Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Salud y Enfermedad

SALUD Y ENFERMEDAD

Definición de salud: Es el bienestar físico, mental, espiritual y social. Es la armonía perfecta de todas las funciones y manifestaciones del ser humano.

Definición de enfermedad: Es la ausencia de salud. Es un esfuerzo de la naturaleza para restablecer la armonía perdida. Es un mecanismo de reacción o adaptación que trata de compensar el efecto perturbador de una acción destructiva o dañina.

El principio naturista acerca de la salud nos enseña que es  algo positivo que existe de por sí, en contraste con la enfermedad que es su polo opuesto, de tal manera que si queremos errradicar la enfermedad debemos acrecentar la salud.

El primer agente para el mejoramiento de la salud integral de una persona es su propia voluntad. Si el individuo que ha perdido su salud no trabaja para su propio bienestar, ¿cómo esperar su recuperación completa?

Algunos principios naturistas:

* Somos responsables de lo que nos pasa en todos los niveles: físico, mental  y espiritual.

* Consciente o inconscientemente, voluntaria o involuntariamente  vamos forjando nuestro destino y el estado de  nuestra salud.

* Si nosotros mismos nos hemos enfermado, también podemos invertir el proceso y recuperar la salud perdida.

* La enfermedad se manifiesta en forma particular en cada individuo. Significa que cada organismo es diferente, y aún cuando se padezcan síntomas similares, los efectos son distintos en cada persona.

* La naturaleza es la que sana. El concepto de naturaleza se refiere a la fuerza curativa propia del organismo. Los tratamientos terapéuticos sirven para ayudar a la propia fuerza vital del enfermo a incrementar su poder para restablecer la salud.

* Todo malestar es señal de anormalidad en el funcionamiento orgánico, cuando se recupera la normalidad se retorna  al estado de salud o armonía.

* Toda enfermedad implica un trastorno psicofísico. El cuerpo y la mente están interrelacionados, de tal manera que lo que sucede a uno afecta al otro en mayor o menor grado.

* Cuando aparece un malestar o una dolencia, estamos ante  efectos de causas que se han venido gestando desde tiempo atrás.

* Existen enfermedades psicosomáticas y somatopsíquicas. Las primeras tienen su origen en perturbaciones de tipo psicológico que luego repercuten orgánicamente.
En las segundas el problema se inicia en el funcionamiento orgánico y esto luego afecta los procesos mentales de la persona.

Origen de las enfermedades:

La causa fundamental del origen de las enfermedades la encontramos en vivir en desarmonía con  las leyes de la naturaleza. Esta falta de armonía se produce por ignorancia, la cual no es sólo la carencia de información sino la posesión de ideas y conocimientos falsos.

La ignorancia genera todas las fallas y limitaciones humanas como la pereza, la gula, la ira, la pasión, el egoísmo, la soberbia, la suciedad, la incontinencia, el robo, la mentira, el asesinato, la
violencia y todo aquello que engendra lo negativo y malsano en la humanidad.

A nivel físico la ignorancia en cuanto a la salud se manifiesta en las siguientes formas:    

1. Desconocimiento de la calidad y de la cantidad de los alimentos q
ue tomamos, al igual que el cuidado que debemos de tener en cuanto a las eliminaciones diarias.  Aquí incluimos todo tipo de substancias perjudiciales a la salud como las drogas, el alcohol y el tabaco.

2. El no darle la debida importancia a la respiración,
la cual nos proporciona la energía necesaria para vivir más plenamente, ya que por medio de las inhalaciones vitalizamos la sangre y por las exhalaciones se purifica.

3.  Inconsciencia en cuanto a los beneficios de practicar algún tipo de ejercicio, lo cual es causa de atrofiamiento del cuerpo antes de tiempo. Este ejercicio puede ser  un deporte, atletismo, o algún tipo de gimnasia, procurando siempre hacer ejercicio moderado.

4. Falta de higiene adecuada, factor fundamental para mantener la salud orgánica; carencia de conocimiento del uso del agua como elemento purificador y reconstituyente.

5. Abuso de las actividades diarias sin procurarnos el descanso necesario para poder recuperar las energías gastadas; para lo cual es importante saber descansar no sólo en las horas de sueño, sino también dedicarnos unos minutos a nosotros mismos mediante alguna práctica de relajamiento consciente.

A nivel psicológico esta ignorancia de la salud la encontramos principalmente en los siguientes aspectos:

1. Ser esclavos del trabajo y del reloj, no saber organizar nuestro tiempo de una manera más productiva para obtener el máximo provecho de nuestras actividades laborales.

2. No tener control de nuestras emociones, sobre todo de las negativas que tanto daño nos causan, aquí incluimos el miedo, la tristeza, la ira y la angustia, principales factores de trastornos psicológicos y enfermedades psicosomáticas.

3. No saber manejar los pensamientos negativos
que envenenan nuestra mente, incluyendo las preocupaciones, las  inquietudes y todo tipo de creencias irracionales, que nos hacen actuar de manera incorrecta.

4. Debilidad para tomar decisiones y actuar con energía cuando se requiere, falta de voluntad para vivir plenamente, o bien hacer un mal uso de  esta fuerza, encauzándola hacia  metas equivocadas e ilusorias.     

5. No tener una filosofía de la vida
que nos proporcione las bases de actitudes y valores de tipo positivo y constructivo para el bien de todos los seres.

solicitar Gratis textos digitales de: La Salud natural

Once consejos para una mejor salud

Frecuentemente escuchamos o leemos acerca de nuevos descubrimientos relacionados con la nutrición y aquellos alimentos que debemos consumir para una mejor salud. Sin embargo, a veces la cantidad de información y la forma en que ésta se presenta puede hacer difícil su comprensión y su utilización.

Pensando en esto les ofrecemos aquí un listado conjuntamente con una explicación concisa de los principales hallazgos relacionados con la nutrición que le ayudarán a disfrutar de una mejor salud.

 
1. Ingiera más vegetales y frutas – Cada día se descubren más propiedades presentes en las frutas y vegetales que nos ayudan a preservar la salud.

En estos alimentos hay sustancias que previenen o ayudan a contrarrestar las enfermedades cardíacas, el cáncer, la obesidad, la diabetes, la artritis, el envejecimiento prematuro, las arrugas faciales, la pérdida de memoria asociada con la edad, las apoplejías y la hipertensión arterial.

Unos ejemplos: hoy sabemos que vegetales como la espinaca y los arándanos (blueberries) ayudan a rejuvenecer nuestro cerebro.

También se ha encontrado que el tomate posee sustancias que ayudan a evitar el cáncer de próstata, protegen nuestros pulmones de la contaminación, ayudan a evitar los daños a la piel provocados por la exposición a los rayos solares, y reducen los daños causados por el colesterol de baja densidad (el llamado colesterol malo).

Especialmente buenos para nuestra salud son todo tipo de fresas, los cítricos y las frutas y vegetales de color verde, amarillo o anaranjado saturado.

Las frutas y los vegetales son enormes fuentes de vitaminas, minerales y antioxidantes. Los vegetales y frutas de colores muy saturados son especialmente ricos en sustancias antioxidantes, algunas de ellas mucho más poderosas que la vitamina E o ricos en sustancias antioxidantes, algunas de ellas mucho más poderosas que la vitamina E o la C.

 2. Coma menos – Mientras algunas personas no tienen siquiera para comer lo necesario, otras comen exageradamente e ingieren más calorías de la cuenta. Numerosos estudios confirman que comer frugalmente añade años y salud a nuestra vida.

De hecho en numerosos experimentos con animales se ha encontrado que reducir el número de calorías ingeridas aumenta la duración de la vida y reduce la incidencia de enfermedades crónicas y degenerativas., siempre y cuando no haya malnutrición.

Comer en exceso hace que envejezcamos más rápidamente, aumenta la incidencia de cáncer, problemas cardiacos, enfermedad de Alzheimer.  Claro está, como ya mencionáramos, no se trata de malnutrirnos.

Lo importante es dejar de consumir productos elevados en calorías que aportan poco o nada en términos de nutrientes y por el contrario, ingerir productos de alto valor nutritivo.

3. Cuidado con el tipo de grasa que consume –
Las grasas animales y los ácidos transgrasos son dañinos a nuestras arterias y pueden ser causantes de cáncer.

Las carnes rojas han sido asociadas a cáncer del colon. Este tipo de grasa es especialmente dañina cuado se fríe. Las grasas saturadas presentes en la mantequilla, la leche, y la carne contribuyen a obstruir nuestras arterias.

Muchas personas piensan en la margarina como una alternativa saludable a la mantequilla. Sin embargo la margarina está hecha a base de aceites hidrogenados. La hidrogenación es un proceso en el que se el añade hidrógeno a grasas no saturadas.

El resultado es un tipo de grasa saturada que no está presente en los animales ni en las plantas y que es dañino a nuestro organismo. Entre otras cosas este tipo de grasa aumenta el colesterol malo y disminuye el bueno y ha sido ligada a numerosas enfermedades. Evite los productos que digan en la etiqueta que contienen aceite hidrogenado o parcialmente hidrogenado ya que esto es sinónimo de ácidos transgrasos. Este tipo de grasa se utiliza muy frecuentemente en productos tales como galletitas, donas etc.

4. Ingiera té verde – El té verde, de las hojas de la planta Camellia sinensis posee numerosas propiedades benéficas para nuestro cuerpo.

El té verde posee un antioxidante que se conoce por sus siglas como EGCG que protege las células del cerebro y previene varios tipos de cáncer.

También posee propiedades termogénicas por lo que ayuda a las personas que desean reducir de peso. De la misma planta también se elabora el té negro y otro llamado oolong.

Aunque el té negro también posee propiedades antioxidantes los estudios parecen indicar que el té verde proporciona mayores beneficios. Prepare el té como infusión entre 5 y 8 minutos. Ingiera por lo menos dos tazas diarias.

5. Utilice aceite de oliva - Las personas que usan aceite de oliva en lugar de otros tipos de aceite tienen menos problemas cardiacos, niveles de colesterol menores, menor incidencia de artritis y cáncer y una presión arterial menor. Utilice preferentemente el aceite extra virgen.

Si lo que hemos dicho no es suficiente sepa que algunos estudios también parecen indicar que el aceite de oliva ayuda a evitar las arrugas y el envejecimiento prematuro de la piel.

6. Consuma pescado de agua fría – El salmón, la sardina, la macarela, todos estos poseen altos niveles de un tipo de grasa conocida como omega 3 que ayuda a mantener nuestro cerebro, articulaciones y arterias en buen estado.

El atún también posee omega 3 aunque en cantidades no tan altas como el salmón y las sardinas. Sin embargo, no es recomendable ingerir atún frecuentemente ya que se ha encontrado que muchas veces tiene altos niveles de mercurio.

7. Ingiera maní, almendras y nueces. Existen estudios que demuestran que poseen sustancias que reducen el nivel del colesterol malo y ayudan a proteger el corazón. Dos o tres onzas al día es suficiente.

No se exceda ya que aunque poseen numerosas propiedades benéficas también son altas en calorías. Precaución. Aunque no es muy frecuente hay algunas personas que son alérgicas al maní y en algunos de estos casos la alergia puede ser incluso tan severa que amenace su vida.

8. Vigile el tipo de carbohidratos que consume – No todos los carbohidratos son iguales. Se habla de carbohidratos simples y carbohidratos complejos y se señala que los complejos contenidos en los vegetales y las viandas se absorben más lentamente ayudando a mantener estables los niveles de glucosa en la sangre.

Sin embargo, la realidad es más compleja. En años recientes se ha popularizado lo que se conoce como el índice glucémico.

Esta es una medida numérica de cuan rápido los carbohidratos contenidos en un alimento se convierten en glucosa en la sangre. Mientras más bajo es el número más lentamente se convierte un alimento en glucosa.

Los alimentos con un índice glucémico bajo ayudan a prevenir enfermedades como la diabetes y estados prediabéticos al igual que la obesidad. Al ayudar a prevenir dichas condiciones el consumo preferente de alimentos con un índice glucémico bajo ayuda a evitar problemas asociados a las mismas tales como enfermedades de las arterias, problemas de memoria e incluso cáncer del colon.

Algunos alimentos con índice glucémico bajo son las habichuelas, lentejas, maní, avena, yogur, fresas y ciruelas. Lo interesante de estos nuevos estudios es que hay algunos alimentos que contienen carbohidratos complejos y sin embargo poseen un índice glucémico elevado, como por ejemplo las papas.

9. Ingiera granos integrales – Estos proveen altos niveles de fibra, además de vitaminas, minerales, antioxidantes y sustancias que reducen el nivel de colesterol y previenen el cáncer.

El alto consumo de granos integrales se asocia con una incidencia menor de problemas cardiacos, diabetes, cáncer, y obesidad, así como con una vida más larga y saludable. La avena integral, el arroz integral, e incluso las palomitas de maíz (sin sal y mantequilla añadida) son ejemplos de granos integrales.

10. Tome un suplemento vitamínico – La gran cantidad de comida chatarra que se ingiere en la actualidad hace que muchas personas no ingieran la cantidad de nutrientes necesarios para una salud óptima.

La contaminación ambiental, y el estrés de la vida moderna, el cigarrillo, el ingerir bebidas alcohólicas, el ejercicio, entre otros, son factores que hacen que aumenten los requisitos de varios nutrientes.

Muchas personas a medida que envejecen ven disminuida su capacidad para absorber los nutrientes de los alimentos. Ante estas circunstancias muchas personas, sin saberlo, tienen deficiencias nutricionales.

Las deficiencias de nutrientes tales como el ácido fólico, la niacina, el zinc, y la vitaminas B12, B6, C y E pueden promover daños al ADN de nuestras células similares a los causados por la radiación y varias sustancias químicas.

El ácido fólico y la vitamina B12 ayudan a evitar los daños a las arterias causados por la oxidación del colesterol y las deficiencias de estos nutrientes promueven la arteriosclerosis. Algunas deficiencias vitamínicas también están asociadas con la depresión.

Estos son sólo algunos ejemplos ya que son numerosos los problemas que las deficiencias vitamínicas pueden causar. Por eso es recomendable ingerir una multivitamina de buena calidad. Se sabe que esto puede ayudar a mejorar su resistencia a las enfermedades y a prevenir algunos males del envejecimiento.

Los hombres y las mujeres que ya han llegado a la menopausia deben ingerir preferiblemente un suplemento que no contenga hierro o que contenga niveles mínimos de este mineral (a menos que un profesional de la salud le haya indicado lo contrario para tratar un estado carencial).

El hierro promueve la oxidación y formación de radicales libres por lo que no es recomendable ingerirlo en cantidades superiores a las requeridas. En las mujeres que menstrúan el hierro por lo general no causa problemas ya que mensualmente eliminan una buena cantidad en la menstruación.

11. Evite la sal – Es enorme la cantidad de productos alimentarios a los que se les añade sal.

En un estudio llevado a cabo en la Universidad de Indiana se encontró que la sal puede contribuir a las enfermedades del corazón, posiblemente contribuyendo a agrandar el ventrículo izquierdo. Esto es especialmente cierto en el caso de algunas personas que por razones genéticas son sensibles a la sal.

Además de contribuir a la hipertensión arterial, también se ha encontrado que aún en las personas que no son hipertensas restringir la sal reduce la presión arterial. Investigaciones llevadas a cabo en la universidad de Tulane parecen indicar que una cucharadita adicional de sal al día tiene al cabo del tiempo el resultado de duplicar el riesgo de apoplejías en personas obesas. Según los investigadores la sal daña las paredes de los pequeños capilares del cerebro y contribuye a un gradual deterioro de la memoria.

Rafael Valle Rivera, M.A., N.L.

MAS INFO:
http://buenasiembra.blogspot.com/2011/04/medicina-bioenergetica-y-sintergetica.html

solicitar Gratis textos digitales de: La Salud natural

Siete Reglas de Paracelso            

1.- Lo primero es mejorar la salud.-

Para  ello  hay  que  respirar con la mayor frecuencia posible, honda y rítmica, llenando  bien  los  pulmones,  al  aire  libre  o  asomado a una ventana. Beber diariamente  en  pequeños  sorbos,  dos  litros   de  agua, comer muchas frutas, masticar  los  alimentos  del  modo más perfecto posible, evitar el  alcohol, el tabaco y las medicinas, a menos que estuvieras por alguna causa grave sometido a un  tratamiento.  Bañarte  diariamente,  es  un  habito  que  debes  a tu propia dignidad.

2.- Desterrar absolutamente de tu ánimo, por mas motivos que existan, toda idea de pesimismo, rencor, odio, tedio, tristeza, venganza y pobreza.

Huir  como  de  la  peste  de  toda  ocasión  de tratar a personas maldicientes, viciosas,  ruines,  murmuradoras,  indolentes, chismosas, vanidosas o vulgares e inferiores  por  natural  bajeza de entendimiento o por tópicos sensualistas que forman  la  base de sus discursos u ocupaciones. La observancia de esta regla es de  importancia  decisiva:  se  trata  de cambiar la espiritual contextura de tu alma.  Es  el  único  medio de cambiar tu destino, pues este depende de nuestros actos y pensamientos. El azar no existe.

3.- Haz todo el bien posible.

Auxilia a todo desgraciado siempre que puedas, pero jamás tengas debilidades por ninguna   persona.   Debes   cuidar   tus   propias  energías  y  huir  de  todo sentimentalismo.

4.- Hay que olvidar toda ofensa, mas aun: esfuérzate por pensar bien del mayor enemigo.

Tu  alma  es  un  templo  que no debe ser jamás profanado por el odio. Todos los grandes seres se han dejado guiar por esa suave voz interior, pero no te hablara así  de  pronto,  tienes que prepararte por un tiempo; destruir las superpuestas capas de viejos hábitos, pensamientos y errores que pesan sobre tu espíritu, que es divino y perfecto en si, pero impotente por lo imperfecto del vehículo que le ofreces hoy para manifestarse, la carne flaca.

5.- Debes recogerte todos los días en donde nadie pueda turbarte, siquiera por media hora, sentarte lo más cómodamente posible con los ojos medio entornados y no pensar en nada.

Esto  fortifica  enérgicamente  el cerebro y el Espíritu y te pondrá en contacto con  las  buenas  influencias. En este estado de recogimiento y silencio, suelen ocurrírsenos  a  veces  luminosas  ideas,  susceptibles  de  cambiar  toda  una existencia.  Con  el tiempo todos los problemas que se presentan serán resueltos victoriosamente  por  una  voz  interior  que  te  guiara  en tales instantes de silencio, a solas con tu conciencia. Ese es el daimon de que habla Sócrates.

6.- Debes guardar absoluto silencio de todos tus asuntos personales.

Abstenerse, como si hubieras hecho juramento solemne, de referir a los demás, aun de tus más íntimos todo cuanto pienses, oigas, sepas, aprendas, sospeches o descubras. por un largo tiempo al menos debes ser como casa tapiada o jardín sellado. Es regla de suma importancia.

7.- Jamás temas a los hombres ni te inspire sobresalto el DIA mañana.

Ten tu alma fuerte y limpia y todo te saldrá bien. Jamás te creas solo ni débil, porque  hay  detrás  de ti ejércitos poderosos, que no concibes ni en sueños. Si elevas  tu  espíritu  no  habrá  mal que pueda tocarte. El único enemigo a quien debes  temer  es  a  ti  mismo.  El miedo y desconfianza en el futuro son madres

funestas  de  todos  los  fracasos,  atraen las malas influencias y con ellas el desastre.  Si  estudias  atentamente  a  las personas de buena suerte, veras que intuitivamente,  observan  gran parte de las reglas que anteceden. Muchas de las que  allegan gran riqueza, muy cierto es que no son del todo buenas personas, en el  sentido recto, pero poseen muchas virtudes que arriba se mencionan. Por otra parte,  la  riqueza no es sinónimo de dicha; Puede ser uno de los factores que a ella  conduce, por el poder que nos da para ejercer grandes y nobles obras; pero la  dicha  más  duradera  solo  se  consigue por otros caminos; allí donde nunca impera  el  antiguo  Satán  de  la leyenda, cuyo verdadero nombre es el egoísmo.

Jamás  te quejes de nada, domina tus sentidos; huye tanto de la humildad como de la  vanidad.

La humildad te sustraerá fuerzas y la vanidad es tan nociva, que es como si dijéramos: pecado mortal contra el Espíritu Santo.

Paracelso.

Bajar Texto de las plantas mágicas

MAS info: http://es.wikipedia.org/wiki/Salud

 

CENTINELAS DE LA VIDA - DOCUMENTAL SOBRE LA SQM from ALISH on Vimeo.


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional