Buenasiembra

Contactar: en Cap. Fed.
(Bs. As.- Argentina)

Con La Sra. Martha  Magnin, herbolaria,

TEL (5411) 4922-8873 de 11 a 20 hs

o Celular :

11-59367728
11-31412844

Mail:buenasiembra@yahoo.com.ar


 

ESCUCHAR RADIO


Walt Whitman

Walt Whitman. Poeta norteamericano que nació el 31 de mayo de 1819 cerca de Huntington (Nueva York) en el seno de una modesta familia de artesanos americanos con antecedentes holandeses.

Fue el segundo de nueve hermanos, hijo de un carpintero. Para contribuir al sustento del hogar se vio obligado a abandonar los estudios y con once años de edad ingresó en una imprenta en calidad de aprendiz de tipógrafo, oficio que le permitió acceder a numerosos textos de la más diversa índole al tiempo que desempeñaba su trabajo. Dejó la imprenta en 1838 para dedicarse al ejercicio de la docencia cuando aún no había alcanzado los veinte años de edad.

Se inició en el mundo del periodismo en 1839 mediante la publicación de un periódico, el Long-Islander, en Huntington. , al tiempo que daba a conocer sus primeros poemas a través de los foros literarios y las publicaciones culturales que frecuentaba en compañía de otros jóvenes escritores, artistas, cantantes y demás componentes de la bohemia neoyorquina de mediados del siglo XIX.

Pronto ganó, por vía de estos escritos, un cierto prestigio literario que le ayudó a medrar en su carrera periodística, y al cabo de muy poco tiempo fue nombrado director del rotativo de Brooklyn Daily Eagle.

Desde las páginas de la publicación que dirigía, el joven Walt Whitman hizo gala en todo momento de un ideario progresista que defendía los valores liberales y democráticos de la sociedad norteamericana de la época, al tiempo que censuraba el reaccionarismo político y moral difundido y practicado en los Estados Unidos por los herederos de la peor tradición puritana procedente de Inglaterra. Asido a esta ideología liberal, en 1848 se significó por su airada exposición de unos postulados antiesclavistas que, en su acendrada defensa de la democracia igualitaria, molestaron incluso a los propietarios del Daily Eagle, lo que obligó al impulsivo poeta a abandonar el periódico.

Después de pasar varios años desempeñando los más diversos trabajos, incluido el de constructor inmobiliario, empezó a escribir una poesía totalmente distinta de la que se estaba escribiendo, y se dedicó por completo a tal actividad.

Whitman publicó la primera de las innumerables ediciones de "Leaves of grass" (Hojas de hierba) en 1855. Un libro de poemas que difería radicalmente del trabajo anterior del poeta e incluía como novedad un tipo de versificación no usado hasta entonces. En esta obra alababa el cuerpo humano y glorificaba los gozos de los sentidos, se vio obligado a sufragar él mismo los gastos de su publicación, y a colaborar en las tareas de imprenta. Su nombre no aparecía en la portada de esta edición, pero sí un retrato suyo en camiseta, con los brazos en jarras y el sombrero ladeado, en actitud desafiante.

Esta obra ha sido considerada, desde la perspectiva crítica actual, como el punto de arranque de la moderna poesía estadounidense, pero pasó prácticamente inadvertida para los lectores y estudiosos de su tiempo, incapaces de calibrar en aquellos instantes la importancia de las numerosas aportaciones que traían consigo los versos de Walt Whitman.

La edición de 1855 de Hojas de hierba contenía 12 poemas sin título, escritos en versos largos y cadenciosos que se asemejan a los de la Biblia del rey Jacobo. El más largo y de mayor calidad de ellos, que más tarde recibió el título de -Canto a mí mismo- (este largo poema ha sido publicado muchas veces como libro autónomo y el poeta español León Felipe lo tradujo en 1941), consistía en la visión de un 'Yo' simbólico presa de una sensualidad que le hace amar a todas las gentes que se va encontrando en un imaginario vuelo desde el Atlántico hasta el Pacífico.

Animado por una carta personal de felicitación que le envió el ensayista y poeta Ralph Waldo Emerson, Whitman se apresuró a preparar una nueva edición de Hojas de hierba (1856), que contenía numerosas revisiones y añadidos, y que fue la primera de una serie de reediciones retocadas que el poeta iría realizando a lo largo de su vida. El poema más significativo de esta edición de 1856 es -En el transbordador de Brooklyn-, en el cual el autor reúne a todos sus lectores del pasado y el futuro a bordo de un transbordador marítimo. En la tercera edición del libro (1860), se empiezan a encontrar poemas más alegóricos. Así, en -La cuna que se mece sin fin-, un poema cuya musicalidad está tomada de la ópera italiana.

Consagrado, pues, a esta febril actividad creativa, Walt Whitman continuó entregado a su disfrute de la naturaleza hasta que, en 1862, el curso de su vida experimentó un brusco viraje que le condujo por nuevos derroteros. En efecto, la fuerte impresión que le causó una visita realizada a su hermano George, que había resultado herido de gravedad en el transcurso de la Guerra de Secesión (1860-1865), le impulsó a dedicarse durante tres años, en calidad de voluntario, a la atención y el cuidado de los enfermos que se hacinaban en los precarios hospitales de campaña. Fruto de esta cruda experiencia fue la aparición en su producción poética de nuevos enfoques temáticos que, como las reflexiones acerca de la vida y la muerte.

Continuó trabajando para el gobierno hasta 1873, en que sufrió un grave ataque que le dejó como secuela una parálisis parcial. Se marchó entonces a vivir con su hermano George en Camden (Nueva Jersey), hasta 1884, año en que compró su propia casa. En ella vivió, revisando y añadiendo poemas a Hojas de hierba, hasta su muerte, acaecida el 26 de marzo de 1892. Durante esos sus últimos años, también escribió obras en prosa de gran calidad, como los ensayos Perspectivas democráticas (1871), que se consideran en la actualidad una exposición clásica de la teoría de la democracia y sus posibilidades. Días ejemplares (1882-1883), por otro lado, contiene antiguos textos sobre la guerra de Secesión y el asesinato del presidente Lincoln, y notas sobre la naturaleza, escritas durante su vejez.

En su obra se manifiesta la importancia de la unicidad de todos los seres humanos. Rompe con la la poética tradicional, tanto en el estilo como en los contenidos, marcando una pauta a las generaciones de poetas que le precedieron.

La poesía de Whitman ha sido traducida a las lenguas más importantes del mundo. Se le reconoce una influencia fundamental en la obra de William Carlos Williams, Wallace Stevens y Allen Ginsberg, que se inspiró fundamentalmente en la particular aproximación a la sexualidad de algunos poemas de Whitman. Muchos especialistas contemporáneos han explorado los vínculos entre su vida y su literatura.

“Toda la teoría del universo está dirigida a un solo individuo: a ti”

Walt Whitman
(1819-1892)

Surgirá un nuevo orden
y sus hombres serán
los sacerdotes del hombre,
y cada hombre será
su propio sacerdote.

Sus Poesias

 


Buenasiembra | 2001-2009 | Quienes Somos | Contactenos

Valid XHTML 1.0 Transitional