Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Adictos a la Infelicidad

Libérese de los hábitos de conducta que le impiden disfrutar de la vida que usted desea

Probablemente usted vaya a leer este libro porque de alguna manera su vida no está resultando ser exactamente como usted deseaba o esperaba. Aunque parte de su insatisfacción se deba a ciertos hechos externos como enfermedades o problemas, que están más allá de su control, en estas páginas descubrirá que la posibilidad de mejorar los aspectos más importantes de su vida se halla siempre en sus manos. En concreto, verá que está sujeto a una necesidad, que usted no identifica, de provocarse a sí mismo infelicidad.

También descubrirá que nunca es demasiado tarde para vencer esa adicción a la infelicidad. Esta adicción se produce porque, de un modo inconsciente, nosotros mismos saboteamos nuestras buenas intenciones y nuestros deseos de mejorar, y es muy posible que en ocasiones haya observado que es usted mismo el que impide el logro de aquello que desea.

Tal vez no sea esta la primera vez que se propone mejorar su vida, quizá haya leído otros libros o seguido diversos métodos de ayuda, pero no le fueron eficaces. Pruebe a leer esta obra, pruebe a conocer lo que sus páginas le revelarán sobre la adicción a la infelicidad y cómo usted podrá lograr una vida más feliz y más plena. No habrá perdido el tiempo.

Mayo 2003

Este libro está dedicado a todos nuestros clientes (del pasado y del presente); ha sido un privilegio para nosotros trabajar con todos ustedes.

Introducción

PROBABLEMENTE usted se encuentre leyendo este libro porque de alguna manera su vida no está resultando ser exactamente como usted deseaba o esperaba. Aunque parte de su insatisfacción puede tener su origen en ciertos hechos externos, tales como una enfermedad o una crisis económica o social, que están mas allá de su control, en estas paginas descubrirá que la posibilidad de mejorar los aspectos mas importantes de su vida está siempre en sus manos. En concreto, verá cómo una necesidad, adquirida aunque no identificada, de provocarse a usted mismo infelicidad está afectando negativamente a aspectos cruciales de su salud emocional y física, de sus relaciones o de su trabajo. También descubrirá que nunca es demasiado tarde para aprender cómo vencer esta adicción a la infelicidad y hacer que su vida sea mucho mis feliz, más rica y más plena.

Quizá ya se haya dado cuenta de que usted mismo ha intervenido en cierta forma para que su vida no sea como usted quiere. Todavía están ahí esos kilos de más que no puede perder, o se sorprende provocando discusiones con sus seres queridos, o no puede remontar emocionalmente después de un duro golpe, o no está sacando todo el partido posible a su talento. O tal vez no tenga ni idea de por qué a menudo se siente inquieto, ansioso, enfadado o decaído, o por qué su vida amorosa no tiene democión, o por qué su trabajo no le satisface.

Puede que esta no sea la primera vez que hace un esfuerzo por mejorar su vida. Quizá haya leído otros autores o haya tomado repetidas veces una determinación que se fue apagando antes de llegar a conseguir un cambio definitivo. Como tantas otras personas que luchan por mejorar su vida, tal vez crea que no tiene la fuerza de voluntad suficiente para cambiar las cosas. Pero abandonar la esperanza de que es posible cambiar su vida no es una poción aceptable.

Cuando las buenas intenciones que llevan a la gente a ponerse a dieta, a hacer ejercicio, a trabajar mas, a dejar más tiempo para su familia o a poner en orden su situación financiera se evaporan y se quedan mas o menos como estaban, no es porque esas personas tengan una voluntad débil o no se ocupen de si mismas. La explicación de su fracaso es que esas personas son víctimas de una lucha interna que es invisible para ellos, aun cuando les esta afectando de una forma tan evidente.

Nosotros denominamos a esas fuerzas internas que impiden a las personas vivir la vida que quieren, o que incluso les impiden mantener hasta et final una resolución que es importante para ellos, la adicción a la infelicidad. Aun cuando la gente esta buscando de manera consciente la felicidad quizá, sin saberlo, estén necesitando un cierto grado de desasosiego para poder sentirse equilibrados interiormente. Esa necesidad no identificada de sabotear nuestras buenas intenciones puede ser la explicación de problemas tan diversos y comunes como: gastar demasiado, tener miedo a las situaciones nuevas, elegir una relación amorosa que nos rompe et corazón o tener problemas en nuestra carrera profesional.

Puede que haya vislumbrado la necesidad de un cierto grado de infelicidad. Posiblemente se haya dado cuenta de que a veces es usted mismo el que impide que se logre aquello que usted sabe que quiere, y se encuentra a si mismo teniendo una relación con alguien que no le conviene, o elige una procesión que le hace sentirse frustrado e infeliz. O, cuando logra la meta que se propuso, inexplicablemente se sabotea a usted mismo: encuentra a la persona perfecta, pero entonces empieza a discutir con ella y hace que se aleje; elige el trabajo adecuado, pero es incapaz de cumplir los plazos que acuerda, o pierde esos kilos de más y luego los vuelve a recuperar.

Tal vez se sorprenda de que, después de alcanzar aquello por lo que había luchado tanto, el éxito no venga acompañado de la felicidad que esperaba. Quizá aquello que deseaba ya no le parece tan importante o acaso su satisfacción empezó a disminuir al fijarse en otros deseos que le quedaban por cumplir. O posiblemente baya sufrido una pérdida personal importante, tal como la muerte o enfermedad de un ser querido, y se sienta incapaz de recuperarse emocionalmente incluso cuando ya haya pasado mucho tiempo. Quizá usted goce de buena salud, tenga éxito profesional y sus relaciones sean satisfactorias, pero aun así se sienta ansioso, ligeramente deprimido o note que le falta energía.

No queremos decir que se sienta infeliz o frustrado constantemente. Usted quiere disfrutar de la vida y, sin duda, normalmente se siente satisfecho y feliz. Pero si usted tiene una adicción a la infelicidad, entonces, al menos ocasionalmente, usted tiene la necesidad de sentir cierto grado de desasosiego para poder mantener su equilibrio interior. Quizá esa necesidad de infelicidad le cause serios problemas o tal vez se manifieste de manera sutil, quizá le afecte la mayor parte del tiempo o solo de vez en cuando; aun así, probablemente esa sea la razón por la cual su vida no le satisface como debería.

Adictos a la infelicidad es un libro único porque es a la vez optimista y realista. Se centra tanto en las estrategias efectivas para lograr un cambio positivo como en combatir las fuerzas que se oponen al cambio personal. A diferencia de otros libros que muestran un camino y esperan que usted lo siga hasta et final sin ofrecerle ayuda cuando tropieza y se cae, nosotros sabemos que la adicción a la infelicidad puede hacer que los cambios sean difíciles y las recaídas sean inevitables. Estaremos a su lado durante todo et viaje, incluso en los momentos en los que flaquea y pierde el entusiasmo y no sabe por dónde seguir. De hecho, uno de nuestros objetivos principales es enseñarle por qué ha sido tan difícil seguir avanzando y mostrarle cómo transformar los problemas en oportunidades de crecimiento. Con esta perspectiva, descubrirá que dentro de usted tiene el poder de cambiar su vida para mejor y para siempre.

Puede que usted sea un lector sin ningún problema en especial en la vida pero le interese la psicología y quiera comprenderse mejor a si mismo y a los demás. También hemos escrito este libro para usted y esperamos que le ayude y le proporcione la información que busca.

El origen de Adictos a la infelicidad

Todo el mundo nace con la capacidad suficiente para disfrutar de una vida feliz y plena, pero a la mayoría les resulta difícil llegar a desarrollar totalmente ese potencial. Hace muchos anos nos propusimos descubrir por qué la gente no tiene la vida que quiere y qué se podría hacer para ayudarles. Otros investigadores, después de estudiar la insatisfacción constante de muchos adultos, erróneamente, sacaron la conclusión de que en el momento del nacimiento los recién nacidos ya poseían esos rasgos tales como egoísmo, agresividad hacia los demás o incapacidad de regular su apetito, que iban a hacer que su vida de adultos fuera tan poco agradable. Esta percepción errónea del recién nacido ha provocado daños incalculables. Por ejemplo, ha hecho que los expertos aconsejen a los padres que borren los rasgos de carácter no deseados a una edad temprana, haciendo que los niños se comporten como adultos en miniatura. Pero exigir a los niños demasiado puede enseñarles a esperar siempre demasiado de si mismos y de los demás, y ser la causa de que sus vidas de adultos sean difíciles e insatisfactorias.

Nuestra consulta clínica y nuestras investigaciones, junto con nuestra experiencia como padres de cinco hijos, nos han enseñado que en realidad todo recién nacido llega al mundo siendo optimista: solo quieren amar y ser amados. Pero la cuestión seguirá estando ahí:¿Qué hace que los recién nacidos se conviertan en adultos con dificultades para sentirse bien consigo mismos, para tener relaciones mutuamente satisfactorias, para trabajar eficazmente y, en general, para disfrutar de la vida? La respuesta surgió cuando descubrimos la forma única de ver et mundo que tienen los recién nacidos y los niños y, en concreto, cual es su forma de evaluar la calidad de la crianza que reciben.

Descubrimos que todos los recién nacidos nacen con la creencia de que sus padres son los cuidadores perfectos y que solo quieren lo mejor para ellos. Todos los recién nacidos también quieren y necesitan ser iguales que las personas que los quieren y los cuidan. Y así, cuando algún adulto importante para el niño no está nunca disponible o, siguiendo un mal consejo, pone demasiadas expectativas en sus hijos, ellos no pueden por menos que relacionar, inconsciente pero firmemente, la infelicidad que sienten con et hecho de amar y ser amados. Como consecuencia, sin darse cuenta de ello, periódicamente intentan lograr la felicidad volviendo a reproducir esa infelicidad en ellos mismos. Esta confusión de la infelicidad con la felicidad persiste hasta la edad adulta y es la responsable de la adicción a la infelicidad que puede minar nuestra intención consciente de buscar solo la felicidad y la plenitud.

La razón por la cual el cambio positivo siempre es posible es que nunca se pierde la sed innata por encontrar la satisfacción verdadera. La satisfacción verdadera se encuentra tanto en la bien fundada certeza interior de que usted es digno de amar y de ser amado, como en elegir aquello que es constructivo y adecuado para su vida. La verdadera satisfacción siempre mejora su vida; nunca es perjudicial ni para usted ni para los demás.

El deseo innato de experimentar satisfacción verdadera se contrapone con la adicción a la infelicidad. Sabemos por experiencia que si usted tiene una adicción a la infelicidad, la información que encontrará en estas páginas le hará comprender cómo le está afectando. Este nuevo descubrimiento de que su bienestar interior descansa sobre formas contrapuestas de felicidad, una muy inferior a la otra, le dará fuerzas para poder elegir la felicidad verdadera frente a la felicidad falsa que, en realidad, es una infelicidad disfrazada.

Hemos puesto a prueba nuestros descubrimientos de distintas maneras: en nuestro trabajo psicoterapéutico con niños, adolescentes y adultos; como consultores y supervisores de profesionales de la salud mental que trabajan con muy distintos clientes; y en un proyecto de gran éxito, financiado por et Estado, para demostrar que nuestra perspectiva daría buenos resultados incluso con adolescentes calificados de «intratables». Pudimos ver, sistemáticamente, que nuestros principios terapéuticos Bran igualmente efectivos en personas de muy diferente nivel socioeconómico, de distintas razas, etnias y culturas, y con problemas tan diversos como: depresión, dificultades de relación, problemas de peso y problemas laborales. Y lo que es más importante, sabemos por experiencia que una vez que la adicción a la infelicidad se identifica y se confronta directa y persistentemente, su influencia se desvanece, dejando a los individuos libres para poder reclamar su derecho inalienable a la felicidad y a la plenitud auténticas.

Nuestros descubrimientos y las pruebas que los apoyan se plantearon con detalle en la obra Humanismo intrapsiquico: introducción a una psicología y filosofía de la mente integrales que se escribió expresamente para profesionales y académicos. Cuando et interés por Humanismo intrapsiquico se empezó a extender por la comunidad profesional y académica, repetidas veces nos pidieron que escribiéramos un libro que aplicara nuestros descubrimientos sobre los niños y la infancia para ayudar a los padres.

En Amor inteligente: la alternativa compasiva a la disciplina que los convertiría en mejores padres y a sus hijos en mejores personas, enseñamos a los padres que los consejos convencionales sobre cómo criar a los hijos, en realidad dañan a los niños haciendo que se desarrolle en ellos la necesidad de ser infelices y hacer infelices a los demás. Amor inteligente subraya et hecho de que et potencial para una felicidad interior estable es un derecho con el que nace todo recién nacido y ofrece a los padres pautas practicas para darles a sus hijos ese amor especial que necesitan para convertirse en adultos satisfechos, plenos y afectuosos.

Nos sentimos inspirados a escribir Adictos a la infelicidad por las muchas cartas que recibimos por parte de adultos que habían leído nuestro libro para educar a los hijos y querían que les ayudáramos a aplicar aquellos principios para mejorar sus propias vidas. Al igual que Amor inteligente les enseña a los padres cómo romper el círculo de negatividad con sus hijos y cómo ayudar a sus hijos a recuperar la salud emocional, este libro le enseñara cómo dejar de sabotear sus buenas intenciones y, consecuentemente, hacer siempre elecciones gratificantes en el trabajo y en la vida amorosa, cuidar de su cuerpo y regular sus estados emocionales.

La premisa fundamental de Adictos a la infelicidad es que, siempre que no existan graves problemas sociales o de opresión, la imposibilidad de la mayoría de las personas a vivir la vida que desean es et resultado de una adicción a la infelicidad. Esta nueva comprensión nos hará encontrar estrategias eficaces para poder reconocer y vencer la necesidad aprendida de sabotear nuestros propios esfuerzos constructivos. Al mismo tiempo, les invitamos a responder con compasión en vez de con incomodidad o vergüenza, ante la posibilidad de que usted sufra una adicción a la infelicidad.

Después de todo, una adicción a la infelicidad no es el resultado de una voluntad débil, del temperamento con el que nació o de un problema de carácter. Paradójicamente, es algo que surge del deseo innato y positivo de querer disfrutar de relaciones satisfactorias y de felicidad interior. Este deseo constructivo puede ser distorsionado involuntariamente a comienzos de la infancia y crear como resultado una necesidad no identificada de sentirse «feliz» reproduciendo esa infelicidad que le es tan familiar de sentirse castigado, rechazado, desatendido o que le exigen demasiado.

También es importante señalar que Adictos a la infelicidad le ofrece un plan para toda la vida porque su mensaje no decaerá ni perderá fuerza con et tiempo. Los principios y pautas que plantea siempre lo protegerán de la poderosa atracción hacia el autosabotaje. Adictos a la infelicidad pone a su alcance la felicidad que es el derecho de nacimiento de todo recién nacido. Esta felicidad consiste en un bienestar interior que no es vulnerable ante los altos y bajos de la vida y que nos hace elegir lo que es positivo y lo que nos hace sentir satisfechos.

MARTHA HEINEMAN PIEPER y WILLIAM J. PIEPER
Digitalizado Contenido: tres dioses
Psicología Y AUTOAYUDA
Titulo del original:
ADDICTED TO UNHAPPINESS

Agradecimientos    4
Introducción    5
SECCIÓN I  Causas y consecuencias de la adicción a la infelicidad    9
CAPÍTULO 1  Confundir infelicidad con felicidad    11
CAPÍTULO 2  Crearse la necesidad de conflicto en las relaciones    24
CAPÍTULO 3  Autosabotaje: El alimento de la infelicidad    34
SECCIÓN II  Elegir la felicidad    44
CAPÍTULO 4 Liberarse del dolor emocional    49
CAPÍTULO 5  Vencer la resistencia a sentirse bien físicamente    59
CAPÍTULO 6 Crear relaciones cercanas y no conflictivas    69
CAPÍTULO 7 Elegir ser feliz en el trabajo    90
Epílogo:  Elegir vivir una vida equilibrada    104
Glosario    105

Puedes Solicitar Gratis el texto digital Completo de: Adictos a la Infelicidad


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional