Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Sexo sin riesgos

El sexo, como actividad humana, posee dos objetivos fundamentales: la procreación y la comunicación placentera en el encuentro interpersonal. Debe ser, por lo tanto, fuente de alegría y crecimiento para la pareja. Sin embargo, cuando no se encara con la debida responsabilidad e información puede transformarse en una vía de transmisión de enfermedades. Las patologías que se transmiten de una persona a otra a través de las mucosas de los órganos genitales se denominan enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Teniendo en cuenta que la transmisión se da en el contacto genital, algunos especialistas han propuesto llamarlas enfermedades de transmisión genital, reservando la palabra sexual para describir un conjunto mucho más amplio y rico de prácticas humanas, que incluye besos, abrazos, caricias, etc.

Dependiendo de las características de los agentes causantes de las ETS, podemos dividirlas en: enfermedades producidas por bacterias, parásitos y virus.

Dentro de las bacterianas encontramos a la sífilis, gonorrea, chancro blando, granuloma inguinal y el linfogranuloma venéreo. La tricomoniasis, enfermedad parasitaria, representa una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes. En las ETS de origen viral encontramos al HIV (virus causante del sida), herpes genital, condiloma acuminado y la hepatitis B. Algunas de estas infecciones pueden adquirirse por otra vía, por ejemplo la endovenosa (transfusiones sanguíneas, compartir agujas, etc.), y ser retransmitidas en el contacto genital.

Existen diversos modelos de comportamientos sexuales de acuerdo a la idiosincrasia de cada persona, sus convicciones morales, su religión, su estado actual en cuanto a la vida de pareja, etc.

Si bien algunos de ellos son más seguros con respecto a la posibilidad de adquirir ETS, podemos decir que existe un modelo de prevención para cada manera de vivir. A pesar de que estamos tratando sobre enfermedades, no debemos olvidar la posibilidad de un embarazo no deseado. En efecto, una concepción no planeada, sobre todo fuera del contexto de una pareja estable y a veces en el seno de una mamá adolescente, puede ser el origen de muchas complicaciones.

La abstinencia sexual es, por cierto, el método más efectivo, aunque no es fácil de llevar a cabo tanto biológica como psicológicamente. Mantener relaciones sexuales con una pareja estable de quien se sabe no posee ninguna ETS es también una actitud sumamente segura.

Sin embargo, la incidencia de infidelidades en las parejas, tanto de parte de los hombres como de las mujeres, transforma este modelo en inseguro cuando uno de los miembros de la pareja rompe su compromiso. Algunos acuerdan que las relaciones extravínculo serán protegidas con preservativos para resguardar la salud de la pareja.

El preservativo es, finalmente, el método que ofrece mayor seguridad a quien opta por mantener una vida sexualmente activa, tanto dentro como fuera de una pareja estable. Los preservativos actuales han evolucionado en calidad, lo cual los hace más confortables y efectivos. Si bien el de uso más extendido es el preservativo masculino, existe también el condón femenino, aqunque en ambos casos, el dispositivo protege a ambos miembros de la pareja.

Existen algunos detalles a tener en cuenta para que el preservativo sea efectivo.

Como todo producto, debe contar con la aprobación de la autoridad competente. Debe tenerse en cuenta su fecha de vencimiento. Es aconsejable comprarlo en farmacias y no en locales que no puedan garantizar su conservación: la acción del calor puede alterar el látex. Por este mismo motivo, nunca debe ser trasladado, por ejemplo, en un bolsillo pegado al cuerpo. Su envoltorio debe estar intacto al momento de ser utilizado. Debe además ser usado desde el principio y hasta el final de la relación. Por último, no puede ser utilizado en combinación con lubricantes derivados del petróleo, como la vaselina, ya que alteran sus propiedades. Los lubricantes usados deben estar fabricados a base de agua.

Envie este artículo a un amigo/a.

Fuente: www.sofisticada.com/


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional