Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


¿Qué son las sales de Schüssler?

El Dr. Samuel Hahnemann padre de la homeopatía, descubrió experimentalmente junto con otros homeópatas la utilidad de las sales inorgánicas para la
recuperación de la salud. Sin embargo, este conocimiento no lo llegaron a precisar completamente.

Posteriormente, el Dr. Wilhelm Heinrich Schüssler (1821-1898), de nacionalidad alemana, Formalizó la investigación sobre 12 de estas sales, que hoy llevan su nombre.

El Dr. Schüssler siempre tuvo un gran interés en la Ley del Mínimo, la cuál establece que la pérdida de la salud es debida a la falta de ciertos minerales en las células. Estas insuficiencias solamente podían ser observadas en las cenizas de los cuerpos, por lo que analizó las cenizas de un gran número de personas que habían sido cremadas y descubrió que en todos los seres humanos siempre hay ausencia o deficiencia de dos sales bioquímicas, por lo menos.

Al investigar, Schüssler integraba expedientes clínicos de cada una de las personas cuyas cenizas analizaba. En ellos anotaba el nombre y fecha de nacimiento, así como las enfermedades que había padecido en el transcurso de su vida. La experimentación demostró que en los pacientes, hay por lo menos la carencia de una sal fundamental o base y de otra secundaria o complementaria, lo que propicia sus enfermedades.

Como resultado de sus investigaciones, llegó a la conclusión de que sí los tejidos no reciben de la sangre la cantidad adecuada de cada una de las 12 sales bioquímicas estudiadas, se altera el movimiento molecular de las sales en los tejidos y consecuentemente se desequilibra el funcionamiento de las células y su metabolismo, lo que produce los fenómenos conocidos como enfermedades.

Es importante destacar que este tipo de padecimientos son muy numerosos y frecuentes. Las enfermedades de esta naturaleza desaparecen, hasta que los tejidos reciben nuevamente, las sales que requieren, .

Decía el Dr. Schüssler que "si en el curso de una enfermedad se retrasa la curación espontánea, entonces se administra las sales minerales adecuadas, en forma molecular (potenciadas o dinamizadas). Estas moléculas pasan a la sangre a través de la mucosa bucal y desencadenan en el foco de la enfermedad un veloz movimiento molecular. De nuevo se pone en marcha el intercambio de substancias entre las células sanas y las enfermas, lo que hace que se produzca la curación."

El sistema terapéutico que desarrolló este brillante investigador, consiste en preparar 12 remedios, cada uno de los cuales contiene una sal inorgánica, reducida en unos casos a la potencia homeopática sexta decimal (6d) y en otros a la tercera decimal (3d), tamaños casi infinitesimales que facilitan la circulación y asimilación de las sales en las células y tejidos del organismo.

Para obtener más información, recomendamos la lectura del libro Manual para el Tratamiento Bioquímico de las Enfermedades, por el Dr. W.H. Schüssler,
descrito en la sección de libros.

¿Cómo se usan?

El Dr. Schüssler observó que suministrando las sales en forma muy diluida a sus pacientes, éstos se protegían preventivamente o se aliviaban con mucha facilidad de sus alteraciones biológicas o enfermedades, lo cuál es lógico, puesto que cada una de las Sales Bioquímicas produce reacciones que le permiten al cuerpo realizar una serie de funciones vitales, por lo que cuando hay deficiencia de alguna de ellas, se propician los padecimientos.

Basándose en las leyes naturales de la Patología Celular, formalizó una guía terapéutica notable por su sencillez, que consiste en el empleo de las 12 sales inorgánicas que son fundamentales para el funcionamiento adecuado de las células que constituyen el cuerpo humano.

Más de un siglo de experiencia intensiva, demuestra que estos remedios producen los resultados deseados y esperados rápidamente, que son inofensivos y muy frecuentemente originan curaciones que se consideran espontáneas.

Estas sales no se clasifican como medicamentos. Son consideradas como alimentos, puesto que son integrantes del cuerpo humano.

¿Hay contraindicaciones?

Las concentraciones a las que se suministran las sales son extremadamente bajas. No están contraindicadas una con otra, pues solo resuelven las deficiencias que el cuerpo pudiera tener de alguna sal. Por ejemplo, una persona con deficiencia de Kali Muriaticum puede tomar las 12 sales, pero solo absorberá Kali Muriaticum y las otras las desechará. Tampoco tienen efectos colaterales.

Se pueden tomar las sales de forma preventiva, y solo se aprovecharán las sales que el cuerpo carezca.

¿Cómo se preparan las sales para su consumo?

Las sales se toman diluidas en agua o en glóbulo inerte de uso homeopático.

Si se toman en agua, debe de agregarse 5 gotas de cada sal que se desee consumir, en
1centímetro de agua, de preferencia tibia.
Si se toman , se llena un frasco de 30 c/c. , y se agregan 60 gotas en total de todas las sales a consumir.

Es decir, si tomamos 1 sal, pondremos 60 gotas de esa sal.
Si tomamos 2 sales, pondremos 30 gotas de cada sal, dando un total de 60 gotas.
Si tomamos 3 sales, pondremos 20 gotas de cada sal, dando un total de 60 gotas.
Si tomamos 4 sales, pondremos 15 gotas de cada sal, dando un total de 60 gotas.
Si tomamos 5 sales, pondremos 12 gotas de cada sal, dando un total de 60 gotas
así en todos los casos.

Las sales deben de tomarse alejadas de los alimentos, al menos con 5 minutos de separación. Es recomendable tomarlas 5 minutos antes de las comidas. Tampoco deben de tomarse inmediatamente después de haberse lavado los dientes.

Frecuencia de uso

En cualquiera de los dos caso (chochitos o agua), normalmente se toma 3 o 4 veces al día. En los casos agudos, o cuando empieza la enfermedad, pueden tomarse mucho más frecuentemente, incluso cada 15 minutos.

Deben de tomarse continuamente hasta recuperar la salud.

Características de cada sal

SAL NÚMERO 1

Denominaciones

Número
1
Homeopatía*
Kali phosphóricum o Kali Phos
Química
Fosfato de potasio
Símbolo
KP

Principales indicaciones para el uso de la sal número 1

Anemia cerebral, asma, depresión mental, disentería, enterocolitis, fiebre tifoidea, hemicránea, hemiplejia, incontinencia de orina, insomnio, otitis, paraplejia,
sonambulismo, estomatitis, estomatitis gangrenosa, úlcera estomacal.

SAL NÚMERO 2

Denominaciones

Número
2
Homeopatía*
Natrum Sulphúricum o Natrum Sulph
Química
Sulfato de sodio
Símbolo
NS

Principales indicaciones para el uso de la sal número 2

Asma, bronquitis crónica, colecistitis, congestión hepática, congestión pulmonar pasiva, conmoción cerebral, diarrea, fiebre intermitente, inflamación de las vías biliares, inflamaciones e infecciones de los dedos cerca de la uña (panadizos) paludismo, reumatismo, psicosis, tumores benignos en el ano, uretritis crónica, verrugas.

SAL NÚMERO 3

Denominaciones

Número 3
Homeopatía*
Kali Muriaticum o Kali Mur
Química
Cloruro de potasio
Símbolo
KM

Principales indicaciones para el uso de la sal número 3

Aftas. Difteria. Efectos indeseables de las vacunas. Estomatitis. Neumonía. Padecimientos de la garganta, nariz y oídos. Rinitis aguda y crónica. Sinusitis.
Problemas respiratorios.

SAL NÚMERO 4

Denominaciones

Número
4
Homeopatía*
Calcárea Fluórica o Calcárea Fluor
Química
Fluoruro de calcio
Símbolo
CF

Principales indicaciones para el uso de la sal número 4

Cáncer. Cicatrices problemáticas. Fibromas. Inflamación nudosa de la glándula mamaria. Lumbago. Lupus. Reumatismo. Sífilis y heredosífilis. Tumor de los huesos: exostosis. Tumores glandulares indurados. Várices y úlceras varicosas.

SAL NÚMERO 5

Denominaciones

Número
5
Homeopatía*
Magnesia Phosphórica o Magnesia Phos
Química
Fosfato de magnesio
Símbolo
MP

Principales indicaciones para el uso de la sal número 5

Ataxia locomotriz o tabes. Calambre del escritor. Ciática. Colecistitis. Cólicos a
frígore. Cólicos hepáticos. Convulsiones. Dismenorrea. Embarazo. Hipo. Neuralgia del
trigémino. Mal de San Vito. Parálisis agitante. Palpitación espasmódica del corazón.
Tic doloroso de la cara. Tos ferina. Trastornos menstruales.

SAL NÚMERO 6

Denominaciones

Número
6
Homeopatía*
Kali Sulphúricum o Kali Sulph
Química
Sulfato de potasio
Símbolo
KS

Principales indicaciones para el uso de la sal número 6

Asma. Blenorragia. Bronquitis crónica. Eczema. Indigestión. Inflamación crónica de la membrana nasal. Inflamación de la pelvis renal. Psoriasis. Reumatismo. Seborrea.
Tumor maligno (epitelioma).

SAL NÚMERO 7

Denominaciones

Número
7
Homeopatía*
Natrum Phosphóricum o Natrum Phos
Química
Fosfato de sodio
Símbolo
NP

Principales indicaciones para el uso de la sal número 7

Acidez estomacal. Cólicos gástricos e intestinales. Diarrea. Eructos acompañados de acidez. Espasmos causados por la acidez estomacal. Estados febriles con una transpiración de olor ácida. Parásitos intestinales. Reumatismo.

La deficiencia de Natrum Phos en el jugo gástrico origina fermentaciones y exceso de acidez, por lo que se necesita su empleo en los casos de padecimientos estomacales originados por hiperacidez.

Por otra parte, esta deficiencia causa entre otros síntomas, una capa espesa de color amarillo dorado, que cubre el paladar y/o la lengua.

Natrum Phos crea agua en el organismo, pues descompone el ácido láctico en ácido carbónico y agua; eliminándose el ácido carbónico a través del aparato respiratorio. Por eso está indicada esta sal en los casos de deshidratación y de exceso de ácido láctico.

SAL NÚMERO 8

Denominaciones

Número
8
Homeopatía*
Calcárea Sulphúrica o Calcárea Sulph
Química
Sulfato de calcio
Símbolo
CS

Principales indicaciones para el uso de la sal número 8

Carbunclos. Enfermedades eruptivas. Estados catarrales crónicos con pus.
Forúnculos. Pus amarillo, denso y espeso, mezclado con sangre a veces. Supuración
de la piel. Trastornos pulmonares crónicos. Úlceras.

Indicada cuando los síntomas se agravan con la humedad.

SAL NÚMERO 9

Denominaciones

Número
9
Homeopatía*
Silícea
Química
Sílice
Símbolo
S

Principales indicaciones para el uso de la sal número 9

Abscesos. Abscesos dentales. Abscesos y fístulas del canal lagrimal. Adenopatía.
Amigdalitis frecuentes. Anemia. Ataxia locomotriz. Atrepsia. Bronquitis crónica.
Bulimia. Cáncer. Cefalalgia. Cólera infantil. Constipación. Convulsiones. Coxalgia.
Dentición. Dismenorrea. Efectos indeseables de la vacunación. Epilepsia. Escrofulosis.
Fístulas en el ano. Fisura anal. Furunculosis. Helmintiasis. Hemicranea derecha.
Heredosífilis. Hidrocele. Inflamación e infección de los dedos cerca de la
Uña (panadizos). Incontinencia de orina. Mal de Pott. Mastoiditis. Metritis.
Neurastenia. Orzuelo. Osteítis con esquirlas. Otitis aguda y crónica. Ozena. Periostitis.
Pioemia. Piorrea. Problemas del crecimiento. Propensión a la supuración. Raquitismo.
Reumatismo crónico. Sinusitis. Sonambulismo. Sordera. Sífilis. Tuberculosis. Tumores
mamarios. Ulcera varicosa. Uretritis crónica. Vértigos. Verrugas.

SAL NÚMERO 10

Denominaciones

Número
10
Homeopatía*
Calcárea Phosphórica o Calcárea Phos
Química
Fosfato de calcio
Símbolo
CP

Principales indicaciones para el uso de la sal número 10

Anemia. Atrepsia. Cefalea. Cólera infantil. Crecimiento muy rápido en los niños magros y escrofulosos que no se pueden sostener de pie o tienen dificultades para caminar. Coxalgia. Dentición. Diarrea. Escrófula. Raquitismo. Huesos pequeños y débiles. Fontanelas que permanecen abiertas durante mucho tiempo. Columna vertebral débil que se encorva con facilidad. Soldadura epifisaria retardada. Estados tuberculínicos.

SAL NÚMERO 11

Denominaciones

Número
11
Homeopatía*
Natrum Muriáticum o Natrum Mur
Química
Cloruro de sodio
Símbolo
NM

Principales indicaciones para el uso de la sal número 11

Dispepsia ácida. Eczema. Herpes circinado. Hipocondría. Melancolía. Reumatismo.
Rinitis crónica. Tendencia a las torceduras con facilidad (fluóricos).

Regresar a la parte superior

SAL NÚMERO 12

Denominaciones

Número
12
Homeopatía*
Ferrum Phosphóricum o Ferrum Phos
Química
Fosfato de hierro
Símbolo
FP

Principales indicaciones para el uso de la sal número 12

Bronquitis. Bronconeumonía. Congestión pulmonar. Estados congestivos (al principio).
Fiebre. Hemorragia nasal. Incontinencia de orina. Inflamación aguda (al inicio). Otitis.
Neumonía. Tendencia a las hemorragias con sangre de color rojo vivo. Sarampión.

* Equivalente en Homeopatía, ya que las sales originales se presentan en trituraciones.

Regresar a la parte superior

Las sales y su relación con la astrología

Dentro del sistema bioquímico propuesto por el Dr. Schüssler, se ha encontrado una relación directa entre cada una de las doce sales y los doce signos del zodiaco.

Cuando a una persona le preguntamos "¿Cual es tu signo?", realmente nos referimos al signo solar, es decir, el signo en el cual estaba el sol en el momento del
nacimiento de esa persona. Por ejemplo, una persona nacida el 29 de marzo, tendría signo solar Aries, pues nació entre el 21 de marzo y el 20 de abril.

Dicha persona probablemente tenga deficiencia de Kali phosphóricum, que es la sal correspondiente al signo Aries. A cada signo del zodiaco le corresponde una sal, pero que una persona tenga cierto signo, no implica que sólo necesite la sal de su signo, pues es posible que necesite de otras sales, o de sales que no corresponden a su signo, o de ninguna sal en especial.

Por ejemplo, esa misma persona de signo Aries puede tener problemas respiratorios, por lo que necesita de Kali Muriáticum y de Ferrum Phosphóricum, y quizás no necesite de Kali phosphóricum.

Sin embargo, siempre es recomendable administrar junto con las sales específicas que corresponden a la enfermedad que se quiere curar, la sal que corresponde al signo de la persona enferma.


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional