Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Hidroterapia - Sistema Kneipp, Alemania

Samuel Hahnemann Sería más correcto denominarla homeoterapia. Es el tratamiento medicinal de acuerdo al principio de la similitud.
Su fundador fue Samuel Hahnemann. (1755-1843). Nacido en Meissen (Alemania). Doctorado en medicina en la Universidad de Erlangen. Incómodo con la práctica tradicional de la medicina a la que le encontraba numerosas contradicciones, decidió tras ocho años de práctica, dedicarse a malvivir a base de traducciones.

Éstas no le dieron dinero, pero sí le ofrecieron la posibilidad de repasar una gran cantidad de textos de medicina que le impulsaron a desarrollar su original método. Leyendo un libro del Dr. Cullen sobre un medicamento, la quina (Cinchona officinalis), utilizado para tratar la fiebre, se dio cuenta de que si se administraba a dosis más elevadas producía fiebre, mientras que a dosis más bajas se reducían los síntomas del paludismo. Siendo un médico esencialmente práctico, se animó a probar él mismo la quina, observando que al tomarla en dosis elevadas le aparecía fiebre intermitente, pulso rápido y enfriamiento de las extremidades, un cuadro muy similar al del paludismo.

A partir de esta primera lucecita que se encendió en su imaginación, se estableció el método sistemático, que consiste en probar los efectos de los medicamentos en personas sanas antes de utilizarlos en personas enfermas. Así se dio cuenta de que la administración de azufre provoca problemas de piel, o que la belladona (Atropa belladona) provoca fiebre y enrojecimiento, sirviendo precisamente para el tratamiento de estos problemas. Esto lo pudo comprobar personalmente en una epidemia de escarlatina en el año 1798, donde se dio cuenta que si utilizaba una planta tóxica como la belladona debía diluirla a dosis muy reducidas, y con esta dilución no solos e conservaba, sino que parecía potenciarse su acción medicinal. Debido a sus notables éxitos médicos, la Universidad de Leipzig le ofreció el cargo que tuvo que dejar unos años más tarde al encontrar la oposición frontal dl Colegio de Farmacia debido a las constantes críticas que dirigía en sus clases contra el sistema convencional de medicina. A pesar de todas estas tribulaciones observó que su obra, el Organon de la Medicina, tenía una gran venta precisamente entre médicos interesados en sus métodos, y en vida suya ya se hicieron varias traducciones a otros idiomas.

Un remedio que se toma en grandes cantidades y origina síntomas patológicos en una persona sana, puede curarse una enfermedad que se desarrolla con síntomas similares, si se lo administra en dosis pequeñas.

Examinando el efecto de todos los medicamentos en una persona sana, se registran todas las observaciones subjetivas y objetivas y se forma el cuadro farmacológico, por medio de la comparación de grandes series y teniendo en cuenta los signos que reaparecen constantemente. Actualmente se conocen con precisión más de 2500 cuadros farmacológicos de sustancias naturales. La tarea del homeópata consiste en encontrar el cuadro farmacológico que les sea más semejante, basándose en las molestias y en los síntomas patológicos del enfermo. Una vez determinado el cuadro farmacológico del paciente se le administra el remedio en una dilución homeopática.
De las plantas medicinales se extraen las esencias frescas y con las sustancias secas (drogas) y solubles se elaboran tinturas básicas que se diluyen con alcohol. Con los metales no solubles de las sustancias orgánicas e inorgánicas se elaboran pulverizaciones con lactosa para conservar las diluciones.

La homeopatía no consiste simplemente en tratar las enfermedades con glóbulos, todos ellos del mismo tamaño y sabor, sino que sus diferencias con la medicina convencional van mucho más allá del tratamiento, implicando conceptos de la salud y la enfermedad en muchos casos enfrentados, que se aceptan como válidos en medicina oficial. Muchos de estos conceptos filosóficos de la homeopatía son muy similares a los que propugna también la medicina naturista, aunque no sean exactamente los mismos.

En primer lugar la homeopatía trata de estimular los esfuerzos autocurativos del organismo, es decir, tiene en cuenta que ante todo desequilibrio, problema o enfermedad, el cuerpo pone en marcha sus reacciones de defensa para restablecer el equilibrio. Estos mecanismos son a veces sutiles y evidentes y no sólo se pueden observar en el aspecto físico de la persona, sino también en cambios de carácter, en sus miedos, fobias o peculiaridades.

En segundo lugar el fármaco homeopático trata de estimular estos mecanismos de defensa mediante una acción energética. De otra manera no se explica su mecanismo de acción, pues el glóbulo homeopático, en la mayoría de los casos, no contiene de manera físicamente detectable la sustancia que ha servido para su fabricación (prácticamente no es detectable).

Quizá para definir el campo de la homeopatía deberíamos definir un poco mejor qué significa cada término y qué es lo que le diferencia de otros métodos de tratamiento. En primer lugar homeopatía deriva de homoios (similar) y pathos (enfermedad), indicando el principio básico de esta disciplina, que consiste en tratar con medicamentos similares. Desde la visión homeopática se denomina alopatía, de alos (contrario), al método ortodoxo de la medicina, en la que el dolor se trata con un antidoloroso, o la infección con un atibiótico, y en la cual el remedio tiene una función antagónica o inhibidora del proceso de la enfermedad, de manera que la finalidad del tratamiento, es que el medicamento sea el que actúa, más que la fuerza curativa orgánica.
El tercer término es el de isopatía, de iso (lo mismo), en la que los remedios se obtienen a partir de las secreciones del mismo enfermo (sangre, orina, heces) o bien a partir de sustancias capaces de producir un problema como la alergia (polvo, plumas, escamas...).
Los remedios isoterápicos, poco utilizados, entran en un campo intermedio entre la homeopatía y la alopatía.

Fuente: Ecoaldea (http://members.fortunecity.es/natura2001/)


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional