Poco a poco, lo que había nacido como un juego mental se fue convirtiendo en una aventura que desencadenaba insólitas experiencias cotidianas.

Gradualmente pude comprobar que, a través de esta práctica, no sólo mi nivel de atención se iba incrementando de forma insospechada, sino que, además, sucedían increíbles sincronías.

Mi vida se iba convirtiendo en un suceso mágico en el que, cada mañana, la sabiduría reflejada en aquellas frases me “activaba” una especie de guión sutil, dispuesto a desplegarse a lo largo del día entrante. Al cabo de un tiempo, observé que mi persona estaba adoptando actitudes que pertenecían a un nuevo programa mental más amplio y eficaz que, paulatinamente, se estaba desvelando en lo profundo de mi consciencia.

El juego me llevó a considerar cada día como una vida completa, una vida en la que nacía cada mañana y moría cada noche. Poco a poco y conforme devine progresivamente más consciente del momento del despertar, observaba que tras “activar” la tarjeta, mis primeros pensamientos iban dirigidos al guión de crecimiento que, a través de cada frase, daba claves del sentido de mi vida.

La “aventura de la conciencia” estaba en pleno apogeo y en cada “abrir de ojos” al nuevo día, también se abría un camino de experimentación y conexión esencial para toda la jornada. Sentía a cada frase que me tocaba en aquel extraño juego que me traía puesto, como un “no casual” mensaje de Orden Superior con el que crecer integralmente y expandir la consciencia.

El juego de 40 tarjetas con tan peculiares frases fueron multiplicándose entre personas cercanas que comenzaban a hacerme llegar su entusiasmado testimonio de apertura interna al sintonizar con su no casual frase de sabiduría.

El método era sencillo, tan sólo se trataba de permanecer en atención y observar las consiguientes “casualidades” que conllevaba el proceso de vivir el día con la consciencia  despierta. Con el correr del tiempo, las frases se convirtieron en una insospechada brújula de autoexamen e inspiración para vivir en sintonía con un -algo más- que se había convertido en un hilo de luz y conexión con la esfera de lo esencial.

Llegó un día en que observé que cada sentencia había fecundado plenamente mi ser de vivencias y reflexiones, con lo que, pasados varios años, me sentí “embarazado” de cada una de ellas. No esperé mucho porque el bebé quería nacer, así que comencé a escribir lo que había incubado durante un tiempo en el que, simplemente, había dedicado atención al momento presente y a esa peculiar lotería cósmica que brotaba en el momento de extraer cada tarjeta.

Así nació este libro. Son 144 reflexiones que han sido escritas con la intención de compartir ampliación y ofrecer una conexión con esa sabiduría del alma que nos han transmitido los que abrieron avenidas hacia ella.

Sin duda se trata de una sabiduría que para desvelarse, no precisa de eruditos paquetes de información, sino más bien del despertar de una sutil actitud de exploración y atención sostenida. Reconozco que mientras sus páginas fueron brotando he sentido que también nacía un elemento capaz de abrir una grieta en la capa mental de emociones destructivas que, al parecer, experimentamos como individuos y como sociedad.

La rigurosa medida de dos páginas por frase que se ha mantenido en su elaboración, ha querido tener en cuenta el corto tiempo que estamos dispuestos a dedicar en la vida cotidiana a un tema no prosaico. De esta forma, el lector que aborde un capítulo, sabrá de antemano cuantos minutos le va a llevar en su apretado reloj profesional, y la sintonía vibratoria con esa parte de uno mismo que podemos llamamos “alma”.

Conforme repaso su lectura, compruebo que cada frase de sabiduría, cuidadosamente elegida entre el acervo de conocimiento de nuestros sabios, supone un poderoso enunciado de lucidez y aprendizaje. Las sentencias recopiladas son una síntesis del conocimiento esencial de su creador.

Podemos considerar cada frase como un fruto “de sus caminos y de su obras” cargados de veracidad y sencillez, ahora convertidos en semilla expansiva, dispuesta a desplegarse sin esfuerzo en la consciencia del lector que la instala.

Cada una de las 144 frases de sabiduría que figuran en este libro es un mapa mental para una jornada que, a través de múltiples caminos, activará la atención sostenida hacia la conciencia despierta. El lector podrá observar, tras la diversidad de contenidos y estilos de desarrollo, como subyacen términos sutilmente repetidos que, como pilares perennes a lo largo de milenios, han señalado reiteradamente el arte de vivir nuestra paz profunda con plena consciencia.

Cómo leer este libro

Sugiero al lector entrar en sus páginas eligiendo mentalmente un número del 1 al 144 con actitud de interrogación acerca del momento no casual que su proceso interior atraviesa. A poco que sintonice cada frase observará que ésta puede ser considerada como un cofre lleno de sutiles claves que hablan del núcleo de uno mismo, claves que el universo a través de la sincronía ofrece de forma no casual para mantener la atención y la actitud más plena y feliz durante la travesía del día.

Recomiendo al lector que lo lea de manera suave como si oyese música, sin pretender “controlar” plenamente su significado, ya que gran parte de sus contenidos se dirigen a áreas profundas de la mente que se verán progresivamente activadas durante la jornada.

Como apoyo al presente libro existen las mencionadas tarjetas que, a manera de naipes y bajo el nombre de “regalos del Universo”, reúnen la mayor parte de las frases que figuran en el presente libro. En realidad, la utilización de tales tarjetas y la mencionada extracción de cada una al azar, pone en juego una energía de “no casualidad” que nos predispone a un estado de conciencia tan abierto como mágico.

Fundamentos de esta obra.

Como explorador transpersonal he observado que mis clientes, a lo largo de nuestras periódicas consultas, aprenden claves y avanzan progresivamente en su crecimiento. Sin embargo, una y otra vez, he echado de menos una herramienta que facilitase, de manera fluida, el acceso al nuevo modelo mental con el que vivirse felizmente en las olas de la vida.

Ante dicha necesidad, he tenido claro que conviene encontrar mecanismos que actúen con rapidez y sin esfuerzo. Y como no parece difícil convencernos de que, así como dedicamos un tiempo cada mañana al cuidado del cuerpo, de la cara, del pelo y de la ropa, ¿qué menos conviene dedicar a la limpieza de las “gafas de ver la vida” y al núcleo del propio ánimo?

Como psicoterapeuta me siento muy motivado a crear una Tecnología de la Transformación que pueda ser activada en el espacio semanal que media entre consulta y consulta. Y desde esta perspectiva, aspiro a ofrecer claves capaces de ser trabajadas con comodidad y sencillez en la intimidad de la propia casa.

Cuando decidí dar a luz esta obra, mi intención estaba clara. No consistía en escribir un libro convencional de principio a fin. Se trataba de conseguir una cadena de impactos en la consciencia que no demandasen más de cinco minutos diarios.

Quería ofrecer un “despertador lingüístico” que recodase de manera sutil quiénes somos y cuál es el propósito de nuestra vida. Es decir, un elemento conector rápido y eficaz que activase el “recuerdo” fundamental de nuestra existencia.

Reconozco que mi motivación no es ideológica sino humanista. Las horas de despacho con la puerta de la sinceridad emocional bien abierta, me han permitido observar que el problema del sufrimiento humano está más cerca de la desatención y el despiste que de cualquier otro virus de nuestra civilización.

Observo, asimismo, que el gran terapeuta por excelencia es la conciencia atenta y que los niveles profundos del alma tienen mucho que decir en los años venideros en los que ni más dinero, ni más desarrollo tecnológico van a proporcionar felicidad a esta Humanidad que la anhela.

Observo, de igual manera, que el ser humano en vías de expansión se enfrenta a crisis casi permanentes. Crisis que acontecen en el seno de una sociedad mercantil en la que sus miembros ignoran como catalogar su conflicto e íntimo malestar. Desgraciadamente no todos saben que la salida del laberinto está “hacia dentro”, hacia las profundidades de la mente humana.

Cada día que pasa, crece el número de personas que precisan un desarrollo de una Inteligencia del Alma capaz de inspirar la dirección más luminosa del camino que cada cual recorre y los problemas que, a veces, enfrenta.

En los tiempos actuales, la vida está complicada. La variopinta e hipnótica oferta consumista y el ansia de dinero se han convertido en fuente de tensiones que generan aflicción y diversidad de contracturas físicas y psíquicas. La familia y las relaciones afectivas están sufriendo una vertiginosa transformación y el ser humano de nuestro tiempo no sabe como “reciclarse” y actualizar los mecanismo emocionales que el nuevo “patrón de relación” demanda.

En este sentido, no van a ser los grandes discursos de los políticos los que van a iluminar la senda, sino, más bien, la voz de seres humanos con sensibilidad y profundidad que hayan decidido abrir las puertas del alma y con ellas, la medicina del amor consciente como elemento transformador y curativo de la existencia.

A lo largo de los cursos de Educación de las Emociones y Conciencia Integral que imparto, observo que los profesionales de la actitud necesitamos ofrecer nuevos “modelos mentales” que tengan en cuenta aspectos tales como la independencia en las relaciones, la expansión de la consciencia y las consecuencias de la misma en la vida de cada día, el aprendizaje de la cesación del sufrimiento, la observación sostenida de la propia mente como elemento transformador, el Espíritu y su dimensión en la vida humana, la relatividad de todas las creencias, el poder de la interpretación de lo que sucede como herramienta de la serenidad, la conciencia integral como actitud ante la diversidad de opciones, la progresiva superación del egocentrismo como clave evolutiva, la grandeza de la soledad y su diferenciación con el aislamiento patológico, la ley de la Impermanencia sobre todos los fenómenos físicos y mentales, el refugio interior para un yo superficial y acongojado por el vértigo y la falta de sentido que subyace en su vida personal y social, la íntima caída del materialismo como fuente de satisfacción, el extraordinario poder expansivo de la sexualidad consciente, la integración armoniosa del ego y del alma, la aceptación de la propia “sombra” y la nueva concepción de la muerte y del Más Allá...

Temas que me he sentido motivado a recordar, una y otra vez, a mis alumnos y que he deseado comprimir en una pastilla de rango sintonizador para cada mañana. El libro que tiene usted en sus manos, querido lector, es un comprimido de consciencia que trabajado de manera diaria y perseverante, activa teclas de apertura en la esfera sutil de la consciencia.

Su música sirve para navegar la vida de cada día y atender, tanto a la parte más prosaica y material como a la sensible de nuestras intimidades y afectos. Se trata de una melodía con vocación de resonar con lo sublime de nuestros, todavía pocos, momentos de Gracia.

Si adopta usted el hábito de sintonizarse cada mañana con esta oración de la vida que las páginas siguientes tratan de ofrecer, observará como, a lo largo del tiempo, sus semillas desplegarán en flores y frutos del alma que, sin duda, expandirán su aroma y efectos a los que tengan la dicha de estar junto a usted.

¿Por qué “Inteligencia del Alma”?

El título de Inteligencia del Alma brotó en el mismo momento en el que nacieron las primeras líneas de este libro. Durante su elaboración fui consciente de que el término “alma” todavía podría estar sutilmente asociado a restos de creencias religiosas, sin embargo, no dejé de sentir que mi corazón sintonizaba con una realidad más profunda y esencial que las meras creencias, una realidad cuyo estudio e inteligencia posee un grado de profundidad y universalidad que eslabona al ego con el Espíritu que todo lo abarca.

Por otra parte, mi obra está desde hace años sutilmente empeñada en crear un puente entre la mente y la conciencia. De alguna forma el arquetipo del barquero que acompaña el cruce a la otra orilla me ha acompañado durante muchas sesiones en las que he querido referenciar el rol con que estaba jugando las máscaras de mi vida.

El término Inteligencia, sin duda hace referencia a esa facultad del Homo Sapiens de inter.-ligar las cosas entre sí que en alguna medida apuntan hacia el desarrollo espiritual del emergente Homo Amans, sin duda un ente que se aproxima más a los territorios atribuidos a la conciencia del alma

Su contenido

Venimos de una cultura judeocristiana que ha primado obsesivamente la Unidad y se ha defendido violentamente de la diversidad. Entre otras cosas y gracias a ello, podemos considerar que nuestra civilización occidental ha dado un “tirón” único en la historia de la Humanidad hacia el sentimiento de trascendencia pero, desgraciadamente, parece que nos hemos empeñado en recorrer la estructura superficial convirtiendo la unidad en uniformidad.

Con el formidable desarrollo de la consciencia experimentado por la mayor parte de esta Humanidad en los últimos 25 años, el ser humano puede ya poner una y mil máscaras a sus propios yoes, ya que todas ellos son conscientes y observables desde un nuevo punto de atestiguación desimplicada que está emergiendo.

Actualmente la diversidad es considerada como un valor que favorece la vida, y desde esta perspectiva, la Inteligencia del Alma sigue la diversidad en las formas para acceder a la realidad de un “darse cuenta” que las unifica.

144 autores escogidos entre artistas, filósofos, científicos, teólogos, empresarios, médicos, psicólogos, pertenecientes a culturas de los cinco continentes y habitantes de tiempos antiguos y modernos, ofrecen sus lúcidas reflexiones y trazan avenidas por donde fluye la energía de consciencia. ¿Por qué 144?. La respuesta llegó tras preguntarme, ¿qué número representa mejor una totalidad? Finalmente éste ha sido la cifra de “doce docenas” la que, desde el punto de vista cabalístico, conforma una cifra de poder que refleja la totalidad completa.

Reconozco que el texto me ha ido haciendo mientras yo iba haciendo al texto. La afectividad y la veracidad que han alumbrado el parto en los ratos libres que han permitido mi trabajo, hoy por hoy, son razones suficientes como para pasar por alto los muchos defectos y carencias que sus páginas conllevan.

Es por ello que, aún así, y hoy por hoy, lo legaría a cualquiera de mis hijos y otros seres venideros, insinuándoles que gran parte de su contenido, en realidad, había sido inspirado silenciosamente por los 144 sabios que nos invitaron a su reflexión cuando crearon sus increíbles sentencias.

Si cualquier persona a quien llegue este libro se dedica simplemente a meditar durante unos minutos diarios en cada frase que le toque y, asimismo, tiene la generosidad de escribir sus reflexiones acerca de la misma, puedo asegurarle que tendrá garantizado un salto en su nivel de consciencia y el agradecimiento de aquellos que puedan compartirlo.

El poder de una frase

He observado que la simple presencia de una frase en nuestra corriente mental conlleva automáticamente estados emocionales y físicos que, por así decirlo, somatizan la correspondiente neurolinguística. Nuestros estados de ánimo, finalmente, están en estrecha relación con nuestros pensamientos conscientes e inconscientes y, a su vez, tales estados generan una bioquímica acorde a la calidad de los pensamientos originales que han desencadenado la secuencia.

Cada frase que insertamos en la consciencia con su correspondiente significado, determina seguidamente la calidad y salud de nuestras células. En ese sentido, apunta el neurofisiólogo indio Deepack Chopra cuando dice que “un pensamiento torcido es una molécula torcida“ y viceversa. Si cada mañana instalamos en nuestra mente un programa positivo y saludable, nuestras células lo seguirán y con él, nuestro cuerpo y nuestra vida.

El espíritu de este libro pretende aportar “meta-programas” mentales, tan rápidos como esenciales, que no permitan nuestro olvido y despiste de lo esencial.

Si ello se logra, habrá sido una satisfacción para todos y este libro habrá conseguido su propósito central.
Mi cordial saludo
José María Doria

Si alguno de ustedes, queridos amigos todavía desconocidos, desean expresar sus emociones y experiencias al vivenciar el método de trabajo sugerido, remítanlo a mi correo:  jmdoria@terra.es.
Y si desea adentrarse en los pliegues de mi trabajo. http//:w.w.w.jmdoria.com

Más Info: http://noticiasdislocadas.blogspot.com/2011/03/la-inteligencia-colectiva-existe.html

SOLICITAR como material didactico, GRATIS EL TEXTO DIGITAL de: INTELIGENCIA DEL ALMA


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional