Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


La inexorable evolución del ser

El periodo de gestación de un bebé tarda entre 38 y 40 semanas en desarrollarse. A su vez, parece ser que los partos son traumáticos para los recién nacidos, pese a ello, nadie cuestiona que están a las puertas de una nueva etapa llamada vida. Por tanto, parece indispensable para el bebé saltar a la siguiente fase, donde todas las condiciones conocidas y sentidas por el niño hasta el momento, cambian en un instante. El alumbramiento es inevitable por muy cómodo que estuviera el bebé en el vientre de la madre.

Algo parecido le pasa a la sociedad actual (sobre todo a la ‘occidental’). El letargo conformista de nuestro propio ‘yo’, no nos deja ver más allá de nuestros propios intereses. En una época de gran desarrollo, donde hemos conquistado, construido, destruido y vuelto a construir, parece difícil seguir evolucionando con los mismos cánones hasta ahora establecidos. Es inevitable, aunque no queramos, que pasemos a la siguiente fase, pese a lo cómodos que pudiéramos estar en la situación actual.

Así como el bebé no sabe que le espera fuera y preferiría no vislumbrar aun, nosotr@s actuamos de la misma manera: no queremos salir de nuestra letanía materialista. Aferrados a una falsa vida de ocio y felicidad consumista, caemos en la triste ilusión de que a esto, es a lo máximo que podemos aspirar.

La inexorable evolución del ser no exime de responsabilidades al individuo, ya que; aunque la evolución sea inevitable; es necesario la suma de tod@s para desarrollar un nuevo paradigma de convivencia y relación. Como decía Einstein, ‘no pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo’. Las crisis son para evolucionar, ‘la crisis es la mejor bendición que puede sucederle a las personas y a los países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis, se supera a sí mismo sin quedar ‘superado’’, Einstein dixit.

Ver más allá de lo inmediato se ha convertido en una cuestión prioritaria. Elevar nuestra existencia y preguntarnos qué es lo que realmente estamos haciendo aquí es algo ineludible, ya no podemos proseguir existiendo de acuerdo a aquellos principios implantados durante el último periodo de la historia, la tangibilidad de la vida. Se ha demostrado que necesitamos algo más.

Por tanto, aunque estemos a las puertas de una nueva etapa y no queramos asumir que este paradigma socio-económico se ha agotado, es necesario dar un paso adelante y aceptar que las condiciones de vida hasta ahora latentes, pueden cambiar de un momento para otro.


 


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional