Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Contacto, la película

Una reseña de la película Contacto. He aquí el resultado.

Cuando estrenaron "Contact" en el cine fui en masa con los compañeros de la asociación astrómica para verla. Los primeros tres minutos de la película, el emocionante viaje a través del cosmos, valían por si mismos el coste de la entrada. Tres minutos de belleza impagable que nos lleva a un viaje por el espacio y por el tiempo, desde la Tierra al infinito. Paradas en el Cinturón de Kuiper, la Nebulosa del Águila, la Vía Láctea y los supercúmulos galácticos. En el mismo tiempo que transcurre este viaje visual el universo pasó de la Nada a ser una sopa de hidrógeno y helio. Al finalizar el viaje volvemos a encontrarnos en la Tierra con una de las formas más complejas del universo: un ser vivo... una mujer: Ellie.

"Contact" es una de tantas recreaciones imaginadas de cómo ocurriría un primer contacto con una civilización extraterrestre. Hacía muy pocos meses que Carl Sagan había fallecido y la película se presentaba como un homenaje póstumo a su obra, en especial a la novela homónima. La película -más allá de sus primeros tres minutos- tiene momentos memorables, y creo que es una buena adaptación del libro para el público general, aunque descafeinado para los más puristas.

El personaje protagonista (inspirado en Jill Tarter) es Ellie Arroway, un niña inteligente pero traumatizada por la muerte prematura de sus padres. Interpretada por una genial Jodie Foster, Ellie se refugia en la ciencia y se especializa en un campo que, a decir de los ortodoxos, no tiene futuro: SETI, la búsqueda de inteligencia extraterrestre. Hay muchos personajes inolvidables, aparte de Ellie, aunque pocos de ellos consiguen relevancia: el malvado y ambicioso científico David Drumlin, que quiere poder a costa de trepar por la joroba de Ellie; el filántropo y enigmático S. R. Hadden, que subvenciona las investigaciones de Ellie (según cuentan las malas lenguas, estaría inspirado en Arthur C. Clarke); el científico invidente Kent...

Entre todos ellos destaca Palmer Joss, el "sacerdote sin sotana". Se utiliza este personaje, a través de su relación sentimental con Ellie, para plantear un debate entre la compatibilidad de la fe y el cientifismo -entre Palmer y Ellie- que es el principal hilo conductor de la película. Supone, sin duda, el punto más irritante para los puristas.

El punto culminante de la película, acompañada de una estupenda banda sonora, es sin duda el viaje al centro de la galaxia. Tras años de construcción, billones de dólares de inversión y un ataque de integristas religiosos, Ellie utiliza “La Máquina” para crear un agujero de gusano (concepto que el cosmólogo Kip Thorne desarrolló específicamente para la novela) y llegar hasta Vega. De ahí saltamos al centro de la galaxia y vemos a los extraterrestres comunicándose a través de la imagen del padre de Ellie. ¡Cuánto daríamos por estar en su pellejo!

«Sois una especie interesante. Una mezcla interesante. Capaces de los sueños más hermosos y de las más horribles pesadillas. Os sentís tan perdidos, aislados, tan solos. Pero no lo estáis. Verás. A lo largo de nuestra búsqueda, el vacío se ha hecho soportable porque nos tenemos los unos a los otros».

La conversación es breve y Ellie regresa a la Tierra. Sin pruebas de su viaje, se ha de enfrentar a una comisión de investigación. Debemos -y queremos- creer que Ellie viajó entre las estrellas. Ante el jurado, la científica tiene fe en algo superior a nosotros. Ciencia y religión encuentran un punto en común... Desde luego, no es el mejor de los finales posibles. Aún así, es una de las pocas películas que tratan con respeto y reflejan bien el espíritu científico y que inspiran al público a conocer más sobre el lenguaje de la ciencia, los viajes interestelares, el universo y la vida (algo que consigue con mucho más vigor que la novela).

En resumen, lo mejor que podemos extraer de "Contact" es la invitación al debate: ¿opina el creyente que su fue es compatible con la realidad del universo? ¿cree el ateo que su visión del mundo es representante de la humanidad? ¿cual es nuestra posición en el universo? Si prestamos atención al guión, vemos a Sagan en estado puro: ¿realmente es una pérdida de tiempo y dinero el proyecto SETI? ¿quién debe hablar en nombre de la Tierra? ¿sobreviviremos a nuestra adolescencia tecnológica? Y aún más: ¿el espacio está realmente desaprovechado si no está repleto de civilizaciones inteligentes? ¿Acaso no nos hace esto más importantes y responsables no solo de nuestro futuro, sino de la vida de nuestro planeta?

Sólo se me ocurre una propuesta tan estupenda como disfrutar con "Contact": hacer como hace Ellie Arroway al final del film, y sentarnos junto a nuestro telescopio, bajo el cielo estrellado, para reflexionar sobre estas cuestiones.

CONTACTO - Fragmento de la pelicula basada en los estudios del Cientifico y Filosofo de la NASA Carl Sagan from Gabriel on Vimeo.

Descargar la pelicula completa, Aqui

 


Monseñor Leonardo Marin declara sobre la vida extraterre from Gabriel on Vimeo.


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional