Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


El Eros de la vida

El término erótico, tiene su raíz en el concepto de Eros, que a su vez se desprende del nombre homónimo del hijo de la Diosa del Amor Afrodita.

Para mantener nuestra pasión y una vida ardiente, tenemos también que mantener una perspectiva más apropiada sobre los diversos desafíos que nos plantea la vida. Por supuesto que esto no resulta nada sencillo en la adultez, cuando los chicos están gritando, las facturas llegan con números más grandes de lo debido y lo único que deseamos hacer es retirarnos a buscar un poco de calma.

Sin embargo, balanceando estas diversas responsabilidades de nuestra vida diaria, con una dosis de diversión y crecimiento personal, podemos lograr convertirnos en una persona completa y apasionada, sin por ello desatender las obligaciones mundanas, es decir, tomando todo en su justa medida.

Las estadísticas demuestran que, en ya en la entrada del siglo veintiuno, los mayores están altamente deseosos de obtener satisfacción sexual, pero no le dan la suficiente atención al eros dentro del conjunto de sus vidas. Así, nuestros anhelos sexuales nunca parecen estar satisfechos, o si lo están, suele ser de forma muy temporal, y sin conexión con el resto de nuestras vidas.

Algunos trabajan durante todo el día detrás de una computadora, y llegan a sus casas solo para mirar una película en la televisión por cable. En sus vidas, el eros y el trabajo parecerían pertenecen a categorías separadas. Así, pensando literal y separadamente sobre nuestra vida erótica, no podremos darle al eros un lugar de honor entre nuestros valores. Sin embargo, la naturaleza es sabia, por lo que, al mismo tiempo, nuestros apetitos básicos nos abruman, por nuestros deseos sexuales insatisfechos.

El la Grecia mitológica, Eros era el hijo de Afrodita, la Diosa del Amor. El término “eros” representa la fuerza creativa del deseo vivo o del amor altamente espiritual, sexual. Carl Gustav Jung, uno de los mayores teóricos del psicoanálisis, señaló alguna vez que si bien la gente piensa que eros significa literalmente sexo, en realidad, éste termino tiene es mucho más abarcador, ya que representa la combinación total de lo espiritual, lo emocional y los aspectos físicos del sexo. Es el intenso enlace que se crea gracias a ambas partes de la pareja. Asimismo, Platón afirma que el eros tiene que ver con la belleza de la vida humana, tanto en cuerpo como en alma.

¿Qué es lo que siempre habría deseado hacer, pero estaba fuera de su alcance? Visualice que es lo que usted querría crear en su vida, para después tomar las medidas necesarias para poner sus deseos en movimiento. ¿Qué es lo que siempre lo ha mantenido apasionado, de su alrededor? Aprendiendo cómo incorporar a nuestras vidas las cosas que amamos y sentimos profundamente, desarrollaremos un amor para todo lo que estamos haciendo, y, aprenderemos a llegar verdaderamente a nuestros corazones y a nuestra naturaleza intrínseca. Así, un nuevo y juguetón eros, nos impulsará a otras esferas mucho más altas que, por supuesto, también incluirán las relaciones en entre el hombres y la mujer.

La filosofía oriental reconoce que esta fuerza sagrada de la vida, aumenta la respuesta al despertar sexual, a las emociones y al enamoramiento. El término acuñado por lo orientales para esta vida de fuerzas místicas, en la que el eros juega un papel fundamental, es el de “Kundalini”, que nos despierta para ir mucho más allá de la rutina y agitación interna, conduciéndonos hacia unas vidas más felices y sanas.

Por su parte, Shiva, el Santo Patrón del Hindú tántrico, señalo en alguna ocasión que ciertas disciplinas orientales, aunque no se las entienda en su extensa complejidad, pueden ser puestas en prácticas correctamente, ya que, de hecho, su cuerpo las entenderá mucho rápidamente que su mente, es decir antes de que pueda ponerlas en palabra. No es necesario tener ninguna experiencia para comenzar a efectuar una práctica, ya que es la misma práctica la que producirá el conocimiento.

Existen muchos programas de ejercicio que han sido diseñados para despertar esta energía de vida y eros. El Yoga Tantra, la Danza, El T’ai Chi, las Artes Marciales, la Meditación, la Natación, las excursiones, y el ciclismo, pueden ser verdaderamente muy útiles para poder entrar en consonancia con nuestros más altos espíritu, y lograr un mayor contacto con la naturaleza de nuestra energía sexual y potencial erótico.

Goce del mundo que se encuentra alrededor suyo, en cualquier cosa que realice. Tome todo con calma, y dése tiempo para oler las rosas, para gozar de la naturaleza y para seguir los caminos que le marca su corazón. Incorpore el balance a su vida. Vivir para el trabajo, sin ningún tipo de juego, significa una vida opaca y aburrida.

No pierda de vista aquellos sueños que tuvo en su juventud, los cuales, en definitiva, le permitirán crecer. Todos somos una expresión de las fuerzas más altas. Reconozca su potencial más alto, y empiece a construirlo desde allí.

El sexo es la fuerza creativa más poderosa y movilizadota de la "vida" en la tierra. Explore sus posibilidades de vivir una vida más extensa, e incorporar su sexualidad en cada uno de los aspectos de su existencia, para desarrollar una vida más completa y sensual.

Fuente: www.enplenitud.com


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional