Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Manual Introductorio de Medicina Naturista e higiene natural

Amigos vean este excelente texto:
 
  MANUAL INTRODUCTORIO de MEDICINA NATURISTA - HIGIENE NATURAL.

 
de International Natural Hygiene Society (INHS).
 
tambien lo adjunto para quien lo desea ver de inmediato.

 Un fragmento...
 
HIstoria

La hidroterapia como movimiento romántico popular surgió de la experiencia de un labrador, Vincenz Priessnitz (1799-1851).
Ante el mal pronóstico de una heridas recibidas por la coz de un caballo, Priessnitz decidió curarse él mismo con compresas de agua fría y su recuperación, y el renombre que le dio el utilizar aquel método en otros enfermos, le impulsaron en 1822 a establecer una clínica. Su centro alcanzó gran popularidad y se propagó su técnica curativa que consistía en la ingestión de 12 a 80 vasos de agua al día, a la vez que duchas de agua fría después de un periodo de sudoración.

En su tratamiento utilizaba la gimnasia, paseos (con frecuencia con los pies desnudos), ejercicios respiratorios, fricciones.. . Aplicando también la acción beneficiosa de la luz del sol y el aire; baños de aire con el cuerpo desnudo acompañados de ejercicios físicos. Según Honorio Gimeno, de Priessnitz deriva
la actual medicina naturista.

En la hidroterapia empleaba aplicaciones con chorros o cubos de agua, duchas en el bosque, fricciones bajo el agua, compresas y envoltorios sudoríficos.
Además de recomendar una alimentación a base de pan integral, frutas y verduras.
Como dice Frederic Viñas, las aportaciones de Priessnitz al campo de la hidroterapia pueden resumirse en los tres principios siguientes:

1) El organismo dirige «sangre»,«fuerza» y calor allí donde previamente se ha aplicado agua fría, fenómeno debido a un mecanismo de reacción fisiológica.

2) El agua fría sólo es curativa si la piel (o parte del cuerpo donde se aplica) está
previamente caliente o, todavía mejor, si está sudando. Por ello a sus enfermos crónicos, si estaban en condiciones, les hacía hacer intensos ejercicios físicos para hacerles entrar previamente en calor.

3) Su observación más importante fue quizá el darse cuenta de que para curar bien muchas enfermedades crónicas convenía agudizarlas primero mediante la aplicación de agua fría. Provocando reacciones curativas..

Un discípulo de Priessnitz, Rausse (1805-1848), teniendo en cuenta que en este tratamiento no se emplea sólo el agua, sino también otros agentes naturales, substituyó la denominación de Medicina del agua por la de Medicina natural.

Según Honorio Gimento, y citamos sus palabras, “ a imitación de Priessnitz o por su influencia, actúan numerosos médicos pero la mayor parte de ellos y alguno que alcanzó celebridad en el ejercicio de la Hidroterapia no son verdaderos
médicos naturistas, porque si bien empleaban un agente natural no tenían en cuenta ni en poco ni en mucho a la fuerza medicatriz de la naturaleza ( Eleury, Beni Barde, Duval, Winternitz, etc.) Importantes difusores de los métodos hidroterápicos en Europa fueron, entre otros, el carretero Johann Schroth (1798- 1856) y el abad Sebastián Kneipp (1821-1897). Schroth desarrolló un método terapéutico a base de envolturas húmedas, ayuno y períodos de abstinencia de bebida conocido como “cura Schroth”, que alcanzó un gran éxito y que todavía hoy se sigue
empleando.

El Abate Sebastián Kneipp (1821-1897) siendo estudiante de teología, enfermó de gravedad presentando repetidas hemoptisis. En una biblioteca de Munich pudo leer, en un tratado de medicina natural, la exposición de los síntomas que él
padecía. Siguió los métodos terapéuticos que en él se indicaban y se recuperó de su afección.Comenzó utilizando exclusivamente la hidroterapia, pero posteriormente añadió las plantas medicinales, la dieta, el ejercicio y la medicina religiosa.

Su carrera eclesiástica se vio interrumpida por una hemoptisis tuberculosa, que trató con el uso del agua fría, siguiendo las ideas de Hahn. Kneipp se recuperó contra todo pronóstico y se convirtió en divulgador de la cura de agua fría. Creó un balneario para la práctica hidroterápica en 1889, que pronto tuvo que ampliarse, y aunque fue perseguido por la medicina oficial, las virtudes morales y profunda fe religiosa de Kneipp acabaron por ser respetadas y su método tuvo gran difusión.

Su cura fue conocida como la “cura Kneipp” y se basa en aplicaciones de hidroterapia, el empleo de plantas medicinales y una dieta adecuada, que al igual que lo recomendado por Priessnitz se componía de mucha fruta y verdura, así como de escaso consumo de carne .

Kneipp volvió a popularizar la Hidroterapia, preconizó con gran dedicación la vida sencilla y añadió a las prácticas naturistas conocidas el empleo de la tierra y sobre todo el de las plantas medicinales inofensivas.

Dice Honorio Gimeno: “Después de Kneipp, el médico naturista, además de todo lo anterior (hidroterapia, dieta vegetariana) , receta arcilla y plantas medicinales inofensivas.”
En 1832 el profesor de instituto E.F.C. Oertel (1765-1850), atraído por la lectura de los libros del viejo médico vegetariano e hidroterapeuta Johann S. Hahn, fundó un movimiento («Hydropathisches Gesundheitsverein» ) para la difusión y
conocimiento del empleo del agua fría como remedio preventivo y terapéutico que gozó de numerosos seguidores.

Puedes solicitar Gratis el Texto digital: MANUAL INTRODUCTORIO de MEDICINA NATURISTA - HIGIENE NATURAL


Fuente: http://www.galeon.com/doctornatura/

***

Los fundamentos de la MEDICINA NATURISTA

Por Oriol Avila. Presidente del Centro de Estudios Naturistas
Ex presidente de la Federación Naturista Vegetariana Española

1. El ser humano forma parte de una globalidad universal.
El ser humano forma parte del Cosmos. No es ni más ni menos importante que cualquier otro componente del mismo. El ser humano está sumergido dentro del medio ambiente cósmico universal. Ambos se influyen mutuamente. Esta influencia debe ser respetuosa y equilibrada, para que se mantengan la vida y la salud.
Respetar este equilibrio es cuidar la salud del ser humano y también la del entorno que la hace posible.
La única forma de mantener y de recuperar la salud es respetar las leyes de la Naturaleza.

2. Es primordial identificar y tratar las causas de los desequilibrios (Tolle causam).
El orden natural de la vida en el Cosmos tiende a mantener un equilibrio energético universal.
Los problemas en el organismo humano surgen cuando por algunas causa, este equilibrio energético se pierde.
No puede haber curación si no se eliminan las causas de este desequilibrio energético.

Combatir y eliminar los síntomas no hace más que dificultar la curación y perjudicar las perspectivas de salud a largo plazo.
Al eliminar las causas profundas del desequilibrio, es posible que se produzcan reacciones defensivas en un organismo que estaba estresado o intoxicado, originándose lo que se llaman crisis curativas. Son buenas señales que nos obligan a reflexionar, pero nunca a abandonar el proceso de búsqueda del equilibrio.

Una vez el organismo se ha librado de las toxinas físicas o mentales que le enfermaban, el camino de la curación queda libre. Sólo es preciso tener la paciencia y la perseverancia necesarias para dejar que actúen las energías curativas propias del individuo en conjunción con las de la Naturaleza o medio ambiente en el que se mueve.
Por lo tanto, la enfermedad debe ser considerada como una llamada imperativa a la reflexión y al cambio.

Los factores naturales que nos dieron la vida, son los que nos ayudarán primordialmente a la recuperación del equilibrio energético perdido.
Estos factores vitales son los alimentos naturales libres de contaminación y de manipulación (en especial los alimentos crudos naturales), el aire puro, el agua pura, el sol con prudencia, el ejercicio físico con mesura y una actitud mental positiva, todos ellos basados en el poder curativo de la Naturaleza.

En muchas ocasiones, incluso en casos que parece que no tienen cura con los medios habitualmente empleados, se consigue una gran mejora con algunos cambios, a saber: sustituir la leche de vaca por leche vegetal (soja, almendras), las carnes por frutas, hortalizas y legumbres, el azúcar por miel, el pan blanco por el pan integral dextrinado y los ali-mentos refinados por alimentos naturales eco-biológicos certificados, etc. complementados con el abandono de los hábitos dañinos (tabaco, alcohol, colas, estrés, exceso de sedentarismo, negatividad, automedicación, etc.).

3. La Naturaleza es el poder curativo por excelencia (Vis Natura Medicatrix).
La Naturaleza proporciona al ser humano la energía precisa para mantener y recuperar su vitalidad.
El organismo humano tiene una tendencia natural a recuperar el estado de equilibrio vital (homeostasis).
El terapeuta naturista facilita a cada persona la orientación para desarrollar esta capacidad de recuperación del equilibrio energético vital.
El organismo humano reacciona en el sentido de recuperar este equilibrio energético cuando se eliminan los obstáculos que lo impiden.
Los síntomas molestos no son más que avisos de que hay que eliminar estos obstáculos producidos por conductas equi-vocadas.

4. Los tratamientos nunca deben perjudicar (Primum non nocere).
En medicina natural no se emplean métodos o productos que tengan riesgo de efectos secundarios. Importa la seguridad, no la rapidez.
No hay que pretender eliminar los síntomas sino las causas.
Hay que respetar y favorecer el proceso natural de curación, eligiendo las terapias más sencillas y seguras, que permiten la libre acción de las fuerzas curativas naturales.

Cuanto más compleja es una terapia o un medicamento, más probabilidades hay de efectos secundarios o de errores. Quien es tributario de un sistema terapéutico, debe tener absoluta confianza en el mismo, y conocer sus efectos y posibilidades.

5.Educar a la gente sobre la salud integral e informar al paciente.
El Naturismo es una filosofía y una forma de vida y un sistema de salud integral que interesa a todos los seres humanos.
Es misión de todos los que disfrutan de sus ventajas, darlo a conocer al máximo número de personas.

En especial quienes sufren de enfermedad, deben ser informados de las causas de su dolencia y de la manera tan fácil de recuperar la salud siguiendo las leyes de la vida natural y sana.
Esta educación e información diseminadas a todos los niveles, sería la mejor forma de prevención y de conservación general de la salud.

En toda sociedad, la conservación de la salud integral y la prevención de la enfermedad deberían tener absoluta prioridad, mediante las normas de alimentación sana, ejercicio racional y moderado y demás recursos vitales que nos ofrece generosamente la Naturaleza no contaminada.
Este es precisamente el objetivo principal del Naturismo y la Naturopatía.

6. Los principales preceptos que la ley natural pone como condición para mantener la nomalidad orgánica son:

Respirar mejor. Alimentarse con preferencia de productos crudos naturales eco-biológicos garantizados. Ser muy prudente en el consumo de alimentos acidificantes (cereales y sus derivados, carnes y pescados, leche y sus derivados, huevos, miel, cítricos, tomates, nueces y cacahuetes y fruta verde). Beber suficiente agua. No dar demasiada importancia a los asuntos secundarios. Ser sobrios constantemente. No estar jamás ociosos. Hacer ejercicio físico con regularidad y moderación. Vestir sencillamente y con holgura. Procurar ser positivos ante cualquier circunstancia negativa. La persona sana es optimista, se afirma a si misma y robustece su voluntad. Vive satisfecha de su suerte, porque todo lo tiene con la salud. Es consciente de su destino. No conoce las rivalidades ni la envidia. Ama a las plantas, a los animales y a todo ser viviente. Es agradecida y generosa con todos.

7. Los medios naturales de protección de que dispone el ser humano, están representados fundamentalmente por la inmunidad y la inflamación; o sea que la respuesta a los posibles ataques procedentes del medio ambiente, pueden ser reacciones de tipo inmunitario o bien de tipo inflamatorio:

La inmunidad es la capacidad de resistencia ante una agresión externa, mediante la formación de antitoxinas, anticuerpos, bacteriolisinas, etcétera. Las inflamaciones son una alteración patológica de cualquier parte del organismo, caracterizada por trastornos de la circulación en la sangre y frecuentemente por aumento de calor, enrojecimiento, hinchazón y dolor, con impotencia funcional.
En ambos casos, se trata de avisos para reflexionar sobre la forma de evitar estas agresiones o alteraciones.

8. Terapias que favorecen el proceso natural de curación:

a) Dietoterapia: La dieta correcta es indispensable para la curación. Dentro de ella se pueden incluir la alimentación vegetariana ecobiológica, la suplementación dietética, la oligoterapia y la ayuno-terapia.

b) Estimulantes naturales: Las plantas medicinales, el agua, la arcilla, la respiración correcta, los baños de sol y los aceites esenciales son estimulantes naturales muy eficaces.

c) Estimulantes manuales: Existen en gran número, siendo los principales el Masaje, la Osteopatía, la Reflexoterapia, el Drenaje linfático, la Técnica metamórfica, el Shiatsu, etc.

d) Estimulantes dinámicos: También en gran cantidad, como son el Tai-chi, los ejercicios isométricos, el método Pilates, reeducación postural, técnica Alexander, etc.

e) Estimulantes energéticos: Como la Acupuntura, la Homeopatía, el Reiki, la Imposición de manos, el Toque tera-péutico, la Kinesiología, la Magnetoterapia, la Gemoterapia, etc.

f) Estimulantes mentales: Entre los que destacamos las Flores de Bach, la Meditación, el Yoga, la Sofrología, la Músicoterapia, la Visualización positiva, etc.
Sobre estas terapias, podemos ofrecer gratuitamente más información.

Puedes solicitar Gratis el Texto digital: MANUAL INTRODUCTORIO de MEDICINA NATURISTA - HIGIENE NATURAL

Fuentes: http://www.galeon.com/doctornatura/

 http://www.alsana.es/blogs/articulo_856.html


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional